Componente de Vulnerabilidad y Amenazas Elaborado por



Descargar 2.86 Mb.
Página77/89
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño2.86 Mb.
1   ...   73   74   75   76   77   78   79   80   ...   89

Protección Civil

En el 2010 Protección Civil, como actividad, es vulnerable a siete amenazas de origen natural y a seis de origen antropogénico que, en general, pueden provocar que las estrategias seguidas por esta actividad para proteger a la sociedad sean deficientes, o bien, que sus protocolos tengan que ser modificados espontáneamente de acuerdo a los sucesos, generando problemas con la logística de sus servicios.


Amenazas de origen natural: tornados, nevadas, heladas, lluvias torrenciales e inundaciones, ciclones tropicales, olas de calor e incendios forestales. El grado afectación que pueden generar es menor.

Amenazas de origen antropogénico: marginación, incremento en los costos de producción, incremento en el índice de pobreza, incremento en las afecciones a la salud humana, mayor demanda del servicio sanitario y afecciones a las vías de comunicación. Los impactos que deriven de estas amenazas, serían negativos aunque con un grado de afectación menor.


De las 12 amenazas de origen natural a las que el estado es vulnerable, para el año 2020, protección civil será vulnerable a que diez de estas amenazas le impacten negativamente aunque ocasionando aún pocos daños. Por lo tanto, además de las amenazas previstas para el 2010, se suman los impactos ocasionados por vientos fuertes, granizadas e incremento anual medio de la temperatura.
Además, también se perfila un incremento en la vulnerabilidad por amenazas antropogénicas con nueve que causen impactos negativos, los cuales aun se espera ocasionen pocos daños. Así a los seis impactos previstos para el 2010 se suman el incremento en la demanda de tecnologías más eficientes y los daños a la infraestructura.
Para el año 2050, esta actividad ya será vulnerable a las 12 amenazas de origen natural, de las cuales, nueve ocasionarán daños menores; sin embargo, los impactos esperados por incendios forestales, heladas y lluvias torrenciales e inundaciones, ya serán importantes. Además, estas amenazas ocasionan que esta sea la segunda actividad más afectada por las amenazas de origen natural, después de la agricultura.
Respecto a las amenazas de origen antropogénico, se espera que el estado sea vulnerable a 13 de ellas, lo que significa la adición de cuatro nuevas amenazas para esta actividad: menor acceso a la educación, ausentismo laboral y escolar, cambios eco sistémicos y migración demográfica. Destaca además que el mayor impacto será como consecuencia de los incrementos en las afecciones a las vías de comunicación, la demanda del servicio sanitario, el índice de pobreza y finalmente, en los costos de producción.
Prácticamente todas las amenazas de origen natural afectaran al sector en el 2080, pero ocho de estas amenazas ocasionarán muchos daños: incremento medio de la temperatura, tornados, heladas, lluvias torrenciales, olas de calor, sequía, incendios forestales y vientos fuertes.
En cuanto a las amenazas de origen antropogénico, se puede mencionar que para el 2080, ésta actividad será vulnerable a 16 de las 25 amenazas de este tipo que se evaluaron para el presente estudio. Así que a las amenazas contempladas en el 2050 se suman la menor cantidad y calidad de agua, la baja y mala producción agropecuaria y el mayor consumo de energéticos.
Con la finalidad de ofrecer un escenario respecto a la vulnerabilidad para protección civil se describe a continuación las afectaciones principales que pudiesen ocasionar las diferentes amenazas ya sea naturales o de origen antropogénico que figuran en éste análisis.


  • Aumento en los daños a la infraestructura y afección en las vías de comunicación; impactan de manera negativa a ésta actividad, puesto que dichos daños implican la atención a un mayor número de emergencias, evacuación de grupos vulnerables y afectados directos, además de que supone un incremento en los costos por concepto de evaluación del estado de la infraestructura.




  • Incremento en la demanda de tecnologías más eficientes; ya que al incrementarse el número de eventos climáticos catastróficos, emergencias y en general la demanda del servicio que brinda protección civil, será necesario actualizar y mejorar equipos y tecnologías usadas por esta actividad lo que a su vez representa un aumento en los costos de operación, lo que a su vez se relaciona con la amenaza identificada como incremento en los costos de producción, que en este caso se aplica como los costos de operación y logística.




  • Menor acceso a la educación e incremento en los índices de pobreza: La industria aseguradora señala que la gente con una educación más alta es menos probable de tener accidentes de tráfico (Delano 2008). Asimismo la amenaza de menor acceso a la educación recae sobre los grupos económicos más desfavorecidos lo que genera menores ingresos que a su vez no permiten que estos grupos cuenten con condiciones adecuadas de salubridad y vivienda por lo que son y serán más vulnerables de sufrir daños por efecto de las condiciones climáticas.

      1. Ganadería

Para el presente año, 2010, la ganadería será vulnerable a tres amenazas de origen natural y a 14 de origen antropogénico que podrían causarle daños perceptibles; sin embargo, una amenaza de origen antropogénico, la pérdida de hábitat naturales, puede general algunos beneficios a esta actividad.


Amenazas de origen natural: lluvias torrenciales e inundaciones, olas de calor y sequías.

Amenazas de origen antropogénico: menor cantidad y calidad de agua, modificación de los causes hidrológicos, baja y mala producción agropecuaria, aumento de plagas y enfermedades silvoagropecuarias, cambio de uso de suelo, deterioro del suelo, invasión por especies exóticas, migración demográfica, cambios ecosistémicos, incremento en los costos de producción, incremento en el índice de pobreza, mayor consumo de energéticos, sobrecarga de ecosistemas regionales, afecciones a las vías de comunicación y daños a la infraestructura.


Para el año 2020, se suman a la lista de amenazas de origen natural, el cambio del patrón normal de precipitación y los ciclones tropicales; el primero causará daños visibles y los segundos, contrariamente, causarán beneficios leves a la ganadería. A la lista de amenazas de origen antropogénico, se sumarán tres más: el ausentismo laboral y escolar, la demanda de tecnologías más eficientes y la afección al ciclo de vida de los productos.
Además, tres amenazas de las antes enlistadas (baja y mala producción agropecuaria, aumento de plagas y enfermedades silvoagropecuarias e incremento en los costos de producción), causarán severos daños a esta actividad.
Durante el año 2050, la ganadería será vulnerable a tres amenazas más de origen natural y a cinco más de origen antropogénico. Aunque los ciclones tropicales seguirán generando condiciones que podrían ser aprovechadas en beneficio de esta actividad, la ganadería será vulnerable a sufrir daños perceptibles por 16 amenazas y daños severos por 15 amenazas.
Amenazas de origen natural. Las que podrían causar pocos daños son: tornados, heladas, olas de calor y vientos fuertes. Las que podrían causar muchos daños son: cambio del patrón normal de precipitación, lluvias torrenciales e inundaciones y sequías.

Amenazas de origen antropogénico. Las que podrían causar pocos daños son: cambio de uso de suelo, pérdida de hábitats naturales, migración demográfica, marginación, incremento en el índice de la pobreza, ausentismo laboral y escolar, mayor consumo de energéticos, demanda de tecnologías más eficientes, incremento en las afecciones a la salud humana, mayor demanda del servicio sanitario, afecciones a las vías de comunicación y daños a la infraestructura.


Las que podrían causar muchos daños son: menor cantidad y calidad de agua, modificaciones de los causes hidrológicos, baja y mala producción agropecuaria, aumento de plagas y enfermedades silvoagropecuarias, deterioro del suelo, invasión por especies exóticas, cambios ecosistémicos, incremento en los costos de producción, menor acceso a la educación, afección al ciclo de vida de los productos y sobrecarga de los ecosistemas regionales.
Para el año 2080, en cuanto a amenazas de origen natural se refiere, ya no habrá condiciones benéficas generadas por los ciclones tropicales; las olas de calor causarán daños catastróficos y se sumarán las granizadas y los incendios forestales.
Referente a las amenazas de origen antropogénico, se sumará la pérdida y/o extinción de especies con posibilidades de causar pocos daños a la ganadería. Sin embargo, esta actividad podría sufrir severos daños por 12 de las amenazas que ya se presentaban anteriormente, las cuales son: cambio de uso de suelo, pérdida de hábitats naturales, migración demográfica, marginación, incremento en el índice de pobreza, ausentismo laboral y escolar, mayor consumo de energéticos, demanda de tecnologías más eficientes, incremento en las afecciones a la salud humana, mayor demanda del servicio sanitario, afecciones a las vías de comunicación y daños a la infraestructura.
La vulnerabilidad de la ganadería frente al cambio climático, residen en que todas las amenazas antes citadas, conllevan a la pérdida, en calidad y cantidad, de cabezas de ganado, el daño a la infraestructura donde se realiza la ganadería intensiva y la reducción de la superficie apta para la ganadería extensiva.
Además, las presiones sociales por que los ganaderos mejoren sus productos mediante técnicas de manejo más amigables al ambiente y a la salud humana, y por que pongan a disposición productos económicamente más accesibles, aumentarán conforme pase el tiempo y se agudicen las crisis alimentaria, económica y ambiental.
En contraparte, los ciclones tropicales y la pérdida de hábitats naturales, pueden generar condiciones que si son bien utilizadas, la ganadería se podría ver beneficiada por ellas. Es decir, si se cosechara el agua aportada por los ciclones tropicales, se podría compensar la falta de agua generada por la sequía y por la modificación de causes hidrológicos; así mismo, los terrenos donde se pierdan los hábitats naturales, podrían ser utilizados para implementar la ganadería intensiva y, quizá, la extensiva.




      1. Compartir con tus amigos:
1   ...   73   74   75   76   77   78   79   80   ...   89


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal