Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad



Descargar 2.18 Mb.
Página27/29
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño2.18 Mb.
1   ...   21   22   23   24   25   26   27   28   29
Se espera que las personas con discapacidades contribuyan al uso y desarrollo de la CIF en todos los sectores. Al igual que los científicos, y los políticos, las personas con discapacidad ayudarán a desarrollar protocolos y herramientas fundamentados en la CIF. La CIF también sirve como una herramienta potencialmente poderosa para una defensa basada en la evidencia. Proporciona datos fiables y comparables para posibilitar el cambio. La noción política de que la discapacidad es más el resultado de barreras ambientales que de una condición de salud o de una deficiencia, debe ser transformada en la agenda científica y, después, en una evidencia válida y fiable. Esta evidencia puede traer consigo el auténtico cambio social para las personas discapacitadas de todo el mundo.
El apoyo a la discapacidad puede verse intensificado a través del uso de la CIF. Como el primer objetivo es identificar intervenciones que puedan mejorar el nivel de participación de las personas con discapacidades, la CIF puede ayudar a identificar donde surge el principal “problema“ de la discapacidad, si está en el entorno a través de la existencia de una barrera o de la ausencia de un facilitador, si es debido a la capacidad limitada de la persona, o bien por la combinación de factores. Las intervenciones pueden ser apropiadamente etiquetadas y sus efectos en los diversos niveles de participación controlados y medidos. De este modo, se pueden alcanzar objetivos concretos y futuras metas globales en el apoyo de la discapacidad.

259


Directrices éticas para el uso de la CIF CIF





Anexo 6
Directrices éticas para el uso de la CIF
Toda herramienta científica puede ser mal utilizada y llevada a abuso. Podría resultar ingenuo creer que un sistema de clasificación como el de la CIF nunca se usará de un modo dañino para las personas. Como se ha explicado en el Anexo 5, el proceso de revisión de la CIDDM ha incluido a las personas con discapacidades y a sus organizaciones de apoyo desde un principio. Su contribución ha guiado cambios importantes en terminología, contenido y estructura de la CIF. Este anexo expone algunas pautas para un uso ético de la CIF. Es obvio que un conjunto de pautas no evita cualquier mal uso de una clasificación o de otra herramienta científica, o de otro modo, estas directrices sólo pueden prevenir una mala utilización. Este documento no es una excepción. Esperamos que una atención a las disposiciones siguientes reduzca el riesgo de la CIF de ser utilizada de un modo poco respetuoso y dañino para las personas con discapacidades.
Respeto y Privacidad/Confidencialidad
La CIF debe ser siempre utilizada de un modo que respete el valor inherente y la autonomía de las personas.
La CIF nunca debe ser utilizada para etiquetar a personas ni para identificarlas solamente en términos de una o más categorías de discapacidad.
En los marcos clínicos, la CIF debe ser siempre utilizada con el total conocimiento, cooperación, y consenso de las personas cuyos niveles de funcionamiento están siendo clasificados. Si las limitaciones de la capacidad cognitiva de un individuo impide esto, el apoyo por parte del individuo debe ser una participación activa.
La información codificada por la CIF debe ser vista como información personal y debe estar sujeta a normas de confidencialidad apropiadas según el modo en que los datos vayan a ser utilizados.
Uso clínico de la CIF
Siempre que sea posible, el clínico debe explicar al individuo o al representante del individuo la finalidad de la utilización de la CIF e invitar a que se den preguntas en torno a la conveniencia de utilizar la CIF para clasificar los niveles de funcionamiento de la persona.
Siempre que sea posible, la persona cuyos niveles de funcionamiento están siendo clasificados (u organizaciones de apoyo de la persona) debe tener la oportunidad de participar, y en concreto de cambiar o reafirmar la

260


CIF Directrices éticas para el uso de la CIF



conveniencia de la categoría que está siendo utilizada y de la valoración asignada.


Debido a que el déficit que se clasifica es resultado tanto de una condición de salud de la persona como del contexto físico y social en el que la persona vive, la CIF debe ser utilizada de un modo global.
Uso social de la información de la CIF
La información de la CIF debe ser utilizada, en la mayor extensión posible, con la colaboración de los individuos para intensificar sus decisiones y el control sobre sus vidas.
La información de la CIF debe ser utilizada para el desarrollo de políticas sociales y para el cambio político, ya que busca intensificar y apoyar la participación de los individuos.
La CIF, y toda la información derivada de su uso, no debería ser empleada para negar ni para limitar derechos legítimos que beneficien a individuos o grupos.
Los individuos clasificados bajo la CIF pueden diferir en muchos aspectos. Las leyes y normas que se refieren a la clasificación CIF no deben asumir más homogeneidad de la deseada y deben asegurar que aquellas personas cuyos niveles de funcionamiento están siendo clasificados sean consideradas como individuos.

261


Resumen del proceso de revisión CIF





Anexo 7
Resumen del proceso de revisión

El desarrollo de la CIDDM


En 1972, la OMS desarrolló un esquema preliminar contemplando las consecuencias de la enfermedad. A los pocos meses, se sugirió un enfoque más exhaustivo. Estas sugerencias fueron realizadas sobre la base de dos principios importantes: se tuvo que hacer una diferenciación entre las deficiencias y su importancia, por ejemplo sus consecuencias funcionales y sociales, y estos diversos aspectos o ejes de información tuvieron que ser clasificados independientemente en diferentes campos de dígitos. En esencia este enfoque consistía en un número de diferentes, aunque paralelas, clasificaciones. Esto contrastó con las tradiciones de la CIE, donde múltiples ejes (etiología, anatomía, patología, etc.) se integran en un sistema jerárquico, ocupando un sólo campo de dígitos. Se exploró la posibilidad de asimilar estas propuestas en un esquema compatible con los principios subyacentes a la estructura de la CIE. Al mismo tiempo, se hicieron intentos preliminares para sistematizar la terminología aplicable a las consecuencias de la enfermedad. Estas sugerencias fueron distribuidas formalmente en 1973 y se solicitó ayuda, particularmente de los grupos con un interés especial en el campo de la rehabilitación.
En 1974, se distribuyeron clasificaciones separadas para deficiencias y minusvalías, y las discusiones continuaron. Se recogieron los comentarios y se desarrollaron propuestas definitivas. Estas propuestas fueron sometidas a consideración de la Conferencia Internacional para la Novena Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades en Octubre de 1975. Habiendo estudiado la clasificación, la Conferencia recomendó su publicación con carácter experimental. En Mayo de 1976, la Vigésimo Novena Asamblea Mundial de la Salud prestó atención a esta recomendación y adoptó la resolución WHA-29.35, en la que se aprobaba la publicación con carácter experimental de la clasificación de deficiencias y minusvalías, como suplemento, pero no como parte integrante, de la Clasificación Internacional de Enfermedades. En consecuencia, la primera edición de la CIDDM fue publicada en 1980. En 1993, fue reeditada con un prólogo adicional
Etapas iniciales en la revisión de la CIDDM
En 1993, se decidió comenzar un proceso de revisión de la CIDDM. Los objetivos propuestos para la versión revisada, conocida provisionalmente como CIDDM-2, fueron los siguientes:
debería servir a los múltiples propósitos que requerían los diferentes países, sectores y disciplinas de cuidados de la salud;

262


CIF Resumen del proceso de revisión



debería ser lo suficientemente simple para poder ser considerada por los profesionales como una descripción apropiada de las consecuencias de las condiciones de salud;


debería ser útil en la práctica, por ejemplo para identificar las necesidades del cuidado de la salud y confeccionar programas de intervención (prevención, rehabilitación, actividades sociales);
debería proporcionar una visión coherente de los procesos involucrados en las consecuencias de las condiciones de salud, tales como en los procesos discapacitantes (y no sólo de las dimensiones de los trastornos o enfermedades), debería poder ser valorada de forma objetiva, ofrecer la posibilidad de registrar la información obtenida y poder ser respondida por los afectados ;
debería ser sensible a las variaciones culturales (ser traducible y aplicable en diferentes culturas y distintos sistemas de cuidado de la salud);
debería poder ser utilizada, de manera complementaria, con la familia de clasificaciones de la OMS.
Originalmente, se encomendó al Centro Colaborador Francés, la tarea de hacer una propuesta sobre la sección de Deficiencias y sobre los aspectos verbales y sensoriales del lenguaje. El Centro Colaborador Holandés debía sugerir una revisión de la Discapacidad y de los aspectos relacionados con la locomoción de la Clasificación y preparar una revisión de la literatura, mientras que el Centro Colaborador de Norte América debía confeccionar propuestas para la sección de Minusvalías. Además, dos grupos de trabajo debían presentar propuestas sobre aspectos relacionados con la salud Mental y la infancia, respectivamente. En la reunión de Ginebra de 1996, se elaboró el borrador Alfa incorporando las diferentes propuestas y se desarrolló el estudio piloto inicial. En la reunión de 1996 se decidió que cada centro colaborador y cada grupo de trabajo debía dedicarse a todo el borrador y no sólo a sus respectivas áreas individuales de revisión. Desde Mayo de 1996 a Febrero de 1997 se distribuyó el Borrador Alfa entre los centros colaboradores y grupos de trabajo y se recogieron sus comentarios y sugerencias en las oficinas centrales de la OMS. Una serie de cuestiones básicas, que contenían los principales temas relacionados con la revisión, fue también distribuida para facilitar la recolecta de comentarios.
Se tuvieron presentes las siguientes consideraciones durante el proceso de revisión:
La clasificación en tres niveles, ej.: Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías había sido de gran utilidad y debería permanecer. Debería considerarse la inclusión de los factores contextuales/ambientales, aunque la mayoría de las propuestas se mantuvieron en un estado de desarrollo teórico y estudio empírico.
Las interrelaciones entre D/D/M y la adecuada relación entre ellas, constituyó un importante tema de discusión. Surgieron muchas críticas respecto a l modelo causal subyacente en la versión de 1980 de la CIDDM, la ausencia de cambio con el paso del tiempo, y el flujo unidireccional desde la
263

Resumen del proceso de revisión CIF



deficiencia a la discapacidad y a la minusvalía. El proceso de revisión ha sugerido representaciones gráficas alternativas.


La CIDDM de 1980 era difícil de utilizar. Se consideró necesaria la simplificación en su utilización: la revisión debería tender hacia una simplificación más que hacia un aumento de detalle.
Los Factores Contextuales (externos – factores ambientales / internos – factores personales): Estos factores, que fueron componentes muy importantes del proceso de la minusvalía (como se conceptualizó en la versión de 1980 de la CIDDM) debían desarrollarse como esquemas adicionales dentro de la CIDDM. Sin embargo, ya que los factores sociales y físicos del entorno y su relación con las Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías estaban fuertemente ligados a la cultura, no deberían formar una dimensión separada dentro de la CIDDM. No obstante, se consideró que las clasificaciones de los factores ambientales podían resultar útiles en el análisis de situaciones nacionales y en el desarrollo de soluciones en el ámbito nacional.
Las deficiencias debían reflejar los avances en el conocimiento de los mecanismos biológicos básicos.
La aplicabilidad cultural y la universalidad podrían ser los objetivos principales.
El desarrollo de materiales de entrenamiento y presentación también constituyó un objetivo básico del proceso de revisión.
Borrador Beta-1 y Beta-2 de la CIF
En Marzo de 1997, se elaboró el borrador Beta-1 que integraba las sugerencias recogidas durante los años anteriores. Este borrador fue presentado en la reunión de revisión de la CIDDM en Abril de 1997. Después de incorporar las decisiones de la reunión, el Borrador Beta-1 de la CIDDM-2 fue finalizado para los estudios de campo en Junio de 1997. El borrador Beta-2 se elaboró entre los meses de Enero y Abril de 1999 y se basó en toda la información y retroalimentación recolectada durante los estudios de campo del borrador Beta-1. El borrador resultante fue presentado y discutido en la reunión anual de la CIDDM-2 llevada a cabo en Londres en Abril de 1999. Después de la incorporación de las decisiones de esa reunión, el borrador Beta-2 se imprimió y distribuyó para los estudios de campo en Julio de 1999.
Estudios de campo
Los estudios de campo del borrador Beta-1 se realizaron desde Junio de 1997 hasta Diciembre de 1998, y los estudios de campo del borrador Beta 2 fueron desde Julio de 1999 a Septiembre de 2000.
Los estudios de campo despertaron la más amplia participación posible de los Estados Miembros de la OMS y entre las diferentes disciplinas y sectores,
264

CIF Resumen del proceso de revisión


incluyendo sectores como los seguros de salud, seguridad social, trabajo, educación, y otros grupos comprometidos en clasificar las condiciones de salud (usando la Clasificación Internacional de Enfermedades, la Clasificación de Enfermería, y la Clasificación Internacional de la Educación – ISCED). El objetivo era alcanzar un consenso mediante definiciones claras y al mismo tiempo operativas. Los estudios de campo constituyeron un proceso continuo de desarrollo, consulta, retroalimentación, actualización y prueba.


Los siguientes estudios se realizaron como parte de los estudios de campo del borrador Beta-1 y del Beta-2:
traducción y evaluación lingüística; evaluación de los ítems;
respuestas a las cuestiones básicas mediante conferencias de consenso y respuestas individuales;
retroalimentación por parte de individuos y organizaciones; pruebas opcionales;
viabilidad y fiabilidad en las evaluaciones de casos (estudios de casos y estudios reales);
otros (ej. estudios de grupos de focalización)
Las pruebas se centraron en problemas transculturales y multisectoriales. Más de 50 países y 1800 expertos estuvieron implicados en los trabajos de campo, de los cuales se dio la información separadamente.
Borrador pre-final de la CIDDM-2:
A partir de los datos de los estudios de campo del borrador Beta-2 y con las consultas a los centros colaboradores y al Comité de Expertos de Medida y Clasificación de la OMS, la versión pre-final de la CIDDM-2 se redactó en Octubre de 2000. Este borrador se presentó en la reunión de revisión en Noviembre de 2000. Siguiendo las recomendaciones de incorporaciones de la reunión, la versión pre-final de la CIDDM-2 (Diciembre de 2000) se presentó al Comité Ejecutivo de la OMS en Enero de 2001. El borrador final de la CIDDM-2 se presentó a la Quincuagésima Cuarta Asamblea Mundial de la Salud en Mayo de 2001.
Aprobación de la versión final
Después de discutir sobre el borrador final, la quincuagésimo cuarta Asamblea Mundial de la Salud aprobó la nueva clasificación, con el título Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, en la resolución WHW54.21 del 22 de Mayo del 2001. En esta resolución se puede leer lo siguiente:
265

Resumen del proceso de revisión CIF




La Quincuagésimo Cuarta Asamblea Mundial de la Salud,




  1. APRUEBA la segunda edición de la Clasificación Internacional de Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías, con el título de Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, que en lo sucesivo se llamará CIF en su forma abreviada;




  1. INSTA a los Estados Miembros que usen la CIF en sus investigaciones, evaluaciones e informes cuando esto sea apropiado, teniendo en cuenta situaciones específicas de los Estados Miembros, y en especial, con vistas a posibles revisiones futuras;




  1. RUEGA al Director General que proporcione ayuda a los Estados Miembros en las peticiones que le hagan para emplear la CIF.

266


CIF Orientaciones futuras de la CIF





Anexo 8
Orientaciones futuras de la CIF
El uso de la CIF dependerá en gran medida de su utilidad práctica: hasta qué punto puede servir como medida de la actuación de los servicios de salud a través de indicadores basados en el efecto que tiene en los consumidores, y el grado en el cual es aplicable a diferentes culturas, con el fin de realizar comparaciones internacionales para identificar necesidades y recursos, para la planificación y la investigación. La CIF no es directamente una herramienta política. Sin embargo, su uso puede contribuir a un empuje positivo en la determinación política, proporcionando información y ayudando a establecer políticas de salud, a promover la igualdad de oportunidades para todos y a apoyar la lucha contra la discriminación basada en la discapacidad.
Versiones de la CIF
Teniendo en cuenta las diferentes necesidades de los distintos tipos de usuarios, la CIF será presentada en múltiples formatos y versiones:
Clasificación principal
Las dos partes y sus componentes en la CIF se presentan en dos versiones, con el fin de satisfacer las necesidades en el nivel de detalle que precisan los diferentes tipos de usuarios:
La primera es la versión completa (detallada), proporciona todos los niveles de la clasificación y permite 9999 categorías para cada componente. Sin embargo, se ha utilizado un número mucho más reducido. Las categorías de la versión completa pueden ser añadidas a las de la versión corta cuando sea necesario.
La segunda es la versión corta (concisa), la cual proporciona dos niveles de categorías para cada componente y dominio. También se proporcionan las definiciones de esos términos y los elementos que se incluyen y excluyen dentro de cada componente.
Adaptaciones específicas


  1. Versiones para uso clínico: Estas versiones dependerán del uso de la CIF en diferentes campos de aplicación (ej. terapia ocupacional). Estarán basadas en el volumen principal para la codificación y terminología; sin embargo, proporcionarán información más detallada, tales como directrices para la evaluación y para descripciones clínicas. También pueden ser reorganizadas para disciplinas específicas (ej. rehabilitación, salud mental, etc.).




  1. Versiones para la investigación: Al igual que en las versiones clínicas, éstas responderán a necesidades de investigación

267


Orientaciones futuras de la CIF CIF



específicas y brindarán definiciones operativas y precisas para evaluar las condiciones de salud.


Trabajos futuros
Dada la multitud de usos y necesidades de la CIF, es importante tener en cuenta que la OMS y sus centros colaboradores están llevando a cabo trabajos adicionales para responder a estas necesidades.
La CIF es propiedad de todos sus usuarios. Es la única herramienta de estas características aceptada sobre bases internacionales. Tiene como objetivo obtener mejor información sobre el fenómeno de la discapacidad y el funcionamiento y conseguir un amplio consenso internacional. Para obtener el reconocimiento de varias comunidades nacionales e internacionales sobre la CIF, la OMS se esforzará en conseguir que sea fácil de utilizar y compatible con los procesos de estandarización, tales como los establecidos por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO).
Los posibles trabajos futuros encaminados al desarrollo y aplicación de la CIF pueden resumirse de la siguiente manera:
promover el uso de la CIF en cada país para el desarrollo de bases de datos nacionales;
establecer una base de datos internacional y un marco para la realización de comparaciones internacionales;
identificación de algoritmos para determinar los derechos para percibir pensiones y beneficios sociales;
estudio sobre la discapacidad y el funcionamiento en los miembros de la familia (ej. estudio del efecto de la discapacidad en terceras personas);
desarrollo del componente Factores Personales;
desarrollo de definiciones operativas precisas de las categorías para propósitos de investigación;
desarrollo de instrumentos de evaluación para la identificación y medida 23 ;
proporcionar aplicaciones prácticas mediante el uso de tecnologías informáticas y la creación de formularios de registro de casos;


23 La OMS está desarrollando instrumentos de evaluación ligados ala CIF sobre la base de su aplicabilidad en diferentes culturas. Se están realizando los estudios de fiabilidad y validez. Los instrumentos de evaluación tendrán tres formatos: una versión reducida para cribaje y detección de casos; una versión para uso diario de profesionales de la salud; una versión larga para estudios de investigación. Los instrumentos estarán disponibles en la OMS.
268

CIF Orientaciones futuras de la CIF



establecer conexiones con conceptos de calidad de vida y con la medida del bienestar subjetivo 24;


investigación sobre tratamientos e intervenciones;
promover su utilización en estudios científicos para realizar comparaciones entre diferentes condiciones de salud;
desarrollo de materiales de entrenamiento sobre la utilización de la CIF;
creación de centros de entrenamiento y referencia de la CIF a escala mundial;
futuras investigaciones sobre los factores ambientales para proporcionar el nivel de detalle necesario para describir tanto el entorno estandarizado como el real.



24 Conexiones con la calidad de vida: Es importante que exista compatibilidad conceptual entre “calidad de vida” y los constructos/elaboraciones teóricos relacionados con la discapacidad. Calidad de vida, sin embargo, trata sobre lo que la gente “siente” acerca de sus consecuencias. Por lo tanto es un constructo/elaboración teórica de “bienestar subjetivo”. Por otro lado, los conceptos de enfermedad/discapacidad se refieren a signos objetivos y exteriorizados en el individuo.

269



Compartir con tus amigos:
1   ...   21   22   23   24   25   26   27   28   29


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal