Concurso (ley 2/2003, de julio): masa pasiva: composicion: improcedencia: indemnización por extinción de contrato de trabaj



Descargar 10.27 Kb.
Fecha de conversión08.12.2017
Tamaño10.27 Kb.

LA INDEMNIZACIÓN COMPLEMENTARIA POR ACOSO MORAL NO PUEDE CONSIDERARSE COMO CRÉDITO CONTRA LA MASA EN CASO DE CONCURSO, PORQUE ES MERAMENTE CIVIL
RESUMEN:

CONCURSO (LEY 22/2003, DE 9 JULIO): MASA PASIVA: COMPOSICION: improcedencia: indemnización por extinción de contrato de trabajo: declaración de concurso y efectos constitutivos de la sentencia laboral que se producen en el mismo día: crédito nacido de actividad anterior al concurso: inaplicación del art. 84.2.5º LC; improcedencia: indemnización por daños y perjuicios contenida en sentencia laboral: complementaria a indemnización por extinción del contrato: carácter estrictamente civil.
EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Proceso en primera instancia núm. 257/2007


En Oviedo, a 28 de enero de 2008, el Ilmo. Sr. D. ALFONSO MUÑOZ PAREDES, Magistrado-Juez del Juzgado de lo Mercantil núm. 1 de Oviedo, ha visto los autos de Incidente concursal de impugnación de inventario y lista de acreedores seguidos ante este Juzgado con el número de registro 257/2007, promovidos por el procurador Sr. Solís en nombre y representación de María Rosa, contra la administración concursal de ICADE GIJÖN, SL.
ANTECEDENTES DE HECHO

……………
FUNDAMENTOS DE DERECHO


PRIMERO
Pretende la impugnante de la lista de acreedores presentada por la Administración concursal sean incluidas en la misma como créditos contra la masa a su favor la indemnización por extinción de contrato impuesta a la concursada en virtud de sentencia dictada por el juzgado de lo Social nº 1 de los de Gijón con fecha de 22 de diciembre de 2007, así como también las cantidades devengadas desde el 1 al 11 de enero de 2007 por los salarios devengados y no abonados tras dicho pronunciamiento judicial, la indemnización fijada en 3.000 relativo al pronunciamiento indemnizatorio por los daños y perjuicios derivados del acoso laboral que dio lugar a la extinción de la relación laboral, y el importe de las costas judiciales, pretensión que sustenta en la consideración de que dichos créditos se han de calificar conforme a lo dispuesto en el art. 84.2 de la LC, petición a la que se opone parcialmente la Administración demandada considerando que la indemnización por despido ha de ser calificada como crédito con privilegio general del art. 91.1 al tratarse de un crédito nacido con anterioridad al concurso, debiendo incluirse como tal con el límite del triple del SMI con calificación como ordinario del resto del crédito y manifestando la imposibilidad de incluir como crédito contra la masa la indemnización por daños y perjuicios al no venir previsto en la Ley e igualmente la imposibilidad de hacer lo propio con las costas al no estar debidamente tasadas y liquidadas.

SEGUNDO


…………….

TERCERO
Por lo que respecta a la indemnización por daños y perjuicios contenida en la sentencia laboral de 22 de diciembre de 2007 se ha de decir que tal pronunciamiento ha sido incluido en la sentencia al socaire de la reciente doctrina de la Sala 4ª del TS ( STS Sala 4ª Sala General de 17 de mayo de 2006 que permite ejercitar conjuntamente con la acción de extinción, y en algunas ocasiones también conjuntamente con la acción de despido, en supuestos de vulneración de derechos fundamentales, la acción de responsabilidad por daños físicos, morales o psicofísicos derivados del incumplimiento empresarial. Pero no debe olvidarse que el ejercicio de dicha acción de responsabilidad lo es al amparo de lo dispuesto en el art. 1101 del CC; esto es, como responsabilidad civil "ex contractu", y no como indemnización exigible al amparo de lo dispuesto en el art. 50 del ET.



Cosa distinta sería que, como consecuencia de los hechos de los que deriva la extinción, la demandante hubiera reclamado y obtenido un pronunciamiento de reconocimiento de prestaciones por tal motivo, en cuyo caso, al poder ser incardinado el "eventus damni" como accidente laboral o, en algunos casos, como enfermedad profesional al amparo de lo dispuesto en el art. 115 de la LGSS, tal pronunciamiento de condena sí podría incluirse como crédito contra la masa al amparo de lo dispuesto en el art. 84.2.5º para el caso de que se hubiera producido un pronunciamiento de la Administración imponiendo el correspondiente recargo de prestaciones por infracción de la normativa sobre salud laboral y, en todo caso, cuando dicha actuación sea consecuencia de la actividad empresarial tras la declaración del concurso, caso que no se daría en el presente caso por las razones antes expuestas. Pero lo cierto es que, como decimos, la indemnización por daños y perjuicios, como complementaria a la indemnización por extinción del contrato ni forma parte de ella ni puede hacerlo, constituyéndose una indemnización de carácter estrictamente civil que, como se dijo, la jurisprudencia permite sea ejercitada conjuntamente con la acción de extinción sin que medie precepto alguno que lo impida. Es por ello que en modo alguno puede decirse que tal indemnización pueda considerarse incluida en las referidas por el art. 84 como "indemnizaciones debidas" en caso de extinción de un contrato de trabajo ya que, en ningún modo el legislador estaba pensando al incluir la palabra "debidas" en las indemnizaciones por daños y perjuicios sino, precisamente, y como no podía ser de otra manera, solo las indemnizaciones ex art. 50 del ET que son, efectivamente, las únicas "debidas" "ex lex voluntate" en caso de extinción de contrato por incumplimiento grave del empresario.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal