Autor: Matthew Perryman



Descargar 0.83 Mb.
Página1/21
Fecha de conversión07.01.2018
Tamaño0.83 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21


Máximum Muscle

La ciencia del desarrollo físico inteligente

Autor: Matthew Perryman

Traducción: Jordi Saura (cpatermi)

www.ampedtraining.com

www.cpatermi.com



Índice de Contenido

Introducción 7

Capítulo 1: La Lógica del Ejercicio 11

Porque Estas Leyendo Esto 12

El Papel de la Ciencia 15

Porque No Podemos Menospreciar la Anécdota 20

Conocimiento: La importancia del Pensamiento Crítico 25

Como Rechazar un Mito a Través de la Navaja de Occam 27

La Mentalidad Científica: Hacia un Modelo de Hipertrofia 28

Capítulo 2: Una Mirada a la Ciencia 30

Que es el músculo 30

Materia Neurológica 31

Obteniendo un Músculo Más Grande 35

El Corto Plazo: Señalización Mecánica y Síntesis Proteica 40

El Largo Plazo: Remodelización Adaptativa 44

Variables Metabólicas 46

Resistencia al Cambio: El Efecto de “Pelea” Repetida 49

Atrofia Muscular 51

Stress y Adaptación 52

Hormonas: Son Realmente Importantes 61

Llevado a la Realidad: Que significa esto para Ti 70

Capítulo 3: Músculo fuera del Laboratorio 73

Fundamentos: Porque Necesitas Levantar Pesos 73

La Integral Tensión-Tiempo 77

Sobrecarga Progresiva 80

¿Cuanto? 85

Diferentes tipos de Entreno de Fuerza 93

Alta Intensidad y Fallo Muscular 101

Límites de la Masa Muscular 107

Tamaño y Fuerza son Complementarios 111

Capítulo 4: Filosofía del Diseño del Programa 113

El programa No es Fundamental 113

¿Cuales son las Directrices Clave, de Todos Modos? 116

Eres un Culturista o un Powerlifter 119

Es Inútil el Culturismo 120

Los Números 122

Los Intangibles 129

Tamaño y Simetría: Entrenando Grupos Musculares 135

Recuperación y Regeneración 146

“Caja de Herramientas” de Métodos de Entreno 149

Capítulo 5: Estrategias de Programa 155

Periodización “Wanking” 156

Periodización para Culturismo 160

Planeando las Cosas 167

¿Qué Método es Mejor? 172

Programas Sólidos en los que Pensar 183

Conclusiones y Pensamientos Finales 201

Referencias 205

Índice 218

Introducción

Empecé a escribir esta obra en 2006. En este lapso impar de 3 años alternativamente escribí, me aburrí, me cansé de escribir, me harté de la industria del fitness, lo arrojé todo y volví a empezar de nuevo otra vez. 3 veces. Estos 3 manuscritos eran lo bastante largos para ser libros. Puedes pensar, lector, que no es un gran negocio precisamente, y verdaderamente no lo es. Puede incluso darte igual, y ni por te culpo por ello, pero ese es el precio por leer la introducción. El hecho es, que no quiero que nadie crea que este libro está hecho de forma precipitada y caprichosa.

En muchos sentidos, lo escribí para mi mismo tanto como para cualquier otra persona. Tengo un montón de pensamientos sobre la materia, y ponerlos sobre un papel ha sido siempre la mejor forma de organizarlos. Es interesante como los conceptos cristalizan cuando tienes que expresarlos de una forma que sea entendible y digerible para el resto.

Existe otro propósito, permíteme que te aburra con un poco de historia sobre mí. Hubo un tiempo en el que fui el típico novato que deambula por el gimnasio, siguiendo, sin pensar, las rutinas de culturismo que publican las revistas. Era el tipo de chico que solemos ver habitualmente haciendo 10 tipos diferentes de curls, levantando demasiado peso en el press de banca, y haciendo sentadillas con recorrido parcial aparentemente obligatorio. No conocía nada mejor; demonios, ni siquiera era consciente de que existía un problema, dejando de lado que necesitaba mejorar. Todos los tipos musculados y grandes que veía en el gimnasio, hacían algo parecido, así pues la conclusión a la que llegué fue que si hacia lo mismo que les veía hacer a ellos, llegaría a mejorar más tarde o más temprano.

Empecé a entrenar con hierro a los 18, hacia el final del Instituto. Al contrario de muchos de los que entrenan con hierro, nunca practiqué ningún deporte y no provenía de ningún entorno relacionado con el deporte, lo que entiendo me convertía en alguien atípico. Acabé por tomar clases de levantamiento de pesos durante el último año del instituto solo para salir de ahí una hora diaria. Por alguna extraña razón no se me permitía quedarme en casa como si tal, así que tuve que tomar algún tipo de clase. De este modo, pensé en sacar algún otro crédito extra.

Curiosamente, disfruté de la experiencia. Un montón. Había algo divertido y atrayente acerca de mover pesos por ahí. Puede que no os parezca bien a muchos de vosotros, pero tenéis que entender que en esa época, cualquier cosa remotamente relacionada con la actividad física lo consideraba como algo completamente antitético desde mi punto de vista. Siempre había sido el tipo tonto, el vago, y literalmente nunca se me ocurrió pensar que yo podría mover hierros y de hecho hacer algo productivo al respecto. Soy de constitución pequeña incluso ahora; por aquel entonces, a duras penas llegaba a pesar 60kg. Media algo más de 172cm, quizá 175cm, para que os hagáis una idea, y no he crecido mucho más desde entonces.

Esa fue mi primera experiencia con el hierro. No voy a tratar de ponerme poético sobre esta cuestión. Solo quería puntualizar que mis inicios con el hierro fueron verdaderamente humildes.

Como todos los chicos a esa edad, empecé con el hierro para tratar de ponerme grande y musculado para que las chicas se fijaran en mi. Podemos vestirlo del color que nos de la gana, pero el narcicismo es la principal razón por la cual la gente hace ejercicio. En ese momento, cumplía con el estereotipo de chico negado de 18 años que acude al gimnasio, lo cual significaba ir con mucha frecuencia al gimnasio, seguir algún tipo de rutina dividida tomada de alguna revista (lo cual significaba press de banca y 10 tipos de curls diferentes de 5 a 6 días a la semana, y comer una dieta muy pobre, gastando todo el dinero posible en suplementación.

Imagino que obtuve algo a través de ser regular, ya que gané casi 15kg durante los primeros meses – hasta unos enormes 70kg. Echando la vista atrás, considerando que prácticamente no comía nada, estoy bastante convencido de que esos 65-70kg es el peso en el que mi cuerpo deseaba estar en primer lugar, así que no considero ese hecho (llegar a los 70kg) una victoria en si misma. Simplemente revertí la situación de déficit en la que me hallaba.

En cualquier caso, fui lo bastante afortunado como para tropezar con el powerlifting y otros deportes de fuerza en la web de Jason Burnell’s Deepsquatter (el cual todavía se puede hallar en www.deepsquatter.com). Eran tiempos diferentes en Internet, por aquel entonces, cuando de hecho, podías creer alguna de la información que por aquel entonces encontrabas en la red. Cuando solo conoces las rutinas divididas de los panfletos revisteros, y aquello que hacen los otros tipos de tu gimnasio (o que te dicen que hagas), descubrir las rutinas de powerlifting te abre las puertas a un mundo nuevo. Me informe sobre ello y decidí llevar a cabo las rutinas de powerlifitng. A partir de ahí, me volví mas fuerte y ligado a ello, más grande.

Adelantemos la historia a 10 años. He superado la barrera de los 90kg (lo cual era un hito para mi, habida cuenta de mi limitada estructura), me convertí en un tipo bastante fuerte comparado con el usuario medio del gimnasio, y me lesioné. Culturismo, Powerlifting, Rehabilitación. El circulo de la vida. Afortunadamente, todo esto puede seros útil a vosotros, lectores. Mientras todo esto sucedía, he amasado bastante información al respecto. He entrenado a algunos tipos. He hablado con algunos de los mejores en este campo, y he leído bastante información científica al respecto. Y esto es todo, en lo concerniente a mi auto-engrandecimiento.

Estoy lejos de ser la única opción (y ciertamente no me considero el mejor, de ninguna manera), pero me gusta creer que poseo cierta experiencia y un buen puñado de conocimiento científico teórico para difundir. Este libro está especialmente dirigido hacia ti, hombre o mujer, que quieres empezar con el proceso de “ponerte en forma“ pero no tienes ni idea de por dónde empezar.

Soy perfeccionista cuando se trata de cosas que lleven mi nombre. No quiero ser asociado a trabajo de baja calidad, y ese es el motivo por el cual este proyecto se ha visto retrasado por tanto tiempo. Seleccionar, leer y procesar información científica no es algo fácil o simple, y con franqueza, la única razón por la cual este libro salió a la luz es porque me obligué a mi mismo a parar (de leer y buscar) y darlo a conocer. Si hiciera las cosas tal y como creo que deberían hacerse, el libro jamás vería la luz, puesto que yo seguiría indagando a través de Pubmed a la búsqueda de nuevos datos. Incluso ahora, cuando todo el proceso se ha visto completado, todavía veo surgir nuevas publicaciones científicas; supone un gran esfuerzo por mi parte tratar de ignorarlas y seguir adelante.

Siguiendo con el tema, he de agradecer al grupo “Monkey Island” por proporcionarme de forma generosa, información científica de interés, cuando lo he necesitado. Muchas de las ideas que aquí se presentan fueron sacadas a la luz a través de ese grupo,….

Revisando el libro, se aleja en cierta medida de los típicos libros estándar de ejercicio y levantamiento de hierro. Por norma general, dichos libros siguen el mismo patrón: empiezan relatando algo de ciencia, luego proporcionan algún tipo de entreno prefabricado a realizar, conjuntamente con algunas fotos mostrando cómo realizar dichos ejercicios. Actualmente, el mercado está saturado con este tipo de cosas, e incluso algo peor: los programas que proporcionan dichos libros, no difieren en demasiado unos de otros. Lo cual no es necesariamente algo negativo en sí mismo, pero es algo sospechoso cuando dicho libro trata de venderte su programa como algo exclusivo.

Este no es un manual de paso a paso con tablas de ejercicios con un bonito formato y fotos de los ejercicios. Es un análisis del PORQUE. Mi premisa no es que la información científica no es difícil de digerir. Mi premisa es que la gente no piensa en la materia desde una mentalidad adecuada. Quiero tirar abajo todas las ideas preconcebidas y empezar desde el principio.

Hay 4 capítulos en total, y el primero de todos ellos es aquel por donde las cosas empiezan a desviarse respecto a lo habitual. Voy a meterme con algunos conceptos de lógica y razonamiento tal y como se utilizan en la industria del fitness. Voy a examinar en qué lugar coinciden la búsqueda científica y la experiencia a fin de configurar una fotografía correcta de la cuestión, y porque un montón de suposiciones que el público en general tiende a dar como correctas, no soportan un mínimo análisis serio. Eso puede aburrirte, quizá incluso lo llegues a odiar, pero a su modo, el pensamiento crítico es necesario si consideramos mi tesis. La información en si no es el problema, y nunca lo fue. El Como miramos a la información es la clave de la ecuación que muchas veces nos olvidamos, o peor, que la Industria del Fitness nos hace olvidar, siendo cómplice del problema. Este será el capítulo 1.

El capítulo 2 será tratará a fondo de los aspectos fisiológicos implicados en el ejercicio físico, con una mirada hacia el proceso de crecimiento muscular. Ahí es donde cabe la posibilidad de que pierda lectores, XXXX. Podría haber optado por un enfoque más comercial y utilizar un estilo científicamente menos riguroso, pero escogí mantener unos estándares mínimos de calidad. Las buenas noticias son que el capítulo 2, si bien no es superfluo, no es esencial en si para lograr entender el resto del libro, así pues lector, no necesitaras entender mas allá de una serie de conceptos básicos- y voy a salirme un poco de mi tónica habitual para tratar de hacerlos lo mas entendibles posible para ti. No te hará ningún mal leer el capitulo 2, pero si este se vuelve muy complejo para ti, puedes pasarlo por alto y seguir adelante sin sentirte terriblemente perdido.

El capítulo 3 aunque es bastante científico, está enfocado hacia aspectos específicos del entrenamiento con pesos y el ejercicio, lo cual hace que el lenguaje utilizado sea más entendible. Si te pierdes, pasa adelante. Hablando en serio, sucede lo mismo que con el capítulo 2: cogemos los conceptos que “todo el mundo sabe” y los sometemos a revisión. En parte para reventar mitos, en parte para seguir el “mapa de carretera”.

Finalmente, en los capítulos 4 y 5 sumamos todo lo visto anteriormente para poder diseñar una serie de directrices que puedas llevarte al gimnasio. El objetivo de estos capítulos no es proporcionar solamente una serie de normas o algún tipo de programa prefabricado hecho por mí, sino mostrar como otros programas ponen en práctica estas normas. Voy a desglosar el concepto de “programa” hasta el punto en el que lo entiendas por completo.

Pero el tiempo se acaba, y no solo quiero que conozcas una serie de hechos, sino que seas capaz de afrontar dichos hechos de una forma diferente.

¿Un objetivo elevado, dirás? Sin lugar a dudas. Pero no creo que se pierda nada por intentarlo. Habrá quien esté encantado con ello, mientras que algunos lo detestaran y creerán que es una pérdida de tiempo. Yo solo hago lo que puedo.

Un apunte bibliográfico: He citado bibliográficamente cualquier tipo de afirmación. Sin embargo en algunas partes del libro, y debido al tema tratado, es imposible citar todas y cada una de las afirmaciones que hago ya que se entiende pertenecen a la categoría de conocimiento general – al igual que en las secciones de fisiología básica. He optado por crear una lista en el apartado bibliográfico con todo el material y todas las fuentes que he utilizado en la elaboración de este libro, en lugar de desordenar el texto con anotaciones que quizá solo interesen verdaderamente a 4 o 5 de vosotros. Todo aquello en lo que me he basado para escribir el libro está en el apartado de referencias bibliográficas.

Incluso tratando de utilizar artículos de revisión cuando era posible, el listado de referencias bibliográficas asciende a más de 200 citas. Si hubiera utilizado todos y cada uno de los artículos, el listado habría sobrepasado las 1000 citas – teniendo en cuenta que esto no es un trabajo académico, ni tiene como objetivo un público académico, creo que mi forma de proceder simplificando el asunto es excusable. Si sientes que estoy dejando de lado alguna referencia bibliográfica o que algo está incompleto, házmelo saber. Realmente no creo que nadie se tome este tipo de molestia, pero quería que se supiera de todos modos.

Si le echas un vistazo a la página de derechos de autor (Copyright), te percatarás de que éste producto se ofrece bajo la licencia “Creative Commons”. Léela ahora porque se que no lo hiciste antes.

Verás que ofrezco este libro bajo la Licencia CC-BY-NB-ND 3.0. Esto significa que es de libre distribución, al contrario que muchos autores que supuestamente publican contenido propio. Este material es de mi propiedad y poseo la mayoría de derechos sobre el mismo; sin embargo, eres libre de compartir el material siempre que 1) Lo atribuyas a mi y añadas el link a mi web (www.ampedtraining.com), 2) No uses el material con fines comerciales o de otro tipo, y 3) No modifiques el material del modo en el que se encuentra aquí presentado.

En otras palabras, eres libre de compartirlo, si es tu deseo, siempre y cuando recuerdes atribuírmelo a mí. Solo ten en cuenta que existen repercusiones por tratar de venderlo, incluso aunque seas creativo y “añadas tus propias palabras” al mismo. Esto no es el “cole” y no tienes ninguna razón para copiar mi libro. Si se te ocurre alguna idea para hacer dinero con este material, envíame un email y sacaremos algo a relucir.

¿Porque estoy haciendo esto, te preguntarás? Quiero decir ¿No estoy básicamente arruinando mi negocio? De acuerdo con la industria del fitness debería estar vendiéndote este libro de la forma más agresiva posible, usando todo tipo de tácticas comerciales y de marketing para lograr que me dieras tu dinero. Parte de este modelo de negocio incluye formas de manejarse agresivas; después de todo, la información es el producto a vender. Hacer algo tan demente como sacar a la luz un producto bajo una licencia “no-propietario” es de locos.

Quizás si, quizá no. Tengo un buen puñado de razones que me han llevado a tomar esta decisión.

Vivimos en un mundo donde la información no puede ser considerada por más tiempo propiedad intelectual. El libre intercambio de ideas ha sido uno de las señas de identidad de Internet desde que salió a la luz, y me considero a mi mismo un abogado de este movimiento – desde software de código abierto (open source) a las tecnologías de file-sharing (compartición de archivos). La reforma del Copyright se encuentra dentro de todo esto.

Mi idea original fue sacar este libro bajo las restricciones habituales de coyright y en un formato difícil de copiar, lo cual no previene la piratería, pero lo hace menos accesible a esta. Obviamente he cambiado de opinión. Al final me he dado cuenta de que no habría podido escribir este libro sin que existiera el libre acceso e intercambio de información. Lo he escrito con el editor de texto OpenOffice.org, el cual es un software de código abierto alternativo al de Microsoft Office; las 2 imágenes que aquí se encuentran están diseñadas con el GIMP. Hubiera sido no solo hipócrita por mi parte, sino de algún modo irónico para mi tratar de hacer de este material “propiedad intelectual”.

Por último, no puedo reconciliar mi punto de vista “pro-compartidor” con lo que se espera actualmente de la industria del “fitness”. Sería del todo deshonesto por mi parte. Aunque esté pidiendo algún tipo de donación, esto es algo que finalmente depende de ti. Si consideras que este libro te ha valido la pena, suéltame unos cuantos dólares.

La verdadera razón de peso es simple: Trato de distanciarme de la industria del fitness que necesita urgentemente de una nueva forma de hacer negocio, por no mencionar una buena lección de ética.

Para ser más preciso: estoy harto y cansado de la desinformación y de la deshonestidad que veo en los “expertos en fitness”, se encuentren estos en internet o en el gimnasio (hay poca diferencia), y no quiero formar parte de eso. Estoy harto de los anuncios de mierda. Estoy harto de trampas y mentiras. Estoy harto de la gente que se presenta así misma como autoridades en la materia y que siguen propagando basura. La información no debería estar sometida al dinero ni a los incompetentes.

Esta es mi primera y única incursión en este campo. Siento que he presentado algo que merece la pena, y no deseo tratarlo del mismo modo que hace el resto. Una gran parte de mi desearía tirarlo y no tomarme la molestia, pero no ayudo a nadie si acaparo la información e ideas que el libro contiene. Al contrario, estoy involucrado en la industria del fitness precisamente porque quiero ayudar a la gente.

Así pues, saco este libro, gratuitamente y con una licencia de uso bastante generosa. Si la propagación de esta información ayuda con la locura que se vive en el sector, que así sea. Si es una mierda y a nadie le interesa, nada se habrá perdido.

Disfrutadlo.

Matthew Perryman

www.ampedtraining.com

La Lógica del Ejercicio


Para llegar a comprender, necesitas una base
Capítulo 1: La Lógica del Ejercicio

Ya que estás leyendo esto, asumiré un par de cosas sobre ti, lector.

Primero de todo, estás interesado de algún modo en la masa muscular, o de forma más concreta, en como incrementar la masa muscular. En otras palabras, quieres músculos más grandes. Sin embargo, es posible que no te des cuenta de que ese es tu objetivo. Quizás solo desees “ponerte en forma”, o perder algo de grasa, o incluso solo deseas verte mejor.

Probablemente has pasado cierto tiempo en el gimnasio. Quizás has obtenido resultados, quizás no. Quizás solo estés interesado en saber algo más sobre los “cómos” y los “porqués”, o quizás estés buscando nuevas ideas a fin de mejorar tu entrenamiento.

Puede que estés cansado de todos los mitos que la gente difunde sin ningún tipo de prueba. O quizás ya has tenido suficiente bombardeo de marketing, y solo deseas una discusión franca de los hechos.

Cualquiera que sea la razón, de algún modo, estas involucrado en el “culturismo” (bodybuilding). Permíteme que hable sobre ello antes de que te asustes y creas que acabas de tirar tu dinero. Cuando hablo de culturismo, no me refiero a que tengas por objetivo subirte a una tarima con el bañador de competición, el aceite y el tinte. Cuando uso el término “culturista” en este libro, me refiero a cualquiera preocupado por mejorar su apariencia (chico o chica) con el uso de ejercicios y la nutrición adecuada para ello

No te asustes por el hecho de que no estés preparado para subirte a una tarima. De la forma en la que defino el término, la amplia mayoría de personas que hacen ejercicio son “culturistas” incluso aunque no tengan como objetivo el competir en esta disciplina. La mayoría de personas tienen como objetivo verse los abdominales, tener brazos más grandes, o cualquier otra cosa que esté de moda hoy día.

Si tu preocupación es levantar más peso en Sentadilla o mejorar tu Sprint, probablemente no vas a poder tomar mucho de aquí. No quiero desalentarte, pero este libro está enfocado principalmente a obtener grandes músculos con el fin último de obtener un físico más bonito. Muchas de las reglas y sugerencias tradicionales que son dadas a los atletas a través de una postura anti-culturista no se van a aplicar aquí.

Incluso lo reduzco algo más, ya que encontrarás bien poca información nutricional aquí. Tras meditarlo largo y tendido (bueno, no demasiado) llegué a la conclusión de que, aunque la nutrición es ABSOLUTAMENTE VITAL para lograr el crecimiento muscular y poseer un físico bonito – o al menos tan importante como cualquier otra cosa que aquí se discuta, sino más – se encuentra fuera del enfoque de este libro. Para ser franco, no soy un verdadero experto en ello. Si bien puedo hablar sobre el tema, sencillamente seria un refrito de otras fuentes (superiores), y no veo mayor necesidad para ello.

Sin embargo si hablamos de músculo– ahí es donde puedo romper con todo y hablar de trabajo. A diferencia de lo que sucede en el campo de la Nutrición, no estoy al corriente de que existan otro tipo de trabajos similares a lo que éste se propone, que es sentarse y echar un vistazo honesto a lo que la gente hace en el gimnasio y relacionarlo con lo que la ciencia nos dice.

En particular, quiero echar por tierra un buen puñado de mitos que la gente cree y mostrar como el ejercicio se relaciona con el resultado que la gente obtiene. La mayoría de libros de levantamiento de pesas contemplan el proceso de arriba hacia abajo. Empiezan con una conclusión, y entonces van progresando hacia atrás para encontrar datos que den soporte a esa conclusión. Yo hare exactamente lo opuesto, partiendo desde los datos y de una forma

La Lógica del Ejercicio

deductiva – examinando la situación y usando los datos para obtener conclusiones. Para ello, voy a bucear entre un buen puñado de publicaciones científicas. A veces puedo llegar a ser un poco espeso, pero daré lo mejor de mí para mantenerlo tan simple y fácil de entender como me sea posible. Te advierto, eso sí, que en el caso de tener que escoger entre sobresimplificar o ser correcto, escogeré ser correcto.

La parte central de este libro es, de hecho, el razonamiento lógico y el pensamiento crítico. ¿Creías que habías comprado un libro sobre levantamiento de pesos? Bien, lo hiciste. Solo que me aproximo al tema desde una visión completamente nueva.

Cualquiera puede escribir sobre “ciencia”. Lo vemos todos los días. Una de las cosas más comunes que se puede ver a diario en las publicaciones de fitness es algún autor utilizando los abstracts de algunos estudios, extrayendo de los mismos conclusiones precipitadas, reclamando entonces que sus creencias están basadas en ciencia.

Este no es mi estilo, ni lo que voy a hacer aquí.

Cualquiera puede escribir sobre el entrenamiento de la fuerza, dieta o culturismo. Aunque hay algo de ciencia en muchos casos, tantos otros se basan en anécdotas y en tipos que entrenan con el fin de poder demostrar una serie de “conclusiones” que han asumido de antemano como ciertas. Eso no es productivo – tan solo refuerza los viejos mitos a la vez que crea nuevos.

Esto no se trata solo de ciencia, sobre confiar en las consignas o slogans que la industria del fitness genera. Si, voy a citar investigaciones; bastantes de ellas. Pero en el fondo, quiero ser más que solo eso. Quiero dar respuesta a los “cómos” y los “porqués” de mi razonamiento. Si no llegas a entender mi proceso de pensamiento, no vamos a ir en sintonía. Una de las cosas que repito constantemente es que tener opiniones y extraer conclusiones tiene tanto que ver con el camino a seguir (el proceso mental realizado), como con el destino en sí mismo (la conclusión en si misma). “Lo que piensas sobre algo” no es necesariamente más importante que el “como lo piensas”.

Hay algo que decir sobre poseer un proceso de pensamiento racional y tener las herramientas requeridas para evaluar la información. Si no eres capaz de filtrar la información, entonces puedes abocarte a una situación donde incluso un reloj roto marca la hora correctamente por pura coincidencia. ¿Son realmente las 6:42pm, o echaste un vistazo al reloj en el momento adecuado?

Puedes ser que posea los hechos correctos, pero que no tengas forma objetiva de saber si realmente estas en lo cierto. Esto te lleva a una situación desafortunada; sino posees la habilidad de separar el “grano” de la “paja”, puedes caer en la trampa de creer que todos los puntos de vista son iguales y merecedores de la misma atención.

Aunque pueda parece una idea poco popular en los tiempos que corren, algunos puntos de vista son, objetivamente hablando, más correctos que otros. Solo porque alguien crea o mantenga una opinión sobre algo no significa que su punto de vista sea correcto. Si hay algún tema central en este libro, dejando de lado el hecho de “ponerse cachas”, seria este. Mi objetivo no es solo proporcionarte información. Mi objetivo es asegurarme de que comprendas porque concluyo lo que concluyo.

Para ello y asegurarme de que estamos todos en la misma sintonía, voy a elevar un poco listón. No se trata de copiar abstracts de Pubmed y picotear datos que den soporte a mis conclusiones. Este tipo de cosas se las dejo a otros. En lugar de eso, tenemos que hacer uso de las herramientas del pensamiento crítico. Todo el mundo habla de ciencia, pero de hecho, nadie observa el proceso de pensamiento que yace debajo. Soy un firme creyente del uso de la lógica y del sentido común para poder filtrar la información de la que disponemos. Si tú también puedes hacer eso, entonces estás un paso por delante del resto.

La Lógica del Ejercicio



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal