Comercio internacional del banano y el mercado unico europeo quincuagesimonoveno período ordinario de sesiones de la comision



Descargar 70.67 Kb.
Fecha de conversión19.11.2018
Tamaño70.67 Kb.

COM/LIX/dt 6

05 de febrero de 1993

Quincuagesimonoveno Período Ordinario

de Sesiones de la Comisión

15 - 16 de febrero de 1993

Caracas - Venezuela


COMERCIO INTERNACIONAL DEL BANANO Y EL MERCADO UNICO EUROPEO


COMERCIO INTERNACIONAL DEL BANANO Y EL MERCADO UNICO EUROPEO

I. ANTECEDENTES

Las Comunidades Europeas (CE) son el mayor importador mundial de banano, con cerca de 3.5 millones de toneladas importadas en 1991. El Grupo Andino, por su parte, es el mayor exportador mundial con 3.9 millones de toneladas. Ecuador y Colombia son, en su orden, el primero y tercero en la lista de los principales exportadores mundiales. Los países latinoamericanos en su conjunto, realizan el 77% de las exportaciones mundiales de la fruta (ver Anexo Estadístico, Cuadros 1 y 2).


El Grupo Andino es el principal abastecedor del mercado bananero europeo. Las importaciones de la CE procedentes de Colombia y Ecuador en 1990 (último año disponible de EUROSTAT) representaron el 22% de las importaciones totales de la Comunidad. Dicha participación se eleva al 29% si se consideran solamente las importaciones extra-territoriales de la Comunidad, es decir, excluyendo las importaciones intracomunitarias y las procedentes de los departamentos de ultramar. De los países latinoamericanos la CE importó ese año 2.0 millones de toneladas, equivalentes al 59% de sus importaciones totales y al 76% de las extra-territoriales (ver Anexo Estadístico, Cuadros 3 y 4).
El mercado del banano en la CE ha estado tradicionalmente segmentado entre los Estados miembros debido a la existencia de diferentes regímenes de importación, lo cual ha ocasionado grandes disparidades en los precios internos. La entrada en vigor del Mercado Unico Europeo, aplazada en el caso del banano para el primero de julio de 1993, transformará radicalmente esta situación, por cuanto los diferentes regímenes de importación deberán ser armonizados e integrados en un régimen común, y las diferencias de precios deberán desaparecer debido a la eliminación de las fronteras internas. Estas transformaciones pueden afectar de manera significativa las condiciones de acceso que tradicionalmente han enfrentado los productores latinoamericanos, y acarrear importantes cambios en el tamaño y distribución de los beneficios y costos del mercado mundial bananero.
Con el fin de definir el nuevo régimen común, la Comisión de las Comunidades Europeas propuso en agosto de 1992 la adopción de una Organización Común de Mercados (OCM) para el banano.1 Dicha propuesta fue duramente cuestionada por los países latinoamericanos productores de banano, por considerarla lesiva para sus economías y violatoria de las normas del GATT.2
En diciembre de 1992, el Consejo de Ministros de Agricultura de la CE acordó introducir algunas modificaciones a la propuesta original de la Comisión, en lo relativo al régimen de importaciones desde terceros países. La propuesta modificada sería formalmente aprobada hacia el primero de marzo de 1993, para su plena aplicación a partir del primero de julio, a más tardar. Entretanto, la Comisión autorizaría a los Estados Miembros a adoptar medidas para regular el mercado del banano en sus territorios.2,3 El régimen acordado por el Consejo ha sido rechazado por los presidentes de los países latinoamericanos productores de banano.5
En el presente documento se examinan la propuesta de la Comisión y sus motivaciones, las modificaciones introducidas por el Consejo, y las implicaciones del nuevo régimen para los productores latinoamericanos. A partir de las conclusiones de dicho examen, y tomando en consideración las acciones ya emprendidas, se plantean las alternativas de acción que parecen más aconsejables para evitar o reducir los posibles perjuicios que el nuevo ordenamiento puede acarrear a los productores latinoamericanos, en general, y a los países andinos, en particular.

II. BASES DEL REGIMEN COMUN

A. DISPARIDADES DEL MERCADO ACTUAL
La diversidad de los regímenes de importación vigentes en la CE se explica fundamentalmente por el trato diferencial otorgado a las fuentes de abastecimiento, las cuales se agrupan en tres categorías:
- Banano comunitario. Se refiere a la producción comunitaria, la cual se realiza en los llamados "departamentos de ultramar" (Islas Canarias, Guadalupe y Martinica) y en las islas de Madeira y Creta. Este banano goza de acceso totalmente libre a la Comunidad en virtud del principio de preferencia comunitaria, y representa alrededor del 23% de las importaciones totales de banano de los 12 Estados miembros.4 El banano comunitario se caracteriza por su elevado precio y menor calidad con respecto al banano latinoamericano, lo cual hace que sólo sea adquirido por las respectivas metrópolis (España, Francia, Portugal y Grecia), países que para ese fin restringen sus compras de otros orígenes.5
- Banano ACP. Se refiere al banano originario de los 68 países en desarrollo signatarios de la Convención de Lomé IV, los cuales gozan de acceso preferencial (libre de gravámenes y restricciones) al mercado bananero de la comunidad. Esta fuente representa el 19% de las importaciones totales.6 Al igual que el banano comunitario, el banano ACP es más caro y de menor calidad que el de otros orígenes. Por ello, las importaciones de banano ACP las realizan fundamentalmente las ex-metrópolis (Francia, Reino Unido e Italia, ver Cuadro 5), apoyadas en restricciones a otros orígenes.
- Banano de la Zona del dólar. Se refiere al originario de los países en desarrollo no miembros de la Convención de Lomé IV (Latinoamérica y Filipinas). Representa alrededor del 58% de las importaciones.7 Es adquirido en su mayor parte por Alemania y los restantes países europeos que no cuentan con departamentos de ultramar ni ex-colonias ACP. El banano latinoamericano ingresa a Alemania libre de gravámenes y restricciones desde 1957 en virtud de un contingente tarifario acordado mediante protocolo al Tratado de Roma.8 En los demás países ingresa con un gravamen del 20% y en algunos de ellos está adicionalmente sujeto a restricciones. En virtud de la cuota alemana, alrededor del 58% del banano de la Zona dólar que ingresa a la Comunidad lo hace en condiciones preferenciales.9
Como puede observarse, cada Estado miembro de la CE tiene una composición diferente de sus importaciones bananeras según su origen, lo cual a su vez determina diferencias en los regímenes de importación. A este respecto se suelen agrupar los países en las siguientes categorías:10,11
- España, Grecia y Portugal: Mercados cerrados a la competencia de terceros países mediante cuotas o prohibiciones con el fin de garantizar la absorción de producciones domésticas realizadas en las Islas Canarias, Creta y Madeira, respectivamente.
- Francia, Inglaterra e Italia: Libre importación con cero arancel para el banano originario de sus departamentos de ultramar y, en virtud de la Convención de Lomé, en favor de sus excolonias de Africa, el Caribe y el Pacífico (países ACP). Cuotas de importación y arancel del 20% para el banano procedente de la Zona del dólar.
- Bélgica, Dinamarca, Holanda, Irlanda y Luxemburgo: Libre importación con Arancel Externo Común del 20% para todos los orígenes.
- Alemania: Libre importación, con cero arancel para todos los orígenes.
Es a partir de las disparidades mencionadas que la Comisión ha planteado su propuesta para la Organización Común del Mercado del banano.

B. CONSIDERACIONES DE LA COMISION
En sus considerandos la Comisión plantea que la búsqueda de un régimen común hace necesario tomar en cuenta los siguientes elementos:
a) la existencia de una producción comunitaria de gran importancia política, económica y social, localizada en regiones ultraperiféricas y cuyo mantenimiento requiere una protección adecuada;
b) la necesidad de garantizar precios razonables a los consumidores comunitarios;
c) el cumplimiento de los compromisos suscritos por la Comunidad en el protocolo "Plátanos" anexo a la Convención de Lomé, en el que se prevé un acceso preferencial al banano importado tradicionalmente de los países ACP;
d) la necesidad de tener en cuenta los intereses de los países llamados de la "zona del dólar" cuyas exportaciones de plátanos hacia la Comunidad tienen una importancia económica prioritaria;
e) la obligación para la Comunidad de hacer corresponder el régimen previsto para los plátanos con sus compromisos internacionales y, en particular, con el GATT.
A partir de dichos elementos se fijó como objetivo prioritario de la propuesta mantener las diferentes corrientes de abastecimiento del mercado comunitario, ya sean productos originarios de sus propias zonas de producción, de países ACP o de otros terceros países. Este objetivo no podría cumplirse con un régimen que no discrimine entre los diferentes países proveedores.


III PROPUESTA DE LA COMISION SOBRE LA OCM DEL BANANO

Con base en lo anterior, la Comisión plantea en su propuesta de agosto de 1992 el siguiente régimen común de importación:


- Importación libre de aranceles y restricciones para el banano originario de los departamentos de ultramar ("banano comunitario").
- Importación libre de aranceles para el banano originario de los países ACP, mientras no sobrepasen el volumen tradicional importado desde estos países. Se toma como volumen tradicional el correspondiente a 1990, el cual ascendió a 622 mil toneladas, según EUROSTAT (ver Cuadro 4).
- Arancel del 20% para las importaciones ACP no tradicionales (es decir, las que excedan de 622 mil toneladas), y para las importaciones originarias de la zona del dólar. La cuota preferencial alemana es eliminada.
- Las importaciones desde terceros países no ACP y las ACP no tradicionales se efectuarán en el marco de un contingente básico de 2 millones de toneladas, y un contingente suplementario cuyo volumen se fijará anualmente sobre la base de un plan de previsiones.
- El 70 por ciento del contingente total (básico más suplementario) se asignará a los importadores establecidos en la Comunidad en función de la cantidad media que hayan importado durante el período 1989 a 1991. Se reservará al menos un 5 por ciento de esta parte del contingente para ser asignado a nuevos comercializadores.
- El 30 por ciento restante del contingente total será asignado a los agentes económicos o asociaciones de éstos, que se comprometan a comercializar en la Comunidad una determinada cantidad de banano comunitario (es decir, producido en la Comunidad) o de banano tradicional ACP, o de ambos. El banano comunitario y ACP tradicional sumaron 1.27 millones de toneladas en 1990.
Adicionalmente, la propuesta plantea el pago de un subsidio directo ("ayuda compensatoria") a los productores de la Comunidad, calculado con base en la diferencia de precios entre el banano comunitario (estimado en 723 Ecus) y el de la zona del dólar (estimado en 414 cif más 83 por concepto del arancel del 20%). El subsidio ascendería entonces a 226 Ecus por tonelada. El pago se efectuaría a los productores de Islas Canarias, Guadalupe, Martinica, Madeira y Creta por una cantidad máxima de 854.000 toneladas. Se concederá una ayuda complementaria en las regiones donde el ingreso de producción medio sea sensiblemente inferior al ingreso medio comunitario.
Se propone también el pago de una ayuda por arranque de plantaciones, de 1.000 Ecus por hectárea, con lo cual se espera erradicar anualmente 1.200 hectáreas, equivalentes al 5% de los platanares.
La Comisión plantea en la sustentación de su propuesta, la creación de un fondo de diversificación y desarrollo en favor de los países productores latinoamericanos. Sin embargo, esta iniciativa no está contemplada en el articulado, y sería objeto de una próxima propuesta.
Asimismo, se plantea al margen del articulado la creación de un Comité ad-hoc del plátano. Con 16 miembros, tendría 2 representantes de los productores de plátanos de terceros países no ACP. Su función sería la de emitir dictámenes solicitados por la Comisión relativas al plan de previsiones, revisión del mismo, y plazo para la gestión de los contingentes.

IV. ANALISIS DE LA PROPUESTA

Cabe formular los siguientes comentarios a la propuesta de la Comisión:


- El tratamiento discriminatorio tradicional en contra del banano de la zona del dólar, y en beneficio del banano comunitario y ACP, se mantiene y es agravado por la eliminación de la cuota preferencial de Alemania. El arancel del 20% a esas importaciones antes exoneradas, significará una recaudación cercana a los 112 millones de Ecus, suma que deberá ser pagada por los consumidores alemanes (vía mayores precios internos), por las comercializadoras de banano (por la parte del impuesto que no puedan trasladar a productores o consumidores) y por los productores latinoamericanos (debido a menores precios de venta por traslado de parte del impuesto). Adicionalmente, los productores de América Latina percibirán menores ingresos debido a la contracción de la demanda en ese mercado.
- No obstante lo anterior, habrá también beneficios para los productores y comercializadores de banano latinoamericano como resultado de la relativa apertura de mercados tradicionalmente cerrados (Francia y España, especialmente) cuyos precios internos presumiblemente descenderán con la consiguiente ampliación de su demanda. Esta mayor demanda podría contrarrestar la contracción del mercado alemán.
- En la cuenta de posibles pérdidas para los productores latinoamericanos habría que considerar un posible traslado de los sobrecostos que conlleva la comercialización atada al banano ACP.
- La absorción de la producción comunitaria queda garantizada por cuanto el subsidio directo de 226 Ecus por tonelada, que se pagará a los productores, más el arancel protector del 20%, les garantizará un ingreso mínimo de 723 Ecus por tonelada, vendiendo su producto a un precio de 497, competitivo con el costo de importación del banano latinoamericano. El pago de dicho subsidio, sin embargo, está en contradicción con las orientaciones de la Ronda Uruguay en materia de reducción de las ayudas internas.
- El mantenimiento de las preferencias para el banano tradicional ACP es una obligación asumida por la Comunidad en el Convenio de Lomé IV. Considerado "el contrato Norte-Sur más intensivo y extensivo del mundo", con recursos de 12.000 millones de Ecus y vigencia hasta el año 2.000, Lomé IV compromete a la CE a mantener las ventajas otorgadas a los proveedores tradicionales de banano ACP.12
- Dado el elevado costo del banano ACP, con respecto al latinoamericano, el solo acceso libre no garantizará la colocación efectiva de la fruta en el mercado de la CE. En efecto, de acuerdo con estudios y cifras de la FAO, los precios al por menor del banano ACP superan los precios del banano latinoamericano en alrededor del 35 por ciento.13 La diferencia en precios al por mayor es más abultada, llegando a ser del orden del 80% (diferencia entre Francia y Alemania).14 Dadas esas diferencias, un arancel del 20% para el banano latinoamericano no sería suficiente margen de preferencia para garantizar la absorción del banano ACP a los precios actuales. Esta sería la razón de fondo por la cual se plantea restringir las importaciones de banano de bajo costo y se establece un mecanismo de comercialización forzosa del banano ACP.
- La cuota básica de 2 millones de toneladas equivale a las importaciones originarias del área del dólar en 1990, y desconoce el crecimiento registrado en los dos últimos años. El manejo de la cuota suplementaria por parte de la CE determinará finalmente el nivel de precios del banano en el mercado único, y por ende afectará el nivel de ingresos de los productores latinoamericanos y ACP. Si la demanda de banano es inelástica en la CE, un manejo restrictivo de la cuota suplementaria podría significar mayores ingresos para los exportadores latinoamericanos o para las compañías comercializadoras. En ese caso, no debe descartarse la posibilidad de que dichos ingresos resulten, durante algún período, superiores a los actuales, o superiores a los que prevalecerían en un mercado totalmente libre.
- Dado el predominio de las comercializadoras multinacionales, que caracteriza al mercado mundial del banano, es posible que las rentas generadas en el acceso al mercado restringido europeo, no se trasladen suficientemente a los productores.15 Parte de esas rentas serán desviadas para subsidiar la comercialización forzosa del banano ACP.
- La ayuda de 1.000 Ecus por hectárea para erradicar plantaciones, no será suficiente estímulo frente a un subsidio a la producción de 226 Ecus por tonelada. El rendimiento más bajo observado en la CE corresponde a Creta, con una media de 24.5 toneladas por hectárea, lo que implica un subsidio a la producción de más de 5.500 Ecus por hectárea. En consecuencia, aún con productividades extremadamente bajas, será más rentable producir en la Comunidad que dejar de hacerlo.
- Frente al propuesto fondo de diversificación y desarrollo para los países latinoamericanos productores de banano, pueden considerarse varias alternativas: 1) Rechazarlo, insistiendo en que estos países prefieren un acceso más libre al mercado europeo, y plantear a la CE que destine esos recursos a apoyar a los productores del área ACP. 2) Apoyarlo, exigiendo que el tamaño de ese fondo corresponda a las pérdidas que el nuevo régimen acarreará a América Latina por la eliminación del acceso preferencial al mercado alemán (aproximadamente 112 millones de Ecus por año).16 Otra manera de dimensionar el fondo sería relacionándolo con los recaudos adicionales que generen los gravámenes y sobretasas aplicados al banano originario de la zona del dólar.
- Con relación al Comité ad-hoc del plátano, los Países Latinoamericanos (o las organizaciones de productores de estos países) podrían expresar su intención de no participar en dicho Comité en tanto no se resuelvan satisfactoriamente los reclamos de Latinoamérica sobre el nuevo régimen.

Consciente de que el régimen propuesto es contrario a los compromisos de la CE ante el GATT, la Comisión plantea la necesidad de que este sea autorizado dentro del GATT mediante una exención, para lo cual se recurriría al apartado 5 del Artículo XXV del Acuerdo General. Este establece que en circunstancias excepcionales las Partes Contratantes podrán eximir a una parte contratante de alguna de las obligaciones impuesta por el Acuerdo, pero a condición de que esta decisión sea sancionada por una mayoría compuesta por los dos tercios de los votos emitidos, y de que esta mayoría represente más de la mitad de las Partes Contratantes. En las actuales circunstancias, cuando el proteccionismo agrícola de la CE aparece como el principal responsable del fracaso de la Ronda Uruguay, es dudoso que dicha propuesta alcance el respaldo necesario dentro del GATT. Sin embargo, se trataría de un panel de confrontación Norte-Sur, en el cual la CE probablemente contaría entre sus aliados a un gran número de países en desarrollo firmantes de la Convención de Lomé. Por lo tanto, una de las primeras acciones a cumplir por parte de los países latinoamericanos es la de ganar el respaldo de otras partes contratantes del GATT.




V. MODIFICACIONES ACORDADAS POR EL CONSEJO DE MINISTROS

1. El sistema de cuota variable (básica más suplementaria) es reemplazado por una cuota fija de 2 millones de toneladas, con arancel específico de 100 Ecus por tonelada. Las importaciones por encima de ese volumen pagarán un derecho disuasorio de 850 Ecus por tonelada.


2. Los compromisos de Lomé se cumplirán permitiendo la libre importación de banano originario de cada uno de los países ACP hasta un nivel equivalente al máximo exportado por ese país a la CE en cualquier año hasta 1990 inclusive. Importaciones por encima de esos niveles pagarán arancel reducido de 100 Ecus por tonelada.
3. El tamaño de la cuota tarifaria básica de 2 millones de toneladas podrá ser ajustado en función de cambios en el nivel de la demanda.
4. Las licencias para tener acceso a la cuota tarifaria serán distribuidas cada año entre los importadores de acuerdo con las siguientes reglas:
a) 66.5% de la cuota con base en la participación promedio del operador en la comercialización de banano de la zona del dólar o ACP no tradicional durante los tres años anteriores;

b) 30% con base en la participación promedio del operador en la comercialización de banano comunitario o ACP tradicional;



c) 3.5% a los nuevos operadores que desean empezar a comercializar banano no-ACP.
5. Se adoptará un mecanismo de salvaguardia, similar al contemplado en el Artículo 5 del texto borrador de la Ronda Uruguay, para lo cual se fijaría un precio de referencia de 680 Ecus por tonelada.
La adopción del mecanismo de cuota tarifaria es un intento por adecuarse a los lineamientos de la Ronda Uruguay, los cuales permiten este mecanismo como instrumento transitorio para garantizar el nivel de acceso actual y al mismo tiempo evitar un desbordamiento de las importaciones. Sin embargo, el nivel del arancel disuasorio no puede ser arbitrario y debe estar basado en diferencias observadas entre los precios internos y externos del banano durante el período 1986-88.17 El precio promedio de importación de la CE en ese período fue de 561 Ecus.18 El precio promedio al por mayor fue del orden de 930 Ecus.19 En caso de que el mecanismo fuese aceptable dentro del GATT, el arancel disuasorio debería ser entonces del orden de 370 Ecus, o sea, menos de la mitad del nivel acordado por el Consejo de Ministros de Agricultura.
El impuesto específico de 100 Ecus equivale a un ad valorem del 20% si el precio de importación cif es de 500 Ecus. Sin embargo, el precio del banano latinoamericano es sustancialmente menor, del orden de 414 Ecus (precio utilizado por la Comisión para calcular los efectos financieros de su propuesta). Por lo tanto, el mencionado impuesto específico equivale, para los países latinoamericanos, a un ad valorem del orden del 24 por ciento, superior al nivel consolidado por la CEE ante el GATT. En consecuencia, en adición a las pérdidas asociadas a la eliminación del régimen preferencial de Alemania, América Latina se verá afectada por un aumento efectivo del arancel ad valorem que aplican actualmente los demás Estados miembros.
La salvaguardia proyectada constituye una violación del espíritu de la Ronda Uruguay, es discriminatoria contra el banano latinoamericano y obligará a estos países a establecer mecanismos para regular sus precios de exportación. En efecto:
- La salvaguardia fue concebida en la Ronda Uruguay para ser aplicada a los productos sobre los cuales se otorguen concesiones. El nuevo régimen comunitario para el banano no contiene concesiones de ningún tipo. Se limita a mantener el trato preferencial tradicional para el banano comunitario y ACP, y a deteriorar las condiciones de acceso del banano latinoamericano.
- El precio de referencia de 680 Ecus implica que las exportaciones que se realicen a precios inferiores deberán pagar una sobretasa que estará en función de la diferencia con respecto a ese precio. El precio de venta de Colombia y Ecuador, y de los países latinoamericanos en general, siempre ha estado sustancialmente por debajo de ese nivel, luego estos países estarán permanentemente sujetos al pago de derechos adicionales. Suponiendo un precio de exportación CIF de alrededor de 414 Ecus, el derecho por salvaguardia sería equivalente al 9% CIF. En otras palabras, el banano latinoamericano quedaría pagando permanentemente derechos del orden del 33 por ciento. 20
- La salvaguardia contemplada equivale al establecimiento de un precio mínimo variable de importación. Los países exportadores más eficientes son colocados ante la disyuntiva de permitir que su producto sea gravado por el país importador (transfiriendo así ingresos a las aduanas de los países consumidores), o elevar su precio de venta mediante impuestos a la exportación o mediante la fijación de precios mínimos de exportación. Los países bananeros latinoamericanos han intentado vanamente en el pasado establecer mecanismos de este tipo, y han fallado a causa de la insolidaridad entre los países productores, y por la oposición de algunas compañías comercializadoras.21,22 De prosperar el esquema de mercado que intenta establecer la CE, se estarían dando las condiciones para reintentar la creación de un convenio internacional sobre el banano.

VI. CONSIDERACIONES FINALES

Los países latinoamericanos productores de banano ya han expedido declaraciones a nivel presidencial y ministerial rechazando la OCM del banano que intenta establecer la CE. Asimismo, han iniciado acciones en el marco del GATT tendientes a que la Partes Contratantes se pronuncien sobre la ilegitimidad tanto de los regímenes diversos aplicados actualmente por los países de la CE, como del régimen común que entraría a regir a partir del primero de julio de 1993. Ninguna de estas iniciativas ha tenido una respuesta positiva y efectiva por parte de las Comunidades Europeas o de sus Estados Miembros.


No parece por lo tanto recomendable formular nuevas declaraciones sino obrar en consonancia con lo expresado en las dos citadas declaraciones y continuar con las acciones iniciadas ante el GATT en junio de 1992.
En esa oportunidad, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y Venezuela presentaron conjuntamente ante el GATT una solicitud de celebración de consultas con las Comunidades Europeas, con el fin de discutir los regímenes de importación de banano que están en vigor en algunos Estados Miembros, y su consistencia con los derechos y obligaciones que dimanan del GATT. Asimismo, para discutir la propuesta de la Comisión sobre el régimen unificado aplicable a la importación de banano. (DS32/1, 24 de junio de 1992).
La Comunidad aceptó realizar consultas formales solamente con respecto a su régimen actual, indicando que sobre su régimen propuesto celebraría consultas informales. Ninguna de las dos consultas ha conducido a resultados satisfactorios, según informaron al Consejo del GATT los países solicitantes. (C/M/258, 4 de agosto de 1992). El 10 de febrero de 1993 vencen los plazos para la realización de consultas. Procede ahora solicitar la conformación del panel que estudiará los regímenes vigentes en la Comunidad.
Con respecto al nuevo régimen comunitario, se podrán iniciar consultas con las Comunidades Europeas en el momento de su formalización legal, la cual se produciría en el transcurso del mes de febrero.
Tal como ha sido recomendado por los Embajadores de Colombia y Venezuela y por el Encargado de Negocios del Ecuador, en Bruselas, con ocasión de la Cumbre Presidencial de Quito, se debe buscar la solidaridad del mayor número posible de países con relación a la posición de los países latinoamericanos productores de banano, entre otros de los Estados Unidos, Australia y el Grupo de Cairns, así como del resto de América Latina.
Asimismo, es recomendable continuar ejerciendo presiones ante la CE en Bruselas y en las capitales de los Estados Miembros, con miras a propiciar en lo posible un cambio de actitud. También, como lo recomiendan los Embajadores, se debe seguir actuando mancomunadamente en estos escenarios.
Con miras a las consultas que tendrán lugar dentro del GATT y a las gestiones que paralelamente puedan desarrollarse ante las Comunidades Europeas, es indispensable, además de especificar los aspectos del nuevo régimen que se consideran lesivos para los países latinoamericanos, evaluar alternativas que pudieran ser sugeridas para su modificación o para su administración en la forma menos onerosa posible.
Finalmente, los países latinoamericanos deberán preparar acciones que contribuyan a hacer efectivo el pronunciamiento de las Partes Contratantes del GATT sobre la Organización Común de Mercados para el Banano.


1Comisión de las Comunidades Europeas: Propuesta de Reglamento (CE) del Consejo por el que se establece la organización común de mercados en el sector del plátano. COM(92) 359 final. Bruselas, 7 de agosto de 1992.

2Declaración de Santafé de Bogotá, emitida el 18 de agosto de 1992 por los Ministros de Comercio Exterior y Agricultura de los países productores de banano de América Latina y el jefe de la delegación de Venezuela.

2General Secretariat of the Council. Presidency Compromise. Brussels, 8 December 1992 (facsímil).

3European Community Banana Trade Association. (Facsímil de circular emitida a todos sus miembros el 17.12.92).

5Declaración de San José, emitida el 19 de diciembre de 1992 por los presidentes de Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Venezuela.

4Comunidades Europeas, Comité Económico y Social. Dictámenes e Informes. Documento informativo de la sección de agricultura y pesca sobre el mercado comunitario del plátano ante el plazo de 1993. CES(91) 1012. Noviembre 13 de 1991. La cifra indicada del 23 % parece incluir reexportaciones intra-comunitarias. La participación neta de los departamentos de ultramar fue del 18.7 % en 1990 (ver Cuadro 4, infra).

5Por ejemplo, en 1990 el precio cif del banano procedente de Islas Canarias fue superior en un 96 % al precio del banano procedente de Colombia y Ecuador (ver Cuadro 4).

6Comunidades Europeas. Comité Económico y Social. Ob. cit.

7Idem.

8Tratado de Roma. Protocolo Relativo al Contingente Tarifario para la Importación de Bananos. Roma, 25 de Marzo de 1957. La cuota correspondiente a un año dado es equivalente al 75 % de las importaciones de 1956, más el 50 % de la diferencia entre las cantidades totales importadas en el curso del año anterior y las importadas en 1956. Para estos cálculos, se toma como importaciones de 1956 un volumen de 290 mil toneladas. Dicha cuota ascendería actualmente a 655 mil toneladas, aproximadamente. Sin embargo, Alemania está facultada para otorgar dicha preferencia a la totalidad de sus importaciones de banano, en aplicación del inciso 5 del Protocolo del Banano, según el cual "si los países y territorios (no europeos asociados a la comunidad) se vieran en la imposibilidad de suministrar las cantidades demandadas por la República Federal de Alemania, los Estados miembros afectados se declaran prontos a consentir un aumento correspondiente de la cuota tarifaria alemana".

9Con base en cifras de importación de EUROSTAT en 1990: Importaciones totales de la CE originarias de países en desarrollo excepto ACP y departamentos de ultramar = 2.019.314 toneladas; importaciones de Alemania originarias de países en desarrollo excepto ACP y departamentos de ultramar = 1.161.778 toneladas. Ver Cuadros 4 y 6.

10Rey de Marulanda, Nohra: "Mercado Mundial del Banano". AUGURA. Revista de la Asociación de Bananeros de Urabá. Año 15, 1989.

11FAO: Novedades en Materia de Política y sus efectos en la Economía Mundial del Banano. CCP:BA 92/6 Septiembre de 1992.

12Carrington, Edwin y Charles Katungi. "Lome IV and Regional Cooperation". Regional Cooperation. Report No. 17, July-December 1989. Commonwealth Secretariat.

13FAO (ver nota 11).

14FAO. Estadísticas sobre el Banano. Comité de Problemas de Productos Básicos. Grupo Intergubernamental sobre el Banano. CCP: BA 92/7. Septiembre 1992.

15Cinco multinacionales controlan el 95% del mercado de banano en la República Federal de Alemania, 86 % del mercado de los Estados Uniodos y 93% del mercado del Japón. Fuente: Comunidades Europeas. Comité Económico y Social. Dictámenes e Informes. Ob. cit. Pág. 21.

16Cifra estimada por la Comisión como "ingresos suplementarios" generados por la eliminación del contingente libre de derechos de aduana, el cual ascendió en 1991 a 1.35 millones de toneladas. Fuente: ver nota 1.

17GATT. Borrador de Acta Final de la Ronda Uruguay. Acuerdo Sobre Agricultura. MTN.TNC/W/FA, 20 de diciembre de 1991.

18Comunidades Europeas. Comité Económico y Social. Ob. cit. Página 9.

19Idem. Página 13. Corresponde al precio promedio de 7 países en 1989.

20La aplicación de la salvaguardia especial propuesta en la Ronda Uruguay para productos agropecuarios es examinada en: Acuerdo de Cartagena. Acuerdo de la Ronda Uruguay Sobre Agricultura: Examen Preliminar de sus Alcances y sus Implicaciones para el Grupo Andino. JUN/dt 346/31 de marzo de 1992.

21Rangarajan, L.N. Commodity Conflict. The Political Economy of International Commodity Negotiations. Croom Helm. London 1978. Pág. 39.

22Finlayson, Jack and Mark Zacher. Managing International Markets. Developing Countries and the Commodity Trade Regime. Columbia University Press. New York, 1988. Págs. 241-247.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal