Arte simbolista



Descargar 243.55 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión27.01.2019
Tamaño243.55 Kb.
  1   2   3   4   5

ARTE SIMBOLISTA

(ed. Mercaba, Murcia-España)
a) Simbolismo

b) Moreau

c) Chavannes

d) Redon

________________________________________



SIMBOLISMO
a) Empirismo inglés

b) Nacimiento del Arte simbolista

c) Características teóricas del Arte simbolista

d) Plasmación práctica del Arte simbolista

e) Bibliografía sobre el Arte simbolista

_________________________________________________


a) Empirismo inglés
Fue el origen cronológico de los nuevos ensayos de vanguardia, mostrando su máxima expresión a lo largo del s. XIX y encontrando escritores que supieron reflejar una nueva mentalidad filosófica, económica, política.

En efecto, se puede decir que el nuevo modo de pensar inglés, extendido después a todo el continente europeo, vino motivado por:

-su contraposición al racionalismo imperial1,

-el relativismo político-económico,

-la ausencia de una tradición que hiciese de contrapeso,

-la convicción de inutilidad de las instituciones clasicistas.

Se trató de una mentalidad que puso siempre al hombre como dueño de su destino, y a la ciencia como principal aliado para conseguir sus objetivos.

Y tuvo en el Origen de las Especies-1859 de Charles Darwin su máxima expresión, como resultado de sus viajes a bordo del HMS Beagle por el mundo entero, y de sus conclusiones sobre:

-la primigenia biológica de cada especie, surgida de una célula y nada más,

-la evolución constante de los seres, a través de un patrón diversificado,

-la posibilidad de transmutación total de algo, por generación espontánea.

aparte de otras consecuencias corolarias como:

-la lucha por sobrevivir, dada la carencia de alimentos,

-la variación total de seres, de unos espacios a otros,

-la posibilidad de creación de nuevos seres, y de creaciones sucesivas,

-la heredabilidad de la variación, por adaptación al medio ambiente,

-la divergencia de caracteres, dependiente del número de piezas en competición.

En este sentido, fueron destacables para la nueva mentalidad modernista:

-la idea de transformismo, sin existir nada fijo,

-la idea de catastrofismo, sin existir nada uniforme,

-la idea de variación correlativa, de pequeños cambios que mutan al conjunto,

-la idea del tiempo, como clave que va produciendo variedades,

-la idea de transformación, de partes aisladas en territorios continuos,

-la idea de imperfección, que es la que cambia las cosas normales,



-la idea de variedades numerosas, como clave para hacer desparecer lo minoritario.
b) Nacimiento del Simbolismo
Surgió en los barrios marginales de París como rechazo de la juventud a todo lo real y establecido de su tiempo2, y con la idea de forjar en sus cabezas un nuevo mundo lleno de sueños e ideales, y de llevarlo a la práctica.

Tuvo en el pintor Felicien Rops a su primer ideador3, y en el poeta Charles Baudelaire a su padre y fundador4. Para ellos, había que elaborar un nuevo mundo, todavía inédito y lleno de correspondencias ocultas entre ritmo, línea, aroma, música, vocales y color5. Y para ello era necesario un primer enfoque: la neurofisiología6.

Hacia 1870 el movimiento fue expandido entre los jóvenes por medio de Stephane Mallarmé, que hizo todavía más hermético y oscuro el movimiento iniciado por Rops y Baudelaire, y le dio una vocación de anarquía total de técnicas, ampliando los juegos de palabras y sonidos. Añadió al Simbolismo un segundo enfoque: el desequilibrio, como fuente de confusión temática hacia el espectador.

Hacia 1880 ingresaron en el Simbolismo sus miembros más influyentes, los jóvenes Rimbaud y Varlaine.

Arthur Rimbaud introdujo en el movimiento relaciones excesivas e invertidas y estados etílicos constantes, y añadió al Simbolismo un tercer enfoque: la videncia, o desarreglo total de los sentidos. Y empezó a captar jóvenes marginales de la calle para el movimiento.

Paul Verlaine llevó a los simbolistas a llevar vidas trágicas y enfrentarse destructivamente contra la sociedad, y añadió al Simbolismo un cuarto enfoque: la maldición.

En 1886 Jean Moréas lanzó el Manifiesto Simbolista7, en el que definía al movimiento con todas las cualidades anteriores, y proponía reunir todo ello mediante un quinto enfoque: el ideal, a forma de nuevo universo llamado a ser construido por los elegidos para ello, los simbolistas.

Hacia 1890 ingresan en el movimiento Bonnard8, Vuillard9, Spilliaert10, Hughes11, Draper12, Von Stuck13, Schwabe14, Moreau15, Redon16, Chavannes… y los extranjeros Klimt17, Brull18, Previati19, Hodler20, Valloton21, Enckell22… todos ellos conocidos como los nabis-profetas, pues empezaron a llevar a la práctica las teorías simbolistas, introduciendo para ello una sexta herramienta: la xilografía. El movimiento se empezó a extender por toda Europa, y alcanzó al mundo de la escultura23.


c) Características teóricas del Arte simbolista
Fueron gestadas en las tertulias de los martes en casa de Mallarmé, lugar donde empezaron a aprobarse como elementos del nuevo movimiento:

-un ambiente contaminante,

-la poesía, en toda elaboración artística,

-la importancia por la vulgaridad,

-la inutilidad de lo apariencial,

-la eliminación de formas en pro de actitudes.

Y es que, desde 188624, la disidencia artística había ido ganando adeptos, coincidiendo con un Manifiesto de Moréas en que el artista había definido al nuevo movimiento simbolista como “enemigo de la enseñanza, la descripción objetiva, la falsa sensibilidad y la declamación”, y había propuesto para ello:

-color e invención,

-todo aquello que no alcance nuestra vista25,

-reacción contra lo equilibrado,

-búsqueda del amor artístico26,

-lo primigenio, irracional, inmediato, soñador,

-la descomposición orgánica,

-lo decadente y vicioso del hombre,

-el distanciamiento27,

-lo marginal, antisocial, solitario, dramático,

-la histeria, libidinosidad…

Tras Moréas y Mallarmé, y bajo influjo del Tesoro de formas japonesas-1888 de Samuel Bing, los simbolistas se habían entusiasmado con las cromoxilografías japonesas, que se utilizaban como papel de empaquetar en las tiendas de objetos de ultramar28.

A partir de entonces, y como único elemento de conjunción de todo lo anterior, surge la única constante en el nuevo movimiento: la línea, como trayectoria siempre en movimiento, sin espacio ni sombras, con los adornos desplazados y el fondo coloreado29.

Lanzado a la calle, adquirió pronto el Simbolismo el influjo de la propaganda de lo vulgar, por influjo de los carteles comerciales de la calle30. Y de un movimiento combativo contra:

-el arte y su Academia de arte31,

-cualquier clase de programa artístico, costase lo que costase32,

-todo lo convencional33.

Se trataba, pues, de un movimiento cultural, con incursión en el arte, en el que se trataba de llegar al grado 0 de la sociedad normal, para imposibilitar su reconstrucción34 y dar inicio así a un universo artístico totalmente contrario35.

Para ello era necesario, según las exhortaciones de Dujardin de 188836:

-vaciar los contenidos37,

-eliminar lo visto por la vista,

-seleccionar un rasgo soñado38,

-arriesgarse sin miedo a pintar39.

Se trataba, pues, de conseguir la modernidad y romper la tradición40, y a esa finalidad se fueron integrando paulatinamente los ingredientes de41:

-el psicoanálisis de Freud,

-el macabrismo de Allan Poe,

-la homosexualidad de Oscar Wilde,

-el oscurantismo de Shopenhauer,

-el antisemitismo de Wagner,

-la masculinización de la mujer de Burne,

-el nihilismo de Nietzsche42,

así como los fundacionales:

-anarquismo político,

-nihilismo filosófico,

-represión social.

Así, pues, el compromiso con la naturaleza era necesario, pero como un deseo de desentrañarla, a forma de identificarse con los elementos primigenios, la evolución y la muerte43.


d) Plasmación práctica del Arte simbolista
La 1ª generación de pintura simbolista buscaba el misterio y misticismo. Surgida del lado oscuro del romanticismo, buscaba encontrar las correspondencias secretas entre el mundo sensible y el mundo espiritual, mediante relaciones composicionales inmanentes al cuadro.

Y todo ello mediante un idioma pictórico abstractivo, al arbitrio de cada pintor particular, y sin una forma definida. Tan sólo las formas lineal y ornamental debían ser las únicas constantes con las que experimentar.

Con la llegada de la 2ª generación de pintores simbolistas, fueron importantes las aportaciones sobre:

-la trilogía belleza-amor-muerte, de Gustave Moreau,

-la inmovilidad de colores planos y luz clara, de Puvis de Chavannes,

-el surrealismo estético, a la hora de representar ideas, de Odilon Redon.

A lo que se unió el resto de elementos integrados por los asiduos a la cercana Escuela de Pont-Aven, como fueron:

-todo tipo de superficies, como el vidrio, la piedra, la madera, el cartón,

-todo tipo de materiales, como la cola, pintura, óleo, témpera, acuarela,

-todo tipo de encargos44, como decorados teatrales, murales, libros, comics,

-el color local, y efectos derivados de yuxtaposiciones de primarios,

-las figuras indefinidas, incorpóreas, inmersas en el mundo de los sueños,

-la mujer masculinizada, unión de eros y thanatos45,

-la repetición de flores y animales de fábula46,

-los contornos siluetados y decorativos,

-los lugares solitarios y silenciosos47,

-las imágenes emotivas, sobrenaturales, fantasiosas, subjetivas, violentas, pasionales…

Por último, fueron otras características pictóricas:

-colores fuertes, pasteles, difuminados… pero todos con sentido onírico,

-temáticas irracionales, religiosas, fantasiosas, ambiguas, emocionales, sensacionales…

-equivalencias entre símbolos-ideas48 y sueño-vida49.
e) Bibliografía sobre el Arte simbolista
ALVAREZ LOPERA, J. M; Historia del Arte. De la Ilustración al Simbolismo, ed. Planeta, Barcelona 1994.

ARGAN, G. C; El arte moderno. Del Iluminismo a los movimientos contemporáneos, ed. Akal, Madrid 1991.

CALVO SERRALLER, F; El arte contemporáneo, ed. Taurus, Madrid 2001.

CHORDA RIOLLO, F; “El Arte en el contexto cultural del s. XIX”, en MARTINEZ RODA, F; Historia del Mundo contemporáneo, ed. Tirant lo Blanch, Valencia 2010.

DE MICHELI, M; Las vanguardias artísticas del s. XX, ed. Alianza, Madrid 2009.

DEMPSEY, A; Guía enciclopédica del arte moderno; estilos, escuelas y movimientos, ed. Blume, Barcelona 2008.

FERNANDEZ POLANCO, A; “Fin de siglo: Simbolismo y Art Nouveau”, en Historia 16, XLII, Madrid 1989, pp. 6-161.

GONZALEZ, A; CALVO, F; MARCHAN, S; Escritos de Arte de vanguardia, 1900-1945, ed. Turner, Madrid 2003.

HEARD HAMILTON, G; Pintura y escultura en Europa, 1880-1940, ed. Cátedra, Madrid 1989.

MARCHAN FIZ, S; Fin de siglo y los primeros ismos del s. XX, 1890-1917, ed. Espasa Calpe, Madrid 2000.

RAMIREZ, J. A (dir); Historia del Arte, vol. IV: El arte contemporáneo, ed. Alianza, Madrid 2010.

STANGOS, N; Conceptos de arte moderno, ed. Alianza, Madrid 2009.



MOREAU
a) Gustave Moreau

b) Características de Moreau

c) Obras de Moreau

d) Bibliografía sobre Moreau

____________________________________________





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal