Consejería de Educación



Descargar 4.12 Mb.
Página17/50
Fecha de conversión14.11.2017
Tamaño4.12 Mb.
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   50

2.8. Medios previstos para facilitar e impulsar la colaboración entre los distintos sectores de la comunidad educativa.
Entre las acciones concretas para fomentar la participación de todos los sectores de nuestra comunidad educativa figuran:
Celebramos una reunión de bienvenida y acogida a todos los padres y madres que matriculan a su hijo en el centro. Tiene lugar la primera semana de septiembre.

Elegir, al principio de cada curso, las “madres delegadas” que representan a cada grupo. Serán una o dos por cada grupo.

El Director convocará, al menos una vez al trimestre, a todas las madres delegadas para ofrecer toda la información que demanden y canalizar todas sus iniciativas e inquietudes.

Desde el equipo directivo se apoyarán todas las actividades que supongan cualquier grado de convivencia entre todos los sectores: viajes lúdicos al final de curso, acampadas…

Se crearán, al principio de cada curso, diversas comisiones mixtas como son:


  • Comisión de actividades artísticas y extraescolares.

  • Comisión de embellecimiento del centro.

Consideramos que el primer paso para favorecer la participación es ofrecer toda la información que los sectores precisen. En este sentido el principal objetivo de nuestra página Web será el de ser un espacio en el que se tenga fácil acceso a toda la información sobre el funcionamiento del centro, sus recursos, los del entorno y, al mismo tiempo, disponer de enlaces para recoger todas las sugerencias que deseen aportarse.




    1. Medidas de coordinación con las etapas educativas anteriores y posteriores

      1. Medidas de coordinación de Educación Infantil con Educación Primaria

Es básico y fundamental que haya una buena coordinación entre las etapas anterior y siguiente, porque facilita la adaptación de un nivel a otro, además de posibilitar una continuidad evita una fractura brusca.


Es necesario señalar que hay bastantes dificultades para que esta coordinación sea realmente eficaz, especialmente con Secundaria.
Para realizar esta coordinación entre Infantil y Primaria, lo primero que hemos hecho a la hora de elaborar las programaciones docentes, ha sido la creación de un grupo mixto para analizar las dificultades o los aspectos que veíamos más débiles en Infantil y en primero de Primaria. Llegamos a las siguientes conclusiones.


  1. Expresión oral, se trabaja muchísimo en Infantil, especialmente en la asamblea diaria, y sin embargo, en primaria se potencia más el lenguaje escrito. Por lo tanto, hemos llegado al acuerdo de que en primero de Primaria debemos seguir fortaleciendo la asamblea, y fortalecer el lenguaje oral; pues pensamos que necesario estimular la expresión oral para que cada uno sea capaz de saber utilizar las palabras correctas a la hora de exponer una idea.

  2. Intensificar la creatividad, aprovechando la imaginación de los niños pequeños de Infantil y continuarlo en Primaria.

  3. Coordinación entre el método de lectura en Infantil y continuar con el mismo en primaria.

  4. Potenciar la corrección del trazo.

  5. Unir las letras al escribir.

  6. Realizar lecturas en clase en voz alta, (puede ser también las profesoras /es.

  7. Hábitos, y normas deben continuarse en la siguiente Etapa.

Se debe realizar todos los años una reunión a principios de curso, para realizar un intercambio de información, acerca de las características del grupo clase, objetivos conseguidos, forma de trabajo, metodología…


Igualmente debe de haber reuniones cuando se decida cambiar la editorial de los libros de texto para que haya una correlación entre las dos etapas.



      1. Medidas de coordinación de Educación Primaria con Educación Secundaria Obligatoria.

Las reuniones para elaborar proyectos o programaciones es más complicado con secundaria, porque la forma de trabajar también es diferente, nosotros trabajamos de forma globalizada, mientras que ellos empiezan a trabajar más por áreas independientes.


Lo que solemos hacer al finalizar Sexto de Primaria es tener una reunión con el Jefe de Estudios de Secundaria, sobre el nivel del curso, en cuanto a competencias básicas, objetivos, contenidos… También hacemos una valoración sobre las actitudes frente al trabajo, los problemas de aprendizaje en el caso de que sean alumnos de atención a la diversidad.
También nos suelen invitar para que vayamos a visitar sus instalaciones, y así, cuando comiencen el nuevo curso, ya les sonará todo más familiar.


    1. Decisiones generales sobre el tratamiento de la educación en valores

El ser humano es social por naturaleza y necesita a los demás desde su nacimiento hasta el final de su vida, y la vida en sociedad se fundamenta en valores, y ha sido así desde el principio de los tiempos. Para que una sociedad evolucione es necesario la existencia de unos valores básicos. Estos valores básicos deben aplicarse en igualdad de condiciones a todos los individuos que forman la comunidad, no obstante hay que dejar claro dos ideas: no podemos imponer a los demás nuestra escala de valores; y, necesitamos promoverlos todos para que los niños y niñas reciban una educación equilibrada.


Como también indica la normativa la educación en valores tendrá un tratamiento trasversal en las diferentes áreas (Orden de 13 de septiembre de 2007, en su artículo 8 apartado 4 de la Consejería de Educación, Ciencia e Investigación, de la Región de Murcia)
Los fines de Educación Infantil establecidos en el Real Decreto 1630/ 2006 de 29 de diciembre son:


    1. La finalidad en Educación Infantil es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños y niñas.




    1. En ambos ciclos se atenderá progresivamente al desarrollo afectivo, al movimiento y a los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como el descubrimiento de las características físicas y sociales del medio. Además se facilitará que niños y niñas elaboren una imagen de sí mismos positiva y equilibrada y adquieran autonomía personal.

Hemos hecho referencia al Real Decreto porque marca los fines de la Educación Infantil, es decir, que no deja al libre albedrío de cada docente la elección de los valores que se fomenten en el aula.


Los objetivos de la educación en valores para este etapa, expresada en la legislación actual, está basada en el hecho de que el periodo, que va desde el nacimiento a los seis años, se caracteriza por el paso de una total dependencia de los padres al descubrimiento del medio y del resto de personas como seres independientes y de sí mismo como unidad diferenciada29
Son varios los aspectos que se deben potenciar desde el punto de vista del desarrollo de los alumnos en esta etapa:


  • Diferenciación progresiva de sí mismo.




  • Desarrollo de habilidades comunicativas cada vez más complejas, avanzando desde un leguaje “egocéntrico” a otro más relacionado con el medio.




  • Desarrollo de sentimientos de empatía con otros y de valoraciones.




  • Desarrollo de relaciones con el grupo de iguales.

Para fomentar estas capacidades diversos autores han desarrollado una serie de estrategias como:




  • Potenciar el conocimiento de sí mismo y de los otros. Aumentar el grado de autonomía mediante el descubrimiento de las propias posibilidades.




  • Favorecer el desarrollo de las habilidades comunicativas mediante actividades que potencien el uso del lenguaje como instrumento de comunicación.




  • Realizar actividades que implique la valoración de los otros.




  • Realizar actividades donde se trabaje la cooperación y la cohesión.




  • Implementar actividades donde se fomente la resolución de problemas a través del diálogo.




  • Idear actividades para crear normas básicas de convivencia.

Los valores en Educación Primaria son algo distintos que en Infantil, porque no es lo mismo un alumno de cinco años que otro de 12, por lo que la forma de abordar el tema será diferente aunque el fondo sea idéntico.

Si en Educación Infantil la normativa recoge los fines de la etapa, en Primaria sucede lo mismo. Los fines de Educación Primaria establecidos en El Real Decreto 1513/2006 de 7 de diciembre son:
La finalidad de la Educación Primaria es proporcionar a todos los niños y niñas una educación que permita afianzar su desarrollo personal y su propio bienestar, adquirir las habilidades culturales básicas relativas a la expresión y comprensión oral, a la lectura, a la escritura y al cálculo, así como desarrollar habilidades sociales, hábitos de trabajo y estudio, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad.
A continuación analizaremos las distintas áreas de conocimiento y cómo contribuyen transversalmente con sus propios contenidos en la Educación en Valores. La Educación en Valores debe desarrollarse a través de una serie de aspectos específicos (valores, actitudes, conductas …) que servirán al alumnado para formarse como persona. Estos aprendizajes se pueden estructurar en tres niveles o ejes organizadores cercanos a los alumnos:


  1. El ámbito personal o desarrollo integral de las personas.

  2. El establecimiento de relaciones dentro de los grupos sociales a los que pertenece.

  3. El compromiso académico.

En esta etapa los alumnos van evolucionando en sus capacidades intelectuales , a la vez que se van formando como personas, donde van creando sus propios principios, yendo hacia una mayor autonomía personal, configurando un espíritu crítico y cooperativo al mismo tiempo. Esta evolución es progresiva y constante y va desde la infancia hasta el final de nuestros días. Siempre aprendemos cosas, siempre descubrimos aspectos de nosotros mismos y de los demás que nos permite crecer como personas a lo largo de nuestra vida, el aprendizaje en valores es constante y continuado hasta el final.


La evolución de la que hablábamos, según Bautista Cuellar tiene una serie de rasgos característicos que son:


  • La perspectiva social

A estas edades, los niños y las niñas ven las relaciones con los demás y consigo mismos desde una perspectiva individual, aunque cada vez van teniendo más claro la pertenencia a un grupo, familia, amigos, barrio… Y es por ello que debemos de potenciar actividades para el desarrollo de la comunicación, el respeto, la libertad, la justicia, la tolerancia… en definitiva, valorar todos aquellos aspectos que les permitan vivir en armonía con los otros y con ellos mismos.




  • Paso del egocentrismo a la cooperación

Poco a poco los niños y niñas van olvidando un poco el “yo” para centrarse más en el “nosotros”. Es en este momento cuando debemos potenciar actividades para fomentar la creación de grupos capaces de resolver situaciones conflictivas, de apoyar a los que son más débiles, de resolver problemas que afecten a la comunidad: familiar, escolar, amigos…




  • Evolución de las normas

Es esta etapa educativa se produce un cambio en cuanto a las normas que siguen, pasando de ser reglas fijas a consensuadas o pactadas. Este cambio se produce cuando dejan de jugar juntos, aunque de forma individual o jugar realmente formando un equipo con normas colectivas y complejas.




  • Evolución del concepto de justicia

El concepto de justicia de los alumnos y alumnas, en esta etapa educativa, se basa en los resultados obtenidos por una acción concreta, sin tener en cuenta las intenciones o el enjuiciamiento de la misma. Se pasa de lo justo como algo que se ciña a las normas paternas a lo justo en cuanto a la ecuanimidad que cada cual recibe según sus actos.




  • Motivación de la acción

Los escolares modifican la base de sus acciones si en los primeros años de la etapa, lo más importante es la satisfacción de sus necesidades, más adelante, este concepto va cambiando y empieza el camino para preocuparse por las necesidades de los demás.


Después de hacer una reflexión sobre la evolución psicológica de los niños y niñas de Primaria, podemos organizar la educación en valores atendiendo a esos principios.
Como ya decíamos en páginas anteriores, y que recoge la normativa de la LOE, y su desarrollo en La Región de Murcia, la educación en valores tiene un carácter transversal en todas las áreas y, todas las áreas recogen objetivos relacionados con los mismos, y por lo tanto, no vamos a aquí a hacer una relación de todos los objetivos del currículo relacionados con el tema que nos ocupa. Lo que sí creemos importante es hacer un organigrama con aquellos valores que hemos considerado fundamentales para el desarrollo de la personalidad de nuestros alumnos y alumnas. Los vamos a clasificar en tres apartados:



  1. El ámbito personal o desarrollo integral de las personas.

  2. El establecimiento de relaciones dentro de los grupos sociales a los que pertenece.

  3. El compromiso académico.



El ámbito personal o desarrollo integral de las personas.


    • La autoestima

        • La autonomía

        • El autocontrol

        • La afirmación de la personalidad

        • La creatividad

        • El respeto

        • La sinceridad

        • La generosidad

        • La libertad

        • La paciencia

        • La constancia

        • La prudencia

        • La responsabilidad

Aunque podríamos haber puesto otros valores, nos parece que éstos son fundamentales para el desarrollo de su personalidad, y también pensamos que estos valores ayudan a una mejor convivencia en sociedad.


LA AUTOESTIMA
Consideramos que es un valor personal básico para llegar a ser una persona equilibrada, esto sí, sin exceso, porque si no podría producir el efecto contrario, pero una persona sin autoestima, nunca llegará a ser un elemento importante en la vida social.
LA AUTONOMÍA
El ser humano ha de ser autónomo, no depender de nadie para poder ser el mismo, esto no quiere que no necesite a los demás para compartir, si no que no se deje influir negativamente.
EL AUTOCONTROL
Tan importante como los dos valores anteriores es el autocontrol, debemos pensarnos las cosas dos veces antes de actuar, e incluso contar hasta cien, ante una situación complicada.
LA AFIRMACIÓN DE LA PERSONALIDAD

LA CREATIVIDAD
Si bien es cierto que existen personas dotadas especialmente para este valor, también es verdad, que en mayor o menor grado todos somos creativos, por eso los educadores debemos aprovechar y desarrollar la capacidad natural de creación que tienen los niños. Y como decía Antoine Houdar de la Motte “El aburrimiento nació un día de la uniformidad”

LA SINCERIDAD
La sinceridad es la expresión externa de lo que interiormente uno piensa o siente; es la ausencia de simulación y de hipocresía.
EL RESPETO
Es difícil definir esta palabra, porque puede tener muchos matices. Viene del latín y significa, según el diccionario de La Real Academia de la Lengua, atención, consideración, miramiento, deferencia. Dicho esto podemos afirmar que el respeto hacia nosotros mismos y hacia los demás es básico para desarrollar una personalidad equilibrada. “No hagas a otro lo que no quieras que te hagan a ti “. Tan importante es esta frase que no se le atribuye a ningún autor, todos la hemos hecho nuestra.
LA GENEROSIDAD
Ser generoso es dar sin esperar nada a cambio, pero sin llegar a ser bobalicones y que se aprovechen aquellos que no lo son.
LA LIBERTAD
Todo ser humano tiene derecho a ser libre, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos así lo recoge en el años 1948. A nosotros nos gusta hacer lo que queramos, que no nos sometan a ningún tipo de esclavitud, y los niños también la quieren, pero tenemos que enseñarlos a usarla. Es nuestro deber. Decía Unamuno: “la libertad es un bien común y cuando no participen todos de ella, no serán libres los se que se crean libres”
LA PACIENCIA
La paciencia no es valor especialmente de niños, porque si algo no tienen los niños es paciencia, Sin embargo es nuestra misión educarlos para que aprendan a tener paciencia. Plutarco decía: “La paciencia triunfa en sus empresas mejor que la fuerza; muchas cosas que no se podrían resolver de un solo golpe se conquistan venciéndolas poco a poco”.
LA CONSTANCIA
A lo largo de la historia los hijos han aprendido de sus padres, en nuestros días va todo tan rápido, que son los hijos los que enseñan a los padres. Estamos en la cultura del cambio. Y aunque este sea un valor a la baja, creemos que es muy importante promocionarlo, porque los niños quieren algo y lo quieren ya, sin ningún tipo de esfuerzo para conseguirlo. Y precisamente las grandes personas de la historia, han conseguido serlo por la constancia, ningún experimento científico tiene éxito de un día para otro, los buenos resultados se consiguen a lo largo del tiempo. “También hay que sembrar después de una mala cosecha” Séneca.
LA PRUDENCIA
Este es un valor muy práctico que consiste en saber adaptar los medios que tenemos a los fines que pretendemos conseguir, para no levantar los pies del suelo, podríamos decir en lenguaje actual que es prima del pragmatismo. “Cuando la derrota es inevitable, conviene ceder” Quintiliano.
LA RESPONSABILIDAD
El establecimiento de relaciones dentro de los grupos sociales a los que pertenece



  • Respeto

  • Confianza

  • Diálogo

  • Tolerancia

  • Cooperación

  • Justicia

  • Compasión

  • Amistad

  • La igualdad de géneros

  • Urbanidad

  • Orden

  • La convivencia pacífica.

Si observamos el gráfico de la página siguiente, nos daremos cuenta de que hay una palabra clave “respeto” y de ahí fluyen todos los demás valores sociales, aunque algunos de ellos son también personales. Se divide en cuatro ramas:


Una rama que recoge los valores de urbanidad, es decir, es la manifestación externa del respeto hacia los demás, que madura con la responsabilidad, asumida como el acto de responder ante lo que uno se ha comprometido a hacer, o ser consecuente con la palabra dada; y, a partir del orden protector desemboca en la convivencia pacífica.
Otra rama más elocuente acoge la sinceridad que te lleva a la confianza en uno mismo y en los demás, facilita el diálogo, el intercambio de ideas y pareceres; y, éste último produce la tolerancia, en el sentido de reconocer el pluralismo; respetar la diversidad; compartir con los demás las diferencias como algo enriquecedor y unido a la creatividad innovadora podemos llegar a una paz constructiva.

VALORES DE CONVIVENCIA O SOCIALES

“Valores para la convivencia” adaptación de Esteve Puyol i Pons e Inés Luz González













































Una tercera rama con un carácter más humano, que recoge la compasión por los sentimientos compartidos, la generosidad que nos puede llevar a una buena amistad, aspectos humanitarios que nos pueden conducir hacia una convivencia en paz extremadamente humanitaria.
Finalmente una última rama que podemos decir que vertebra todos los demás valores corresponde a la libertad, siempre condicionada, porque mis derechos son obligaciones de los demás hacia mí; y, mis obligaciones son derechos de los demás sobre mí, y atenta a las exigencias de la justicia. Y si hay libertad y justicia también habrá verdadera paz.
El compromiso académico


  • Hábito de estudio.

Es necesario destacar que una de las bases fundamentales para alcanzar el éxito académico es el hábito de estudio. Si conseguimos desde pequeñitos, que dediquen un tiempo diario para estudiar, que se irá ampliando conforme vayan subiendo de nivel académico, tendríamos ganado muchísimo, porque el hábito crea costumbre.



  • El valor del esfuerzo y la constancia.

Es apartado viene a ser una continuación del anterior, si creamos hábito tendremos constancia y esfuerzo, ambos fundamentales para llegar a alcanzar la responsabilidad de la persona.



  • Compartir con tus amigos:
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   50


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal