Componente de Vulnerabilidad y Amenazas Elaborado por



Descargar 2.86 Mb.
Página80/89
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño2.86 Mb.
1   ...   76   77   78   79   80   81   82   83   ...   89

Comunicaciones

Para el año 2010, esta actividad no será vulnerable a amenazas de origen natural pero sí a amenazas de origen antropogénico, que causarán pocos daños visibles.

Amenazas de origen antropogénico: incremento en los costos de producción, incremento en el índice de pobreza, ausentismo laboral y escolar, afecciones a las vías de comunicación y daños a la infraestructura.
Durante el año 2020, esta actividad será vulnerable a impactos negativos causados por dos amenazas de origen natural: tornados y vientos fuertes; así como a seis amenazas de origen antropogénico: incremento en los costos de producción, incremento en el índice de pobreza, ausentismo laboral y escolar, mayor consumo de energéticos, afecciones a las vías de comunicación y daños a la infraestructura.
Para el año 2050, esta actividad será vulnerable a cinco amenazas de origen natural y a nueve de origen antropogénico. Exceptuando al menor acceso a la educación, amenaza que causaría severos daños, las demás causarían daños perceptibles con pocos impactos.
Amenazas de origen natural: incremento anual medio de la temperatura, tornados, lluvias torrenciales e inundaciones, olas de calor y vientos fuertes.

Amenazas de origen antropogénico: incremento en los costos de producción, incremento en el índice de pobreza, ausentismo laboral y escolar, menor acceso a la educación, mayor consumo de energéticos, incremento en las afección a la salud humana, mayor demanda del servicio sanitario, afección a las vías de comunicación y daños a la infraestructura.


En el año 2080, las comunicaciones serán vulnerables a siete amenazas de origen natural que causen pocos daños; así como a seis amenazas de origen antropogénico que también les causen pocos daños y a cinco que les causen muchos daños.
Amenazas de origen natural: incremento anual medio de la temperatura, cambio del patrón normal de precipitación, tornados, lluvias torrenciales e inundaciones, olas de calor sequías y vientos fuertes.
Amenazas de origen antropogénico. Las que causarán pocos daños son: menor cantidad y calidad de agua, incremento en los costos de producción, ausentismo laboral y escolar, demanda de tecnologías más eficientes, afecciones a las vías de comunicación y daños a la infraestructura. Las que causarán severos daños son: incremento en el índice de pobreza, menor acceso a la educación, mayor consumo de energéticos, incremento en las afecciones a la salud humana y mayor demanda del servicio sanitario.
En general, las vulnerabilidades de esta actividad son tanto los daños que pueda sufrir en la infraestructura de las vías o medios de comunicación (televisión, radio, internet, telefonía, etc.), como el costo que implica el establecimiento de su infraestructura como la reparación de la misma, aunado a los costos que conlleva la integración de tecnologías y procesos más amigables y eficientes.
Asimismo, diferentes factores sociales pueden intensificar la crisis mediática mediante la exigencia de comunicados más certeros y transparentes, así como por presiones económicas-políticas que pretendan seguir protegiéndose ante la sociedad, o bien, endilgar los malos manejos administrativos que han desarrollado sistemáticamente.


      1. Industria

Para el presente año, 2010, la industria no es vulnerable a amenazas de origen natural; sin embargo, puede sufrir daños considerables a causa de siete amenazas de origen antropogénico así como gozar de ciertos beneficios causados por la migración demográfica. Las amenazas a las cuales es vulnerable esta actividad, son: menor cantidad y calidad de agua, baja y mala producción agropecuaria, incremento en los costos de producción, incremento en el índice de pobreza, ausentismo laboral y escolar, mayor consumo de energéticos y afecciones a las vías de comunicación.


Tampoco para el año 2020, la industria será vulnerable a amenazas de origen natural, pero dejará de tener oportunidades de beneficio por causa de la migración demográfica, además de que se sumarán otras dos amenazas al listado anterior, la demanda de tecnologías más eficientes y los daños a la infraestructura, que le causarán, cuando menos, pocos daños.
Para el año 2050, esta actividad podría sufrir daños visibles por nueve amenazas de origen natural así como por 10 de origen antropogénico, aunque también sería vulnerable a sufrir daños severos por causa de seis amenazas.

Amenazas de origen natural: incremento anual medio de la temperatura, cambio del patrón normal de precipitación, tornados, heladas, lluvias torrenciales e inundaciones, olas de calor, granizadas, sequías y vientos fuertes.


Amenazas de origen antropogénico. Las que podrían causar pocos daños son: menor cantidad y calidad de agua, modificación de los causes hidrológicos, baja y mala producción agropecuaria, pérdida de hábitats naturales, ausentismo laboral y escolar, afección al ciclo de vida de los productos, sobrecarga de ecosistemas regionales, incremento en las afecciones a la salud humana, mayor demanda del servicio sanitario y daños a la infraestructura. En tanto que las que podrían causar severos daños son: incremento en los costos de producción, incremento en el índice de pobreza, menor acceso a la educación, mayor consumo de energéticos, demanda de tecnologías más eficientes y afecciones a las vías de comunicación.
Para el año 2080, sólo se sumarán los incendios forestales a la lista de amenazas de origen natural; sin embargo, el incremento anual medio de la temperatura, las olas de calor y las sequías, podrán causar daños mucho más notorios.

Así mismo, a la lista de amenazas de origen antropogénico, se sumarán seis amenazas que podrán causar leves daños a la industria: aumento de plagas y enfermedades, pérdida y/o extinción de especies, deterioro del suelo, invasión por especies exóticas, cambios ecosistémicos y marginación; mas seis amenazas anteriormente enlistadas causarán daños catastróficos.


Estas son: menor cantidad y calidad de agua, baja y mala producción agropecuaria, afección al ciclo de vida de los productos, incremento en las afecciones a la salud humana, mayor demanda del servicio sanitario y daños a la infraestructura.
En general, los únicos beneficios que podría tener la industria por causa del cambio climático, hacen referencia a la mayor disponibilidad de mano de obra; sin embargo, los daños van desde la escasez de materia prima hasta comprometer su funcionalidad por tener equipos materiales obsoletos y equipos humanos ineficientes (por causa del cambio climático; por ejemplo, déficit de eficiencia por mala alimentación y, por ende, mala salud), así como por el colapso de los modelos económicos que imperen en cada uno de los años señalados.




      1. Compartir con tus amigos:
1   ...   76   77   78   79   80   81   82   83   ...   89


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal