Componente de Vulnerabilidad y Amenazas Elaborado por



Descargar 2.86 Mb.
Página14/89
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño2.86 Mb.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   89

Sector Agrícola y Alimentos

En general la mayoría de las tierras de pastoreo se encuentran en áreas semiáridas susceptibles al déficit hídrico; por lo tanto, toda disminución posterior de los recursos hídricos afectará en gran medida a su capacidad de pastoreo y adicionalmente, una variabilidad mayor del clima y de las sequías puede acarrear pérdidas de ganado.


Las pérdidas catastróficas más frecuentes, resultantes de la inexistencia de un acondicionamiento previo frente a los fenómenos meteorológicos, sobrevienen en establos confinados, y las pérdidas económicas ocasionadas por un menor rendimiento de la ganadería superan con creces las acarreadas por la mortandad de ganado.
En México, las pérdidas de producción podrían estar vinculadas principalmente a la sequía, por efecto de una disminución de las zonas agroecológicas idóneas para el cultivo de maíz (Conde, Liverman, y otros 1997).
Las sequías se forman con lentitud, se expanden con mayor alcance, duran más tiempo y afectan más vidas que ningún otro desastre natural. Las cosechas se pierden, los precios de los alimentos se disparan, el ganado muere de hambre, los mantos freáticos desaparecen, los incendios estallan y el calor cobra vidas humanas. .

Desafortunadamente este fenómeno que cada vez se presenta con mayor frecuencia no sólo en México sino en todo el mundo, causa grandes pérdidas económicas por la escasa actividad agrícola o la muerte del ganado (Bitrán-Bitrán 2001).


Durante el año 2000 las principales entidades que resintieron los efectos de las sequías fueron Aguascalientes, Guanajuato y Coahuila. Los daños totales por este concepto sumaron 62 millones de pesos (fondo revolvente) solo en el estado, de los cuales 24.8 millones fueron proporcionados por el Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) y 37.2 millones por recursos estatales. Además migraron dos millones de Jornaleros.
En el 2002 las sequias causaron daños por 5.5 millones de pesos causando pérdidas de 4,000 cabezas de ganado perdidas.
En tanto que, los fenómenos meteorológicos ocurridos en el año 2004 produjeron importantes pérdidas en el sector agrícola, que afectaron una superficie superior a las 730 ha de cultivo en el estado. De las cuales, las lluvias atípicas dañaron 129 hectáreas de cultivo y/o pastizales además de ocasionar pérdidas estimadas en 10.67 millones de pesos para el sector agropecuario, de los cuales 9.325 mdp., como resultado de daños directos y 1.345 mdp por daños indirectos (Bitrán-Bitrán, García-Arróliga, y otros 2005).

Los daños en el sector agropecuario se dieron principalmente en la infraestructura agrícola y en el sector pecuario, fueron ocho los municipios afectados por estos conceptos: Zaragoza, Piedras Negras, Muzquiz, Juárez, Sabinas, San Juan de Sabinas, Guerrero y Nava. El más afectado, con más de cinco millones en daños, fue el municipio de Zaragoza (Cuadro 6).


En total sufrieron afectaciones más de 250 predios, entre pequeñas propiedades y ejidos, asimismo, fueron destruidos más de mil kilómetros de cercas. Este fue el rubro de mayor incidencia, ya que el costo por kilómetro es de aproximadamente 12 mil pesos.




Cuadro 6. Daños al Sector agropecuario en el año 2004


MUNICIPIO

DAÑOS (MILES DE PESOS)

CERCOS

GANADO

BOVINO

GANADO

CAPRINO

OTROS

(BOMBAS)


TOTAL

Zaragoza

3,602

1,708

73

135

5,518

Piedras Negras

770

122

0

195

1,087

Múzquiz

444

216

0

0

660

Juárez

396

47

0

0

443

Sabinas

384

0

0

0

384

San Juan de Sabinas

428

239

0

30

698

Guerrero

166

94

0

60

319

Nava

216

0

0

0

216

Total

6,406

2,425

73

420

9,325

Fuente: Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación

Se reportaron las pérdidas de 1,034 cabezas de ganado bovino y de 149 de ganado caprino a consecuencia del fenómeno, éstas últimas en el municipio de Zaragoza únicamente. El monto total de daños en lo referente a la ganadería fue de casi 2.5 millones de pesos.
También se presentaron daños en algunos cultivos, específicamente en el de avena forrajera, nogal mejorado, zacate buffel y maíz, el cultivo más afectado fue la avena con un total de 52 hectáreas, seguido por el maíz que presentó afectaciones en 42 hectáreas. El monto mayor de los daños fue el que ocurrió en el cultivo del nogal mejorado (su precio medio rural por tonelada es de 25 mil pesos). Los daños totales en cultivos fueron estimados en 1.3 millones de pesos, un millón correspondiente al nogal y el resto a los demás cultivos.
Durante el 2008 como consecuencia de la sequía, al menos 120 mil hectáreas de hortalizas y forrajes resultaron con daños y según la Cámara Agrícola y Ganadera en el sector pecuario afecto a más de 20 mil cabezas de ganado sólo en el municipio de Viesca.
En los municipios de Matamoros y Viesca se perdió cerca del diez por ciento (10%) del total de la superficie sembrada con melón, a causa de una helada tardía en el mes de abril de 2008, el porcentaje anterior representa daños equiparables a 6,000 toneladas de la fruta equivalente a 250 ha de este cultivo. Además durante el mismo mes, pero derivados de granizo y lluvias intensas, 500 hectáreas de melón y sandía resultaron afectadas en la Comarca Lagunera y 25 colonias inundadas en Matamoros.
Las inundaciones que dejo el río Nazas, el mes de octubre del 2008, afectaron más de 600 hectáreas de cultivos de tomate, algodón, alfalfa, nogal, chile, avena forrajera, sorgo forrajero y escobero, en la región (principalmente los municipios de San Pedro y Francisco I. Madero).
Entre los daños registrados como consecuencia de las heladas tempranas, ocurridas en septiembre del mismo año, se encuentran la pérdida de más de 40,000 hectáreas de maíz y frijol que resultaron perjudicadas en la región sureste del estado; cerca de 5,000 hectáreas dañadas, de productores sociales y otras 17,000 hectáreas de pequeños propietarios en Arteaga; mientras que en Saltillo, se reportaron 20,000 hectáreas de maíz y frijol.
Debido a la sequia que azoto a las regiones Carbonífera y Norte principalmente, durante casi nueve meses en 2009, disminuyeron considerablemente los ingresos del sector ganadero, esto a causa del bajo peso del ganado. Las exportaciones de las vacas y becerros cayeron hasta un 50% provocando pérdidas millonarias.
Y en noviembre del mismo año, las heladas afectaron siembras de forraje en los ejidos de San Francisco y Los Litios en Melchor Múzquiz sin contar aun con cifras que reflejen las perdidas o las hectáreas dañadas.


Cuadro 7. Resume de daños al Sector agropecuario

AÑO

DAÑOS

TOTAL

(MILLONES DE PESOS)



Sequia

Lluvias atípicas

Inundaciones

Heladas

2000

62

-

-

-

62

2002

5.5

-

-

-

5.5

2004




10.67

-

-

10.67

2008

120,000 ha cultivo*

20,000 cabezas de ganado*



500 ha cultivo*

600 ha cultivo*

250 ha melón*

40,000 ha cultivo*



*

2009

190

-

-

Siembras de forraje*

190

Fuente: Cenapred *No estimado aún

Resulta evidente que una de las ramas de la economía que con mayor severidad es impactada por los desastres, es la agricultura y según las proyecciones, el aumento de fenómenos meteorológicos extremos (por ejemplo, episodios de alta temperatura o de sequía)(Meehl y Tebaldi 2004, Schär, y otros 2004); intensificaría la variabilidad de la producción agrícola (Jones, y otros 2003) y reduciría la producción promedio (Trnka, Dubrovski y Zalud 2004).


Incluso pequeñas variaciones en el clima pueden causar enormes costos en países en desarrollo ya que muchos lugares están cerca del límite de la tolerancia de temperatura para actividades como la agricultura (Mendelsohn, Dinar y Williams. 2006).
Entre los impactos del cambio climático (por efecto de la alteración de los fenómenos atmosféricos y climáticos extremos) para la agricultura, silvicultura y los ecosistemas, se proyecta un aumento de plagas debido a los días y noches más cálidos y más frecuentes; un incremento de la degradación de la tierra, disminución de los rendimientos por daños a los cultivos, mas cabezas de ganado muertas y mayores riesgos de incendios incontrolados a causa del aumento de las sequias (IPCC 2007).
Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación los costos estimados de adaptación al cambio climático, en los países subdesarrollados, ascienden a decenas de billones de dólares anualmente durante las próximas décadas (FAO, 2008). Y de acuerdo a algunas proyecciones, la mitad de toda la superficie agrícola en América Latina es probables que sea afectada por la desertificación y /o salinización para el año 2050.




      1. Compartir con tus amigos:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   89


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal