Casa de la cisterna 1917-1923



Descargar 450.87 Kb.
Página8/10
Fecha de conversión22.04.2018
Tamaño450.87 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

22 Partidas Selectas

  1. Otto Junge - Mariano Castillo

Campeonato Nacional, 1927



Comenta David Godoy

Otto Junge fue campeón de Chile en 1922, después de Carlos Peralta, que había ganado el cetro en 1920. Para cuando se jugó esta partida (no difundida y de gran valor histórico) Mariano Castillo era el campeón nacional y comenzaba a proyectarse como la gran figura de nuestro medio. En este encuentro, no obstante, es Otto el que nos da una lección de cómo aprovechar los errores del adversario.


1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Cf6 4.Cg5 d5 5.exd5 Ca5 6.Ab5+ c6 7.dxc6 bxc6 8.Ae2 h6 9.Cf3 e4 10.Ce5 Ad6 11.d4 Dc7 12.Ad2 Cb7 13.Cc4

Los gambitos constituyen el brillo de las posiciones abiertas y una reminiscencia de la época más romántica del ajedrez. Junge proyecta el ataque con buen sentido posicional, y evita los cambios para mantener la presión.



13...Axh2 14.Ae3 Af4 15.Cc3 Axe3= 16.Cxe3 Ae6 17.Dd2 Td8 18.0–0–0 Cd6 19.Rb1 Cd5 20.Ca4 Cxe3 21.fxe3!? a5 22.g4 f6 23.Dc3 Ad5

23...Cb7 24.Ab5 Tc8 25.Aa6 Axg4 26.Tdg1 Af3 27.Th3 Ta8 28.Axb7 Dxb7 29.Cc5 con leve ventaja de las blancas.



24.g5 fxg5 25.Ah5+ Re7?!

Deja al rey negro muy expuesto en el centro. Era necesario: 25...Af7! 26.Axf7+ Rxf7 27.d5 Tc8 28.Cc5 De7 29.Dxa5 Rg6 30.Db4 The8 31.dxc6 Txc6 y aún hay lucha.



26.Dc5 Tb8 27.c4?!

Mejor: 27.Ae2! Tb4 28.c4 Af7 29.De5+ Rd8 30.Cc5 Te8 31.Dxg7 Axc4 32.Dxc7+ Rxc7 33.Axc4± Con clara ventaja blanca.



27...Axc4= 28.Cc3 Rd8 29.Thf1

Definitivamente era necesario: 29.Ra1.



29...Axf1µ 30.Txf1 Te8??

Sacrificio innecesario. Era forzado: 30...Rc8 31.Ag4+ Rb7 32.Tc1 Thc8 33.Cd5 Dd8 con igualdad.



31.Axe8± Cxe8 32.Cxe4 Db6 33.Dc2 Re7?

Mantenía el equilibrio: 33...Db5 34.Tf7 Dd5 35.Ta7 Cc7 36.Dd3 g4 37.b3 h5 38.Cc5 Dh1+ 39.Rc2 Dg2+.



34.Cc5 Cd6 35.Df2

35.Dh2 Cf7 36.e4!+- con neta ventaja.



35...g4??

XABCDEFGHY


8-tr-+-+-+(
7+-+-mk-zp-'
6-wqpsn-+-zp&
5zp-sN-+-+-%
4-+-zP-+p+$
3+-+-zP-+-#
2PzP-+-wQ-+"
1+K+-+R+-!
xabcdefghy
Deteriora la posición. Mayor resistencia ofrecía: 35...Db5 36.e4 a4 37.a3 Dc4 38.Ra1 Df7 39.e5 Dxf2 40.exd6+ Rxd6 41.Txf2±.

36.b3!+- Db5

36...Dc7 no era la salvación. 37.Dh4+ Re8 38.Dh5+ Cf7 39.Dg6+-.



37.Df4 1–0

(2) Mariano Castillo – Carlos Portela
Match Telegráfico. 1927

Comentarios de Costagliola, Donoso, Godoy, Flores y Portela.
Sergio Costagliola, autor del laborioso libro "Historia del Ajedrez chileno", que nunca terminó, encargó a David Godoy la revisión de los análisis de algunas partidas selectas. Después de su muerte, los archivos y todo el registro estadístico los heredó su nieta, y al parecer poco o nada se ha hecho para terminarlo. Pero de los borradores, el Maestro Pedro Donoso seleccionó varias, algunas correspondientes al Match Telegráfico entre los campeones de ajedrez de Argentina y Chile, e indicó a grandes rasgos sus comentarios técnicos. Don Rodrigo Flores, por su parte, coincidió en la elección de varias de ellas, de modo que en el análisis que sigue se ha tenido en cuenta sus observaciones verbales. Esta partida entre Castillo y Portela –quien también entrega sus apreciaciones- es un ejemplo de la genialidad del gran campeón de Chile ante un adversario de fuste. Habiendo tantos comentaristas, claro, se ha optado -en los momentos tácticos importantes- por señalar de quién es la opinión.
1.d4 Cf6 2.c4 d5 3.Cf3 c6 4.cxd5 cxd5 5.Cc3 e6 6.Ag5

La variante teórica es: 6.Af4 Cc6 7.e3 Ad6 8.Axd6 Dxd6 9.Ad3 0–0 10.0–0² Ad7 con mínima ventaja para las blancas.



6...Ae7 7.e3 Cbd7 8.Ad3 0–0 9.0–0

Es digno de considerar 9.Dc2!?



9...Ce8

Portela comentó que esta maniobra amenaza un contrataque que luego "se queda en el tintero" si las blancas juegan 9. Dc2 antes del enroque (S. Costagliola).



10.Af4 f5 11.Ce5 Cxe5

El campeón argentino indicó que "En vez de este cambio de plan, era sencillo 11...g5 pero como se aprecia en la siguiente línea, 12.Ag3 Cd6 13.De2 Cxe5 14.Axe5 Ad7 15.Tfc1 Db6 16.a4 Tac8 17.Cb5 Cxb5 18.axb5 g4 19.h3! las blancas también mantenían una apreciable superioridad, con fuerte ataque ante las amenazas de abrir el juego. 19...h5 20.f3 gxh3 21.gxh3 Af6 22.Txc8 Axc8 23.f4 Axe5 24.fxe5 Tf7 25.Dxh5 Tg7+ 26.Rf2 Ad7 27.Dh6 Ae8 28.Tg1 Txg1 29.Rxg1 con ventaja decisiva de las blancas. (D. Godoy).



12.Axe5 Cf6 13.Ce2 Ad7 14.h3 Tc8 15.f4?!

Era más posicional para las blancas: 15.Db3 Ac6 16.Tfc1 Cd7 17.Af4 Db6 18.Tc2 Rf7 y sólo entonces: 19.g4.



15...De8 16.g4?! g6

Era mejor: 16...fxg4! 17.Axf6 (17.Cc3 gxh3 18.Df3 Aa3!) 17...Txf6 18.hxg4 Th6 con buen juego para las negras.



17.g5 Ch5?! 18.Rg2

En una acotación expresiva, Portela agrega: " Todo muy bien jugado y mejor concebido, sin embargo, cuesta creer que después de la jugada siguiente de ambos bandos, las negras no logren definir el juego donde dominan, esto es, en el flanco opuesto".



18...Ab5 19.Axb5

También era posible 19.Db3.



19...Dxb5 20.Cg3?!

La jugada de Castillo revela un notable sentido de ataque, como se observa en la siguiente linea.



20...Cxg3

20...Dxb2+ 21.Tf2 Dc3 22.Cxh5 gxh5 23.Dxh5! Dxa1 24.g6+-



21.Rxg3 Tc4

21...Dxb2! era perfectamente jugable 22.Tb1 Dxa2 23.Txb7 Tf7 24.Tf2 Da6 25.Db3 Da1 26.Tb8 Tff8 (D. Godoy); Portela argumenta que era indispensable cambiar el alfil con. 21...Dd7 contentándose con tablas. A despecho de la opinión del campeón argentino, en el final que propone es evidente que el blanco conservaría su ventaja de espacio y posición (S. Costagliola). 22.Tf2 Ad6 23.Axd6 Dxd6 24.Tc2 Da6 25.b3 h6 26.h4 Txc2 27.Dxc2 h5 28.Tc1



22.h4 Tf7

Sin duda una forma deficiente de defensa. 22...h5 tampoco era la solución óptima, pero sí única.



23.h5 Af8

Era inferior 23...Dxb2?! 24.hxg6 hxg6 25.Th1 Tf8 26.Tb1+.



24.Tf2 Ag7 25.hxg6 hxg6 26.De2?

26.Axg7! Txg7 27.Th2 Dd7 28.Th6.



26...Axe5 27.fxe5 Db6

Mayor resistencia ofrecía: 27...Dd7 28.Th1 Th7 29.Tfh2 Txh2 30.Dxh2 Dg7.



28.Th1 Rf8?

XABCDEFGHY


8-+-+-mk-+(
7zpp+-+r+-'
6-wq-+p+p+&
5+-+pzPpzP-%
4-+rzP-+-+$
3+-+-zP-mK-#
2PzP-+QtR-+"
1+-+-+-+R!
xabcdefgh
Si 28...Dd8! 29.Tfh2 Dxg5+ 30.Rf2 Tg7 31.Th8+ Rf7 32.Tb8 De7 33.Thh8 con igualdad.

29.Th8+

Esta última movida no llegó a ser comunicada porque antes de la respuesta telegráfica desde Santiago, las negras abandonaron. Carlos Portela en un articulo, coincidente con otro de Roberto, Grau, se quejó posteriormente de la duración de la partida. 1–0



  1. Alejandro Alekhine - Rodrigo Flores

Santiago de Chile, 1927



Comenta David Godoy
Esta partida se jugó en una Simultánea en Santiago y fue el primer instante de una larga amistad entre don Rodrigo (habría que suprimirle el “don” pues tenía sólo 13 años, pero estamos acostumbrados a llamarlo así) y el legendario Alekhine. don Rodrigo jugó el clásico Gambito Dama Rehusado y soportó el ataque “con todo” del Campeón del Mundo, que vio con sorpresa cómo le controlaban el centro y lo dejaban en desventaja. Sin embargo, se equivocó y permitió un peón pasado que a la postre sería decisivo. Ganó pues, Alekhine, pero quedó impresionado por el talento de su joven adversario.

1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cc3 d5 4.Ag5 Cbd7 5.e3 c6 6.cxd5 exd5 7.Ad3 Ae7 8.Cge2 0–0 9.Cg3

Esta variante, es la primera de más de un centenar de juegos que están en una mega base del año 2006. Con ella, Alekhine venció en una memorable partida a Capablanca, en el juego Nº 32 de Match por el Campeonato del Mundo en Buenos Aires, 1927.



9...Te8

Flores, presenció esta partida en Argentina, y aquí –a diferencia de lo que hizo Capablanca- sigue la idea clásica de esta defensa. El genio cubano prosiguió: 9...Ce8 10.h4 Cdf6 11.Dc2 Ae6 12.Cf5 Axf5 13.Axf5 Cd6 14.Ad3 h6 15.Af4 Tc8 16.g4!? Cfe4 17.g5 h5 18.Axe4 Cxe4 19.Cxe4 dxe4 20.Dxe4 Da5+ 21.Rf1 Dd5 22.Dxd5 cxd5 23.Rg2 Tc2 24.Thc1 Tfc8 25.Txc2 Txc2 26.Tb1 y Alekhine consiguió la victoria en la jugada 65.



10.Dc2 Cf8 11.h4 b6 12.Cf5 Axf5 13.Axf5 c5 14.0–0–0 c4 15.Rb1 b5!?

Es claro que las negras han conseguido una buena reacción en este flanco. Pero Alekhine responde con una fuerte ruptura central.



16.e4 g6 17.e5 Ch5 18.Ag4 Axg5 19.hxg5 Cf4 20.g3 Cd3 21.Af3 Ce6 22.Cxd5 Cxd4!

Diagrama:

XABCDEFGHY
8r+-wqr+k+(
7zp-+-+p+p'
6-+-+-+p+&
5+p+NzP-zP-%
4-+psn-+-+$
3+-+n+LzP-#
2PzPQ+-zP-+"
1+K+R+-+R!
xabcdefghy
Refiriéndose a este juego, don Rodrigo dijo en una ocasión: "Recuerdo que le metí muy bien los caballos”. Alekhine debió haber calculado todo pero un inquisitivo análisis de Rybka 2.1 (poderoso programa de última generación), determina que el blanco debía luchar arduamente si quería alcanzar tablas.

23.Cf6+ Dxf6 24.gxf6 Cxc2 25.Axa8 Txa8 26.Rxc2 Cxf2 27.Thf1 Cxd1 28.Txd1 h5!

Única. Si 28...Rf8? 29.Rc3!+- con ventaja decisiva para las blancas.



29.Td7 Te8 30.Te7

Y ahora don Rodrigo se equivoca.



30...Td8?

Con: 30...Rf8! sus posibilidades eran buenas. 31.Txa7 Txe5 32.a4 bxa4 33.Ta8+ Te8 34.Txa4 Rg8 35.Txc4 Te6 36.b4 Txf6 37.Rb3 Rf8 38.b5 Re8 39.Rb4 Rd7 40.Ra5 Tf3 41.b6 Txg3 42.b7 Tb3 43.Ra6 g5 44.Tc8 Ta3+ 45.Rb5 Tb3+ y tablas teóricas.



31.Txa7 Td5??

El último error. Aún había salvación con: 31...g5 32.Tb7 Ta8 33.Txb5 Rh7 34.e6 Rg6 35.exf7 h4 36.gxh4 gxh4 37.Tc5 Th8 38.Tc7 h3 (38...Rxf6 39.Rd2 Tf8 40.Re3 Txf7 41.Txf7+ Rxf7 42.Rf3 Re6 43.Rg4 Re5 44.Rxh4 Rd4 45.a3=) 39.f8D Txf8 40.Tg7+ Rh5 41.f7 Rh4 42.Rc3 h2 43.Rxc4 Rh3 44.Th7+ Rg3



32.Ta8+! Rh7 33.e6! . 1–0

(4) Carlos Guimard - Rodrigo Flores

Mar del Plata (12), 1936



David Godoy
A Rodrigo Flores le decían "el campeón intermitente", pues en los torneos nacionales participaba sólo cada dos o tres años. En Mar del Plata -a diferencia de Letelier que participó 60 veces-, Flores sólo se inscribió en tres: 1936, 1939 y 1949, y cada vez tomando vacaciones de su trabajo. En esta partida contra Carlos Guimard, articula un ataque demoledor.

1.d4 Cf6 2.c4 g6 3.g3 Ag7 4.Ag2 d5

La Defensa Grunfeld, favorita -y una de las especialidades- de Flores, en la cual. demostró profundos conocimientos teóricos.



5.cxd5 Cxd5 6.e4 Cb6 7.Ce2 c5 8.a4

La alternativa teórica actual es: 8.d5!? e6 9.0–0 0–0 10.Cbc3 Ca6 11.Cf4 exd5 12.Cfxd5 Ae6 13.Af4 Axd5 14.Cxd5 Axb2 15.Tb1 Ag7 16.Db3 c4 17.Dc2 c3 18.Tfd1 Cxd5 19.Txd5 Dc8



8...Cc6

A considerar: 8...cxd4 9.a5 C6d7 10.Cxd4 0–0 11.0–0 Ce5 12.Cc3 Ag4 13.Da4 Ca6 14.Ae3 Tc8 con buen juego para las negras.



9.d5 Cd4 10.a5?!

Era preciso: 10.Cxd4 cxd4 11.0–0 0–0 12.Ca3 Ad7 13.b3 f5 14.a5 Cc8 15.Ab2 fxe4 16.Axd4² conservando la ventaja de la salida.



10...Ag4! 11.f3?

XABCDEFGHY


8r+-wqk+-tr(
7zpp+-zppvlp'
6-sn-+-+p+&
5zP-zpP+-+-%
4-+-snP+l+$
3+-+-+PzP-#
2-zP-+N+LzP"
1tRNvLQmK-+R!
xabcdefghy

Pretendiendo castigar las dos piezas atacadas y defender el material, pero es una errada apreciación de la posición. Era preferible: 11.Cbc3 Cd7 12.0–0 Ce5 13.f4 Cef3+ 14.Rh1 Cxe2 15.Axf3 Axf3+ 16.Txf3 Cd4 17.Td3 0–0 18.Ae3 con ínfima ventaja blanca. Con lo que jugó, Guimard permite que se desate la tormenta:



11...Cxf3+!! 12.Axf3 Axf3 13.axb6 Axh1 14.Rf2 0–0 15.Dxh1 f5!!

Un comentario típico de Letelier vendría bien aquí: "Hasta aquí vi yo...". Demostrando un alto nivel de juego, Flores se apodera de la iniciativa con un ataque arrollador. 15...axb6 16.Txa8 Dxa8 17.Dd1 Dc8 18.Rg2 f5 19.Cf4 fxe4 20.Ce6 Tf3 21.Dc2 Td3 22.Cd2 Dd7µ



16.e5?!

Dudoso. Mantenía el equilibrio: 16.bxa7 Db6 17.Rg2 Txa7 18.Txa7 Dxa7 19.Cbc3 fxe4 20.Ag5 c4 21.Rh3 Tf5 22.Dxe4 Txg5 23.De6+ y tablas.



16...Dxb6 17.Cd2

17.Af4 h6 18.h4 c4+ 19.Rg2 g5 20.hxg5 hxg5 21.Axg5 Dxb2 22.Cbc3 Axe5 23.Tb1 Da3 -0.06/19 24.Ad2 Da6 25.Dh5 Tf7 con igualdad. Con la balanza a su favor las negras generan un ataque arrollador y brillante.



17...c4+ 18.Rf1 Axe5 19.Cxc4 Db3 20.Ce3

20.Cxe5 Dd1+.



20...f4! 21.gxf4 Txf4+?!

Ahora se suceden varios errores, típicos de los apremios de tiempo Más fuerte era 21...Axf4! 22.Cxf4 Txf4+ 23.Rg2 Taf8 24.De1 Dd3 25.Rg1 Dd4 26.De2 T8f5 27.Dg2 Tf3 ganando. Se: 28.Ta3 Txe3! y negras dan mate en 4 jugadas.



22.Re1?

22.Cxf4 salvaba la partida. 22...Tf8 23.d6 Txf4+ 24.Re1 e6 25.Dg2 Axd6 26.Txa7 Dd3 27.Txb7 Ab4+ 28.Txb4 Txb4 con igualdad.



22...Tc8?

22...Th4 vuelta de mano. 23.h3 Tc8 24.d6 Axd6 25.Dd5+ Dxd5 26.Cxd5 Td8 27.Ae3 a6 28.Rf2 Txh3 con ventaja decisiva para las negras.



23.Dg2?? Diagrama

XABCDEFGHY


8-+r+-+k+(
7zpp+-zp-+p'
6-+-+-+p+&
5+-+Pvl-+-%
4-+-+-tr-+$
3+q+-sN-+-#
2-zP-+N+QzP"
1tR-vL-mK-+-!
xabcdefghy

23.Cxf4 Craso error. Con: 23...Db4+ 24.Ad2 Dxf4 25.Txa7 Axb2 26.Txb7 Ac1 27.Dg2! Axd2+ 28.Dxd2 Ta8 29.Tb4± las blancas retornan a una clara ventaja.



23...Txc1+!!

El golpe de gracia. 0–1



(5) Raúl Charlier - Rodrigo Flores
Sao Paulo 1937, 1937

Comenta David Godoy
Esta partida era decisiva para adjudicarse el torneo de Sao Paulo y con ello el título de Campeón Sudamericano. Rodrigo Flores, medio punto debajo de su rival, estaba obligado a ganar y como jugaba con negras debía extremar las precauciones. Charlier obtuvo cierta ventaja de espacio en el centro, y se confió. Una serie de sutilezas tácticas, justamente en ese sector, dieron el triunfo a Flores de una manera sencilla y brillante.
1.d4 Cf6 2.Ag5

Jugada constitutiva del Ataque Torre, que a diferencia del sistema Colle, no deja encerrado a este alfil, tras el avance e3.



2...e6 3.e4 Ae7

En la actualidad es una de las alternativas teóricas. También es factible 3...h6 4.Axf6 Dxf6 5.Cf3 d6 6.Cc3 Cd7 7.Dd2 a6 8.0–0–0 Dd8 9.h4 b5 10.Rb1 con leve ventaja de las blancas.



4.Ad3

No entraña peligro el avance 4.e5 Ce4 5.Axe7 Dxe7 6.Cd2 Cxd2 7.Dxd2 b6 8.Cf3 0–0 9.Ae2 Cc6 10.0–0 Ab7 con posibilidades equivalentes.



4...c5

En busca de una defensa tipo siciliana (más del agudo estilo de Flores) en vez de trasponer a una estática Defensa Francesa. Si 4...d5 5.e5 Cfd7 6.Axe7 Dxe7 7.Cc3 a6 8.Cf3 c5 9.dxc5 Cc6 10.De2 Cxc5 11.0–0 con igualdad.



5.dxc5 Da5+ 6.Cc3 Cc6 7.Cf3 Dxc5 8.0–0 0–0 9.a3 d6 10.Ca4 Da5 11.c4?!

Probablemente pensando en estructurar una pequeña ventaja de espacio. Alternativas: 11.Ad2 Dc7 12.Af4 (o 12.c4)



11...Ce5?! A considerar: 11...Cd4!? 12.Cxd4 Dxg5 13.Te1 Ad7 14.e5 dxe5 15.Cf3 Dh6 16.Cc3 Ac6 17.Cxe5 Tfd8, con juego preferible para las negras.

12.Cxe5 Dxe5 13.Ah4 Ad7 14.Cc3 Dd4 15.Ag5 Db6 16.De2 Tfe8 17.Ae3 Dc7 18.f4 Af8 19.Tac1 a6 20.h3!?

20.Ad4! Ac6 21.b4 Tac8 22.h3 h6 23.Df2!



20...Ac6 21.Df2 g6 22.g4 Ag7 23.g5 Cd7

Después de una dura lucha, Flores ha mantenido y mejorado un poco su posición.



24.h4?

Demasiado optimista. Era preferible 24.b4 b6 25.Tfd1 Tac8 26.Dd2 h6 27.h4 Tcd8 28.Ae2 Db7 29.Af3 Axc3 30.Txc3 hxg5 31.hxg5 con equilibrio. Ahora el maestro chileno toma la iniciativa con cierto alarde de ingenio y fuerza.



24...Cc5!

Obliga a simplificaciones favorables para las negras.



25.Axc5 dxc5 26.e5 Ted8 27.Tfd1 Td4 28.Ce2?

XABCDEFGHY


8r+-+-+k+(
7+pwq-+pvlp'
6p+l+p+p+&
5+-zp-zP-zP-%
4-+Ptr-zP-zP$
3zP-+L+-+-#
2-zP-+NwQ-+"
1+-tRR+-mK-!
xabcdefghy

En su elección de partidas, Flores recordaba especialmente esta posición, a partir de la que -con una serie de golpes tácticos- generó un terrible contraataque central. Después de: 28.Td2 se montaba un ataque similar: 28...Tad8 29.Tcd1 Axe5!! 30.fxe5 Dxe5 31.Ce2 Tg4+ 32.Rf1 Tg2!! ganando.



28...Axe5!!

Golpe táctico demoledor.



29.fxe5 Tg4+ 30.Rf1 Dxe5 31.Td2?

Empeora las cosas, pero no había defensa aceptable. Si 31.Df6 seguía 31…Dh2 32.Re1 e5 33.h5 Dxh5 34.Rd2 e4 35.Tf1 Tf8 36.Cf4 Dxg5; 31.Tc3 f6 32.Ac2 fxg5 33.De3 Dxe3 34.Txe3 Tf8+ 35.Re1 gxh4 con ventaja decisiva en ambos casos.



31...Tg2 32.Dxg2 Axg2+ 33.Rxg2 Td8 34.Rf3 Dh2 35.Tg1 e5 36.Tdd1? Diagrama:

XABCDEFGHY


8-+-tr-+k+(
7+p+-+p+p'
6p+-+-+p+&
5+-zp-zp-zP-%
4-+P+-+-zP$
3zP-+L+K+-#
2-zP-+N+-wq"
1+-+R+-tR-!
xabcdefghy

Ahora viene un elegante remate:



36...Txd3+!! 37.Txd3 e4+ 38.Rxe4 Dxe2+ 39.Te3 Dxc4+ 40.Rf3 Dxh4 41.Tg2 h6 42.gxh6 Dxh6 0–1

(6) Rodrigo Flores – Carlos Maderna
Internacional de Carrasco, 1938

Comenta David Godoy
Carlos Maderna es uno de los jugadores fuertes del ajedrez argentino. Alcanzaría su cúspide en 1942 al disputar la final por el cetro de ese país frente a Carlos Guimard. En esta partida, no obstante, Rodrigo Flores –con sutil tratamiento de una posición prácticamente igualada- demuestra su gran habilidad posicional y combinatoria.

1.d4 d5 2.c4 c6 3.Cf3 Cf6 4.Cc3 dxc4 5.a4 Af5 6.Ch4 e6 7.Cxf5 exf5 8.e3 Ab4 9.Axc4 0–0 10.0–0 De7

Flores puntualizó que no incluiría en su libro, ninguna partida jugada después de su retiro del ajedrez, pero nada dijo de referencias posteriores a partidas de su lapso activo, como ésta. Desde aquellos tiempos la alternativa teórica que más se ha jugado es 10...Cbd7 11.Dc2 g6 12.f3 Tc8 13.Rh1 c5.



11.Dc2 g6 12.b3 Cbd7 13.Ab2 Cb6 14.a5 Cbd5 15.a6 b6 16.Ce2 Tac8 17.Cc1 Ad6 18.Ae2 Tfe8 19.Af3 Ce4 20.Cd3 Dh4 21.g3 Dh6 22.Tac1 Cdf6 23.Ce5!

Hasta aquí las negras habían conseguido el equilibrio, afianzando buenas casillas para los caballos, con un juego semicerrado y neutralizando temporalmente la pareja de alfiles. Flores se las ingenia para cambiar esta apreciación con un fino sentido posicional. La idea central será explotar la gran diagonal negra a1–h8, aumentando la presión central y los espacios del flanco dama.



23...Cg5 24.De2 Axe5 25.dxe5 Cxf3+ 26.Dxf3 Cd5 Era inferior: 26...Cg4 27.h4 Df8 28.Txc6 Cxe5 29.Axe5 Txc6 30.Dxc6 Txe5 31.Tc1!± Rg7 32.Db7 Da3 33.Tc7 Dxb3 34.Dxa7±

27.Tc4 Df8 28.Tfc1 Te6

Diagrama:


XABCDEFGHY
8-+r+-wqk+(
7zp-+-+p+p'
6Pzpp+r+p+&
5+-+nzPp+-%
4-+R+-+-+$
3+P+-zPQzP-#
2-vL-+-zP-zP"
1+-tR-+-mK-!
xabcdefghy

29.Dxd5!!

Para realizar un sacrificio tan complejo en una partida de torneo internacional se requiere sangre fría y cálculo muy exacto de las innumerables variantes. En ese tipo de procesos, Flores apela a su ingeniería detallista.



29...cxd5 30.Txc8 Te8 31.Txe8 Dxe8 32.Tc7! De6?

Acelera el desenlace. Mayor resistencia ofrecía: 32...Db8 33.Tb7 Dc8 34.Ad4 Rybka 2.1a 32-bit: 34...Dc2 (34...f4 35.exf4 Dc1+ 36.Rg2 Dd1 37.Axb6 Dc2 38.Axa7 De4+ 39.f3 De2+ 40.Af2±) 35.Txa7 f4 36.Ta8+ Rg7 37.gxf4 (37.e6+ f6=) 37...Dd1+ tablas.; 32...f4!! 33.exf4 (33.gxf4=) 33...d4 34.Axd4 (34.Txa7=) 34...Dd8 35.Axb6 axb6 36.a7!² Con dura lucha por las tablas, según el módulo de análisis del programa Rybka. 2.1. Ahora ganan las blancas:



33.Txa7+- f4 34.exf4 Df5 35.Tc7 Db1+ 36.Ac1! Da1 37.a7 Rg7 38.e6 Da5 39.Ab2+ Rh6 40.Ac3 Da2 41.exf7 Db1+ 42.Rg2 De4+ 43.f3 Dc2+ 44.Rh3 Df5+ 45.g4!

XABCDEFGHY


8-+-+-+-+(
7zP-tR-+P+p'
6-zp-+-+pmk&
5+-+p+q+-%
4-+-+-zPP+$
3+PvL-+P+K#
2-+-+-+-zP"
1+-+-+-+-!
xabcdefghy

Y mate en 5 jugadas.



45...Dxf4 46.Ad2 Dxd2 47.f8D+ Rg5 48.a8D Dxh2+ 49.Rxh2 d4 50.Dad8# 1–0

(7) Enrique Reed (Chile) - G. Danielsson (Suecia)
Buenos Aires, 1939

Comentarios de Alejandro Alekhine extraidos de su obra "107 Great Chess Battles"
1.e4 Cf6 2.e5 Cd5 3.d4 d6 4.Cf3 Cc6?!

Diagrama:


XABCDEFGHY
8r+lwqkvl-tr(
7zppzp-zppzpp'
6-+nzp-+-+&
5+-+nzP-+-%
4-+-zP-+-+$
3+-+-+N+-#
2PzPP+-zPPzP"
1tRNvLQmKL+R!
xabcdefghy

Cuando uno elige un esquema de apertura que es dudoso en si mismo, como es el caso de la defensa Alekhine, es absolutamente vital conocer en profundidad las mas importantes variantes que se presentan. Después de la incorrecta movida hecha, las blancas obtienen un fuerte -tal vez decisivo- ataque. Era mejor 4...Ag4.



5.c4 Cb6 6.e6! fxe6

Naturalmente no hay otra movida. La desventaja mayor de las negras es la dificultad para desarrollar sus dos alfiles, y no tendrán éxito para hacerlo sin devolver el peón que han "ganado".



7.Ad3

Esta simple jugada es mas convincente que 7.Cg5, después de lo cual 7...e5 8.Df3 Cxd4 9.Df7+ Rd7 resolvería el problema de las negras sin un inminente peligro



7...Cd7 8.0–0

Diagrama:


XABCDEFGHY
8r+lwqkvl-tr(
7zppzpnzp-zpp'
6-+nzpp+-+&
5+-+-+-+-%
4-+PzP-+-+$
3+-+L+N+-#
2PzP-+-zPPzP"
1tRNvLQ+RmK-!
xabcdefghy

El blanco, dado que tiene un desarrollo superior y mejor posición, prefiere –correctamente- no forzar las cosas. Con 8.Cg5 podría haber ganado la calidad, por ejemplo 8...Cf6 9.Axh7 Cxh7 10.Dh5+ Rd7 11.Cxh7 Cxd4 12.Ca3 De8 13.Cf6+ exf6 14.Dxh8 pero, después de 14...Dg6! el negro habría tenido buenas perspectivas de ataque



8...Cf6 9.Te1 e5

El negro se ha puesto nervioso ante las calmadas movidas de desarrollo de su oponente y rápidamente devuelve el peón. Habría sido preferible jugar 9...g6 después de lo cual las blancas, para aumentar la presión, deben realizar un nuevo sacrificio de peón 10.d5 exd5 11.cxd5 Cxd5 12.Cg5! pero ¿se habrían decidido a jugar esa línea? La duda se mantiene. Por otra parte, después de la movida del texto las blancas no sólo mantienen el ataque sino que lo hacen con igualdad de material.



10.dxe5 Cxe5 11.Cxe5 dxe5 12.Txe5 Dd6

Si 12...Ag4 la respuesta 13.Db3 es perturbadora.



13.Af4 Ag4 14.Dd2 Dd7

No es posible 14...0–0–0 puesto que 15.Td5! gana de inmediato.



15.Cc3

Esta última jugada del blanco pudo haber conducido a un enredo innecesario. La solución simple al problema era 15.h3! 0–0–0 16.Da5 Dxd3 17.Tc5 ganando.



15...Td8

También 15...0–0–0 16.Cd5 (16.Te3 e5 17.Axe5 Ab4 etc, equilibrando la partida. Sólo el sacrificio de una pieza, 16.Cb5 Dxd3 17.Da5 Dxc4 18.Tc5! habría fortalecido el ataque) 16...e6!



16.Cd5 c6

Y no 16...e6 por 17.Cxc7+!. El ataque final es un ejemplo de elegancia.



17.Dc2!

Esta es una jugada intermedia de gran importancia que prepara el siguiente ataque del alfil a d3. La inmediata 17.h3 no habría sido efectiva luego de 17...cxd5 18.hxg4 dxc4.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal