Componente de Vulnerabilidad y Amenazas Elaborado por



Descargar 2.86 Mb.
Página6/89
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño2.86 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   89

Heladas

Ocurren cuando la temperatura del aire cercano a la superficie del terreno disminuye a 0°C o menos, durante un tiempo mayor a cuatro horas.


Los climas predominantemente secos y extremosos que prevalecen en Coahuila, dan como resultado, en lo que a la incidencia de heladas se refiere, una frecuencia moderada o alta, aún en áreas cuyo régimen de temperatura se clasifica como cálido. La frecuencia de heladas en invierno y primavera está en relación con el tipo de clima. En los terrenos que presentan climas del grupo de los secos (semisecos, secos y muy secos) todos ellos semicálidos, hiela unos 20 días al año en promedio; y en los que presentan climas secos templados, de 20 a 40. Sin embargo, en las zonas más altas de las sierras en las que se presentan climas templados subhúmedos, los días con heladas al año llegan a totalizar hasta 60, y en las cumbres semifrías rebasan esta frecuencia con creces.
Desde el punto de vista agroclimático, es importante considerar a dicho fenómeno, dados sus efectos en el sector agrícola (Engelbert 1997) y también es relevante, aunque en menor grado, las afectaciones a la salud de la población que es influenciada por las olas de frío (Eagleman 1983). Las heladas que por su impacto han causado mayor cantidad de daños, se señalan en la gráfica siguiente.

Gráfica 9. Meses de ocurrencia de Heladas durante el periodo 2000-2009.


Las heladas ocurridas en el 2000 causaron un total de siete decesos en los municipios de Ciudad Acuña, Monclova y Piedras Negras y durante la temporada invernal del 2001 y 2003 fue necesaria la declaratoria de emergencia y contingencia climatológica respectivamente a causa de la ocurrencia de heladas y nevadas en varios municipios.


Como se observa en la gráfica anterior, se han presentado eventos en meses no comunes para la temporada, como los registrados en agosto y abril del 2007 y 2008 respectivamente; sin embargo, no se ve afectada la frecuencia de las heladas, al menos así lo demuestran los registros de dichos eventos que por sus características en impacto y mayor magnitud de pérdidas en daños, fueron trascendentes. No obstante, la intensidad y mayor duración de tales eventos aumenta, y a su vez se percibe la presencia de temperaturas extremas mínimas y máximas durante un mismo año.
Los extremos de temperatura superficial probablemente han estado afectados por la acción antropogénica; muchos indicadores de estos extremos, como los días con heladas, muestran cambios que son constantes con el calentamiento climático (Solomon, y otros 2007). Por lo que es muy probable que las temperaturas mínimas cada vez sean más elevadas, ocurran menos días fríos y menos días con heladas (IPCC 2002, PNUMA y SEMARNAT 2006).

      1. Lluvias Torrenciales e Inundaciones

Las lluvias torrenciales son eventos de corta duración y de considerable intensidad, que constan de gotas relativamente grandes; pueden causar estragos y, generalmente, se acompañan con vientos de 25 a 100km/h.


Como se observa en la siguiente gráfica, las lluvias sucedieron entre los meses de abril y octubre, aunque durante los años 2002, 2003 y 2005, no ocurrieron fenómenos de esta índole; en tanto que en los años 2000 y 2001 se presentó un único evento el cual ocurrió durante el mes de septiembre. Es notorio que ha habido un incremento en el número de eventos a través del tiempo.
Gráfica 10. Meses de ocurrencia de lluvias torrenciales e inundaciones durante el periodo 2000-2009.



Fueron 17 los municipios afectados por lluvias torrenciales y como se indica en la siguiente gráfica, las regiones Laguna y Norte son las más afectadas por este tipo de fenómenos los cuales en su mayoría ocurrieron en los municipios de Piedras Negras y Francisco I. Madero. Por haber afectado seis municipios, destacan las lluvias e inundaciones ocurridas en abril del año 2004.




Gráfica 11. Porcentaje de municipios afectados por lluvias torrenciales e inundaciones durante el periodo 2000-2009.










Uno de los daños que causan los lluvias torrenciales son las inundaciones, las cuales son el efecto generado por el flujo de una corriente cuando sobrepasa las condiciones que le son normales y alcanza niveles extraordinarios que no pueden ser controlados en los vasos naturales o artificiales que la contienen. Lo cual deriva ordinariamente en daños a zonas urbanas, tierras productivas y, en general, a valles y sitios bajos.


En Coahuila se han presentado dos tipos de inundaciones, pluviales y fluviales. Las primeras fueron a causa de la acumulación de agua de lluvia en áreas de topografía plana, que normalmente se encuentran secas, pero que llegaron a su máximo grado de infiltración y no poseían suficientes sistemas de drenaje natural o artificial. Las segundas, se debieron al desbordamiento de las aguas del cauce normal de un río, cuya capacidad fue excedida, invadiendo sus planicies aledañas, normalmente libres de agua.
La relación porcentual entre la presencia de lluvias torrenciales y las inundaciones que han ocurrido como consecuencia de las primeras, es del 75%, es decir, 12 lluvias torrenciales de las 16 registradas, causaron inundación (Gráfica 10).
Según los datos, la temporada de inundaciones ha sido entre los meses de abril y octubre, sin embargo, éstas se presentan más frecuentemente en septiembre y octubre.

Como se observa en la gráfica 12, las inundaciones coinciden con la época de lluvias intensas de cada año. Además existe claramente un incremento en la incidencia de inundaciones en años recientes, de manera que a partir del año 2007, se han presentado por lo menos dos eventos de esta naturaleza.





Gráfica 12. Precipitación media mensual comparada con registros de inundacionesdurante el periodo 2000-2009.


Como se observa en la gráfica anterior, el 2008 fue el año que registró los valores más altos de precipitación y también el de mayor número de inundaciones, lo que permite inferir que mientras más se intensifiquen las lluvias torrenciales más inundaciones habrá.





Gráfica 13. Precipitación media anual comparada con registro de inundaciones.

Nótese que de acuerdo a la precipitación media anual del estado, hay registro de inundaciones en años donde la precipitación media anual fue baja (2001 y 2006) en comparación con los años en que no hubo inundaciones pero la precipitación media anual fue más elevada (2002, 2003 y 2005).


Sin embargo como lo muestra la gráfica, los mayores niveles de precipitación registrados coinciden con el mayor numero de registros de lluvias e inundaciones, los cuales ocurrieron en el 2004, 2007 y 2008.
El incremento en la frecuencia de lluvias torrenciales puede aumentar la recarga de los mantos freáticos aunque también aumentan los impactos de las inundaciones, deslaves, erosión y las áreas urbanas propensas a inundaciones las cuales son altamente expuestas a pérdidas económicas (IPCC 1997).




      1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   89


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal