Articulación de políticas públicas dirigidas a las cooperativas Propuestas para el caso colombiano en el marco de la convivencia pacífica y la internacionalización



Descargar 1.94 Mb.
Página5/41
Fecha de conversión24.05.2018
Tamaño1.94 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   41

Construcción metodológica y lógica investigativa


Un proceso intelectual guiado por valores explícitos y socialmente relevantes, una perspectiva prescriptiva y activista del trabajo del científico social y no meramente explicativa y predictiva, un enfoque analítico crítico pero constructivo orientado a la transformación social, el reconocimiento de la complejidad, dinamismo y multidimensionalidad de los problemas sociales que exige la introducción de métodos analíticos basados en la interdisciplinariedad y en una ontología holística o sistémica, conforman la trama de la heurística de este enfoque (Chaves, 1999).

Para desarrollar un modelo de políticas públicas para el cooperativismo en Colombia que optimice y potencie sus condiciones institucionales, se puede partir de propuestas alternativas orientadas a satisfacer el ideal cognitivo de los avances científicos que se han realizado en la materia. Sin embargo, tal propuesta tendría un sinfín de detractores que verían en el presente documento un esfuerzo académico de comprensión teórica, pero sin capacidades fácticas de repercutir en decisiones institucionales. Estas merecen contemplar la historia, los actores, las lógicas institucionales, los vacíos y las fortalezas actuales de las políticas públicas en Colombia.

No es suficiente con que el investigador mire el fenómeno. Es indispensable que se adentre en él, relacionándose e indagando permanente sobre el ethos oculto existente en las políticas públicas. Para diagnosticar las políticas públicas se realiza una identificación a las instituciones, sus agentes y los principales contenidos normativos. Ahora bien, generar pautas para su optimización requiere más esfuerzos.

Es menester analizar las políticas públicas desde distintos campos. En este caso, la economía y ciencias de la gestión, las ciencias políticas y jurídicas, la sociología, las ciencias de la educación y la historia sirven de instrumentos cognitivos interdisciplinarios donde la doctrina cooperativa funciona como eje de interrelación disciplinar para desarrollar el objeto de estudio, lo que conlleva a una decisión multimodal para la obtención de información y datos relevantes.

Por ello, el camino trazado debe contemplar un marco teórico que permita identificar las prácticas y especificidades que hoy tiene el cooperativismo colombiano, su marco institucional, sus potencialidades y sus principales obstáculos; y, a la vez, permita optimizar lo existente en materia de políticas públicas para generar acuerdos de co-construcción factibles en un contexto como el actual: signado por la creciente presión hacia la internacionalización de los mercados, la generación de espacios para la convivencia pacífica y la sostenibilidad de organizaciones que deben replantear sus modelos de negocios en un entorno convulso de crisis civilizatoria.11

El camino que se traza analiza el marco institucional, jurídico e histórico que definen condicionamientos sociales, culturales, de los cuales el cooperativismo no es ni ha sido ajeno (Tomás-Carpi, 1997). Por ello, se sintetizan en el estudio la lógica organizacional de las cooperativas, sus especificidades y los incentivos adecuados para que su accionar conlleve a una forma diferente de hacer las cosas frente a las prácticas de empresas capitalistas. También, los vaivenes institucionales del cooperativismo en Colombia desde su institucionalización en 1931 hasta la actualidad a partir de análisis de medidas, leyes, decisiones e incidencia de estas en los resultados que configuran una forma determinada de entender el cooperativismo, fomentarlo y evaluarlo.

El hilo conductor de los estudios es el relacionado a la doctrina cooperativa y de la economía social, en tanto poseen una realidad social que ha sido sistematizada como disciplina científica (Chaves, 1999). La presencia organizacional creciente, la incidencia de estas en la mitigación de problemas cívicos y socioeconómicos, la recurrente contradicción de su naturaleza enfrentada a las lógicas de las empresas de capital y del Estado y su influencia en el emprendimiento de nuevas formas de hacer economía en un contexto de crisis civilizatoria, justifican su estudio disciplinar. Su presencia insoslayable en instituciones y en el sistema socioeconómico es un punto de partida conceptual para el institucionalismo desde las ciencias sociales. Estas organizaciones, por su lógica propia dictaminada históricamente desde una doctrina particular, conviven híbridamente en los mercados (Vienney, 1983), lo que genera crecientes tensiones que requieren una mirada polivalente pero basada en su doctrina.

Orientar los estudios desde la doctrina cooperativa, permite ahondar en tres planos cognitivos posibles: el de la realidad social desde la cual se fomentan, crean y actúan las organizaciones cooperativas, el de una disciplina científica que estudia la anterior realidad, el cooperativismo y la economía social, y el de un enfoque metodológico particular en las ciencias sociales (Chaves, 1999). Además, revela un método de acercamiento a los fenómenos disciplinares que subyacen en el entramado de políticas públicas sin descartar que el análisis sectorial de situaciones desde las diferentes disciplinas, deriva conocimientos que van también a lo general.

Así, el análisis de las políticas públicas para el cooperativismo en Colombia se realiza bajo los fundamentos doctrinales de la economía social, y en particular del cooperativismo, y cómo estos permean el análisis institucional en la formulación de políticas públicas tomando algunos referentes que en esta materia se han desarrollado desde algunos países europeos y latinoamericanos.

Esto ha sido desarrollado por autores como Laville y Nissens para Francia y Bélgica, respectivamente (2006); Chaves (2008) y Monzón para España (2012); Barros (1999), Ferreira (2000), Nunes y Carneiro (2001) y de Sá (2010) para Portugal. También se consideran elementos desarrollados bajo el contexto americano de autores como Vaillancourt y Thériault para Canadá (2008); Singer (2002) y Morais (2009) para Brasil; Vuotto (2007), Coraggio (2012) y Hintze (2010) para Argentina. Dichas referencias se configuran como un paradigma para orientar la acción de co-construcción de políticas públicas en las organizaciones cooperativas,12 donde los actores que intervienen en su gestión tengan elementos para generar marcos institucionales que garanticen su optimización.

Este enfoque metodológico que parte del análisis transversal de la doctrina cooperativa en su relación con aspectos propios de otras disciplinas y con asiento en realidades sectoriales, no ha sido abordado para la formulación de políticas públicas para este sector, sino, por el contrario el criterio preponderante ha sido el del cooperativismo como sujeto instrumental, como se evidenciará desde la identificación normativa, desde el análisis de subsectores empresariales de cooperativas y desde la implementación de medidas tributarias y contables.

En la figura 2 se ilustra el método interdisciplinario cuya fuente de relación transversal es la doctrina cooperativa.



Figura 2. El estudio de las políticas públicas en cooperativismo desde la interdisciplinariedad abordada desde la doctrina cooperativa

Fuente: elaboración propia.

El método para abordar los fenómenos es el de la investigación-participativa, cuyo supuesto refiere a la necesaria relación entre conocimiento y acción para la transformación de la realidad e incorporación de herramientas de recolección de información participativa que fortalece los procesos de retroalimentación y sirve de punto de partida para una posible implementación.

Se trata en definitiva de una construcción metodológica que aborda variados referentes según su utilidad para generar hallazgos, buscando un diálogo constructivo entre las disciplinas. Una construcción que se piensa, esculpe y desarma de forma atemporal, comprometiendo la vida de los investigadores y haciendo de estos agentes inmersos en el cambio.

Uno de los referentes más importantes de la polivalencia metodológica se encuentra en los trabajos de Elinor Ostrom, y otros investigadores cercanos, quienes han optado por comprometerse con la “construcción de mejores políticas públicas haciendo énfasis en sistemas policéntricos, pensando críticamente las políticas públicas como experimentos y alertando contra los riesgos de la imposición de panaceas políticas o conceptuales en sociedades particulares” (Pottete, Janssen y Ostrom, 2012, p. 27).

Así, al igual que Ostrom y su equipo, la metodología se construye a partir de la búsqueda de acumulación conceptual y la necesidad de articular trabajos desarrollados desde distintas disciplinas, ocupados en la comprensión de un mismo fenómeno. En el caso que acá se plantea, se trata de la optimización de políticas públicas en cooperativismo. La pregunta que subyace a la polivalencia metodológica es ¿se pueden estudiar de manera científica los fenómenos sociales relevantes para las políticas públicas? La amplia literatura nos señala rutas para hacerlo posible.

En dicho contexto, se nos traza el compromiso de incidir desde la academia en el desarrollo sectorial del cooperativismo, en identificar sus problemáticas y en particular las relacionadas a sus relaciones con el Estado. Lo anterior ha sido realizado a partir del involucramiento como agente activo de redes de investigación y actor de una comunidad de conocimiento en la que se busca la articulación entre la academia, el gobierno y los gremios, y el resultado desde el ámbito académico se expresa en la realización de estudios que se compendian en el presente estudio (ver anexo 1), articulando la revisión documental con el diagnóstico del contexto, analizado a partir del diagnóstico, la problematización y propuestas concretas que toman en cuenta las particularidades locales y los referentes conceptuales.

Como construcción de una perspectiva teórica-práctica, el enfoque de la tesis triangula un enfoque cualitativo dominante predominantemente inductivo, que se nutre de fuentes de información primarias a partir de la realización de investigación cualitativa (entrevistas individuales focalizadas en profundidad y focus group) y cuantitativa (entrevista con cuestionarios), con el fin de traslapar en la investigación diferentes fenómenos de estudio que agregan una perspectiva amplia sobre el objeto de estudio (Hernández, Fernández y Baptista, 2003).

El alcance del estudio es descriptivo en tanto busca especificar los problemas que en la construcción de las políticas públicas para el cooperativismo se presentan en la actualidad, pero que tienen como referencia una historia institucional con elementos polivalentes de diferentes disciplinas. Por ello, se trata de un diseño no experimental.



    1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   41


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal