¡Bienvenidos a los cursos de Español!



Descargar 0.69 Mb.
Página1/6
Fecha de conversión02.02.2019
Tamaño0.69 Mb.
  1   2   3   4   5   6




¡Bienvenidos a los cursos de Español!
Los cursos de ESP 1021 y ESP 1022 están diseñados para tu futuro profesional. Usarás este manual en ambos cursos, pues quisimos integrar todos los materiales en un solo texto. De este modo, podrás referirte a ellos en el momento que los necesites.

Probablemente tienes dudas sobre estos cursos y quizá te preguntes qué tiene que ver el que conozcas tu lengua vernácula con tu profesión. También es posible que pienses que ya has tomado estas clases demasiadas veces. Queremos que hagas a un lado tus inquietudes porque pronto notarás que te será de mucha ayuda.

La comunicación es un proceso que requiere práctica. Por tanto, queremos prepararte bien antes de empezar. Necesitas practicar estrategias que te ayuden en el proceso, sobre todo, en la sala de clases.

Por último, tendrás tiempo para conocer y usar mejor tu idioma. El español es un arma poderosa en tu lucha para obtener el éxito. ¡Úsalo bien! La comunicación es un arte que necesitas para lograr el éxito y tú vas a ser un artista.

No importa cuál de las cuatro destrezas del lenguaje tengas que usar con más frecuencia. Si hablas con claridad, si escuchas con atención, si escribes correctamente y si comprendes lo que lees; se facilitará tu relación con los demás. La meta de la comunicación eficaz es transmitir exitosamente un mensaje, que se comprenda lo que dices. Esto implica que debes comunicarte con claridad, es decir, expresar a tus compañeros y superiores tus ideas, sentimientos, valores, etc.

Tienes razón: es difícil. Debes aprender a decir lo que piensas con claridad y con diplomacia para evitarte problemas. Sabemos que no es fácil, pero se puede lograr mediante la práctica. Es nuestra meta que tu comunicación progrese.

En fin, nuestro enfoque es eminentemente práctico. Queremos que aprendas todo lo necesario para que te comuniques efectivamente en el trabajo.
ESP 1022



  1. Destrezas de lectura



RAZÓN Y SENTIDO DEL “LAMENTO BORINCANO”

Cuando llegué por primera vez a México, hace ya más de treinta años, era muy poco lo que se sabía sobre Puerto Rico. Una cosa, sin embargo, si sabían muchos mexicanos: que Puerto Rico era la patria de Rafael Hernández. Su “Lamento borincano” gozaba entonces-y sigue gozando aún, pese al largo tiempo transcurrido- de una popularidad que solo igualaban algunas canciones de los mejores compositores populares de la época, digamos un Agustín Lara o un Alberto Domínguez. Pero lo cierto es que en la actualidad aun un “clásico” en su género como “Perfidia”, que recorrió el mundo en incontables versiones idiomáticas (¿Cómo dejar de recordar, si se me permite la evocación autobiográfica, que bailando el bolero de Domínguez en un club nocturno de Praga en el verano de 1950 empecé a cortejar a la muchacha que al cabo de unos meses acepto unir definitivamente su vida con la mía?), es en el México de hoy una venerable “pieza de nostalgia” en tanto que el “Lamento” sigue brotando de las radios del Distrito Federal y de la provincia con mayor frecuencia, si no me engaño, que en el propio Puerto Rico.

Tengo para mí que la durabilidad- por no decir la inmortalidad, que es palabra sobrecogedora- de la canción de nuestro Rafael se debe en principal medida a una razón sociológica que tal vez desbordaba los meritos artísticos de la obra. Recalco el “tal vez” porque mis paupérrimos conocimientos musicales me descalifican para opinar con mínima autoridad a tal respecto; pero recuerdo haber leído alguna vez que el propio Hernández se sintió en un principio tan insatisfecho con el “Lamento” que estuvo a punto de desecharlo antes de que, por razones que no se mencionaban, se decidiera a darlo a conocer. No puedo garantizar la veracidad del dato, pero en todo caso creo que si el “Lamento borincano” sigue actuando sobre la sensibilidad del gran publico latinoamericano pese a los cambios operados en el gusto musical de ese publico, ello se debe- sobre todo si no exclusivamente- a que la canción expresó en su momento, mejor que ninguna otra, una realidad social que, lejos de ser “cosa del pasado”, conserva plena vigencia en la mayoría de los países del sufrido subcontinente. La tragedia del jíbaro puertorriqueño que en la década de los treinta era víctima indefensa de la miseria material y de la zozobra espiritual, sigue siendo la tragedia del campesino salvadoreño, guatemalteco, boliviano, paraguayo o ecuatoriano de nuestros días. (En Puerto Rico, digámoslo para poner las cosas en su justo lugar, la miseria se ha disfrazado de opulencia consumista y la zozobra de desaprensión y frivolidad, pero no hay puertorriqueño, por iluso e irresponsable que sea, que no las sienta respirándole sobra la nuca).

El “Lamento” fue, si no me equivoco, la primera “canción de protesta” que se compuso en América Latina. Y no conozco yo ninguna otra pieza del género (que va asumiendo cada vez mas, según me temo, el carácter de una industria animada como todas por el estímulo del lucro) que pueda rivalizar en popularidad sostenida con la del aguadillano que vivió sus mejores años en un México que continúa recordándolo como “El jibarito”, en homenaje a su canción y a su país de origen.

Si el “Lamento” fue, si en efecto la primera “canción de protesta” latinoamericana, me parece atingente señalar que entre aquella protesta y la mayoría de las que hoy se cantan existe una diferencia esencial. Me refiero, por supuesto, a las letras, que es de lo que me siento más o menos autorizado a opinar sin exponerme a que me acusen con razón de ignorancia atrevida. La letra del “Lamento”, como todos sabemos, narra – narra y no predica, y esto es lo importante –una experiencia personal que solo en la conciencia del “lector” (en este caso más bien el auditor) adquiere implicaciones colectivas, en parte porque esa experiencia era típica en el Puerto Rico afectado por la crisis económica de aquellos años, pero sobre todo, me parece, porque el autor se abstenía de hacer afirmaciones tanto en lo referente a las causas como a las consecuencias de la situación vivida por el personaje, conformándose con una interrogante final: “¿Qué será de Borinquén, mi Dios querido-, que será de mis hijos y de mi hogar”.

La interrogante, desde luego, implica un compromiso que sin necesidad de rozar los conceptos bien podría llamarse ideológico, pero el compromiso se expresaba en un nivel humano individual que solo por ser humano llegaba a ser social: Borinquén (el país, lo socialmente general) se identificaba con lo más particular e íntimo (los hijos y el hogar). No había calificación sino enunciación de una realidad bien conocida, aunque sufrida en diverso grado, por todos los puertorriqueños. No había consigna reivindicadora explica, sino denuncia en forma de “lamento”, que es la menos agresiva, pero no la menos elocuente, de las formas de la denuncia. Es significativo, a este respecto, que el mismo Hernández compusiera unos años más tarde la también muy conocida y perdurable “Preciosa”, donde la protesta política es obvia, tan obvia que el mezquino intento de desnaturalizarla (¿alguien sabrá decirme por parte de quién?) convirtiendo un “tirano” perfectamente identificable en un supuesto “destino” indemostrable, fue rechazado por un público que ya no estaba dispuesto a aceptar tales escamoteos. Y es que “Preciosa” no respondía a una crisis económica sino, de manera que a mí me parece muy evidente, a una crisis de conciencia política provocada por el movimiento nacionalista y la represión desatada contra éste por el régimen colonial.

Todo esto me interesa porque en el Puerto Rico de nuestros días, como en muchos otros países, está planteado el problema de la creación de un “arte político” cuya justificación inmediata consiste en su capacidad de llegar a las masas a las que está conscientemente dirigido. Creo que la historia de la literatura puertorriqueña, tanto la “culta ‘como la “popular”, ofrece algunas lecciones útiles al respecto. Cuarenta años antes de que Rafael Hernández compusiera el “Lamento borincano” Lola Rodríguez y Pachín Marín habían cultivado una poesía explícitamente política y revolucionaria cuyo propósito declarado era despertar y fomentar el independentismo que entonces se enfrentaba al régimen colonial español. Lola, como se sabe, intentó conjugar su creación poética con otras formas artísticas de popularidad ya consagrada escribiendo una nueva letra subversiva (en el más recto y respetable sentido del vocablo) para “La Borinqueña”. Y el hecho que habría que explicar es que la poesía de Lola y de Pachín no caló en la masa popular puertorriqueña como calaron el “Lamento borincano” y “Preciosa” en el suyo.

Se me dirá tal vez que la explicación del hecho consiste en que la poesía se escribe para ser leída y no puede calar en un pueblo analfabeto, como lo era en su inmensa mayoría el puertorriqueño del siglo pasado. Pero el razonamiento no llega a convencerme porque analfabeta era también, en la misma o parecida medida, la masa popular argentina que hizo suyo, memorizándolo y trasmitiéndolo oralmente, el Martín Fierro de José Hernández, y la cubana que se apropió una buena parte de la poesía de José Martí, señaladamente sus Versos sencillos. El mismo pueblo puertorriqueño – mucho más alfabetizado en los cuarenta de este siglo que a fines del pasado, pero sin haberse formado aún el hábito de la lectura –asumió los versos “cultos’ de Llorens y Palés Matos cuando estos tocaron, cada uno a su manera, ciertas fibras colectivas, y los versos” populares” de Fortunato Vizcarrondo cuando este, por ejemplo, les reprochaba a algunos puertorriqueños (¡y cuántos , en realidad!) tener escondida a su abuela en la cocina “porque es prieta de verdá”.

Es cierto, desde luego, que la popularidad de los poemas de Vizcarrondo le debió mucho a la gran difusión radiofónica y teatral que estos obtuvieron a través del excelente declamador Juan Boria; y que la poesía de Llorens y de Palés ganó un público cada vez más amplio al ser incluida en los programas de literatura de las escuelas públicas del país. De ninguna de estas ventajas pudieron gozar, por razones obvias, los poemas sediciosos de Lola y de Pachín bajo el régimen colonial español. Con todo, creo que la razón de fondo de que la poesía revolucionaria de aquellos dos poetas no penetrara en la más popular puertorriqueña de su tiempo debe buscarse en la diferencia de temperatura ideológica que existía entre esa producción poética y la masa popular puertorriqueña de la época. Y en este punto debo aclarar que la decir “masa popular “me refiero al sector urbano de esa masa. El sector rural, el campesinado demográficamente mayoritario que vivía aislado de los centros culturales del país, no era ciertamente ajeno a “la “cultura sino que vivía en la suya propia, conservadora y arcaica como toda cultura campesina, pero muy viva de todas maneras. La temperatura ideológica de la masa popular urbana decimonónica era, por reflejo de la de la clase dirigente criolla, reformista (autonomista) y no revolucionaria (separatista). No estaba, pues, en condiciones de asimilar el mensaje radical y subversivo que expresaban los versos de Lola y Pachín.”Sus” caudillos políticos eran Muñoz Rivera y Barbosa, no Betances y Hostos (que además vivían forzosamente alejados del país hacía muchos años).

Bajo el régimen colonial norteamericano, cuando un sector de la clase dirigente criolla entró en relativo conflicto con los intereses de la nueva metrópoli, José de Diego y el mismo Muñoz Rivera produjeron una poesía patriótica que encontró eco en un público mucho más amplio que el de Lola o Pachín, pero que tampoco alcanzó una aceptación unánime o próxima a la unanimidad, entre otras razones porque un sector considerable de la masa popular era ya republicano o socialista, vale decir ideológicamente adverso tanto Muñoz Rivera como a De Diego. Sólo en la década de los treinta, bajo el impacto de una crisis económica que afectó a la sociedad en su conjunto, fue posible una expresión artística –“popular” en su forma- de denuncia y de protesta cuya temperatura ideológica, reformista avanzada aunque no precisamente revolucionaria, coincidía con la de las masas, tanto urbanas como rurales. Eso fue, a mi juicio, el “Lamento borincano”. No me parece en modo alguno exagerado ni injusto decir que el verdadero vate –y recuérdese que de “vate” viene “vaticinio”- del movimiento político encabezado a fines de los treinta por Luis Muñoz Marín fue Rafael Hernández. El asunto y sus implicaciones actuales merecen sin duda una atención para la que ya no hay espacio en estas cuartillas periodísticas. Quede ello, pues, para otra ocasión. O, mejor aún, para otras plumas más autorizadas que la mía.


El país de cuatro pisos y otros ensayos

José Luis González



  1. Morfología: El gerundio




    1. Reglas para el uso del gerundio

El gerundio es una forma a la que se le llama verboide o forma no personal del verbo. Esta nomenclatura responde a que tanto el gerundio, como el participio y el infinitivo no funcionan como verbo, sino como otras categorías gramaticales. El infinitivo (amar) es un sustantivo, mientras que el participio (amado) es un adjetivo. El gerundio, que nos ocupa en estos momentos, funciona como un adverbio, ya que siempre se coloca junto a un verbo. (Come jugando.)

Ni el infinitivo ni el participio ofrecen dificultad para su uso. No así el gerundio, que hoy día, debido a la influencia del inglés, se utiliza incorrectamente en una proporción alta. Vamos a ilustrar los usos correctos e incorrectos del gerundio. En español, el gerundio tiene tres funciones o usos correctos.



Usos correctos (REGLAS)


  1. Frases verbales que indiquen acciones paralelas o presente continuo. Solo se usa en pasado y en presente. Se recomienda no utilizarlo en futuro a menos que se use en presente progresivo. (Si hay duda, es mejor no usarlo.) (Está corriendo.)




  1. Proposición subordinada (Cooperando todos, reuniremos el dinero.)



  1. Oración unimembre (El Papa bendiciendo a una niña en Brasil.) Al pie de una foto

La norma general de uso para el gerundio indica una acción continua en el presente. Esta debe ser paralela a la del verbo que acompaña: Entró sonriendo. Trabaja cantando.

Usos incorrectos (ERRORES)

1. No se debe usar en el futuro. Es una estructura calcada del inglés.

They will be playing tomorrow. I’m giving a party tomorrow.
2. No se usa cuando la acción del gerundio es posterior a la del verbo principal.

Se fue a España, muriendo ocho días después. (incorrecto)

Se fue a España y murió ocho días después. (correcto)


  1. No se utiliza como adjetivo.

Encontramos cajas conteniendo material subversivo. (incorrecto)

Encontramos cajas que contenían material subversivo. (correcto)





  1. No se utiliza en perífrasis verbales de acción instantánea ni para indicar pasado.

El cazador estuvo disparando la escopeta. (incorrecto)

El cazador disparó la escopeta. (correcto)

La carta que le estamos incluyendo. (incorrecto)

Le incluimos la carta. (correcto)





  • También observa y analiza los siguientes ejemplos:



a) Las jóvenes comieron de prisa, saliendo a la calle después.
b) El bullicio en el día era extraordinario, volviendo en la noche el silencio.
c) Jugaron mucho, yéndose tarde a dormir.
d) Cayendo el rayo sobre el transformador, todo se oscureció

En la oración d el gerundio está correctamente utilizado porque indica simultaneidad.





  1. Bailaron hasta la madrugada, acostándose después.

  2. Se casó con un hombre de condición humilde, contrariando con ello los deseos de sus padres.

  3. Abriendo la puerta, salió al pasillo para contemplar el paisaje.

  4. Nos veremos más tarde, dijo Brenda, y se puso de pie.


En la oración c el gerundio está correctamente utilizado porque la acción del gerundio es anterior a la del v principal.


a) El soldado llegó tarde, formándose apresuradamente.
b) Llorando desconsoladamente, balbuceaba el motivo de su dolor.
c) Doris corrió desbocada, perdiéndose entre el gentío.
d) Se sentó a la mesa, comiendo sin levantar la vista.

En la oración b el gerundio está correctamente utilizado porque ambas acciones son simultáneas.


a) Cantando y bailando desahogaba su dolor.

b) Se encaminó hacia la puerta abriéndola de golpe.
c) Negándote a pagar tu deuda, te llevarán a la cárcel.
d) Acomodándose sus lentes se dispuso a leer.

En la oración a el gerundio está correctamente utilizado porque ambas acciones son simultáneas.

________________________________________________________
Ejercicio 2.2.

¿Cuál de las siguientes palabras es un gerundio?

Selecciona una:

eligiendo

electo


elegido

eligió


elegir

Ejercicio 2.3.

  • Marca las oraciones en las que se utiliza el gerundio correctamente.

  • Corrige las oraciones en las que se utiliza el gerundio incorrectamente.

Escribiendo la carta, el secretario descubrió un grave error en el presupuesto.

Caminando por la planta, recogía información sobre las condiciones sobre las condiciones físicas de esta.

Se redactó un manual alterando las normas sobre la publicación de textos y derechos de autor.

Nos conocimos caminando por el Parque Central.

Voy a comprar la computadora, enviándole la orden de compra al Departamento de Cobros.

Entró saludando a todos.

Sufrió un accidente, muriéndose a los pocos segundos.



  • Además, puedes consultar y estudiar más sobre el tema del gerundio en los enlaces de la página 89.

Ejercicio 2.4.

  • Decide si los siguientes gerundios se han empleado correctamente y arregla los que se han usado incorrectamente.




  1. El pobre mendigo caminaba asintiendo con la cabeza.




  1. ¿Has seguido escribiendo la novela?




  1. Recibí una planilla detallándome los últimos gastos de la compañía.




  1. Me interesé en publicar la novela, enviando a España el manuscrito.




  1. Vi un árbol floreciendo.




  1. Los Mets de Nueva York estarán jugando en el Shea Stadium el viernes por la noche.




  1. Los agentes federales hallaron un bolso conteniendo los restos de un traficante asesinado.




  1. Al pie de la fotografía: La princesa de Mesopotamia aceptando el premio que le otorgara el Rey de Babilonia.




  1. Haciendo una genuflexión, adoró al Santísimo Sacramento del altar.




  1. Estoy entregando esta carta el jueves por la mañana cuando llegue a California.


Ejercicio 2.5.

  • Lee las siguientes oraciones:




  1. El ladrón amenazó al cajero.

  2. El ladrón lo apuntaba con una pequeña pistola.

  3. El ladrón, apuntándolo con una pequeña pistola, amenazó al cajero.

Las oraciones a y b han servido de base para formar la oración c.




  • Combina cada una de las parejas de oraciones que siguen para formar una sola oración:




  1. El crítico hacía anotaciones en su cuaderno.

El crítico examinaba cuidadosamente la Piedad.

  1. Se pensaba que Julio haría una mejor defensa del caso.

Julio utiliza su mejor retórica forense.

  1. Me impresionó ver que el albañil levantó la pared en pocos minutos.

El albañil manejaba con destreza sus instrumentos.

  1. El pueblo pidió su dimisión.

El pueblo reaccionaba ante varias medidas del alcalde.

  1. Los cultivadores de arroz firmaron un contrato.

Los cultivadores mostraron su acuerdo.

  1. Se supo que el policía había resultado herido.

El policía forcejeaba con el criminal.

  1. El muchacho logró reproducir la Estatua de la Libertad.

El muchacho ponía mucha atención a su trabajo.

  1. Nos informaron que la compañía había despedido a treinta trabajadores.

La compañía cerró dos de sus dependencias.

  1. La aeronáutica espacial prepara el primer viaje a Marte.

La aeronáutica espacial hace alarde de su progreso.

  1. El oftalmólogo recomendó la operación.

El oftalmólogo revisó el resultado de los análisis.

Ejercicio 2.6.

  • Corrige el uso del gerundio en las siguientes oraciones.



  1. El padre escuchó a su hijo dándole consejos experimentados.

  2. Los técnicos en explosivos lograron desconectar el artefacto portando una potente bomba.

  3. Los novios salieron del cine entrando después en un restaurante de comida rápida.

  4. La primera lluvia de mayo trajo agua a los campos, encontrándose marchitos por una fuerte sequía.

  5. El cirujano operó al enfermo informando enseguida a sus parientes de lo exitoso de la operación.

Ejercicio 2.7.

  • Los siguientes ejemplos están mal expresados para que los reescribas correctamente.


  1. El tenor llegó después de la diez dirigiéndose rápidamente al ensayo.

  2. Algunas secciones están siendo cerradas por orden del Decano.

  3. Después de ese terrible accidente, está teniendo problemas de la espalda.

  4. Un electricista de San Juan cayó de un poste eléctrico muriendo cuando llegó al hospital.

  5. Me contaron que no está teniendo éxito en su nueva empresa.

  6. Una de mis estudiantes de Literatura Hispanoamericana estuvo siendo considerada para esa beca.

  7. Está siendo atendida ahora.

  8. La mejor manera de aprender es leyendo mucho.

  9. El niño no descansó llorando toda la noche.

  10. Estando viendo su canal preferido de televisión, se durmió




  1. Sintaxis




    1. Reglas de concordancia



  1. La concordancia es la igualdad que ha de existir entre los accidentes gramaticales o modificaciones formales de las partes variables de la oración.




  1. [La concordancia debe existir entre el sujeto y predicado de una oración, y entre el nombre y el adjetivo que lo modifica.]




  1. La concordancia entre sujeto y predicado se rige por dos reglas fundamentales:

3.1 Primera regla: Cuando el verbo se refiere a un solo sujeto, concuerda con él en número (singular o plural) y persona {1ra, 2da, y 3ra}. Ejemplo: Tú eres mi amigo. Tú=sujeto, 2da. Persona singular\eres=verbo del predicado, 2da. Persona singular.


3.2 Segunda regla: Cuando el verbo se refiere a varios sujetos, debe ir en plural. Si concurren personas diferentes, se prefiere la segunda {tú, ustedes} a la tercera {él, ella, ellos, ellas}, y la primera {yo, nosotros} a todas. Ejemplo: La maestra, tú y yoprepararemos la fiesta. Sujeto múltiple=verbo del predicado en plural. La maestra=3ra. Persona, tú=2da. Persona, yo= 1ra persona\Se prefiere 1ra. Persona: prepararemos=1ra. Personal plural.

4. Hay dos reglas generales de concordancia entre el sustantivo y el adjetivo:

4.1 Primera regla: Cuando el adjetivo se refiere a un solo sustantivo, ha de concordar con él en género {masculino o femenino} y número {singular o plural}. Ejemplo: Yo tengo un gato blanco. {Sustantivo gato=masculino-singular. Adjetivo blanco= masculino\singular.

4.2 Segunda regla: Cuando el adjetivo se refiere a varios sustantivos, concuerda con ellos en plural. Si los sustantivos son de diferente género, predomina siempre el masculino. Ejemplo: Patricia y Carmen están nerviosas. {femenino y plural}. Ejemplo: Compré un pantalón, una camisa y una corbata muy baratos. {Varios sustantivos: un pantalón, una camisa y una corbata= Adjetivo plural: baratos. Sustantivo masculino (pantalón) + Sustantivo femenino (camisa) + Sustantivo femenino (corbata) = Adjetivo masculino (baratos). }



3.2. Errores morfosintácticos
Los errores morfosintácticos (de morfología y sintaxis) son peligrosos para el buen funcionamiento y preservación de la lengua, ya que atentan contra su propia esencia. Estos errores son frecuentes en cada uno de los vocablos que forman la oración (el nombre y sus adyacentes, verbo, adverbio, etc.,) y alteran tanto la particularidad del orden de la oración como su relación con otras palabras en el discurso.

Veamos algunos errores frecuentes en el uso correcto del nombre y sus adyacentes:



Correcto Incorrecto

Sentía un hambre voraz. Sentía una hambre voraz.



Un águila cruzó el firmamento. Una águila cruzó el firmamento

Tiene un alma blanca. Tiene una alma blanca.

Era una hermosa hada. Era un hermosa hada.
Se usa el artículo en masculino cuando precede a una palabra que comienza con a o ha tónicas como en “un área” y “un harpa”.

Preste atención a los siguientes ejemplos:

Correcto Incorrecto

Fue ganador del premio Nobel. Fue ganador de el premio Nobel.

Iremos al Museo de Ponce Iremos a el Museo de Ponce.

Queremos ir a El Yunque Queremos ir al Yunque.

Las únicas contracciones en nuestra lengua son: a +el = al; de +el= del.
Existe una gran confusión en el uso correcto del plural de algunos nombres, sobre todo si la palabra termina en vocal. ¿Sabe cuál es el plural correcto de los siguientes sustantivos: sofá, café, maní, bongó, mangó?

Veamos:

Había tres sofás en la habitación.

Bebió varios cafés antes de la reunión.

Se oyó de pronto el sonido de los bongoes.

Pusiste demasiados maníes en esa fuente.

Comieron tres o cuatro mangoes.


Las palabras terminadas en vocal acentuada forman el plural añadiendo es o s; las que terminan en é acentuada siempre se les añade una s.
Observe lo que sucede con estas palabras y el plural:
Es siempre un aguafiestas.

Son siempre unos aguafiestas.

Ese abrelatas es de acero.

Esos abrelatas son de acero.

El niño es limpiabotas.

Los niños eran limpiabotas.

Tiene el parabrisas roto.

Tiene los parabrisas rotos.


En ocasiones, la forma del plural se usa indistintamente en el singular o en el plural. Lo que cambia es el determinante.

3.2.1. Ejercicio:

Escoja la forma correcta del determinante en los siguientes ejemplos.


____1. (El-La) ama de casa vela por el bienestar de su familia.
____2. No sé dónde se encuentra (el-la) aula.
____3. Es parte (de el- del) contrato de la compañía.
____4. Su territorio cubre (el-la) área más extensa.
____5. (El-La) haya es ese hermoso árbol que se encuentra allí.
____6. (El-La) hampa de Chicago era famosa en esa época.
____7. No vayas (al- a el) teatro hasta que todo esté arreglado.
_____8. Hace falta encontrar (un- una) alma piadosa que nos ayude.
_____9. Entiende (el-la) álgebra, pero no la astronomía.
____10. (El-La) agua se desbordó por todo el balcón.
____11. La esposa (del- de el) gerente es canadiense.
____12. No será partícipe (de el- del) desastre ecológico.
____13. Creo que (la-el) calor es insoportable.
____14. (La-el) apócope de tanto es tan.
____15. Hemos regresado (del- de El) Faro, un hermoso restaurante en la montaña.
3.2.2. EJERCICIO:

Seleccione el plural correcto de los siguientes sustantivos.


___1. Los (álbumes-álbums) de fotos está en la mesa.
___2. Ha cobrado varios (pagarés-pagareses) que le debían.
___3. Tiene los (pies-pieses) planos.
___4. Han descubierto nuevos (víruses-virus).
___5. Hay dos tipos de (menús-menuses).
___6. Compré un (sacacorchos-sacacorcho) excelente.
___7. Era un (portaaviones-portaavión) de la marina inglesa.
___8.Resultó un conocido (trabalengua- trabalenguas).
___9.Cantaron algunos (seises-seis) en su fiesta de cumpleaños.
___10.Dilo sin (ambages-ambabe); sé directo.
___11.Le encontraron una (caries-carie) en su última visita al dentista.
___12.Es un médico tan malo que le dicen (matasano- matasanos).
___13.Se caracteriza por ser un (cascarrabias-cascarrabia) incorregible.
3.2.3. EJERCICIO:

Escoja el artículo y sustantivo correctos.


___1. En el verano, hace (un-una) calor enorme en el Caribe.
___2. No indicaron cuál era (la-el) atenuante en ese caso.
___3. (La-El) cólera es una enfermedad o epidemia mortal.
___4. (El-La) apócope de santo es san; el de grande es gran.
___5. No encontró (el-la) símil que le habíamos mandado a buscar en el poema.
___6. En ese momento demostraba tener (un-una) alma noble.
___7. “No cojas (la-el) sartén por el mango” , me dijo.
___8. No le dieron ni (un poco- una poco) de agua.
___9. Se encuentra en (un estrato-una estrata) superior.
___10. El yerno y la (nuera-yerna) van a venir pronto.

Repasemos los siguientes ejemplos correctos:
Estudia literatura y filosofía griegas.

Es un escritor autodidacto.


Llegaron a un acuerdotripartita.

Su condición es paupérrima.

Existe un tercer candidato.

Los estudiantes, cuyos padres eran amigos, ganaron la competencia.

Brindaron con sendas copas de vino tinto, que eran muy pequeñas.*

Las dudas más frecuentes al querer usar debidamente el adjetivo están relacionadas con su concordancia, los cambios de géneros y la contaminación de las formas populares, como sucede en el caso del superlativo.

*Recuerda que sendo no significa enorme o ingente, sino distribución.


      1. Ejercicio:

Identifique la opción que mejor ajuste el sentido de la oración:




  1. ____ Es una obra (cuya-cuyo) autor es desconocido.

  2. ____ Es un (analfabeto-analfabeta); no sabe ni leer ni escribir.

  3. ____ Más que fiel es (fidelísimo-fielísimo).

  4. ____ Ha escrito sobre pintura y música (clásica-clásicas)

  5. ____ La (primera-primer) vez que lo vi no sabía ni como se llamaba.

  6. ____ Se halla en una condición (misérrima-miserísima).

  7. ____ Es una escritora (autodidacta-autodidacto), es decir, no recibió educación académica.

  8. ____ Ulises es un héroe épico (valientísimo-valentísimo) en la Odisea.

  9. ____ Ha encontrado el aro y la cadena (perdidos-perdida- perdidas).

  10. ____ (Cualquiera-Cualquier) persona lo hubiese hecho igual.

  11. ____Los inmigrantes, (cuyas-cuyos-cuyo-cuya) precedencias eran desconocidas, resultaron ser de Albania.

  12. ____ No sé ni (cuanto-cuánto) dinero he gastado.

  13. ____ No es un actor (cualquier-cualquiera), pues ha recibido numerosos premios.

  14. ____ Enseñaban literatura y lengua (inglesas-inglesa) en la Universidad.

  15. ____ Es un actor muy célebre, es decir, (celebrísimo-celebérrimo).



      1. Ejercicio:

En las oraciones siguientes, algunos sustantivos se pronuncian y se acentúan de una forma incorrecta. El error se produce al cambiar la sílaba tónica correcta por otra. Subraya la forma adecuada.


  1. José Saramago, novelista portugués, ganó el Premio (Nóbel-Nobel) de Literatura en 1998.

  2. Su apartamento tiene una hermosa vista al (océano-oceano) Atlántico.

  3. El sol se encontraba en en su (cenit-cénit) en ese momento.

  4. En esta zona del puerto hay muchos (méndigos-mendigos).

  5. Su carácter (hostil-hóstil) le tra muchos problemas.

  6. El (ávaro-avaro) es un personaje muy común en la novela inglesa del siglo XIX.

  7. No lo dije en forma (sutil,sútil), ¿no crees?

  8. En el (ínterin-interín) aprovechamos y nos vamos a almorzar.

  9. Durante el (intervalo-intérvalo) del concierto pienso hablar con él.

  10. Son gemelos, pero tienen (carácteres-caracteres) diferentes.




  • En la unidad anterior, vimos algunos errores morfosintácticos en el uso del nombre y los adyacentes. De la misma manera, se cometen irregularidades de este tipo con las variantes pronominales y el pronombre relativo.


Observe los siguientes ejemplos:


Correcto


Incorrecto

Llévales todo lo que ellos necesitan.

Llévale todo lo que ellos necesitan.

Alguien les dirá a tus amigos.

Alguien le dirá a tus amigos

Les dio un regalo a sus padres.

Le dio un regalo a sus padres.

Sin darme cuenta, se lo avisé a ellos.

Sin darme cuenta, se los avisé a ellos.

selo enseguida a tus jefes.

Díceselo enseguida a tus jefes.

¡Diles no a las drogas!

¡Dile no a las drogas!


Las variantes pronominales hacen concordancia con los nombres a los que sustituyen.


Observe ejemplos con variantes pronominales y pronombres relativos e indefinidos usados correctamente:
Volví en hace cuatro horas.

Cuando volviste en ti, tus padres ya se habían ido.

Volvió en sí en ese mismo momento.
Cualquiera de ustedes pudo haber sido.

Cualesquiera que sean las circunstancias…
Ese atleta de Ponce es el que más corre.

No creo que tu amiga sea la que menos que sabe.


Pavarotti fue el que cantó esa noche.

Lo que mas me molesta es lo que acabas de decir.

La amiga de Beatriz es la que contesto peor la pregunta.



No fue Carlos el que peor contestó.


Las variantes pronominales , ti y , concuerdan con el sujeto.
Los pronombres indefinidos cualquiera y cualesquiera forman el plural en la primera parte del término. El orden correcto en las formas superlativas con relativos es la siguiente: el que más, el que peor, la que menos. Es decir, el relativo que va delante del adverbio.



      1. Ejercicio:

Escoja la forma correcta.


  1. (Les-le) recordaron a todos lo que tenían que hacer.

  2. ¿Volviste en (sí-ti) enseguida?

  3. No es el (mejor que-que mejor) lo hace, pero está bien.

  4. ¿Sabes qué es lo (más que-que más) me molesta?

  5. (Apúrensen-Apúrense), es necesario.

  6. Tú eres el (que menos-menos que) sabe de todo este problema.

  7. Después del accidente volví en (mí,sí) cinco horas después.

  8. (Díganmen-Díganme) si lo entienden para no explicarlo más.

  9. (Díceselo-Díselo) a tu hermano lo más pronto posible.

  10. En vano se (los-lo) dije a ellos.

  11. En ese momento (cualesquiera-cualquiera) pudo dicho algo.

  12. Sí, se (los-lo) dije.

  13. Lo trataron de hacer (cualesquiera-cualquiera) que sean las circunstancias.

  14. No sé si es (la que más-la más que) sabe o no.

  15. El banco (les-le) cobrará más intereses a sus clientes.

  16. (Les-Le) dijo a sus compañeros que se sentían bien.

  17. (Cualquiera-Cualesquiera) de ustedes puede ganar.

  18. Sabes que eso es lo (más que-que más) me ofende.

  19. No puedes saber cuánto se (los-lo) agradezco a ellos.

  20. Juan es (el que menos-el menos que) entiende el problema.



Acentuación de los demostrativos


  • Según la nueva Ortografía española de 2010, los demostrativos no se acentúan nunca; independientemente de que funcionen como determinantes (acompañan a un nombre: Esta casa es mía.) o como pronombres (están solos; sustituyen a un nombre: Esta es mía. /Se refiere a la casa).

  • Los demostrativos son ese, este y aquel, con todas sus variantes femeninas y plurales.


      1. Ejercicio:

Subraya los demostrativos que encuentre en las siguientes oraciones. Luego, recuerda que estas palabras ya no se acentúan.


  1. He comprado varios libros y estos son para ti.

  2. Aquellos que ves allí no tienen precio aún.

  3. No es aquel sino este muchacho es el que causa tanto alboroto.

  4. Aquellos que sean responsables de todo, deben decirlo.

  5. Sí, creo que eso es más conveniente.

  6. Impugnarán todo esto, sin lugar a dudas.

  7. Me regalaron este lapicero azul.

  8. Estas camisas son de seda, pero aquellas son de algodón.

  9. Lo que ocurrió, esto, no lo debe saber nadie.

  10. Aquel es de este, pero esa es mía.

  11. Estos son mis libretas y esas, las de mi compañera.

  12. ¿No es este el médico del hospital?

  13. Aquello no se sabe ni qué es.

  14. Su familia había construido aquella mansión en la playa.

  15. No comentes esto con nadie.

  16. Le gusta mucho este, pero no aquel.

  17. ¡Esto solo pasa en este país!

  18. No botes esta basura en la calle; cuida el ambiente que te rodea.

  19. El vocablo “aquello” es un nombre demostrativo.

  20. No creo que eso sirva para nada.



Uso correcto e incorrecto del pronombre indefinido “uno”.
Observa los ejemplos siguientes:


Correcto

Incorrecto

Esta situación es insostenible.

Esta situación es una insostenible.

Su dibujo era muy sugestivo.

Su dibujo era uno muy sugestivo.

La casa parece solariega.

La casa parece una solariega.

El problema será delicado.

El problema será uno delicado.



¿Sabía Ud. que en el español es incorrecto el uso del pronombre indefinido uno en el predicado nominal? Es necesario en este tipo de oraciones copulativas.


      1. Ejercicio:

Identifique cuándo está mal usado el indefinido y haga los cambios necesarios.




  1. La casa que compraste en Humacao parece muy lujosa.

  2. Conseguiré uno de los últimos discos de Placido Domingo.

  3. Uno no sabe qué hacer en tales situaciones.

  4. Esta novela es una de las más interesantes de Julio Cortázar.

  5. La camisa era de calidad.

  6. En el intercambio, una de las violinistas se nos acercó.

  7. El tema era uno muy importante.

  8. Dime si uno debe permanecer sentado o de pie durante la función.

  9. Considera que el problema es uno de urgencia.

  10. Uno de los cuentos de Borges se llama “La casa de Asterión”.

  11. Esta situación es inaguantable; debes tratar de cooperar.

  12. Es uno de los temas más fascinantes de la literatura universal.

  13. Ese texto es uno difícil de interpretar.

  14. No creo que sea uno de los participantes del grupo responsable.

  15. Este poema es uno que suele citarse con frecuencia.

Recordemos que los errores morfosintácticos suelen ser más riesgosos para el buen funcionamiento del lenguaje que los fonéticos, ortográficos o del léxico, por atentar contra la esencia misma de nuestro lenguaje.



Veamos algunos de los errores morfosintácticos que se cometen frecuentemente con el verbo:

Uso incorrecto de hacer y haber en su forma impersonal.



Correcto

Incorrecto

Hace dos horas que la espero.

Hacen dos horas que la espero.

En el teatro hay muchas personas.

En el teatro habemos muchas personas.

No hubo muchos accidentes ayer.

No hubieron muchos accidentes ayer.

Había suficientes libros.

Habían suficientes libros.

Mañana habrá fruta de merienda.

Mañana habrán fruta de merienda.


El verbo hacer se utiliza en tercera persona singular cuando se refiere al tiempo que ha transcurrido. Asimismo, el verbo haber se expresa en tercera persona singular cuando es el verbo principal de la oración. Ambos funcionan en estos casos como verbos impersonales.

*Recuerde que si aparece haber como verbo auxiliar entonces concuerda en número con el sujeto. Ejemplos: Ellos te hubiesen invitado si hubieran tenido tu correo electrónico. Ya habían terminado cuando ella llegó.




      1. Ejercicio:

Escriba en el margen de la izquierda la forma correcta de hacer y haber.


  1. ¿(Habrán-Habrá) llegado los astronautas a la estación espacial?

  2. No (habían-había) tantos estudiantes en la fila como ellos me (había-habían) dicho.

  3. Anoche (hubieron-hubo) como doscientos comensales en el comedor.

  4. No se preocupe, (habrán-habrá) más oportunidades en el futuro.

  5. En el Departamento de Humanidades, (habemos-hay) cerca de veinte profesores con doctorado.

  6. Cuando regresé, ya el coro (había-habían) terminado de cantar.

  7. Mis vecinos siempre (hacen-hace) lo mismo.

  8. (Hacían-Hacía) como dos años que no me llamaba.

  9. Tal vez, (habría-habrían) más ventas si te anunciaras en el Internet.

  10. En la clase de biología (somos-habemos) cerca de cien alumnos.

  11. ¡Chica, (hacen-hace) años que no te veo!

  12. Como vino otro huracán no (hubieron-hubo) suficientes días para terminar a tiempo el curso.

  13. Mañana (harán-hará) cien años que sucedió.

  14. (Han habido-Ha habido) varios terremotos en China.

  15. Cuando (hubieron-hubo) terminado de cenar, comenzaron a despedirse.



Verbos irregulares
Veamos los siguientes ejemplos con verbos irregulares usados correctamente:
El presidente dedujo que algunos lo habían traicionado.

Le exigieron que no condujera a exceso de velocidad.

Se acercó a la puerta e introdujo la llave en la cerradura.

¿Tradujiste el párrafo que te dije?



Produjeronel mejor diseño automovilísticos.

Los verbos irregulares cuyo infinitivo termina en ducir (deducir, introducir, conducir, etc.,) provocan dudas a la hora de su conjugación. Una manera fácil de conjugarlos correctamente es utilizando como modelo el verbo producir.

Los siguientes verbos irregulares causan también confusión a la hora de conjugarlos:
“La gallina degollada” es un cuento célebre de Horacio Quiroga.
Siempre descuella en todo lo que se propone.
Ya desollaron las ovejas.
Las penosas circunstancias nos fuerzan a tomar una decisión.
Ese automóvil se vuelca a la menor provocación.
Suelda esos metales con cuidado.
Los verbos degollar, descollar, desollar cambian a ue cuando el acento fonético recae en la o. Se conjugan en todas sus formas como el verbo consolar. Forzar, soldar y volcar se conjugan como volar.



      1. EJERCICIO:

Escriba en el margen de la izquierda la forma correcta del verbo que aparece en paréntesis.


______ 1. (Trajimos-Traímos) todo lo necesario para acampar.
______ 2. Quedó en silencio y nos dio tiempo a que (deduciéramos-dedujéramos) qué había pasado.
______ 3. No (degolles-degüelles) ese pobre animal.
______ 4. Le pidieron que (traduciera –tradujera) todas las citas al inglés.
______ 5. Enseguida que se desmayó, lo (conducieron- condujeron) al hospital.
______ 6. Julio Cortázar (tradució-tradujo) al español los cuentos de Edgar Allan Poe.
______ 7. Si el negocio (produjera-produciera) lo que calculamos, el próximo año ganaremos mucho dinero.

_______ 8. Nuestra compañía (produció-produjo) el mejor tiempo.


_______ 9. (¿Deduciste-Dedujiste) esa cantidad de tu planilla de contribucció?
_______ 10. Menos mal, (conduciste-condujiste) el automóvil con precaución.
_______ 11. El fiscal lo (indució-indujo) a confesar el crimen.
_______ 12. Ese año (redució-redujo) las horas de trabajo por estar enfermo.
________ 13.Varias universidades (introducieron- introdujeron) cursos nuevos en su currículo.

________ 14. La primera vez que (condució—condujo) el auto se sintió feliz.


________ 15. (Tradució-Tradujo) la nota para que todos comprendiéramos.

Otros ejemplos de verbos irregulares:



Incorrecto

Satisfaciste tus aspiraciones.
Andó toda la tarde por Ponce.
CORRECTO

Satisficiste tus aspiraciones.
Anduvo toda la tarde porPonce.

No neva como en Alaska. No nieva como en Alaska.
Jamás frega la loza. Jamás friega la loza.

Los anteriores verbos irregulares causan confusión con frecuencia. En ocasiones, algunas reglas nos ayudan a utilizarlos correctamente, como es el caso de satisfacer, rehacer y deshacer que se conjugan como hacer, asimismo, bendecir y maldecir que se conjugan como decir.



      1. EJERCICIO:

Escriba en el margen de la izquierda la forma correcta ce los verbos irregulares que aparecen entre paréntesis.


______ 1. No (satisficiste-satisfaciste) tu curiosidad.
______ 2. Nunca (satisfació-satisfizo) su sueño.
______ 3. Tendremos que hacerlo (querramos-queramos) o no.
______ 4. Claro que (reharemos-rehaceremos) todo de nuevo.
______ 5. La (anduvo-andó) buscando para pedirle una carta de recomendación.
______ 6. En Puerto Rico y en Cuba nunca (nieva-neva).
______ 7. Sé que (satisfará-satisfacerá) su deseo de ser músico.
______ 8. En ese momento (maldició-maldijo) su suerte.
______ 9. Quiso que (deshiciera-deshaciera) el trabajo.
______ 10. El verano pasado (anduvimos-andamos) por toda España.
______ 11. (Satisfació-Satisfizo) todas las exigencias requeridas.
______ 12. Ella (frega-friega) para que su madre descanse.
______ 13. No esperes que (neve-nieve) en el Caribe.
______ 14. No (andé-anduve) por esas peligrosas calles.
______ 15. (Condujo-Condució) lentamente por la carretera.
______ 16. (Concierta-Concerta) mañana una cita con el curador del museo.
______ 17. No creo que (deshaciera-deshiciera) el vestido sin decírmelo.

______ 18. (Rocía-Rocea) esa ropa antes de plancharla; es más fácil luego.


______ 19. (Trajeron-Trajieron) varios tomos de la enciclopedia.
_______ 20. (Bendecí-Bendije) a los médicos que lo salvaron.

Se confunde comúnmente el uso reflexivo de acordarse con recordar. Veamos algunos ejemplos:
Correcto Incorrecto
Recuerdo cómo era mi padre. Me recuerdo cómo era mi padre.
Siempre recuerdo su gentileza. Siempre me recuerdo de su gentileza.

Me acuerdo que era muy delgado. Me recuerdo que era muy delgado.

.
Los verboides o formas no personales del verbo.
Recordemos que los verboides no son conjugables, por lo tanto, no funcionan como núcleo de la oración. Además de formar las perífrasis verbales pueden tener función de sustantivos, adjetivos y adverbio.


      1. EJERCICIO:

Escoja el participio que crea apropiado en las siguientes oraciones.


  1. No creo que (haya satisfecho-satisfacido) su ego.

  2. Encontré el libro (imprimido-impreso) en Holanda en una pequeña librería.

  3. (¿Habrá pagado-Habrá pago) todo?

  4. No hay ningún candidato (elegido-electo).

  5. Esa mercancía no está (exenta-eximida) de contribución.

  6. (Ha bendito-Ha bendecido) a todos sus feligreses.

  7. Es un cliente (satisfecho-satisfacido).

  8. Hasta ese momento no habían (electo-elegido) a ningún sustituto.

  9. Lo (han eximido-exento) de pagar la multa.

  10. Nunca (ha manifiesto-ha manifestado) que quiere volver.

  11. Es el nuevo presidente (electo-elegido).

  12. El pescado esta (frito-freído) en aceite.

    1. Redacta un párrafo coherente con estas quince oraciones. Combina. Modifica. Usa nexos. No alteres el orden, no repitas y no cambies el contenido. Sólo añade conjunciones y suprime verbos. Procura que conste de tres o cuatro oraciones. Escríbelo en una hoja que puedas desprender. Más adelante, se corregirá en clase, lo pasarás en limpio y entregarás con el borrador.




  1. El Ática es una región griega.

  2. El Ática es una región antigua.

  3. El Ática es una península.

  4. La península es triangular.

  5. La península está al este de Corinto.

  6. La península está al este del Golfo.

  7. El Ática tiene montañas.

  8. Las montañas son escarpadas.

  9. Los helenos extraían el mármol de las montañas.

  10. El mármol es un material muy preciado.

  11. Los helenos construían monumentos con el mármol.

  12. Los monumentos fueron fastuosos.

  13. Los monumentos perduran hasta hoy.

  14. Los monumentos muestran algo.

  15. La Grecia clásica fue grande.




    1. El sombrero


Combina las series de oraciones que siguen para formar oraciones más complejas.
1. El sombrero lo perdió en el viaje.
El sombrero era de fieltro.
El sombrero lo compró en París.
Sus padres le regalaron el viaje.

2. El calor tenía agotados a los exploradores.

El calor era intenso.
El calor era de la selva.
La selva era tropical.
Los exploradores eran entusiastas.

3. Las operaciones son hoy más fáciles gracias al láser.


Las operaciones son de desprendimiento.
El desprendimiento era de retina.
El láser se ha aplicado recientemente a cuestiones.
Las cuestiones son quirúrgicas.

4. La lluvia favoreció la agricultura.


La lluvia era suave.
La lluvia era continua.
La agricultura era del sur.
El sur era de la isla.
La isla era vecina.

5. Los escritores revisan mucho los escritos.


Los escritores son buenos.
Los escritores son cuidadosos.
Los escritos van a ser publicados.

6. Los adolescentes están interesados en los deportes.


Los adolescentes son de hoy.
Los adolescentes son inquietos.
Los deportes mantienen la mente.
La mente es sana.
La mente está en un cuerpo.
El cuerpo es sano.

7. Toda Europa oye y baila la música.


Europa es el llamado continente.
El continente es viejo.
La música es popular.
La música es caribeña.

8. La ley fue descubierta por Newton.


La ley es famosa.
La ley es importante.
La ley es de la gravedad.
Newton fue un científico.
El científico fue grande.
El científico era inglés.

9. El marino escudriñaba las olas.


El marino estaba curtido.
Las olas eran enormes.
Las olas eran violentas.
Las olas eran del mar.

10. Las drogas son la plaga.


Las drogas enajenan a nuestra juventud.
Las drogas destruyen a nuestra juventud.
La plaga es grande.
La plaga es de la humanidad.
La humanidad es actual.


    1. La cerámica

Combina las series de oraciones que siguen para formar oraciones más complejas.


  1. La cerámica es muy famosa por los colores.

La cerámica la hacen en España.

Los artistas usan los colores.

Los colores son brillantes y profundos.



  1. Washington es una ciudad llena de funcionarios.

Washington es la capital de los Estados Unidos.

La ciudad es relativamente pequeña

Los funcionarios son federales.

Los funcionarios son estatales.





  1. Los economistas pronostican el desastre.

Los economistas son jóvenes.

Los economistas habían estado en la Bolsa.

La Bolsa era de Tokio.

El desastre era económico.

El desastre se avecina.



  1. La exposición fue un éxito.

La exposición era de cuadros.

Los cuadros eran importantes.

Los cuadros eran de Velázquez.

Velázquez fue un gran pintor.

Velázquez era español.

El éxito fue resonante.




  1. Los cigarrillos disminuyen sus ventas en todo el mundo.

Los cigarrillos son negros.

Los cigarrillos son rubios.

Los dos cigarrillos son perjudiciales para la salud.

El mundo es occidental.

El mundo es civilizado.


  1. La sala fue diseñada por un arquitecto.

La sala es hermosa.

La sala es de conciertos.

El arquitecto es valioso.

El arquitecto es poco conocido.

El arquitecto ganó el concurso.

El ayuntamiento convocó el concurso.




  1. Todos quedamos consternados con el accidente.

El accidente fue el desplome de la torre.

La torre era del aeropuerto.

El accidente fue aparatoso.

El accidente fue espectacular.

El accidente produjo varios muertos.

El accidente produjo heridos.

Los heridos eran muchos.

Los heridos eran graves.




  1. Los tratamientos eran increíbles.

Los tratamientos eran psiquiátricos.

Sometían a los pacientes a los tratamientos.




  1. Los astronautas marcaron una fecha en el calendario.

Los astronautas eran tres.

Los astronautas visitaron la luna por primera vez.

La fecha era histórica.

La fecha era importante.

El calendario era científico.

El calendario sigue sin detenerse.





  1. El tránsito fue cerrado por los policías.

El tránsito era pesado.

El tránsito corría por aquella carretera.

La carretera era peligrosa.

Los policías pensaban en el bien.

El bien era de los conductores.



  1. Redacción


4.1. PREAUTOEVALUACIÓN

Tomado de: Cassany, Daniel y Antonio García del Toro (1999). Recetas para escribir. España: Plaza Mayor.
Marca () una afirmación en cada una de las siguientes preguntas, según como te comportes cuando redactas. Anota las matizaciones o los comentarios que harías en cada afirmación elegida, en el caso que no corresponda exactamente con tu forma de trabajar.


  1. Buscar modelos:

( )a. Antes de empezar a redactar siempre busco y leo textos parecidos a los que tendré que escribir.

( )b. Algunas veces busco modelos cuando tengo que escribir algún tipo de texto que no conozco mucho.

( )c. Nunca busco ni leo textos que pueda usar de modelo.




  1. Pensar en mis lectores

( )a. Pienso en los lectores de mi texto durante todo el proceso de redacción.

( )b. Solo pienso en los lectores antes de comenzar a redactar

( )c. Pienso más en las ideas que quiero comunicar que en mis lectores.




  1. Buscar ideas al principio:

( )a. Apunto las ideas tal como se me ocurren.

( )b. Apunto las ideas primero para mí, con mis palabras, y después busco la mejor forma de explicarlas a los lectores, con sus palabras.

( )c. Apunto las ideas con las palabras y las expresiones que puedan entender los lectores.



  1. Hacer borradores:

( )a. No hago borradores; escribo directamente en la hoja final y corrijo en ella con corrector líquido.

( )b. Hago un solo borrador del texto que corrijo antes de pasarlo en limpio.

( )c. Hago varios borradores que corrijo varias veces, según la dificultad del texto.




  1. Hacer planes y esquemas y modificarlos:

( )a. Nunca hago esquemas o planes del texto: me basta con una idea mental para empezar a redactar.

( )b. Escribo un esquema inicial que algunas veces cambio cuando redacto.

( )c . Siempre hago varios esquemas y planes del texto y acostumbro a modificarlos mientras escribo, porque se me ocurren ideas nuevas.




  1. Leer mientras se escribe:

( )a. Siempre hago muchas pausas mientras escribo, para leer varias veces cada fragmento escrito.

( )b. Hago algunas pausas para leer una o dos veces sólo algunos fragmentos.

( )c. No hago pausas mientras escribo y pocas veces leo lo escrito.



  1. Revisar la forma y el contendio:

( )a. Reviso, sobre todo, la forma (estilo, gramática, ortografía, puntuación, etc.) en palabras y frases.

( )b. Reviso, sobre todo, el contenido (estructura, ideas, sentido global, etc.) en oraciones, párrafos y fragmentos extensos.

( )c. Reviso tanto la forma como el contenido.




  1. Escribir una idea:

( )a. Frecuentemente reescribo una idea de maneras diferentes, cambiando palabras, punto de vista, tono, etc.

( )b. Algunas veces reescribo una oración, cuando no me gusta la primera versión.

( )c. Casi nunca modifico la primera versión de una idea y, si lo hago, es para corregir solo alguna falta.


  1. Escribir en circunstancias diferentes:

( )a. Siempre sigo los mismos pasos durante el proceso de composición: generar y ordenar ideas, redactarlas y revisarlas.

( )b. No siempre sigo todos los pasos, pero mantengo siempre una misma forma de trabajar.

( )c . Mi forma de redactar cambia siempre porque se adapta a las circunstancias que varían en cada caso: tema, audiencia, tiempo disponible, etc.


  1. Consultar manuales:

( )a. Nunca consulto diccionarios, libros de gramática o manuales, tampoco utilizo verificadores gramaticales.

( )b. Consulto varias veces estos manuales y siempre verifico la corrección con los programas de la computadora.

( )c. Solo en escritos difíciles utilizo manuales o verificadores gramaticales.




  • Autocorrección: Cuestionario Estrategias de redacción

Para saber la puntuación que has obtenido, suma la cantidad asignada a cada pregunta.

Preguntas Puntos Suma

1, 3 a. 4 b. 6 c. 2 _____

2, 6, 8 a. 6 b. 4 c. 2 _____

4, 5, 7, 9 a. 2 b. 4 c. 6 _____

10 a. 2 b. 6 c. 4 _____

La máxima puntuación es 60 puntos, que corresponde a un redactor experto o competente: y la mínima 20 puntos, que se refiere a un redactor aprendiz. En general, se entiende por experta la persona que para redactar desarrolla un complejo proceso de trabajo, en el que analiza sus lectores, planifica su texto, busca ideas, hace borradores, los revisa, etc. Escribiendo de esto, esa persona consigue producir escritos coherentes, claros y correctos, que el lector entiende sin dificultad. En cambio el redactor aprendiz acostumbra a producir escritos con problemas variados (incorrecciones lingüísticas, ambigüedades, incoherencias) porque escribe de una forma mucha más "simple", apuntando sus pensamientos en el papel tal como se le ocurren, sin corregir, sin planificar su texto. El aprendiz suele creer que escribir es una actividad "espontánea" parecida a hablar.

Si tu puntuación se acerca a un extremo o a otro, puedes concluir que tu forma de redactar es más o menos experta. La prueba se basa en investigaciones realizadas sobre las destrezas que utilizan redactores expertos y profesionales cuando escriben, y pueden ayudarte a mejorar tu forma de escribir.



  • Redacta tu reacción a la experiencia de lapre-autoevaluación.

Mínimo: Un (1) párrafo de cuatro (4) oraciones.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal