Componente de Vulnerabilidad y Amenazas Elaborado por



Descargar 2.86 Mb.
Página10/89
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño2.86 Mb.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   89

Frecuencia de eventos por tipo de declaratoria

Los 12 eventos de los cuales SEGOB emitió las 16 declaratorias de emergencia, contingencia o desastre, se muestran en la siguiente gráfica.



Gráfica 23. Frecuencia de eventos por tipo de declaratoria


Las lluvias son el tipo de fenómeno que provocaron durante el periodo señalado, la mayor cantidad de declaratorias de emergencia y desastre. Las granizadas y nevadas representaron los eventos de mayor trascendencia durante el 2006 y junto con las heladas representan más del 35% de los fenómenos declarados en la última década.


Los eventos declarados como desastre durante el periodo que muestra la gráfica anterior, fueron las lluvias extremas que provocaron importantes inundaciones en los municipios de Piedras Negras en el 2001 y en San Juan de Sabinas en el 2004; además del tornado ocurrido en el 2007, también en el municipio de Piedras Negras.

Destaca el hecho que en los años 2005 y 2007 se emitió una mayor cantidad de declaratorias en todo el país, principalmente por ciclones tropicales. Analógicamente, durante el 2005 en Coahuila no se emitió declaratoria alguna. No obstante, durante el 2000, se emitieron cuatro.

A continuación se hace un recuento de los fenómenos meteorológicos que por la magnitud de su impacto y efectos destructivos, se requirió algún tipo de declaratoria por parte de la Secretaría de Gobernación y que han ocurrido en el estado durante los últimos años.


  • 2000. Durante este año se emitieron cuatro declaratorias. La primera fue en el mes de abril, cuando se pronuncio una de desastre provocada por la sequia prolongada y atípica, debido a que durante dos o más meses consecutivos la lluvia fue menor al 50% de la media histórica, así como por la afectación de la zona de influencia de recarga de los acuíferos, que causo un serio desabasto de agua potable (D.O.F. 2000).

La segunda, fue a causa de las lluvias torrenciales y el desbordamiento del río Aguanaval, que suscitaron la declaratoria como desastre natural de tal evento puesto que afectó viviendas de la población de bajos recursos, activos privados productivos e infraestructura pública. Además, la intensidad de lluvia registrada el 18 de junio en las estaciones La Flor, San Pedro, El Cuije y Torreón marco nuevos máximos históricos y fue atípica e impredecible. Como consecuencia, se presento un flujo en el río Aguanaval de 595m3/s, que es el segundo más intenso en los últimos 60 años para ese mes (D.O.F. 2000).


La tercera y la cuarta se debieron a que los municipios de Torreón, Francisco I. Madero, San Pedro, Matamoros, Viesca y Piedras Negras fueron afectados por lluvias torrenciales, atípicas e impredecibles, así como por las inundaciones ocurridas los días 24 y 25 de septiembre. Dicho evento fue declarado como emergencia y desastre (D.O.F. 2000).


  • 2001. Se presentaron lluvias extremas, nevadas y heladas. Las lluvias atípicas e impredecibles del 9 de septiembre causaron inundaciones en el Municipio de Piedras Negras y se emitieron dos declaratorias, una de emergencia (D.O.F. 2001) y otra de desastre (D.O.F. 2001). Mientras que las bajas temperaturas del 18 de diciembre, provocaron heladas y nevadas severas en varios municipios declarándose estado de emergencia (D.O.F. 2001).




  • 2002. No se realizó ninguna declaratoria de desastre o emergencia por fenómenos meteorológicos.




  • 2003. Se declaró contingencia climatológica en virtud de los daños provocados por la helada que afectó al municipio de Arteaga el 30 de marzo (D.O.F. 2003).




  • 2004. El desastre que mayor impacto produjo al país, fue la inundación ocurrida en el mes de abril en el municipio de Piedras Negras donde, además de las pérdidas económicas de consideración, se presentó el deceso de 38 personas y otras tantas en calidad de desaparecidos mucho tiempo después de haberse presentado el fenómeno, afectando la infraestructura urbana y las viviendas de la población.




  • Anterior a este evento, Coahuila venía de un periodo de sequía de entre 10 y 12 años, por lo que el fenómeno fue totalmente impredecible; el último evento similar en la zona afectada data de más de 130 años, por lo que no se tienen registros confiables del mismo (D.O.F. 2004).

De acuerdo con los avisos emitidos por la Comisión Nacional del Agua (CNA), a través del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el evento fue causado por una tormenta de bajas presiones, semi-estacionaria sobre el suroeste de los Estados Unidos de América, que afectó el noroeste y norte de México provocando lluvias con tormentas, así como vientos variables fuertes, con rachas. Asimismo, el frente estacionario no. 49, sobre Coahuila, favoreció un incremento de nublados y lluvias con tormentas locales en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.




  • 2005. En este año tampoco se emitieron declaratorias.




  • 2006. La SEGOB emitió dos declaratorias por contingencia climatológica a causa de granizadas ocurridas el 22 y 24 de abril en Arteaga y Candela, respectivamente (D.O.F. 2006). Además, en diciembre se declaró estado de emergencia en Ocampo, Sierra Mojada y Ramos Arizpe a causa de las nevadas registradas por el paso del frente frío No. 20, durante el cual ocurrieron siete de los ocho decesos provocados por fenómenos hidrometeorológico en el estado (D.O.F. 2006).




  • 2007. El 24 de abril, se formó un tornado entre México y Estados Unidos de América provocando tres muertes, 150 heridos, más de siete mil damnificados y pérdidas de 125.2 millones de pesos en daños, representando el 84% del total de daños cuantificados por fenómenos hidrometeorológico en todo el país.(D.O.F. 2007).

De acuerdo con la información del Servicio Nacional del Clima de Estados Unidos, el último tornado con características similares que se había presentado en dicha región, fue hace más de 50 años. En México, existen algunos estudios que mencionan la presencia de tornados en territorio nacional, sin embargo no se ha llevado un registró sistemático de los mismos, por lo que la información del impacto social y económico que han provocado estos fenómenos es casi inexistente.




  • 2008. Se presentaron lluvias, inundaciones y ciclones tropicales causando daños por 0.2 millones de pesos, así como afecciones a 320 personas. Las abundantes lluvias del 7 de octubre causaron hundimientos e inundaciones atípicas en Matamoros, Fco. I. Madero y San Pedro de las Colonias en donde el Ejército Mexicano activó el Plan de Emergencia DN-III-E, debido a la amenaza de desbordamiento del río Nazas (D.O.F. 2008).




  • 2009. No se presentó algún fenómeno natural por el cual haya sido necesario emitir una declaratoria de emergencia o desastre.








    1. Compartir con tus amigos:
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   89


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal