Componente de Vulnerabilidad y Amenazas Elaborado por



Descargar 2.86 Mb.
Página15/89
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño2.86 Mb.
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   89

Sector Hidrológico

Existen diversos cambios climatológicos como efectos de ondas tropicales que aumentan las precipitaciones pluviales del país, generando un exceso que provoca desbordamiento de ríos y/o inundaciones. Los mayores daños causados por eventos meteorológicos a la infraestructura hidráulica se detallan a continuación.


Las lluvias atípicas ocurridas el cuatro de abril del 2004 ocasionaron que aumentaran el caudal en los afluentes mexicanos y el cauce principal del Río Bravo. El gasto máximo registrado en la estación Piedras Negras se registró el 5 de abril, con valor de 1,140 m3 /s en la estación Guerrero, aguas debajo de Piedras Negras, el gasto máximo fue de 2,200 m3 /s. La mayor parte de la creciente ocurrió en el río Escondido, que cruza la población de Piedras Negras, Coahuila, y fue de tal magnitud, que destruyó la estación hidrométrica, por lo que no se cuantificó el gasto máximo.
La infraestructura hidráulica resultó con severos daños tanto la que está a cargo de la Comisión Nacional del Agua, como la administrada por la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento de Coahuila.
En el primer caso la CNA reportó daños en las obras de captación, de conducción y de distribución de agua potable. Los municipios más afectados fueron los de Piedras Negras, San Juan de Sabinas y Zaragoza.
En total las pérdidas, en infraestructura de CNA, ascendieron a poco más de 11 millones de pesos. Las mayores afectaciones se presentaron en el cauce de los ríos con un 57.7% seguido, en menor medida, por los daños en la infraestructura de saneamiento con un 26.8% y en la infraestructura de agua potable con un 13.2%. Del total de afectaciones, el municipio de Piedras Negras concentró un 64.6% (7.2 millones de pesos).

En este caso, los recursos para resarcir los daños tuvieron su origen en recursos federales (40%), y el restante 60% correspondió a recursos estatales. Además de las afectaciones descritas anteriormente, la CNA reportó el daño de una estación hidrométrica que fue arrastrada por el torrente de agua, hecho que a su vez impidió medir la cantidad de agua que cayó el día del siniestro. Dicha red se evaluó a un costo de reposición de 25 mil dólares y/o 287 mil pesos, al tipo de cambio promedio de 11.5 pesos por dólar.


En resumen, el total de afectaciones en infraestructura a cargo de la CNA se calcularon en 11.4 millones de pesos de los cuales la gran proporción fueron daños directos.
Las afectaciones ocurridas en la infraestructura a cargo de la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento de Coahuila (CEAS) arrojaron un total de pérdidas del orden de los 4.4 millones de pesos. En este caso, los daños fueron más focalizados, siendo el municipio de Piedras Negras el que concentró un 94.7% del total de las afectaciones lo que significó daños por 4.2 millones de pesos.

Las afectaciones se concentraron en la reposición de equipo de bombeo, red de atarjeas y diversa tubería de acero para agua potable, entre otros.



Cuadro 8. Resumen daños al Sector hidráulico en 2004

CONCEPTO

DAÑOS DIRECTOS

(miles de pesos)



DAÑOS INDIRECTOS

(miles de pesos)



TOTAL

(miles de pesos)



Infraestructura hidráulica CNA

11,188

254

11,442

Infraestructura hidráulica CEAS

4,458

0

4,458

Fuente: Cenapred

El monto total de las afectaciones en el sector hidráulico a causa del evento fue de 15.9 millones de pesos, que representa un poco más del 10% con respecto al total de los daños computados en todos los sectores por el desastre.


Entre algunas de las actividades realizadas por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), sobresale el recorrido sobre el cauce del río Escondido, en donde una gran cantidad de árboles fueron derribados, por lo que fue necesario removerlos con el fin de evitar futuros riesgos, como la falla estructural de puentes en caso de una avenida súbita que arrastre árboles de hasta 50 toneladas y entre 20 y 35 metros de altura, “provocando una posible represa que sometería a esfuerzos extraordinarios a dichas estructuras”.
Para realizar las acciones de limpieza del cauce del río Escondido, se movilizó personal de la CONAGUA, por lo que se utilizaron recursos para viáticos, combustible e insumos para las motosierras. La inversión económica que realizó la dependencia para estas acciones fue de aproximadamente 80 mil pesos, y fue cuantificada como efecto indirecto.
Por último es importante mencionar que el suministro de agua potable se vio afectado por un día, debido a la falta de energía eléctrica, lo que impidió el bombeo del líquido a la zona afectada; de tal modo, se cubrió la demanda mediante algunas pipas.
El tornado ocurrido el 24 de abril del 2007 en el municipio de Piedras Negras no causó afectaciones en la infraestructura hidráulica, sin embargo, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) realizó algunas acciones para apoyar a la población afectada.
Finalmente destaca que durante el 2008 los habitantes de El Sauce y La Palma, en San Pedro pasaron dos meses sin recibir agua potable como consecuencia de la sequía que afectó a la región.


      1. Sector Biodiversidad

Si bien los desastres naturales pueden ser devastadores tanto para los seres humanos como para la infraestructura clave, la naturaleza misma puede ser otra víctima directa o indirecta en un desastre natural. Luego, los daños consiguientes pueden incluir el incremento de la explotación de recursos por parte de poblaciones desplazadas o afectadas de otra manera, y la reasignación del apoyo quitándosela a la protección ambiental, en nombre de una emergencia (WRI 2003).


Un fenómeno meteorológico que causo gran impacto en los diferentes sectores y ocasiono importantes pérdidas económicas fue el tornado que tuvo lugar en el municipio de Piedras Negras el año del 2007. Este evento provocó la caída de árboles, causando un daño ecológico severo, cuyo impacto ambiental es prácticamente incuantificable.
La zona afectada por el tornado, contaba con una gran población de nogales, alamillos y palos blancos, árboles de entre 20 y 35 metros de altura y con más de 100 años de edad. A consecuencia del tornado, se estima que al menos 1,200 de estos árboles fueron derribados o afectados gravemente.
El monto de los recursos utilizados para las acciones de reforestación, retiro de árboles caídos y remoción de escombros, fue de 22.6 millones de pesos aproximadamente.
Durante la granizada ocurrida en abril del 2008 se reportó la caída de más de medio centenar de árboles en el municipio de San Juan de Sabinas.




      1. Compartir con tus amigos:
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   89


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal