Chw/oewg. 0/L. Distr limitada



Descargar 98.6 Kb.
Página2/3
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño98.6 Kb.
1   2   3

b) Directrices técnicas sobre los movimientos transfronterizos de desechos eléctricos y electrónicos y de equipos eléctricos y electrónicos usados, en particular respecto de la distinción entre desechos y materiales que no son desechos en el marco del Convenio de Basilea

La representante de la Secretaría presentó el subtema y señaló a la atención la nota pertinente de la Secretaría (UNEP/CHW/OEWG.10/5), además de recordar que, en la decisión BC12/5, la Conferencia de las Partes había acordado adoptar, con carácter provisional, las directrices técnicas sobre los movimientos transfronterizos de desechos eléctricos y electrónicos y de equipos eléctricos y electrónicos usados, en particular respecto de la distinción entre desechos y materiales que no son desechos en el marco del Convenio de Basilea. Los comentarios sobre la distinción entre desechos y materiales que no son desechos presentados por ocho Partes y dos observadores de conformidad con el párrafo 6 de la decisión se recopilaron en el documento UNEP/CHW/OEWG.10/INF/22.

En el debate que tuvo lugar a continuación, varios representantes, algunos de los cuales hablaron en nombre de grupos de países, dijeron que la aprobación de las directrices provisionales había sido un paso importante hacia la finalización de las directrices sobre desechos electrónicos en el marco del Convenio de Basilea. Varios observaron que era importante aplicar las directrices a fin de reunir los conocimientos de los países sobre las experiencias en la aplicación de las directrices para hacer frente a problemas específicos de cada país en relación con los desechos electrónicos y proporcionar información con la que mejorar las directrices en el futuro. Hubo consenso en que las directrices debían ser prácticas y aplicables, y hubo amplio acuerdo en que era necesario seguir trabajando en ellas antes de que estuviesen listas para ser finalizadas.

Varios representantes resaltaron cuestiones que debían abordarse en las directrices, entre ellas la necesidad de una mayor claridad y definición en ciertas esferas, concretamente en la forma de determinar los ciclos de vida de equipos usados, la distinción entre los desechos y los materiales que no son desechos, en particular respecto de los equipos usados y las definiciones y criterios establecidos en los apartados a) y b) del párrafo 31 de las directrices provisionales, la forma de tratar los desechos residuales y la clasificación de los desechos como peligrosos o no peligrosos. Un representante dijo que la clasificación de los desechos como no peligrosos si estos podían reciclarse no era coherente con el texto del Convenio y daría lugar a la posibilidad de que los productos usados dejasen de estar bajo el control del Convenio. De conformidad con el texto del Convenio, la gestión y eliminación ecológicamente racionales de los desechos peligrosos debía tener prioridad.

Varios representantes, incluida la representante de China, dijeron que existía una necesidad urgente de abordar las cuestiones sobre las que se debía seguir trabajando enumeradas en el apéndice V de las directrices provisionales. Un representante, que habló en nombre de un grupo de países, dijo que resolver esas cuestiones era fundamental para conseguir que las directrices fuesen útiles para todas las Partes, especialmente las Partes que son países en desarrollo. Varios representantes, entre ellos uno que habló en nombre de un grupo de países, dijo que era importante trabajar sobre los acuerdos ya alcanzados, y que todo debate en la reunión en curso debería centrarse en las cuestiones sobre las que se debía seguir trabajando que figuran en el apéndice V.

Varios representantes subrayaron la responsabilidad de los países exportadores en la recuperación y eliminación de los desechos electrónicos exportados ilegalmente y la responsabilidad de los productores en la provisión de información suficiente sobre equipos eléctricos y electrónicos para que los países importadores puedan tomar decisiones fundamentadas sobre la mejor forma de tratar con esos equipos. Varias representantes formularon observaciones sobre los problemas a que se enfrentan las Partes, especialmente las Partes que son países en desarrollo, en la aplicación de las directrices, incluida la falta de unos marcos regulatorios sólidos, la infraestructura técnica, la capacidad y los conocimientos necesarios para la eliminación ambientalmente racional de los desechos electrónicos.

El Grupo de Trabajo decidió remitir la cuestión al grupo de contacto sobre cuestiones técnicas, que había recibido el mandato de preparar un proyecto de decisión teniendo en cuenta las observaciones recopiladas en el documento UNEP/CHW/OEWG.10/INF/22 y el debate en el plenario y que debería incluir un enfoque posible sobre la forma de llegar a un acuerdo a propósito de las cuestiones enumeradas en el apéndice V de las directrices técnicas provisionales.

[Se completará]



c) Examen de la pertinencia de actualizar las directrices técnicas sobre incineración en tierra, sobre vertederos especialmente diseñados y sobre tratamiento fisicoquímico y tratamiento biológico

La representante de la Secretaría presentó el tema y llamó la atención sobre la nota pertinente de la Secretaría (UNEP/CHW/OEWG.10/5), observando que ninguna Parte se había ofrecido a tomar la iniciativa en la posible revisión o actualización de las directrices técnicas sobre incineración en la tierra, sobre vertederos especialmente diseñados y sobre el tratamiento físicoquímico y el tratamiento biológico, y que la Secretaría no había recibido financiación para ese fin.

En el debate que tuvo lugar a continuación, muchos representantes dijeron que había que actualizar las directrices técnicas, dado que ya hacía tiempo que se venían aplicando. Varios representantes dijeron que deberían desplegarse esfuerzos por garantizar que las directrices técnicas fuesen compatibles con orientaciones más recientes sobre cuestiones pertinentes y con los avances tecnológicos que habían tenido lugar desde su aprobación. Un representante, que habló en nombre de un grupo de países dijo que también era necesario evaluar qué prioridad debería otorgarse a la actualización de otros documentos del Convenio de Basilea sobre la gestión ambientalmente racional, mencionados en el documento UNEP/CHW/OEWG.10/INF/6, en el contexto del programa de trabajo del Grupo de Trabajo de composición abierta para el bienio 20182019.

Una representante expresó su preocupación por el hecho de que no se disponía de recursos para actualizar las directrices, ya que estas guardaban relación con el mandato básico del Convenio, e instó a al menos tratar de obtener los fondos necesarios para iniciar la labor. Otra representante dijo que las Partes que son países desarrollados deberían proporcionar más apoyo técnico para la actualización de las directrices.

El Grupo de Trabajo decidió remitir la cuestión al grupo de contacto sobre cuestiones técnicas, que tenía el mandato de examinar las cuestiones planteadas en relación con el párrafo 23 del documento UNEP/CHW/OEWG.10/5 y preparar un proyecto de decisión sobre el asunto.

[Se completará]



2. Presentación de informes nacionales

El representante de la Secretaría presentó el subtema señalando a la atención de los participantes los documentos pertinentes, entre los que destacó un informe con una propuesta para una lista de corrientes de desechos peligrosos respecto de los cuales podrían elaborarse orientaciones prácticas sobre la realización de inventarios (UNEP/CHW/OEWG.10/INF/8), el cual había sido preparado por la Secretaría como parte del seguimiento de la 12ª reunión de la Conferencia de las Partes, teniendo en cuenta las orientaciones y directrices actuales sobre la realización de inventarios elaboradas en el marco del Convenio de Basilea, entre otras la guía metodológica para la elaboración de inventarios de desechos peligrosos y otros desechos en el marco del Convenio de Basilea.

Varios representantes, entre ellos uno que habló en nombre de un grupo de países, expresaron su apoyo en principio a la lista propuesta de corrientes de desechos peligrosos. Si bien algunos dijeron que estaban dispuestos a aprobar la lista que figuraba en el documento, uno opinó que deberían añadirse otras corrientes de desechos, mientras que otro, que habló en nombre de un grupo de países, sugirió que se eliminaran determinadas corrientes de desechos.

Otra representante, quien en general apoyó los esfuerzos por mejorar la presentación de informes nacionales, señaló que era demasiado pronto para elaborar nuevas orientaciones sobre los inventarios; y dijo que sería preferible investigar primero la manera en que las Partes estaban utilizando la orientación y, en aras de las sinergias, determinar si otros organismos habían elaborado orientaciones similares, especialmente habida cuenta de lo limitado de los recursos existentes.

Tras el debate, el Grupo de Trabajo decidió remitir la cuestión al grupo de contacto sobre cuestiones técnicas, el cual tenía el mandato de examinar y modificar, si fuese necesario, la lista de corrientes de desechos propuesta en el documento UNEP/CHW/OEWG.10/INF/8 y preparar un proyecto de decisión sobre la base del texto que figura en el párrafo 4 del documento UNEP/CHW/OEWG.10/6.

[Se completará]



C. Cuestiones jurídicas y relativas a la gobernanza y el cumplimiento

1. Consulta con el Comité encargado de administrar el mecanismo para promover la aplicación y el cumplimiento

Al presentar el subtema, la representante de la Secretaría señaló a la atención de los asistentes la nota de la Secretaría relativa a la consulta con el Comité encargado de administrar el mecanismo para promover la aplicación y el cumplimiento (UNEP/CHW/OEWG.10/7) y recordó que, de conformidad con su programa de trabajo correspondiente al bienio 20162017, el Comité debía seguir impartiendo orientación sobre la disposición relativa a la devolución estipulada en el párrafo 2 del artículo 9 (tráfico ilícito) del Convenio de Basilea y sobre la aplicación de las disposiciones del Convenio relativas a las consecuencias del tráfico ilícito (párrafos 3 y 4 del artículo 9), integrándolas en un documento único para su examen por la Conferencia de las Partes en su 13ª reunión. El Grupo de Trabajo tuvo ante sí para su examen un proyecto de directrices elaborado por el Comité (UNEP/CHW/OEWG.10/INF/9).

A continuación, el Sr. Juan Simonelli (Argentina), Presidente del Comité, rindió informe de la labor de este y dijo que el proyecto de directrices giraba en torno a una cuestión compleja sobre la cual aún no se disponía de una experiencia amplia y que se había preparado con miras a proporcionar más claridad acerca de la gestión ambientalmente racional de los desechos peligrosos y otros desechos considerados tráfico ilícito, según lo dispuesto en el Convenio, a fin de proteger la salud humana y el medio ambiente. El Presidente propuso que las observaciones sobre el presente proyecto de directrices se centrasen en las secciones que versaban sobre los párrafos 3 y 4 del artículo 9 del Convenio, que se habían incorporado al texto con posterioridad a las consultas celebradas con el Grupo de Trabajo en su novena reunión. El Sr. Simonelli dio las gracias a la República Dominica y Suiza por tomar la iniciativa de elaborar las directrices y al Japón y la Unión Europea por su apoyo financiero.

En el debate que tuvo lugar a continuación, muchos representantes dijeron que el proyecto de directrices era sumamente importante para promover la aplicación y el cumplimiento del Convenio, en especial los párrafos 2, 3 y 4 del artículo 9, en los planos nacional y regional. Un representante dijo que ese era el motivo por el cual el Gobierno de su país había apoyado el proceso y añadió que, si bien los casos previstos en los párrafos 3 y 4 del artículo 9 podían ser infrecuentes, era importante elaborar esas directrices sobre la base de la información disponible para promover la gestión ambientalmente racional de los desechos peligrosos y otros desechos. Un representante que habló en nombre de un grupo de países expresó su confianza en que la orientación fomentase la cooperación entre las Partes en esos casos.

El representante de la Unión Europea y sus Estados miembros dijo que su delegación había presentado un documento de sesión en el que se proponían ajustes al texto de la orientación, sobre todo con miras a garantizar su coherencia con el Convenio. Un representante expresó su apoyo al contenido de ese documento y varios dijeron que también tenían propuestas para mejorar el texto, entre ellos uno que especificó que las orientaciones debían reflejar la idea implícita en el párrafo 3 del artículo 9 del Convenio de que los costos relacionados con la eliminación también debían ser sufragados por el exportador, en vista de su responsabilidad. Una representante se refirió a la posible conveniencia de apoyarse en estudios de casos y aclarar la aplicación del párrafo 5 del artículo 6. Añadió que sería útil que en el proyecto de decisión reproducido en el documento UNEP/CHW/OEWG.10/7 se invitase al Comité a preparar una nueva versión revisada de la orientación, se solicitase la formulación de observaciones sobre esta y entonces se terminase de elaborar la orientación, teniendo en cuenta las observaciones formuladas, para su examen y posible aprobación por la Conferencia de las Partes en su próxima reunión. Un representante dijo que la Secretaría debía poniendo empeño en la lucha contra el tráfico ilícito y que, para ello, las Partes debían procurar activamente la obtención de fondos y también aprovechar al máximo los centros regionales de creación de capacidad y capacitación en el ámbito jurídico y otras esferas pertinentes. Algunos representantes, uno de los cuales habló en nombre de un grupo de Partes, subrayaron también la importante función que cumplían los centros regionales en la lucha contra el tráfico ilícito y otro hizo hincapié en la necesidad de creación de capacidad para los países con economías en transición y de una mayor coordinación de las actividades a nivel general.

Tras el debate, el Grupo de Trabajo de composición abierta decidió que el grupo de contacto sobre cuestiones jurídicas examinase más a fondo las disposiciones del proyecto de orientación relativas a la aplicación de los párrafos 2, 3 y 4 del artículo 9 del Convenio, así como el proyecto de decisión conexo que figuraba en el documento UNEP/CHW/OEWG.10/7.

[Se completará]

2. Provisión de mayor claridad jurídica

El representante de la Secretaría presentó el subtema esbozando la información contenida en la nota pertinente de la Secretaría (UNEP/CHW/OEWG.10/8) y recordando que en la decisión BC12/1, la Conferencia de las Partes había invitado al pequeño grupo de trabajo entre reuniones sobre la provisión de claridad jurídica a preparar una versión revisada del proyecto de glosario, incluidas las explicaciones necesarias, para su finalización en la reunión en curso, y había decidido iniciar un proceso para el examen de los anexos I, III y IV y de los aspectos conexos del anexo IX del Convenio de Basilea, tomando como base las opciones jurídicamente vinculantes señaladas en la sección II del anexo II del documento UNEP/CHW.12/INF/52. En ausencia de una Parte que se ofreciera a tomar la iniciativa, la Secretaría, haciendo uso de una contribución financiera del Japón, había evaluado las opiniones recibidas de las Partes y otros interesados y había preparado recomendaciones al respecto para que las examinase el Grupo de Trabajo en la reunión en curso. El Grupo de Trabajo tuvo ante sí para su examen un glosario revisado de términos preparado por el pequeño grupo de trabajo entre períodos de sesiones (UNEP/CHW/OEWG.10/INF/10), una recopilación de las observaciones presentadas por las Partes y otras entidades sobre el examen de los anexos I, III y IV y de los aspectos conexos del anexo IX del Convenio de Basilea (UNEP/CHW/OEWG.10/INF/11) y un informe sobre el examen del anexo IV y los aspectos conexos del anexo IX del Convenio de Basilea (UNEP/CHW/OEWG.10/INF/12).

En el debate que siguió, los representantes expresaron sus opiniones sobre el glosario revisado de términos y el examen de los anexos I, III y IV y los aspectos conexos del anexo IX del Convenio.

Varios representantes, entre ellos uno que habló en nombre de un grupo de países, agradecieron la labor realizada por el pequeño grupo de trabajo entre períodos de sesiones sobre claridad jurídica en relación con el glosario revisado de términos. Algunos de ellos, incluido uno que habló en nombre de un grupo de países, expresaron su especial reconocimiento por la claridad jurídica proporcionada sobre la distinción entre desechos y materiales que no son desechos y apoyaron la recomendación de que el glosario se presentase tal como se encontraba en esos momentos a la Conferencia de las Partes para su aprobación, y otro representante dijo que hacía falta otra ronda de observaciones.

Varios representantes acogieron con satisfacción el proceso de examen de los anexos I, III y IV y los aspectos conexos del anexo IX del Convenio. Una Parte dijo que era importante mantener la coherencia con las directrices técnicas sobre los movimientos transfronterizos de los desechos eléctricos y electrónicos y los aparatos eléctricos y electrónicos usados y que habría que deliberar detenidamente sobre ese tema, ya que cualquier revisión de los anexos afectaría directamente a los desechos controlados por el Convenio y por los marcos jurídicos internos de las Partes. Varios representantes, entre ellos uno que habló en nombre de un grupo de países, dijeron que como primer paso se debería reunir información adicional de las Partes. Una representante también pidió que se deliberara sobre el alcance del examen y expresó su preferencia por que la labor se centrase únicamente en las secciones de los anexos que hiciese falta examinar.

El representante del Canadá presentó el ofrecimiento de su Gobierno de dirigir la labor sobre la cuestión durante el período anterior a la 13ª reunión de la Conferencia de las Partes.

Tras el debate, el Grupo de Trabajo estableció un grupo de contacto sobre cuestiones jurídicas, copresidido por el Sr. Humphrey Kasiya Mwale (Zambia) y el Sr. Simon Parker (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte), con el mandato de preparar un proyecto de decisión sobre la cuestión a partir del proyecto de texto que figuraba en el párrafo 11 del documento UNEP/CHW/OEWG.10/8.

[Se completará]



D. Cooperación y coordinación internacionales

1. Programa de modalidades de asociación del Convenio de Basilea

a) Asociación para la Acción en Materia de Equipos de Computadoras

El representante de la Secretaría presentó el subtema señalando a la atención de los presentes una nota de la Secretaría sobre la Asociación para la Acción en Materia de Equipos de Computadoras (UNEP/CHW/OEWG.10/9) y otra que contenía documentos elaborados por la Asociación (UNEP/CHW/OEWG.10/INF/13).

A continuación el Copresidente invitó a los copresidentes de la Asociación para la Acción en Materia de Equipos de Computadoras, el Sr. Marco Buletti (Suiza) y la Sra. Leila Devia (Argentina, en nombre del Centro Regional para Región de América del Sur del Convenio de Basilea), a que rindieran informe sobre los progresos realizados por la Asociación y presentaran las medidas propuestas para su examen por el Grupo de Trabajo.

El Sr. Buletti y la Sra. Devia presentaron una breve reseña de los progresos realizados por la Asociación desde la 12ª reunión de la Conferencia de las Partes, el proyecto de decisión preparado para su examen por el Grupo de Trabajo, que se describe en el documento UNEP/CHW/OEWG.10/9, y los documentos preparados por la Asociación. Además de las medidas propuestas que figuraban en el proyecto de decisión, la Asociación trató de obtener orientación del Grupo de Trabajo con respecto a la sección 3 del documento de orientación sobre el manejo ambientalmente racional de equipos de computadoras usados y que han llegado al final de su vida útil; que todavía requería mayor aclaración y análisis por parte de la Asociación, necesitan más aclaraciones y debate por la Asociación, así como las observaciones del Grupo de Trabajo sobre el proyecto de concepto para asociación complementaría de la Asociación para la Acción en Materia de Equipos de Computadoras.

Un representante que habló en nombre de un grupo de países agradeció a los Copresidentes la presentación realizada, subrayó la importancia de las asociaciones y dijo que era preciso seguir deliberando sobre la nota conceptual relativa a la asociación prevista. Al señalar que la asociación complementaria de la Asociación para la Acción en Materia de Equipos de Computadoras debería evitar duplicar la labor del Enfoque Estratégico para la Gestión de los Productos Químicos a Nivel Internacional, el orador dijo que presentaría por escrito los cambios propuestos al proyecto de decisión.

El Grupo de Trabajo acordó solicitar al grupo de contacto sobre cuestiones estratégicas que elaborase un proyecto de decisión revisado sobre la base del texto que figura en el párrafo 9 del documento UNEP/CHW/OEWG.10/9, teniendo en cuenta las sugerencias formuladas.

[Se completará]

b) Desechos de los hogares

Al presentar el subtema, el representante de la Secretaría señaló la nota correspondiente elaborada por la Secretaría (UNEP/CHW/OEWG.10/10) y recordó que en la decisión BC12/13 la Conferencia de las Partes había establecido un grupo oficioso para formular un plan de trabajo sobre la gestión ambientalmente racional de los desechos de los hogares. Mauricio y el Uruguay, en su condición de patrocinadores principales de la iniciativa, habían preparado un proyecto de nota conceptual acerca de la creación de una asociación sobre los desechos de los hogares, que el Grupo de Trabajo tuvo ante sí para su examen (UNEP/CHW/OEWG.10/INF/14).

El Sr. Kowlesser, uno de los Copresidentes del grupo oficioso, atendiendo a una invitación del Copresidente, rindió informe de los progresos del grupo y propuso una serie de medidas para su examen por el Grupo de Trabajo. Asimismo, expuso a grandes rasgos la composición del grupo oficioso, que estaba integrado por Partes, organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, centros regionales y asociaciones industriales, y los avances logrados por el grupo en la elaboración del plan de trabajo y el proyecto de decisión, que se recogen con más detalle en el documento UNEP/CHW/OEWG.10/10. El hecho más destacado, según el orador, era que el grupo oficioso había decidido proponer la creación de una asociación sobre los desechos de los hogares en el marco del Convenio de Basilea, cuyo alcance, misión, objetivos principales, principios operativos y estructura, arreglos financieros y programa de trabajo se establecían en el proyecto de nota conceptual. Con sujeción al resultado de la reunión en curso, el grupo oficioso tenía previsto celebrar una reunión en agosto en Montevideo (Uruguay) para perfilar los detalles de la asociación propuesta.

En el debate que tuvo lugar a continuación, varios representantes, algunos de los cuales hablaron en nombre de grupos de países, acogieron con satisfacción la propuesta de crear una asociación sobre los desechos domésticos. Todos ellos consideraron que los desechos domésticos constituían un problema de envergadura, y algunos, entre ellos uno que habló en nombre de un grupo de países, señalaron que era probable que entre los desechos de los hogares hubiese desechos peligrosos. Un representante que habló en nombre de un grupo de países recomendó que la asociación propuesta priorizase la recogida por separado de los desechos domésticos, que era una actividad fundamental para la mejora del reciclado, y otro dijo que hacía falta dotar al grupo oficioso de un apoyo financiero suficiente para que sus actividades tuviesen éxito, sobre todo en una primera etapa.

Un representante señaló que formularía observaciones sobre la nota conceptual. Otro representante, que habló en nombre de un grupo de Partes, manifestó que presentaría observaciones por escrito acerca del proyecto de decisión que figuraba en el documento UNEP/CHW/OEWG.10/10.

[Se completará]




Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal