Colaboraron: Arce Flores Liliana Cortés Popota Rocío García Santamaría Blanca Estela López Aymes Gabriela López Trujeque Sandra Mazón González Rosa Margarita Saldaña García Cinthya Nenetzyn Asesoría de



Descargar 2.36 Mb.
Página13/64
Fecha de conversión02.02.2019
Tamaño2.36 Mb.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   64

9. Evaluación del aprendizaje

9.1 La evaluación institucional

Este nuevo paradigma de aprendizaje requiere que la evaluación también se modifique. Es así, que se propone una metodología que responde a las demandas del enfoque constructivista del aprendizaje, el currículum flexible, el desarrollo de competencias y la modalidad de aprendizaje situado sus componentes son el portafolio y la rúbrica.

9.2 El portafolio de evidencias16

Un portafolio es una colección de documentos con ciertas características con base en un propósito. El portafolio permite:



  • Recopilar información donde se manifiestan los estados de avance de los aprendizajes conceptuales, procedimentales y actitudinales de los estudiantes

  • Al estudiante, participar en la evaluación de su propio trabajo

  • Al maestro, elaborar un registro sobre el progreso del niño

  • Supervisar la evaluación del proceso de aprendizaje de tal manera que se puedan ir introduciendo cambios en él

A su vez, se pueden utilizar como instrumentos de evaluación, co-evaluación y autoevaluación.

Las ventajas de su utilización son:



  • Promueve la participación del estudiante al supervisar y evaluar su propio aprendizaje

  • Lleva a los estudiantes a asumir la responsabilidad de su aprendizaje

  • Da oportunidad de conocer las actitudes de los estudiantes

  • Provee información valiosa sobre el proceso educativo

  • Pueden examinarse las destrezas manifestadas por los estudiantes

  • Se puede adaptar a diversas necesidades, intereses y habilidades de cada estudiante

  • Promueve la autoevaluación y el control del aprendizaje

  • Sirve para sustentar la certificación de la competencia del estudiante, basando la evaluación en trabajos más auténticos

  • Permite una visión más amplia y profunda de lo que el estudiante sabe y puede hacer

  • Provee una estructura de larga duración

A pesar de estas ventajas, en su utilización pueden encontrarse algunas desventajas:

  • Consume tiempo del maestro y del estudiante

  • Requiere refinamiento del proceso de evaluación

  • Existe poca evidencia sobre la confiabilidad y validez de los resultados

  • La generalización de los resultados es limitada

  • Es inapropiado para medir el nivel del conocimiento de hechos, por lo que se sugiere que sea usado combinado con otro tipo de evaluaciones tradicionales

  • Se puede presentar deshonestidad, al estar elaborado fuera del aula

Los componentes de un portafolio son los siguientes:

1. Propósitos

  • ¿Cuál es mi visión de éxito para mis estudiantes?

  • ¿Qué debe ir en un portafolio?

  • ¿Cuándo y cómo se verá?

  • ¿Qué preguntas debe responder el estudiante sobre los aspectos seleccionados?

  • ¿Qué preguntas debe hacer el estudiante?

  • ¿Qué preguntas debe hacer el maestro?

  • ¿Quién más debe estar involucrado en la evaluación del portafolio: otros estudiantes, otros maestros, algunos expertos, los padres?

2. Evidencias

  • Cada evidencia debe organizarse para demostrar su evolución hacia la meta propuesta. Los tipos de evidencias pueden ser:

  • Documentos del trabajo normal de grupo, actividades de clase, trabajos realizados por iniciativa propia. (Artefactos)

  • Hechos que normalmente no se recogen; por ejemplo, grabación de algún experto en el área. (Reproducciones)

  • Documentos sobre el trabajo del estudiante preparado por otras personas, por ejemplo, comentarios llevados a cabo por personas involucradas en el proceso formativo del estudiante. (Testimonios)

  • Producciones elaboradas por el estudiante, donde éste explica las metas del portafolio, incluye las reflexiones que lleva a cabo mientras se elabora, se organiza o se evalúa el portafolio para proponerlo a evaluación. Se debe justificar cada una de estas evidencias

A) Tipos de portafolio

  • Portafolio tipo escaparate (showcase)

  • Contiene evidencia limitada

  • Útil en laboratorios. Por ejemplo, mostrar su mejor trabajo, su trabajo mejorado, el peor trabajo, el trabajo preferido

  • Las evidencias pueden ser tareas, exámenes, trabajo creativo

  • Portafolio tipo lista de cotejo (checklist)

  • Numero predeterminado de evidencias

  • Se le permite al estudiante que elija, de varias tareas, las que debe completar para un curso. Por ejemplo, documentar en su portafolio lo siguiente: 10 problemas bien trabajados, dos resúmenes de artículos, dos reportes de laboratorio, dos exámenes con auto reflexiones

  • Portafolio tipo formato abierto

  • Permite ver el nivel de aprovechamiento

  • Puede contener lo que los estudiantes consideren como evidencia de aprendizaje

  • Pueden agregar reportes de visitas a museos, problemas o tareas que los estudiantes proponen, análisis de un parque de diversiones, etcétera, aunque éstos son más difíciles de elaborar y de evaluar

B) Evaluación del portafolio

  • Corresponde tanto al docente como al estudiante

  • Desde el punto de vista del estudiante, él mismo empieza a evaluar su desempeño desde el momento en el cual empieza a seleccionar los trabajos que incluirá en el portafolio

Ejemplo de criterios de evaluación

Calificación por criterios: cada evidencia se calificará de acuerdo con la siguiente escala:



  • Puntaje 0 = no hay evidencia, (no existe, no está claramente identificada o no hay una justificación)

  • Puntaje 1 = evidencia débil, (inexacta, falta en comprensión, justificación insuficiente)

  • Puntaje 2 = evidencia suficiente, (exacta y sin errores de comprensión, pero la información del contenido no presenta conceptos cruzados; las opiniones no están apoyadas por hechos reconocidos y se presentan sin postura del estudiante)

  • Puntaje 3 = evidencia fuerte, (exacta que claramente indica comprensión e integración de contenidos, a lo largo de cierto período de tiempo; las opiniones y postura son claramente apoyadas por hechos referenciados)


9.3 Las rúbricas

La rúbrica en evaluación17

La evaluación debe estar al servicio de los objetivos de aprendizaje y del desarrollo de competencias. Se recomienda que las actividades de evaluación contemplen indicadores a corto, mediano y largo plazos para que los estudiantes conozcan el nivel que están alcanzando con su trabajo en cada asignatura. Estos indicadores pueden elaborarse al inicio de cada asignatura en forma de rúbricas.

La rúbrica es una guía que evalúa el desempeño del estudiante con base en la suma de una gama completa de criterios, más que una sola cuenta numérica. Es decir, es un cuadro que permite aunar criterios de evaluación, niveles de logro y descriptores.18 Es un documento perfectible, que se puede ir ajustando en la práctica hasta encontrar el justo valor de la evaluación que se realiza.19

La meta de la rúbrica es la de diseñar un instrumento de medición que:



  • Se pueda utilizar en situaciones auténticas y reales durante el curso

  • Genere información adecuada y útil para la evaluación del progreso de los estudiantes durante la asignatura y la carrera

  • Proporcionar información que pudiera ser utilizada subsecuentemente en la enseñanza

La intención es la de contar con una herramienta que pueda ser utilizada de forma auténtica en la evaluación de la producción de proyectos proporcionando información que ayude al docente a ajustar y adaptar su enseñanza, y a planificar las clases posteriores.

¿Por qué utilizar las rúbricas?20

Muchos expertos piensan que las rúbricas mejoran los productos finales de los estudiantes y, por lo tanto, incrementan el aprendizaje. Cuando los docentes evalúan los trabajos o los proyectos, saben qué características tiene un buen producto final y por qué. Cuando los estudiantes reciben las rúbricas con anticipación, entienden cómo los evaluarán y pueden prepararse por consiguiente. Al desarrollar una rúbrica y ponerla a disposición de los estudiantes, se les proporciona la ayuda necesaria para mejorar la calidad de su trabajo y para aumentar su conocimiento.

Una rúbrica debe ser elaborada en conjunto por docentes y estudiantes, de esta manera se logra que los estudiantes se involucren en su propio proceso de evaluación y se comprometan con el logro de metas. El trabajo consiste en delimitar las categorías de análisis (rubros) que se evaluarán, así como la descripción de los niveles de logro de cada categoría y la distribución de los porcentajes. Es importante resaltar su carácter de preestablecida, acordada y socializada con los estudiantes, antes de aplicar la evaluación.

Una vez que se crea una rúbrica, puede ser utilizada para una variedad de actividades. El repaso y la revisión de conceptos, desde diversos ángulos, mejora la comprensión de la clase para los estudiantes. Una rúbrica establecida se puede utilizar o modificar levemente y aplicar a muchas actividades. Por ejemplo, los estándares para la excelencia en una rúbrica de la escritura siguen siendo constantes a través del período escolar; lo que cambia es la capacidad de los estudiantes y su estrategia de enseñanza. Lo esencial es seguir siendo constante, no es necesario crear una rúbrica totalmente nueva para cada actividad.

Usar rúbricas tiene muchas ventajas:


  • Los docentes pueden aumentar la calidad de su instrucción directa proporcionando el enfoque, el énfasis y la atención en los detalles particulares como modelo para los estudiantes

  • Los estudiantes tienen pautas explícitas respecto de las expectativas del docente

  • Los estudiantes pueden utilizar rúbricas como herramienta para desarrollar sus competencias

  • Los docentes pueden reutilizar las rúbricas para varias actividades

En el Cuadro 9.1 se muestra un ejemplo de rúbrica para la evaluación del portafolio de evidencias.

Cuadro 9.1

Ejemplo de rúbrica para la evaluación del portafolio21

Categorías1

1³

2

3

Selección

15%²


No presenta articulación y coherencia entre los trabajos elegidos. Presenta menos de cinco trabajos.4

Presenta articulación y coherencia

Presenta articulación y coherencia.

Presenta justificación (por lo que se elige) de la selección de los trabajos. Presenta cinco trabajos.



Reflexión

35%


Descubrimiento de las fortalezas y/o debilidades de los trabajos.

- ¿Qué hice?



Descubrimiento de las fortalezas y/o debilidades en los trabajos.

- Se realizan juicios de valor sobre la construcción de los procesos de aprendizaje

- Se reconocen los objetivos de aprendizaje no alcanzados


Descubrimiento de las fortalezas y/o debilidades en los trabajos y de mí haciendo esos trabajos.

- Se realizan juicios de valor sobre la construcción de los procesos de aprendizaje

- Se mencionan las estrategias utilizadas de aprendizaje y enseñanza

- Refleja competencias desarrolladas



Proyección

20%


Explica cómo podría mejorar sus trabajos.

Explica cómo puede mejorar sus procesos de aprendizaje, identificando las estrategias a utilizar.

Explica cómo puede mejorar sus procesos de aprendizaje, identificando las estrategias a utilizar, especificando qué habilidades y competencias podría desarrollar.

Calidad de trabajos

20%


Da respuestas a las preguntas principales.

La información que se presenta da respuesta a preguntas principales y detalles.

Maneja y relaciona ideas principales vinculadas de manera coherente

Presentación formal del proyecto

10%


Realizado a mano, en hojas de cuaderno, sin portada.

Realizado en computadora con portada, nombre, título.

Realizado en computadora o máquina de escribir, páginas numeradas, subtítulos.

¹ Categoría o rubro a evaluar.

² Porcentaje de cada categoría para la calificación total. Sumando todo el eje de categorías, el total debe ser el 100%.

³ Niveles de logro: pueden considerarse tres o cuatro niveles, según el grado de dominio alcanzado.

4 Descripción de los niveles de logro por categoría.

9.4 Evaluación y acreditación

Asignaturas fundamentales y electivas

Para evaluar el aprendizaje, el plan de estudios 2008 de la Licenciatura en Comunicación Humana considera los lineamientos y procedimientos establecidos por la UAEM, al mismo tiempo que garantiza la calidad del proceso de enseñanza – aprendizaje – evaluación, establecido en el modelo educativo.

De acuerdo con las bases teórico metodológicas, para desarrollar el proceso de aprendizaje y lograr la adquisición de las competencias (esenciales, académicas y profesionales), es necesario establecer tres momentos de evaluación: diagnóstica (evalúa aprendizajes previos a fin de conocer si cuenta con los contenidos antecedentes para tener éxito en el curso); formativa (acompaña al estudiante durante el curso con el propósito de garantizar la adquisición gradual de los contenidos y de las competencias); y sumativa (reconoce el saber, el saber hacer, el saber convivir y el saber ser alcanzados en cada período).

En todas las asignaturas se ha considerado que el tipo de evaluación respete el principio de libertad de cátedra del docente y sea congruente con el derecho del estudiante a ser evaluado con objetividad, para lograr un buen aprovechamiento.

La acreditación de las asignaturas fundamentales y electivas se rige por el Reglamento de Exámenes de la Legislación Universitaria vigente, que establece una escala numérica del 10 al 6, como calificaciones aprobatorias máxima y mínima respectivamente. La calificación aprobatoria brinda la oportunidad de promediar, al número entero inmediato, las fracciones de punto cinco (0.5) en adelante.

En caso de no acreditar alguna de estas asignaturas, en los momentos de evaluación del curso (examen ordinario), el estudiante cuenta con dos oportunidades adicionales (exámenes extraordinario y a título de suficiencia). Si no aprueba, en estas tres oportunidades, podrá cursarla nuevamente, pero si la reprueba sólo tiene una oportunidad adicional (examen a título de suficiencia) para acreditarla.



Asignaturas prácticas y clínicas

En las asignaturas prácticas y clínicas se establece una escala con dos valores: Acreditado (AC) o No acreditado (NA). Si el estudiante no acredita una de estas asignaturas, no podrá presentar examen extraordinario ni a título de suficiencia, pero tendrá una oportunidad más de volver a cursarla; lo anterior obedece a que la acreditación de estas asignaturas, que son el sustento de la formación del Licenciado en Comunicación Humana, es indispensable para la formación y el desarrollo de las competencias profesionales, así como para la aplicación de los contenidos adquiridos en las asignaturas de los ejes formativos. En caso de no acreditarla en la segunda oportunidad, causará baja académica.

Para la realización de las prácticas y clínicas, los criterios adicionales al desarrollo de las mismas toman en cuenta la puntualidad, el cumplimiento de las reglas de operación, la calidad y la oportunidad de las actividades programadas, en los escenarios que les sean asignados, además de la permanencia y responsabilidad en el desempeño de dichas actividades. Así mismo, se requiere ser puntual en los tiempos que le sean asignados para la supervisión.

Al acreditar la asignatura Práctica V, se realizará una evaluación integral que permita determinar el nivel de dominio en las competencias adquiridas y desarrolladas, durante los períodos anteriores a esta asignatura, y será la pauta para permitir la continuidad en el plan de estudios. En el caso de que el Comité Evaluador determine que el estudiante aún no ha logrado el nivel de dominio requerido para continuar su formación profesional, con la orientación del tutor podrá solicitar una estancia en la Clínica, durante un período, bajo la supervisión de alguno de los integrantes del Comité, como requisito para solicitar nuevamente dicha evaluación.



Evaluación de las asignaturas optativas

Por el carácter complementario de las asignaturas optativas, el estudiante las elige en función de su interés por profundizar en alguno de los contenidos revisados en los ejes formativos. Por lo que, la acreditación de estas asignaturas se rige por los criterios de evaluación de las asignaturas prácticas y clínicas (AC y NA). En caso de no acreditarlas, tendrá la oportunidad de presentar un examen extraordinario y uno a título de suficiencia. Si persiste el NA, deberá seleccionar otra después de haber cumplido con las opciones anteriores. El estudiante sólo podrá dar de baja una asignatura optativa durante las cuatro primeras semanas de clase.

Las asignaturas co-curriculares (Comprensión de Textos en Inglés, Desarrollo Sustentable y Tecnología de la Información) pueden ser acreditadas de la misma manera que las asignaturas optativas. Como se señaló antes, los créditos de la asignatura de Comprensión de Textos en Inglés se obtienen mediante la presentación del documento expedido por el Centro de Lenguas Extranjeras de la UAEM.

Cursos del período de verano

Las asignaturas que se cursen en los períodos de verano se sujetan, para su acreditación, a los lineamientos establecidos, según la naturaleza de la asignatura. En caso de no acreditarlas, tendrá la oportunidad de cursarlas en el período regular siguiente.



10. Mecanismos de ingreso, permanencia y egreso de los estudiantes

10.1 Ingreso

Para solicitar el ingreso a la Licenciatura en Comunicación Humana se deberán atender los requisitos siguientes:

  • Presentar y aprobar el EXANI–II, bajo los lineamientos que establece la UAEM

  • Estudios concluidos de nivel medio superior o equivalente

  • Edad máxima de 35 años (salvo en casos de que sea 2ª carrera)

  • Es deseable que el estudiante cuente con conocimientos mínimos del inglés como segundo idioma

Para lograr su inscripción el aspirante deberá cubrir los siguientes requisitos:

  • Presentar el curso propedéutico

  • Obtener resultados aprobatorios (cuantitativos y cualitativos) en el curso propedéutico

  • Entregar el certificado de estudios concluidos, de nivel medio superior o equivalente

  • Presentar certificado médico

  • Contestar el cuestionario electrónico

  • Elaborar la reseña y el plan de trayectoria escolar

Los momentos para la inscripción y reinscripción respetan la planeación establecida por la Dirección de Servicios Escolares.

Los trámites de revalidación de programas afines se sujetan a la Legislación Universitaria en el apartado Reglamento de revalidación y reconocimiento de estudios, en el capítulo y artículos correspondientes. Los aspirantes que soliciten la revalidación requieren ser regulares (no adeudar asignaturas) y tener una calificación mínima de ocho en las asignaturas susceptibles de revalidación, previo cotejo de los contenidos de los programas, permitiendo el reconocimiento de no más de 28 asignaturas del plan de estudios. Además de presentar una carta de exposición de motivos, tener una entrevista con la Directora de la Facultad o con La Coordinadora académica, al momento de entregar la documentación.



10.2 Permanencia

El programa académico de la Licenciatura en Comunicación Humana está diseñado para ser completado en un tiempo mínimo de 9 períodos y un máximo de 14 períodos. Los períodos cuentan con una coherencia curricular horizontal y vertical, establecida por las asignaturas Prácticas y Clínicas que articulan el plan de estudios; dichas asignaturas se han diseñado con la finalidad de garantizar el desarrollo, en escenarios reales y simulados, de competencias directamente relacionadas con el quehacer establecido en el perfil de egreso. En la organización de las asignaturas del plan de estudios se observan claramente las etapas de formación: Básica, Disciplinar y Profesional (véase el Cuadro 5.1).

El estudiante podrá cursar, en cada período, las asignaturas que le permitan alcanzar la práctica diseñada para éstas. Bajo la orientación de un tutor, el estudiante podrá elegir de acuerdo con sus necesidades académicas, el momento más conveniente para cursar las demás asignaturas.

El plan de estudios 2008 permite ir adquiriendo y desarrollando competencias y habilidades para el desempeño profesional, para dar garantía de esto el estudiante deberá haber cubierto las asignaturas fundamentales y electivas de la etapa básica, así como las tres asignaturas co-curriculares, para poder cursar la asignatura Práctica IV.

Para tener derecho a cursar la asignatura de Clínica III, el estudiante deberá haber acreditado las asignaturas de la etapa disciplinar y las Prácticas y Clínicas antecedentes.

Como se señaló antes, en caso de no aprobar una asignatura fundamental o electiva, el estudiante tendrá derecho a cada una de las oportunidades de acreditación que aparecen en el Reglamento de Exámenes de la Legislación vigente en la UAEM: un examen extraordinario, uno a título de suficiencia y, por último, tendrá la oportunidad de volver a cursar la asignatura. Al agotar las oportunidades de acreditación, sin haber aprobado la asignatura, de conformidad con dicho reglamento causará baja académica.

La permanencia, en términos académicos y administrativos, estará subordinada a la normatividad vigente en la UAEM, entendiéndose lo siguiente:


  • Una vez que ha cursado y acreditado el primer período, el estudiante tiene derecho a tramitar una Baja Temporal, siempre y cuando la suspensión sea por un período o dos como máximo; al término deberá reanudar por dos períodos y podrá solicitar otra baja, bajo las mismas condiciones. El total autorizado será de dos años.

  • Se considerará como Baja Definitiva en los casos en que el estudiante agote académicamente las oportunidades para acreditar las asignaturas fundamentales y electivas, según lo estipulado en el Reglamento de Exámenes de la Legislación Universitaria. Causará Baja Administrativa Definitiva cuando el estudiante incumpla los requisitos de reinscripción estipulados por la Dirección de Servicios Escolares, o bien exceda el número máximo de períodos permitidos para acreditar el plan.

  • En los casos de las asignaturas prácticas y clínicas, su contenido permite garantizar las competencias profesionales, por eso no se considera en ellas la opción anterior. Si no ha acreditado la asignatura en la segunda oportunidad de cursarla, causará Baja Académica Definitiva.

10.3 Egreso

El egreso del estudiante deberá realizarse al aprobar la totalidad de créditos: 393, en un tiempo máximo de 14 períodos y un mínimo de 9 períodos. Para obtener su título universitario y la cédula profesional, contará con las modalidades de titulación presentes en la normatividad de la Legislación Universitaria vigente, así como haber prestado el servicio social de conformidad con dicha legislación. Para cumplir con el servicio social, el estudiante podrá solicitar su adscripción a uno de los programas autorizados, una vez que haya acreditado las asignaturas de las etapas básica y disciplinaria.




  1. Compartir con tus amigos:
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   64


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal