Colaboración Educac Mapas conceptuales



Descargar 17.41 Kb.
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño17.41 Kb.

LOS MAPAS CONCEPTUALES
Mapas conceptuales para el aprendizaje significativo
La teoría de Ausubel es la referencia para el estudio de los mapas conceptuales como estrategia y técnica cognitiva.

Como profesor de Ciencias, Josehp Novak buscaba una teoría de aprendizaje coherente con sus observaciones. Cuenta Novak que conoció a Ausubel a principios de 1960 y que le llamó la atención la importancia que le daba a la formación del concepto en el aprendizaje significativo. Un aprendizaje significativo implica que la nueva información es adquirida y ligada a conceptos que el alumno ya posee. Estos conceptos actúan como organizadores que proporcionan “anclaje” para nueva información facilitando el aprendizaje significativo.

El estudio que durante varios años hizo Novak de la posible aplicación de los principios de Ausubel en las actividades educativas dio como resultado el empleo de éstos como técnica en la creación de los mapas conceptuales.

Concepto de mapa conceptual.

Según Joseph Novak considera que los mapas conceptuales son:

-una estrategia que ayuda a los alumnos a aprender y a los docentes a organizar los materiales de aprendizaje.

-un método que posibilita captar el significado del material de estudio que aborda.

-un recurso que hace posible presentar un resumen esquemático con orden jerárquico de los conceptos aprendidos.
Elementos que lo componen.
-CONCEPTOS:

Imágenes mentales que hacen referencia a objetos o acontecimientos y que la expresamos nosotros generalmente con palabras o signos.


-PROPOSICIONES:

Interrelación de dos o más términos conceptuales (conceptos) vinculados por una palabra enlace, conformando así una unidad semántica. Esta unidad semántica tiene valor de verdad, ya que se afirma o se niega algo del concepto.


-PALABRAS ENLACE:

Palabras utilizadas para vincular conceptos y especificar el tipo de relación existente entre ambos.



Condiciones para tener presentes en la organización de un mapa conceptual.
-Jerarquización:

Los conceptos se disponen por orden de importancia e inclusividad. los conceptos más generales e inclusivos deben ubicarse en la parte superior del mapa. A medida que los conceptos se hacen más específicos y menos inclusivos, se ubican en los segmentos inferiores de la estructura gráfica. Los ejemplos se sitúan en último lugar.


-Selección:

Se deben identificar los conceptos más relevantes, de manera que quede constituido un resumen del tema tratado.


-Impacto visual:

Se recomienda el uso de letra mayúscula y el empleo de elipses o recuadros para los conceptos, con el fin de favorecer el contraste entre el texto y el fondo.




Ventajas en el uso de los mapas conceptuales.

Los mapas conceptuales tienen por objeto representar relaciones significativas entre conceptos y mostrar algunos caminos para conectar los significados de los conceptos, de forma que resulten proposiciones.

Salvo la pequeña cantidad de conceptos adquiridos por descubrimiento, la mayor parte de los significados conceptuales se aprenden mediante la composición de proposiciones construidas con la inclusión del concepto que se ha de adquirir.

La conexión entre dos conceptos que forman una proposición falsa denota la existencia de concepciones equivocadas. La expresión “concepción equivocadas” se emplea para referirse a una interpretación no aceptada, no necesariamente errónea de un concepto.

El mejor método de corregir una concepción equivocada consiste en identificar uno o varios conceptos ausentes, que al integrarse a la estructura conceptual del hombre eliminarán esa concepción.

No podemos ignorar que al confeccionar un mapa conceptual, cada alumno está poniendo en acto sus conocimientos sobre el tema, la organización de su estructura cognitiva y su capacidad de creación.

Los estudiantes pueden y deben practicar el pensamiento reflexivo. Además de ser una práctica de pensamiento reflexivo, la actividad de construcción y reconstrucción de los mapas es un ejercicio que consolida la retención del aprendizaje y aumenta la capacidad de recuperación de la información de manera asociativa.

Puesto que los mapas conceptuales constituyen una representación explícita y manifiesta de los conceptos y proposiciones, son un excelente medio de intercambio de puntos de vista entre maestros y alumnos sobre la validez de distintas proposiciones, a la par que favorecen la construcción participativa del conocimiento. Además, fomentan la cooperación entre alumnos y maestros, relación en la cuál lo importante es arribar a la significatividad de la información.

La confección de mapas conceptuales por grupos permite el desempeño de una útil función social y origina discusiones animadas. Los significados se pueden compartir, discutir y convertir.


Cómo introducir a los alumnos en la elaboración de los mapas conceptuales.

Si bien no existe un modo definitivo de introducir un mapa conceptual, lo primero en todos los casos es presentar una idea clara de concepto. En segundo lugar, propugnar procedimientos variados para que el alumno extraiga los conceptos específicos del material e identifique relaciones de vinculación jerárquica entre estos conceptos, para la formación de proposiciones.

Los mapas conceptuales ayudan al que aprende a hacer más evidentes los conceptos clave o las proposiciones que se van a aprender, a la vez que se sugieren conexiones entre los nuevos conocimientos y lo que el alumno ya sabe.

Para organizar mapas conceptuales, los alumnos deben reconocer los conceptos, identificar su importancia cognitiva y las relaciones lógicas que existen entre ellos, tal como se muestran en la realidad y tal como están organizados en la propia mente.

A continuación se presentan sugerencias de experiencias de trabajo previas a la aplicación de mapas conceptuales:
Para la formación de conceptos y reconocimiento de palabras enlace:
Se le solicita a los alumnos que expresen palabras que se relacionen a un tema determinado. Luego el docente debe dar a conocer la noción de concepto y conjuntamente con sus alumnos trabajar sobre el significado de las palabras seleccionadas en la lista anterior, tratando de encontrar relaciones entre ellas y estableciendo las palabras enlace que las vincularían (preposiciones, adverbios).

Sería conveniente trabajarlos previamente en papeles afiches para que luego sean expuestos en el aula.

También se le puede dar a los alumnos una lista conformada por dos conceptos y que ellos determinen la vinculación por medio del uso de la palabra enlace.
Para identificar los conceptos inclusores
Dictarle un texto a los alumnos y proponerles la lectura del mismo. Luego solicitarles el subrayado de los conceptos más importantes. A partir de ello realizar una lista con los conceptos y jerarquizarlos colocando los de mayor generalidad e inclusividad en la parte superior.

Para la jerarquización
Preparar cada alumno una lista de siete a diez términos conceptuales en relación a un tema desarrollado. A partir de ello se debe hacer un intercambio con los listado entre los alumnos para que se ordenen los conceptos elegidos en forma jerárquica de lo más general a lo más específico determinándolo gráficamente y estableciendo sus relaciones utilizando las palabras enlace.

Actividad para la elaboración de mapas conceptuales en forma grupal
Seleccionar un tema de un texto y proponerle a los alumnos su lectura individualmente. Formar grupos a partir de la técnica 2-4-8, es decir se formarán parejas, cuartetos y finalmente octetos con el fin que entre ellos como el resultado del intercambio grupal realicen gráficamente un mapa conceptual, teniendo en cuenta los elementos y las condiciones de organización de éste. Luego se debe elegir un secretario de cada grupo para explicar el tema asignado, exponiendo el mapa conceptual final elaborado en un papel afiche.

BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA


GONZALEZ, FERMIN - NOVAK JOSEPH, APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO, Técnicas y aplicaciones, Editorial Cincel

INIESTA TOMÁS SÁNCHEZ, “La construcción del aprendizaje en el aula”, Magisterio del Río de la Plata (Bs. As.).

MANCINI, LUIS LEONARDO, “Los mapas conceptuales”, 1996, Editorial Santillana.

ARTÍCULO REALIZADO POR:


SUSANA BEATRIZ LUDUEÑA DE LUCERO.

PROFESORA EN PSICOPEDAGOGÍA.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal