Componente de Vulnerabilidad y Amenazas Elaborado por



Descargar 2.86 Mb.
Página4/89
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño2.86 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   89

Antecedentes del estado de Coahuila




    1. Análisis histórico de desastres meteorológicos




      1. Conceptos generales


Según la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de las Naciones Unidas (UNISDR 2009), desastre es una seria interrupción en el funcionamiento de una comunidad o sociedad mediante impactos que excedan su capacidad para hacer frente a la situación a través del uso de sus propios recursos. Dichos impactos pueden incluir muertes, lesiones, enfermedades y otros efectos negativos en el bienestar físico, mental y social humano; así como daños a la propiedad, destrucción de bienes, pérdida de servicios, trastornos económicos y degradación ambiental (UNISDR 2009, Wisner y Adams 2003).
Otro punto de vista considera que los desastres son eventos que ocurren cuando un número significante de personas son expuestas a eventos extremos a los cuales son vulnerables, provocando heridos y muertos; generalmente combinados con daños a la propiedad y a los medios de subsistencia (Wisner y Adams 2003).
Gráfica 1. Número de desastres naturales registrados por el Centro de Investigación sobre la Epidemiología de los Desastres (CRED) para el periodo1900-2005.









Las evidencias sugieren que la incidencia de desastres hidrometeorológicos ha incrementado drásticamente desde 1950 (Eshghi y Larson 2008) en comparación a los desastres biológicos y geológicos, que si bien han aumentado a partir de la década de 1960, no lo han hecho con la magnitud de los primeros (Gráfica anterior).


Los desastre hidrometeorológicos son definidos, según la Ley General de Protección Civil, como aquella calamidad que se genera por la acción violenta de los agentes atmosféricos, tales como huracanes, inundaciones pluviales, fluviales, costeras y lacustres; tormentas de nieve, de granizo, de polvo y de electricidad; así como heladas, sequías, ondas cálidas y gélidas (D.O.F. 2006).
Las condiciones extremas en el clima afectan la vida en el planeta y dependiendo su intensidad y duración, así como del grado de vulnerabilidad de una sociedad o de un ecosistema, los impactos que causen pueden variar de imperceptibles a catastróficos (INE y SEMARNAT 2004). Por lo tanto, el estudio de las anomalías de temperatura y precipitación asociadas a los patrones dominantes de la variabilidad climática, es esencial para comprender e interpretar muchas irregularidades climáticas regionales (IPCC 2007).
México es un país propenso a recibir el embate frecuente de diversos tipos de fenómenos naturales de efectos desastrosos; tal incidencia se refleja en el hecho de que en este país los daños causados por los desastres naturales, representan una cuota proporcionalmente mayor que los ocurridos en América Latina y el Caribe durante los últimos 20 años; al considerar que su población no alcanza el 20% de la que existe en toda la región mencionada (CEPAL 2000).
Dada la importancia que estos sucesos representan y que los componentes científicos básicos detrás de los pronósticos de un cambio climático generalizado y perjudicial son irrefutables (IPCC 2007, Watson, Zinyowera y Moss 1996), esta sección recopila la información relevante de los eventos meteorológicos en el Estado de Coahuila desde el año 2000, con el propósito fundamental de evidenciar aquellos que por sus características (como frecuencia, temporalidad o impacto) puedan ser considerados como anormales o atípicos, mediante la descripción cualitativa y cuantitativa de manera tal, que se contribuya al mejoramiento de la comprensión de sucesos extremos a los cuales somos vulnerables en la región, ya que según el IPCC (2001), a medida que el cambio climático mundial se intensifica, la alteración de los patrones climáticos jugará papeles cada vez más importantes en las sequías e inundaciones desastrosas.


    1. Panorama General de Coahuila

Información publicada por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Bitrán-Bitrán 2001), permite establecer que han sido algo más de 75 el número de desastres de magnitud significativa ocurridos en los últimos 20 años en México, los cuales han causado alrededor de 7 mil muertes y decenas de miles de damnificados.


De acuerdo a la revisión histórica, los tipos de fenómenos hidrometeorológicos que se presentaron en Coahuila durante el periodo 2000-2009 fueron: lluvias torrenciales, ciclones tropicales, frentes fríos, heladas, inundaciones, olas de calor, sequías, vientos fuertes, tormentas de granizo y tornados, así como otras catástrofes relacionadas como incendios forestales.

Los datos recopilados de dichos fenómenos, fueron obtenidos de fuentes oficiales y no oficiales (como CEPRANED y prensa escrita, respectivamente), ya que no existe un documento o registro oficial que englobe todos los eventos hidrometeorológicos ocurridos en el estado. Así mismo, no todos los eventos registrados fueron catalogados como desastres o tragedias, aunque en este escrito se presentan por su relevancia, es decir, se consideran aquellos que causaron algún efecto negativo a la población.


Como se observa en la siguiente gráfica, la mayor parte de los datos (68%) fueron obtenidos de fuentes oficiales; además, todos hacen alusión a eventos que afectaron áreas pobladas aunque no evalúan la intensidad de la tragedia. La relación completa de los eventos y las fuentes se encuentra en el Anexo I.


Gráfica 2. Número de eventos meteorológicos registrados por año, en fuentes oficiales y no oficiales.

Es evidente la creciente tendencia a publicar la presencia y los impactos de estos eventos, lo que contribuye a que los registros de ellos aumenten en años recientes, no sólo por su frecuencia sino por el interés público (gráfica siguiente). Aunque la presencia de ellos en Coahuila no está en duda, el problema que ahora surge con el Cambio Climático, según el IPCC (2007) es que el patrón temporal, su intensidad y duración, están siendo alterados por el mismo.






Gráfica 3. Número y tipo de eventos meteorológicos registrados por año.

Acorde al total de eventos registrados, los más recurrentes son la sequía, las lluvias torrenciales y las heladas con 42 y 12%, respectivamente (Gráfica siguiente); sin embargo, para evaluar el impacto de los fenómenos meteorológicos se toman en cuenta otros factores además de la frecuencia como lo son la intensidad y duración.



Gráfica 4. Porcentaje de eventos meteorológicos ocurridos en el periodo 2000-2009


Gráfica 5. Temporalidad de los eventos meteorológicos ocurridos en el periodo 2000-2009.

Se observa que la mayoría de los eventos tienen temporalidades marcadas. Por ejemplo, las sequías se presentan durante todo el año; las nevadas de diciembre a enero; las granizadas de marzo a mayo; las heladas de abril a noviembre; los vientos fuertes de febrero a abril; las lluvias torrenciales de abril a octubre; las olas de calor de mayo a septiembre y los huracanes de junio a octubre.


Sin embargo, hay fenómenos que aunque tienen una temporlidad, se han presentado fuera de ella, tal como las heladas y las granizadas. Además, cabe mencionar el caso especifico de los tornados que, al tener tan pocos registros de ellos durante el periodo de estudio es díficil determinar aún temporalidad.
Los meses con mayor número de reportes son abril y septiembre mientras que julio y septiembre presentan una mayor variedad de eventos, en tanto que en febrero y noviembre se registró el menor numero de eventos, tal como se puede apreciar en la siguiente gráfica.

A pesar de que los registros muestrán una temporalidad determinada, se cree que conforme aumente la temperatura promedio del planeta, esto se modificará y los nuevos patrones serán diferentes para cada tipo de fenómeno (IPCC, 2007).





    1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   89


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal