Chapter 2: the gold standard intro



Descargar 141.37 Kb.
Página2/4
Fecha de conversión02.02.2019
Tamaño141.37 Kb.
1   2   3   4

Hume: On the balance of trade

Comentado en Eichengreen. ¿Qué pasaría si se duplica (reduce a la mitad) la cantidad de dinero? Suben (bajan) precios y se aprecia (deprecia) el RER. Esto impulsa hacia un déficit (superávit) de balanza comercial, pérdida (ganancia) de oro y en dinero vuelve a su nivel natural (como el agua).




El reporte cunliffe


El reporte es apoyado unánimemente por los integrantes del comité.
Antes de la guerra, Inglaterra tenía un completo y efectivo patrón oro, que operaba automáticamente para corregir expansiones del crédito. Básicamente, es la explicación de Hume. De acuerdo a la Bank Charter Act de 1844, la oferta monetaria legal no podía aumentarse salvo por los movimientos de oro (trade). Pero, se hace explícita la existencia de la tasa de redescuento como instrumento del Bank of England para controlar los flujos de oro. Cuando había déficit comercial, los exportadores de oro (importadores de bienes) iban al Bank of England y cambiaban oro por un cheque contra su cuenta. El Bank obtenía el oro del Issue Department a cambio de billetes sacados de sus reservas, con el resultado que los pasivos contra sus depositantes y las reservas en billetes se reducían en un mismo monto (caen depósitos por 100, caen reservas por 100). Pero los pasivos del Bank of England exceden a las reservas (no hay 100% de convertibilidad) y por consiguiente el ratio reservas/depósitos cae (para que no caiga, el cambio % en reservas tiene que ser igual al cambio % en depósitos). Todo esto se morigeraba con un aumento de la tasa de redescuento, para reducir los pasivos básicamente. También operaba de la forma en que está explicado Eichengreen, de manera de alterar los precios domésticos, etc. No más, aparentemente. That´s all folks.
Durante la guerra, las condiciones para mantener el patrón oro dejaron de existir. Se suspende la Bank Charter Act de 1844 y se le da la potestad al tesoro para emitir moneda (Currency and Bank Notes Act 1914). El tesoro podía emitir a través del Bank of England y darles a los banqueros hasta 20% del total de pasivos en cuentas corrientes y depósitos, en lo que sería tratado como adelanto. La idea es que emitía sus propios billetes, que convivían con las Notes del Bank of England. De esta manera, los depósitos de los bancos estallaron y con ello los precios. Los patrones eran obligados a escribir cheques contra sus cuentas a cambio de plata para pagar salarios. Pero, los bancos en vez de pedir adelantos estaban posibilitados de pagar con sus activos (encajes) al banco central (notes del Bank of England) y el gobierno podía reemplazar los encajes que ahora formaban parte del activo del Bank of England con deuda pública. De esta manera, la oferta monetaria (notes Bank of England y billetes del gobierno) era explosiva, no sólo a través de los bancos sino a través del gobierno, que inyectaba billetes del Bank of England a cambio de títulos públicos. De esta manera, se emitía no contra oro si no contra títulos públicos. Este era el instrumento para responder a la suba de depósitos impulsada por el gobierno. La oferta monetaria de curso legal pasó de 180m a 383m de libras. Bajo condiciones normales, el Bank of England hubiese debido subir la tasa de redescuento ante la avalancha contra el oro. Pero, las condiciones en la guerra no eran normales y el público aceptaba voluntariamente el aumento de dinero.
Requisitos para mantener el patrón oro. Reestablecer la maquinaria que remediaba los swings de metal. 3 pre-requisitos. Cesar con la emisión de títulos públicos (¿y consecuente aumento de dinero?). Nada de tasas diferenciales al crédito doméstico y préstamos externos. Algunos tenía la idean de mantener tasas bajas internas y tasas altas externas. Arbitraje (saco crédito doméstico, me pongo short y después me pongo long en créditos afuera...¿como discriminar?). Aparte, nada de restarle influencia al instrumento de la tasa de redescuento, no ensuciarlo. Limitar la emisión monetaria de jure y monopolizarla en el Bank of England (nada de billetes del gobierno). No es necesario que se reasuma la circulación de oro, más vale concentrar las reservas en el Bank of England (para tener más control sobre los swings de metal y actuar moviendo la tasa en consecuencia).
Recomiendan que comience a volver a regir el core del Bank Charter Act de 1844, es decir que debe haber un tope para el cual la emisión de moneda tiene que hacerse uno a uno con oro. Sin embargo, le da posibilidad al Bank of England para no respetar transitoriamente el límite (¿prestamista de última instancia?).
Fijar el monto de reservas para el Bank of England, mínimo 150m. Una vez que el monto sea sostenido por un año, comenzar a reducir el dinero sin respaldo gradualmente. Cuando se hayan efectuado las reducciones, el máximo de circulación monetaria vigente se convertirá en máximo de circulación monetaria para el año siguiente de jure.
No recomiendan pasar la emisión al Banco de Inglaterra en la transición, que siga emitiendo el gobierno pero utilizando como respaldo billetes del Bank of England, nada de aceptar deuda pública como antes y darle los notes del Bank of England al estado para que los gaste. También, cuando exista la posibilidad, reemplazar billetes del gobierno con Bank of England notes.
Cuando el stock de de dinero sea reducido y la meta de 150m sea sostenible, los billetes deben ser retirados y reemplazados por billetes del Bank of England.
The economic consecuencies of Mr. Churchill
La idea es que Keynes critica a Churchill de manera irónica sobre la decisión de volver a la paridad de antes de la guerra y apreciar el tipo de cambio real. Lo trata de hipócrita, al no exponer públicamente su política monetaria y atribuir como causa de la deflación no a la política monetaria, para no ser “anti-popular”. Es decir, Churchill querían deflactar la economía para que siga siendo competitiva, ya que se volvía a la misma paridad cuando los precios ingleses se habían acelerado más que los mundiales.

Keynes lo explica de esta manera. La idea es que hay dos bienes, uno comerciado y en el que Inglaterra compite con el resto del mundo (A) y otro no comerciado (B). Lo que pasó es que después de la guerra Inglaterra vuelve a la paridad de pre-war y para ser competitiva en los mercados internacionales debe reducir los precios en libras esterlinas. Por ejemplo, si E (L/U$S) = 1 (antes y después de la guerra) y Plibras = 5 (2 antes de la guerra) y PU$S 2 (antes y después de la guerra), para ser competitiva Inglaterra debe reducir sus precios en libras esterlinas en 3, si no nadie le compra. Si las empresas percibieran que los salarios están cayendo, no habría mayores problemas. Pero los hay. No está Keynes en contra del patrón oro: sólo que Churchill tenía el objetivo de empujar abajo los salarios, pero sin saber cómo. Además, los expertos utilizaron índices de precios irrelevantes a la hora de decidir a qué paridad volver al patrón oro. Si tomás un commodity, parece claro que los precios deben ajustarse con el tipo de cambio... pero el salario no se mide ni se mueve uno a uno con el tipo de cambio. Entonces, agarrar el Wholesale Index Price, como lo hicieron y les dio parecido, de Estados Unidos e Inglaterra es erróneo, los precios mayoristas son parecidos (commodity) pero los no transables (trabajo, transporte) no están arbitrados (PPP) y forman parte del costo de los bienes. E Inglaterra era más cara que USA por ello (Wing > Wusa) y no sería competitiva. La teoría de las mentes que se manejan en el mundo imaginario de la academia (cunliffe comitee, etc), son explicados por Keynes (qué deberían haber anunciado los tipos). Para que las industrias exportadoras sean competitivas luego de la revaluación de la libra, o bien se apuesta por una suba en los precios extranjeros o bien están apoyando una política para bajar salarios nominales (para competir) y el costo de vida. Pero, la última política no es fácil, está sujeta a generar desempleo y disputas industriales. “para empezar, va a haber una gran depresión en las industrias de exportación, que reducirá la demanda de empleo y la reducción de salarios. Pero, por arbitraje, las industrias exportadoras no estarán posibilitadas de reducir tanto su salario porque las domésticas no lo han reducido, generando desempleo. Pero, lo que ocurre es que las domésticas siguen pagando salarios elevados y a ese salario (mayor que en las exportables) hay gente dispuesta a trabajar que no consigue empleo. La manera de disminuirlo es cambiando la demanda de empleo en los domésticos a través de una contracción de créditos que reduzcan la demanda de los bienes finales y de empleo y se paguen salarios menores. Es decir, hay que intensificar el desempleo para reducir salarios, esto no lo digas porque no es políticamente correcto. Llamemos a las cosas por su nombre. La deflación no reduce los salarios automáticamente, los reduce a costa de desempleo.

¿Cómo hacer para pelear contra el tipo de cambio real apreciado, que reduce el precio en libras de las exportaciones y abarata las importaciones? 1. Poner obstáculos a los préstamos ingleses al exterior, financian la caída de las exportaciones. Irónicamente, “0.1 billion de menos de foreign investment es lo mismo que 0.1 billion de desocupados (por la depresión de las industrias exportadoras)”, se mantiene el patrón oro y eso es lo que cuenta. La otra manera, es captar fondos manteniendo altas las tasas de interés.

¿Y entonces? Para Keynes, es imposible recomendar otra política que la anunciada con respecto al tipo de cambio en el presupuesto de 1925. Pero, nos quedamos cruzados de rodillas. No. La política del Bank of england de captar fondos americanos va en contra de dejar que EE.UU. “tenga” que abaratar la emisión de dólares y genere inflación. La política del bank of England no deja que opere el sistema corrector de Hume. Admití la política deflacionaria y negociá salarios, que sea uniforme y voluntaria.



Monetary Policy Under the International Gold Standard (Bloomfield)

INTRODUCTION

Bloomfield se pasó un año en Europa recorriendo Bancos para su trabajo. Muchas veces se nos dice que los países en el patrón oro jugaban las “reglas de juego”, que el sistema funcionaba casi automáticamente, etc. Pero, hay pocos análisis en base a los datos disponibles para la época y Bloomfield lo que pretende hacer es un análisis de cómo actuaban los Bancos Centrales entre 1880 y 1914. Las fuentes son diversas: desde reportes de los propios Bancos hasta el testimonio de sus autoridades.



THE INSTITUTIONAL SETTING OF MONETARY POLICY
Esta monografía se va a focalizar en aquellos países que estaban en el patrón oro y poseían Bancos Centrales (queda afuera USA, por ejemplo, por no tener BC). Hay diferencias en la composición de la oferta monetaria entre países: monedas de oro, de plata, billetes emitidos por los Bancos y en algunos casos emitidos por el gobierno. Oro formaba gran parte de la circulación monetaria en Inglaterra, Francia, Alemania y USA. Un vistazo a los balances de varios BC revela que las tenencias de oro era la mayor parte del activo. También, había tenencias de monedas extranjeras y plata, que superaba en la mayoría de los BC las tenencias de activos domésticos (descuentos, adelantos, etc). En los que respecta a los activos domésticos, los descuentos predominaban sobre los adelantos (eran a mayor plazo y requerían colateral, pagaban más tasa). Los adelantos al tesoro eran despreciables.

Poco se puede decir de los pasivos, depósitos y billetes. Los billetes excedían los depósitos. Salvo en el caso del BC de Francia, todos los BC estaban sujetos a varias maneras de requerimientos de reservas que soporten los billetes. Se pueden distinguir tres clases de requerimientos: los sistemas fiduciarios (todos los billetes tienen que ser respaldados uno a uno por encima de un límite) [Inglaterra, Finlandia, Japón, Noruega y Rusia], los proporcionales (ratio billetes/reservas constante) [Bélgica, Holanda y Suiza] y mezclas [Alemania, Italia, Suecia, Austria-Hungría]. El oro era incluido en todos casos como reservas, y en otros casos también plata y moneda extranjera. Muchos BC no tenía en monopolio de la emisión [Ingl, Fin, Ale, It, Jap, Sue], pero la circulación de billetes alternativos era despreciable. También la emisión, si es que la había, de billetes del tesoro era insignificante. Sólo en Inglaterra estaba desarrollado el uso de cheques.

Los BC operaban autónomamente, en un entorno de un sector público pequeño, donde la política fiscal y manejo de deuda eran desconocidos y se mantenía el equilibrio fiscal. Desde el punto de vista del sistema como un todo, era necesario el abastecimiento de oro para soportar el incremento en producción y comercio sin deflación. Se habla que la gran depresión del 73-96 (deflación) fue causada por la poca oferta de oro. Pero, después de 1890, con los descubrimientos de Sudáfrica y USA, además de los nuevos procesos, la situación se relajó. En definitiva, la provisión de oro al sistema parece satisfactoria, con precios generalmente estables.
Objectives and Criteria of Monetary Policy
Es innegable que el objetivo primordial era mantener la convertibilidad de la moneda nacional en oro, en sentido de evitar fluctuaciones de tipo de cambio. El criterio principal era el ratio de reservas en las arcas del BC. Por un lado, cuando las reservas caían, se observa una tendencia hacia la suba de la tasa, pero cuando las reserva subían no se observa que la tasa baje sensiblemente. Parecía ser la tasa sensible a la baja en las épocas de bonanza de reservas, no por el hecho de darle oro al vecino y mantener el sistema con tipos de cambio estables (si el vecino devalúa, se alteran mi tipo de cambio), si no el deseo de tener activos que rindan interés (el oro no paga nada) o mantener contacto con el mercado por razones “técnicas”. Es decir, no parece haber evidencia acerca de los bancos jugando las “reglas del juego”.

La visión del BC como responsable del nivel de actividad no estaba vigente en la época (imperaba el laissez faire), pero eran los BC concientes de que sus medidas impactarían en la actividad y el clima de negocios. De esta manera, algunos BCs apelaban a otros instrumentos (en vez de la tasa) como manera de morigerar los flujos de oro. Se dice que la política monetaria era automática, pero había discrecionalidad y el tipo y grado de acción que se debería llevar a cabo era debatido por las autoridades de los BCs. No había reglas. El juzgamiento discrecional era parte del sistema.


Discount Policy
Básicamente, la política de redescuento es alterar el costo y disponibilidad del crédito del BC al mercado. Envuelve tanto cambios en la tasa en redescuentos y adelantos y cambios en las condiciones en acceder a que te descuenten el documento. Generalmente, aquellos títulos descontados deberían poseer determinado número y calidad de firmas y otras variables a tener en cuenta eran las condiciones y la madurez.

Generalmente, los BCs relajaban el crédito (bajaban las regulaciones) en épocas de pánico financiero, pero se prestaba a altas tasas.


Para la data, había distintas versiones de qué considerar el ratio reservas/pasivos, pero todas llevan a las mismas conclusiones, generalmente. Ingl, Ale, Austria-Hungría, Bélgica, Holanda y Rusia muestran una correlación negativa entre ratio de reservas y tasa de redescuento. Esto es lo que uno esperaría (motivos ya explicados antes, Eichengreen, etc.). Francia no presenta una relación tan marcada. Contrariamente a lo que uno espera, no hay correlación negativa para Finlandia, Dinamarca, Noruega, Suiza. El hecho que para 5 de los 11 bancos examinados no presentaban movimientos inversos en ratio de reservas y tasa de redescuento pone ciertas “luces” sobre los actos de los BCs. Es innegable que el ratio de reservas era seguido con precaución y que se actuaba mediante la tasa u otros instrumentos cuando la convertibilidad estaba amenazada. Pero, algunos BC podían seguir una política de acumulación de oro para no caer en frecuentes cambios de tasas, evitando bajar la tasa cuando el ratio mejoraba y subirla cuando caía el ratio. Otros podían utilizar otros instrumentos en vez de la tasa para morigerar los “swings” de oro para evitar desestabilizar el nivel de actividad. Y finalmente, algunos BCs podrían haber guiado su tasa en función de los movimientos de las tasas de otros países, no influida por el ratio de reservas domestico.
Sin embargo, se observa que las tasas se mueven juntas entre países. Una explicación puede ser la falta de cooperación entre BCs, es decir, proteger el mercado doméstico ante salida de oro. Si un país X sube la tasa, genera deflación doméstica, lo que sesga consumo hacia domésticos y producción hacia transables, mejoraría su competitividad y ganaría oro vía expos. Ahora, si el vecino sube la tasa, generaría igual efecto y las expos del país X no subiría y tampoco la ganancia de oro del país X (y pérdida del país que no tiene nombre). Pero otra explicación es que todas las tasas de descuento mostraban una correlación positiva (suave) con la actividad económica. Y el ciclo tendía a moverse de misma manera en todos los países. Ahora, esto significa que las tasas se movían en función de la actividad económica para devolverla al nivel de pleno empleo? No, porque en algunos casos (ya mencionados) las tasas se movían en contra del ratio de reservas y la clave está en que el ratio de reservas está negativamente correlacionado con la actividad económica.
En el pico de la actividad económica, el ratio tiende a caer (ahora te digo por qué) y los BCs subían la tasa de redescuento sobre todo por preocupación por convertibilidad y muy ocasionalmente por actividad. Cuando la actividad cae, las reservas suben y los BCs bajan la tasa para reemplazar activos que no pagan (oro) por otros que rinden interés y muy ocasionalmente por el nivel de actividad. Ahora, el porqué de la correlación negativa entre ratio de reservas y actividad. Cuando aumenta (baja) la actividad, las reservas caen (suben) porque el oro comienza a (deja de) circular para financiar transacciones (teoría cuantitativa). Este efecto era mayor a la tendencia a importar oro en la bonanza y exportar en la malaria.
Queda por explicar el caso de Noruega, Finlandia y Suiza, cuya tasa no se mueve junto al ciclo económico (y tampoco con las reservas). Quizá, estos BCs seguían el comportamiento del resto de los BCs europeos (exports economies, ¿mantener competitividad?).
Había poca discusión acerca del modus operandi de la tasa de redescuento y la literatura era provista por escritores ingleses y la evidencia estaba dada por el mercado de Londres. Ahora, el efecto era de corto plazo sobre el movimiento de capitales y, en menor medida, se pensaba en el efecto que siempre se explica: el de afectar precios domésticos, competitividad, balanza de pagos y reservas. Sobre el último efecto, uno puede hablar con más desconfianza.
El mayor instrumento para hacer efectiva su tasa de redescuento en el mercado para el BC de England (si es que se necesitaba) era tomar prestado del mercado directamente, mientras que el BC de Alemania vendía (en caso de necesitarlo) T-Bills para sacar fondos y subir la tasa.
Las reglas del juego
Las reglas del juego suponían que los BCs debían bajar sus tasas cuando tenían un elevado ratio de reservas y viceversa. Como vimos, sólo en 6/11 se daba. Nurkse definió las reglas del juego en este sentido: activos domésticos y activos externos debían moverse en igual manera (+). Su data verificó que en 1929-1938 los signos eran más (-) que (+). Bloomfield hace lo mismo para 1880-1913 y encuentra 191 (-), 107 (+) y el resto 0 (sin relación). No obstante, hay que mirar con cuidado los resultados. Por ahí había lags. Pero son llamativos igual, Bloomfield no tiene demasiadas respuestas.
Otros instrumentos
Básicamente, una es subir el precio de las monedas de oro para exportaciones, lo que opera como un arancel y puede ser efectivo en caso de querer corregir un desequilibrio de BP y dejar de perder reservas. Otra es la cooperación entre BCs (préstamos ante peligros de inconvertibilidad) u otros es endeudarse contra bancos privados o gobiernos. Algunos tesoros daban moneda internacional (reservas) o se endeudaban para luego prestarle al BC. Otra manera es relajar los requerimientos de convertibilidad (por ejemplo, en un sistema proporcional bajar el ratio requerido) y liberar reservas para defender la moneda.
Conclusiones
Indudablemente, la convertibilidad era “el” objetivo para los BCs, aunque reconocían los efectos de sus acciones sobre el nivel de actividad. Pero, lejos de actuar de manera mecánica, se manejaban con discrecionalidad y juzgaban que tipo de herramienta y en qué grado utilizarla de acuerdo a la situación prevaleciente. Aparentemente, la tasa se movería con el objetivo de mantener constante el nivel de actividad, pero detrás de ello está la explicación de que el nivel de actividad estaba inversamente relacionado con el ratio de reservas. Otro punto es que no está muy claro el impacto de la tasa en precios, en competitividad, BP y flujo de metal, lo que ha sido la explicación tradicional del funcionamiento del patrón oro [el informe cunliffe entiende que el patrón oro funciona de esta manera] (sí captar capitales y oro por suba en tasas). La reglas del juego no eran tan rígidas y el patrón oro de 1880-1914 era un sistema complejo que necesita de mayor investigación para entender su funcionamiento.
Bimetallism Revisited (Friedman)
En un orden bimetálico legal, existía un mint que acuñaba monedas (coinage) libremente. La oferta monetaria estaba compuesta por billetes y metales (oro y plata) y el dólar estaba definido como 23.22 granos de oro o 371.25 granos de plata. De esta manera, se fijaba el tipo de cambio entre las dos monedas, el precio de la plata en términos de oro y viceversa, y el precio de los metales en términos de unidades monetarias. Caso EE.UU. (1837 – guerra civil). El precio dólar del oro en onzas se mantuvo hasta 1933.


Cuando el ratio legal difería del ratio de mercado, el metal que estaba más barato en el mercado sería el único que se acuñaría.

En este caso, el metal barato en el mercado es el oro (se vende a 15,5 platas, cuando legalmente se intercambia a 16). Un tenedor de plata (ejemplo, 15,5 unidades) nunca iría al mint para que la acuñar, en cambio la vende en el mercado, le dan 1 oro y acuña el oro, le dan X dólares que sirven para comprar 16 platas. Así se arbitra y la economía se oro-monetiza y se anti plata-monetiza. Esto fue lo que ocurrió en USA, con un ratio legal de 16:1 y un mercado que comercializaba a una relación 15,5:1. Consecuentemente, USA estaba en un patrón oro (de facto). Empezados los 70s, las economías avanzadas (USA en 1879) fijaron de jure el patrón oro, fijando sólo el precio dólar del oro.


Los economistas en general argumentan que el bimetalismo no es un sistema satisfactorio, es inestable y contempla cambios entre sistemas monometálicos. Pero, esta visión (la “convencional”) puede ser equivocada.
Historical experience
En 1791, el reporte del tesoro sobre el establecimiento del Mint en USA, Alexander Hamilton eligió un ratio de 15:1 porque ése era el ratio del mercado de la época. Pero, Hamilton advirtió que el ratio debía ser ajustado. El mercado valorizó el oro (15,5:1) y USA no alteró su relación legal, el metal barato en el mercado era la plata y por ende la economía americana se platizó (de facto hasta 1834). En 1834, el ratio legal se alteró a 16:1 (el de mercado seguía 15,5:1) y el metal barato en el mercado era el oro, entonces USA adquirió un patrón oro de facto hasta 1862 (guerra civil). Ahí, se suspendió la convertibilidad de la moneda (greenbacks) para financiar la guerra. En 1873, el Coinage Act finalizó la libre acuñación de plata y limitó su curso legal, para que cuando se haya resumido la convertibilidad en 1879, ésta sea basada en oro. Esto provocó la ira de los “plata libre” people, culminando en la campaña presidencial de Jennings bajo la bandera de 16 a 1.
La experiencia yankee contribuye a la visión convencional del bimetalismo. Pero la historia de Francia y de la Unión Latina entre 1785 (especialmente, 1803) hasta 1873 sirve como contraejemplo.
Francia pudo mantener un sistema bimetálico por su importancia en el mercado de metal (aparentemente, la importancia de su economía y la alta propensión de los franceses a usar metales (como moneda)), era un price maker (¿precio legal influía en el mercado?).
Desde 1803 hasta 1850, la tendencia era de platizar la economía. El ratio legal estaba fijo en 15.5:1. La plata, debería ser el metal barato en el marcado (ejemplo, 16:1). Con la aparición de oro en California, la plata se valoriza (ejemplo, 14:1) y la economía tiende a orizarse, ya que el oro era entonces el metal barato en el mercado. Algunos datos de relaciones: 15.7:1 (1850), 15.2:1 y (1859) 15.6:1 (1870).
La visión convencional sume un “knife edge” ratio de precios legales, es decir que una mínima desviación del mercado iba a mandar todas las monedas de la ahora moneda más cara al melting pot para venderlas en el mercado. Es otra operación de arbitraje. Ratio legal (15) y ratio mercado (16) [moneda cara: oro]. Tengo un dólar, voy a la caja de conversión y pido una monedita de oro, la fundo, la cambio por 16 platas, coineo las platas y las cambio por dólares (más de los dólares originales, que sirvieron para comprar un oro; ahora me dan dólares por encima de un oro porque tengo 16 platas). Se monetiza el metal barato en el mercado.
Pero bueno, el tema es que había costos (coinage, etc). No era un knife edge, había un margen. El tema es que el bimetalismo en Francia murió luego de la guerra Franco Prusiana, que obligó a los franceses a pagos en fondos convertibles en oro. Alemania los convirtió y canjeó su plata por oro (competencia con England: muchos creían que el poderío ingles se sostenía en el patrón oro, de jure desde 1821 y de facto desde Newton). La cuestión es que evidentemente el precio de la plata bajó en el mercado y, por lo explicado anteriormente, el metal barato en el mercado es el que se monetiza. Francia le escapó a la plata, prohibió el coinage de plata y subsecuentemente adoptó el patrón oro.
Entre los defensores del sistema bimetálico estaba Fisher, que decía que siempre existía un ratio legal al que el bimetalismo era posible. Y que no era un knife edge, había margen. Otro tema es qué sistema, si el monometalismo o el bimetalismo, garantizaba mayor estabilidad de precios. Fisher dice que el bimetalismo asegura mayor estabilidad.
Proponents and opponents of bimetallism

USA (pero se repetía en muchos países). Tres clases de personas que se hacían llamar bimetallists. Unos eran los habitantes de las zonas productoras de plata, otros los inflacionistas (plata se expandía más que oro). Estos eran personas que defendían la plata como moneda más que otra cosa. Otros eran en serio los bimetálicos. Los que se llamaban monometalistas o hard Money men eran productores de oro, deflacionistas y convencidos monometalistas.


Visiones reales (y alternativas) sobre las propuestas de bimetalismo
Mejores reformas. Simetalismo (Edgeworth): la unidad monetaria fija en términos de una cantidad de oro y una cantidad de plata. Walker quería una paridad internacional legal. Consideraciones prácticas: Walker festejó la caída de Bryan en las elecciones de 1896, no quería volver unilateralmente al bimetalismo. En sintonía, Nicholson dijo que el ratio 15.5 era sostenible si era adoptado universalmente. Jevons critica al bimetalismo por el enorme peso de la plata en relación al oro (ambas cantidades representando el mismo valor, en caso de USA para tener 1 dólares por medio de la plata necesitás 16 veces más de fuerza que para obtenerlo con oro).
Gold versus silver monometalism
La adopción de Inglaterra del patrón oro en 1816 y la vuelta a la convertibilidad en 1821 (consecuencia de Peel´s act de 1819). Redish explica que la adopción del patrón oro luego del “error” de Newton porque el sistema adoptado por el mint era útil para evitar falsificaciones (y Gold era más difícil de falsificar que plata). Después Ricardo prefería un sistema monometálico porque rechazaba la volatilidad en precio del sistema. Se volcaba por el oro porque la oferta monetaria sería más acotada que con la plata.
Conclusión

El bimetalismo tenía sus virtudes, también el uso de paper money aplaca la preocupación de Jevons sobre el peso de la plata. Otro tema: ¿qué hubiera pasado si Inglaterra en 1816 no hubiera adoptado el gold Standard? Bye.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal