Colaboraron: Arce Flores Liliana Cortés Popota Rocío García Santamaría Blanca Estela López Aymes Gabriela López Trujeque Sandra Mazón González Rosa Margarita Saldaña García Cinthya Nenetzyn Asesoría de



Descargar 2.36 Mb.
Página1/64
Fecha de conversión02.02.2019
Tamaño2.36 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   64


Universidad Autónoma

del Estado de Morelos

Facultad de Comunicación Humana




Plan de Estudios de la

Licenciatura en Comunicación Humana


Aprobado por el H. Consejo Universitario el 18 abril del 2008



Colaboraron:

Arce Flores Liliana

Cortés Popota Rocío

García Santamaría Blanca Estela

López Aymes Gabriela

López Trujeque Sandra

Mazón González Rosa Margarita

Saldaña García Cinthya Nenetzyn

Asesoría de:

David René Thierry García
Con aportaciones de:

Butto Zarzar Cristianne

Castro Bonilla Luis

Reyes Arellano Antonia

Roger Acuña Santiago

Vázquez Martínez Ma. del Carmen



Para la elaboración del documento se consideraron opiniones de docentes, estudiantes y egresados de la licenciatura vertidas en encuestas, cuestionarios y reuniones de academia, así como el trabajo de autoevaluación que se efectuó para la visita Comité de Ciencias de la Salud (CCS), de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES).

Índice

Presentación

3

1. Justificación

5

1.1 Antecedentes

5

2. Fundamentación

9

2.1 Vinculación de la propuesta con las políticas educativas y el Plan Institucional de Desarrollo

9

2.2 Características sobresalientes

12

2.3 Avances y tendencias de la disciplina

22

2.4 Estudios sobre el campo profesional y el mercado de trabajo

28

2.5 Campo de trabajo

37

2.6 Datos de oferta y demanda educativa

38

2.7 Análisis comparativo con otros planes de estudios

39

2.8 Análisis del plan de estudios

49

3. Objetivos curriculares del plan de estudios

59

3.1 Objetivo general

59

3.2 Objetivos específicos

59

4. Perfil del estudiante

61

4.1 Perfil de ingreso

61

4.2 Perfil de egreso

63

5. Estructura y organización del plan de estudios

66

5.1 Desarrollo curricular

66

5.2 Innovación curricular

71

5.3 Modelo educativo

74

5.4 Ejes formativos

97

5.5 Cursos

99

5.6 Vinculación

105

5.7 Asignación del sistema de créditos

106

6. Mapa curricular

108

7. Programas de estudio

115

Índice

8. Sistemas de enseñanza

116

8.1 Modelo de experiencias situadas

116

8.2 El diseño instruccional base

117

8.3 Estrategias didácticas

123

8.4 Plan de Acción Tutorial

132

9. Evaluación del aprendizaje

138

9.1 La evaluación institucional

138

9.2 El portafolio de evidencias

138

9.3 Las rúbricas

142

9.4 Evaluación y acreditación

146

10. Mecanismos de ingreso, permanencia y egreso de los estudiantes

149

10.1 Ingreso

149

10.2 Permanencia

150

10.3 Egreso

151

11. Transición curricular

152

12. Operatividad y viabilidad del plan de estudios

154

12.1 Recursos humanos

154

12.2 Recursos materiales

163

12.3 Infraestructura y equipo

164

12.4 Estrategias de desarrollo

167

13. Sistema de evaluación curricular

169

Referencias bibliográficas

172

Anexos

174

Presentación

La Facultad de Comunicación Humana de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) sustenta su filosofía educativa en los planteamientos de la Cumbre Mundial de la United Nations for Education, Science and Culture Organization (UNESCO, 1998) plasmados en la Declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI: visión y acción, los cuales establecen que la educación superior debe reforzar sus funciones de servicio a la sociedad y, más concretamente, que sus actividades deben estar encaminadas hacia la erradicación de la pobreza, la intolerancia, la violencia, el analfabetismo, el hambre, el deterioro del medio ambiente y las enfermedades, mediante un planteamiento interdisciplinario.

En este mundo, en rápido y constante cambio, se percibe la necesidad de una nueva visión y un nuevo modelo de enseñanza superior, centrado en el estudiante, que exige reformas y la consolidación de una política de ampliación del acceso, para incorporar grupos de personas cada vez más diversas, así como una renovación de los contenidos, los métodos, las prácticas y los medios de transmisión y construcción del saber, que han de basarse en nuevos vínculos de colaboración con la comunidad y con los más amplios sectores de la sociedad.

El planteamiento de la UNESCO contempla que las instituciones de educación superior deben formar a los estudiantes para que se conviertan en ciudadanos bien informados y profundamente motivados, provistos de sentido crítico, y capaces de analizar los problemas de la sociedad, buscar soluciones y, en consecuencia, asumir responsabilidades sociales.

La Licenciatura en Comunicación Humana (LCH) que ofrece la Universidad Autónoma del Estado de Morelos responde a las necesidades sociales del país, junto con la Licenciatura en Terapia de la Comunicación Humana de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), la Licenciatura en Terapista en Comunicación Humana de la Escuela Superior de Rehabilitación y la Licenciatura en Educación Especial que ofrece la Secretaría de Educación Pública, a través de las Normales de Especialización (en el área auditiva y de lenguaje), al formar profesionales competentes en un área de la salud poco atendida (en sólo dos universidades públicas).1

Como resultado de 29 años de experiencia y asociado a la dinámica de la población en México, en el plan de estudios reestructurado se incluye la atención profesional de jóvenes y adultos, además de los niños, los cuales no eran atendidos por las generaciones anteriores.

En la propuesta de diseño y desarrollo curricular, que se presenta en este documento, se consideraron las características siguientes: centrado en el estudiante, modelo de formación profesional basado en competencias, flexibilidad curricular bajo un enfoque constructivista.



1. Justificación

1.1 Antecedentes

El programa académico para la Licenciatura en Comunicación Humana fue aprobado, por el H. Consejo Universitario, el 22 de septiembre de 1978 con la denominación de Licenciatura en Comunicación Humana con especialidad en problemas de aprendizaje, pero fue descartada al egreso de la primera generación, porque no fue aceptada por la Dirección General de Profesiones de la SEP, y quedó con el nombre actual.

En 1987 adquiere el nivel de Facultad, al incorporar a su oferta educativa la Maestría en Psicología Clínica Infantil, que hoy día está a cargo de la Facultad de Psicología. Aunque mantiene el status de Facultad al contar, desde el año 2002, con el programa académico de Maestría en Educación Especial.

La Licenciatura se caracteriza por ser un programa académico que surge con la finalidad de formar profesionistas con la capacidad de atender a la población infantil que presente trastornos en el aprendizaje, con una orientación particular hacia la educación especial; sin embargo, a lo largo de su historia el enfoque original ha sufrido cambios sustanciales.

En 1986, con el propósito de romper con una formación (para algunos) “parcializada”, en la que se atendían los síntomas del niño y no su etiología, se realizó la reestructuración del plan de estudios, a fin de brindar una formación integral. Los ejes de formación (del primer plan de estudios) desaparecen y se agrupan las materias en cinco áreas del conocimiento y un área de convergencia. Los docentes orientan los contenidos de las asignaturas hacia el desarrollo y los trastornos emocionales predominando el enfoque psicoanalítico que, por ende, influye sustancialmente en el perfil del egresado.

Otro cambio, especialmente importante, se registró al participar egresadas de la licenciatura como Directoras de la Facultad quienes, interesadas en rescatar el perfil de egreso, han buscado mayor congruencia entre el nombre de las materias, su contenido y el quehacer profesional, y han impulsado la actualización constante de los programas de las asignaturas y de su bibliografía, así como una formación más equilibrada del estudiante, entre lo emocional, biológico y social.

A la fecha, han sido varios los espacios que se han abierto a la reflexión con la intención de promover la reestructuración del plan de 1986; sin embargo, es a partir del ciclo escolar 2004 – 2005 que se integra una comisión especial encargada de la evaluación y reestructuración de dicho plan, misma que asume el reto de dar continuidad a los trabajos y culminarlos bajo el diseño de una propuesta colegiada.

Como resultado de estos trabajos, se reconoce que este plan de estudios se ha convertido en un currículum rezagado, el cual necesita actualizar sus principales áreas de formación recurriendo a las tendencias más recientes, en cuanto al diseño y desarrollo curricular y al sustento pedagógico, así como a los avances alcanzados en las disciplinas que dan identidad al Licenciado en Comunicación Humana.2

En la evaluación realizada, se manifiesta claramente la necesidad de vincular la formación universitaria con la educación para la vida. Esto implica la necesidad de diseñar una propuesta que, además de estar organizada bajo los lineamientos lógicos de los campos del conocimiento (contenidos disciplinares), se oriente bajo una organización lógica basada en el desarrollo de competencias esenciales, académicas y profesionales (con contenidos declarativos, procedimentales y actitudinales) centradas en el aprendizaje del estudiante.

Por lo tanto, la propuesta además de contemplar conocimientos, requiere también identificar aquellas competencias clave que se necesitan dominar para desempeñar con eficiencia diversas funciones de prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de las alteraciones en las áreas de la comunicación humana, así como contenidos socio afectivos y actitudinales que le dan a la formación profesional un enfoque holista (integral).

Otro aspecto importante que conviene resaltar de la evaluación curricular del plan de estudios vigente (Licenciatura en Comunicación Humana, 1986) es la concepción del proceso enseñanza aprendizaje que ha estado implícita. Como resultado de esta reflexión, se sostiene que la enseñanza debe estar al servicio del aprendizaje; es decir, que el aprendizaje es el centro y punto de partida de las estrategias didácticas.

Por ello es que se asume el principio de aprender a aprender como uno de los ejes más ambiciosos e irrenunciables de la formación profesional, lo cual implica, como lo señala Coll (1997), que los estudiantes sean capaces de realizar aprendizajes significativos, por sí solos, en una amplia gama de situaciones y circunstancias. En este sentido, “la función del docente debería ser distinta a la de trasmisor de conocimientos, debería estar más dirigida a la formación del estudiante desarrollando capacidades tanto para presentar casos, comunicarse de manera oral y escrita, aprender a reflexionar y discutir y explotar otras capacidades personales.”3

Por lo tanto, un nuevo modelo educativo para la Licenciatura en Comunicación Humana, debe responder a los siguientes planteamientos:



    • Cantidad y rapidez en la generación del conocimiento sobre las áreas de la comunicación humana

    • Oferta y demanda de la formación especializada en comunicación humana

    • Educación centrada en el desarrollo de competencias profesionales

    • Diseño curricular por objetos de transformación que implique la participación activa de los estudiantes en la construcción y aplicación del conocimiento

    • Uso pertinente de metodologías didácticas acordes con una visión constructivista, sociocultural y situada del aprendizaje (Díaz Barriga, 2006)4

    • Establecimiento de indicadores, en el corto, mediano y largo plazos, sobre la pertinencia de la formación profesional, el ingreso, la transición y permanencia, así como la titulación y colocación de los egresados

Lo anterior se fundamenta en los lineamientos del Plan Institucional de Desarrollo 2001 – 2007 (PIDE) de la UAEM, que promueven la actualización curricular de las licenciaturas y posgrados con el objetivo de formar profesionales sensibles, capaces y hábiles para identificar, diagnosticar y resolver, con responsabilidad y ética, problemas estructurales y coyunturales de las áreas de su incumbencia, …, bajo criterios innovadores, congruentes y eficientes para propiciar una mejora sustantiva de sus procesos y resultados académicos (a través de la flexibilización curricular, el fomento de la actividad colegiada y del trabajo de los cuerpos académicos, la innovación didáctica y la productividad académica).5

2. Fundamentación

2.1 Vinculación de la propuesta con las políticas educativas y el Plan Institucional de Desarrollo

Los albores del siglo XXI plantean retos importantes tanto a los distintos órdenes de gobierno como a las Instituciones de Educación Superior (IES) en México. La dinámica del desarrollo económico y social, aunada al acelerado desarrollo tecnológico, demanda que las IES ofrezcan una formación profesional acorde con los cambios en la organización del trabajo y en la situación laboral, como resultado de la internacionalización de la economía y de las comunicaciones, llamada globalización de los mercados. Esto implica la reestructuración de los programas académicos y el aumento de la oferta de servicios educativos, de los cuales la Facultad de Comunicación Humana no está exenta.

En el Plan Nacional de Desarrollo 2007 – 2012 (PND) se reconoce que:

La escasa matrícula en educación superior obedece a rezagos e ineficiencias en los niveles previos, a la pobreza de las familias y a las características propias de las instituciones de educación superior. En México, muchas instituciones de educación superior trabajan por debajo de su capacidad, ya que la demanda educativa está muy concentrada. El 50% de los estudiantes se inscribe en áreas de ciencias sociales y administrativas, en contraposición con las ciencias agropecuarias, naturales y exactas, en las que se observa una disminución en la matrícula.

Esta concentración también tiene una importante dimensión regional, ya que tan solo siete estados concentran la mitad de la matrícula y 40% de ésta es atendida por sólo diez instituciones de educación superior.6

Lo anterior plantea el reto, por un lado, de aprovechar la capacidad instalada para aumentar el acceso a la Licenciatura en Comunicación Humana de los jóvenes morelenses, así como la calidad de la formación profesional atendiendo las recomendaciones de la Declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI: visión y acción de la UNESCO; y, por el otro, de intervenir –en los ámbitos local, estatal, regional y nacional– en la atención de los rezagos e ineficiencias del sistema educativo mexicano, relacionados con problemas de la comunicación humana que inciden en el aprendizaje de niños, jóvenes y adultos.

Si bien el reto es difícil de dimensionar, en el PND 2007 – 2012 se plantean líneas de acción que apuntan a reconocer que:

Es por eso que hoy, en un mundo cada vez más competitivo, todos los actores sociales, incluidos el gobierno, los maestros y los padres de familia coinciden en que el conocimiento se ha transformado en el factor más importante para incrementar la competitividad del país. Por ello, uno de los objetivos fundamentales de este Plan Nacional de Desarrollo es fortalecer las capacidades de los mexicanos mediante la provisión de una educación suficiente y de calidad. Se trata de concentrar los esfuerzos nacionales en el logro de una profunda transformación educativa mediante la cual los mexicanos de hoy tomen en sus manos el destino de la nación y consigan para las generaciones futuras la realización de un México que alcanza lo que se propone.7

A su vez, en el Plan Estatal de Desarrollo 2007 – 2012 del Estado de Morelos (documento de trabajo), que se articula a través de seis ejes transversales, y como parte del Gabinete de Desarrollo Humano y Social se establece como estrategia Mejorar la calidad de la educación a través de la actualización y acreditación de los planes y programas de estudios, así como el desarrollo de infraestructura y nuevas tecnologías, a fin de lograr el objetivo de Garantizar el acceso universal a la educación, impulsando la calidad, la equidad y la formación en competencias y en valores.

De esta manera, corresponde a la Facultad de Comunicación Humana de la UAEM avanzar en la reestructuración curricular y poner a la vanguardia su programa académico, con el fin de formar profesionales de la comunicación humana que contribuyan al logro del objetivo de fortalecer las capacidades de los mexicanos.

Como se señaló antes y se explica más adelante, sólo dos universidades públicas –la Universidad Juárez del Estado de Durango y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos– ofrecen programas académicos de licenciatura para la formación de especialistas en problemas de la comunicación humana y su atención.

La educación ha sido entendida, en algunos momentos de la historia de México, como el proceso social más importante, ya que su misión se centra en garantizar la permanencia de los atributos de nuestra cultura y el acrecentamiento de su vitalidad. La educación es un deber social cuya recompensa se halla en el progreso individual y colectivo.

En el curso del siglo pasado, la educación ha sido fundamental en las grandes transformaciones nacionales. A través de ella, cada avance de importancia ha penetrado en el tejido social, diseminando sus beneficios e iluminando sus perspectivas de mejoramiento individual y colectivo. Esta labor ha promovido la reducción del analfabetismo y sus efectos nocivos, extender la educación básica desde el preescolar hasta la secundaria, ampliar el uso de la tecnológica y multiplicar la oferta de educación superior. En esa hazaña también se ha procurado el fortalecimiento de la cultura, el estímulo a la creatividad y el desarrollo de la investigación científica.

La exigencia de una educación, con cobertura suficiente y de calidad, es una firme demanda social, pero igualmente es un imperativo que está imponiendo el perfil del mundo contemporáneo a todas las naciones, ricas y pobres, desarrolladas o en desenvolvimiento.

La educación resume nuestra concepción de la democracia, el desarrollo y la convivencia nacional y, por ello, en el Artículo Tercero Constitucional se han plasmado los valores que deben expresarse en la formación de cada generación. En este sentido, la Licenciatura en Comunicación Humana de la UAEM se fundamenta en el marco jurídico político del Artículo Tercero Constitucional.

Ahora se trata, también, de atender las necesidades educativas especiales de los mexicanos que, por presentar problemas de la comunicación humana, requieren de la intervención de un especialista en este campo (egresados y estudiantes).

Descripción breve de aspectos socioeconómicos

2.2 Características sobresalientes

En el estado de Morelos, la atención de la problemática de la comunicación humana se concentra en dos ámbitos: 71 espacios del área de la salud y 64 espacios educativos.

En el área de la salud se está trabajando, principalmente, en el Hospital del Niño Morelense, las Unidades Básicas de Rehabilitación y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF); sin embargo, se están realizando acciones tendientes a ampliar los espacios de prácticas profesionales y clínicas para los estudiantes de la Licenciatura en Comunicación Humana en otras instituciones de salud en el estado, así como en los servicios de asistencias social.

En el área educativa se vienen apoyando las acciones de intervención en: las escuelas regulares, con grupos integrados; las Unidades de Servicios de Apoyo a las Escuelas Regulares; los Centros de Apoyo Psicopedagógico a la Educación Preescolar; y en los Centros de Atención Múltiple.

Las escuelas particulares del estado, que ofrecen educación básica, serán sensibilizadas a fin de abrir espacios para atender las necesidades de comunicación en su población escolar, permitiendo la realización de prácticas profesionales.

A las IES se les presentan retos cada vez más complejos por la realidad que enfrenta nuestro país hoy en día: dificultades económicas, sociales, políticas y educativas (cobertura, calidad, fortalecimiento de la planta docente, etcétera), así como de atención a la salud. En este sentido, a pesar de que las IES no son las únicas responsables en responder a toda esta problemática, su contribución es fundamental y trascendente, por lo que deben ante todo responder a las necesidades sociales.

Los datos obtenidos por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), en el último censo de población (2000) que se presenta en el Cuadro 2.1, muestran que en Morelos la población que presenta algún tipo de discapacidad asciende a 30 195 habitantes. En este sentido, desde el año de 1978, la Facultad ha formado profesionistas encaminados a atender a la población infantil con alteraciones de lenguaje y del aprendizaje; desde 1980, a través de su clínica, ha brindado atención a muy bajo costo a un gran número de pacientes, contribuyendo así a la solución de una problemática real de la población del estado de Morelos y del país.

El impacto social del trabajo que realiza el Licenciado en Comunicación Humana es difícil de estimar con exactitud, ya que se ha beneficiado a la población infantil y a sus familias, tanto en nuestro estado, como en entidades circunvecinas (Guerrero, Puebla y el Estado de México), a través tanto de la formación de licenciados en el área como de su ejercicio profesional, además de la atención asistencial que realiza la Clínica de Comunicación Humana. Un ejemplo de ello, lo ofrecen las cifras siguientes: en el año 2005, la Clínica recibió 296 solicitudes de atención; mientras que en el 2006 se recibieron 322 solicitudes.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   64


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal