Arroyo de la miel



Descargar 0.69 Mb.
Página4/16
Fecha de conversión04.02.2019
Tamaño0.69 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

Principios didácticos del ámbito científico-tecnológico


En relación con las Matemáticas y las Ciencias de la naturaleza es previsible que el alumnado presente las siguientes carencias:

  • Problemas en cálculos básicos como sumas, restas, multiplicaciones y divisiones.

  • Dificultades en la utilización de los distintos lenguajes del ámbito científico, simbología y notación.

  • Dificultades para llevar a cabo argumentaciones lógicas, como, por ejemplo, saber encontrar contraejemplos para demostrar la falsedad de proposiciones.

En el Ámbito científico-tecnológico se propone la realización de actividades de aplicación de los diferentes conceptos que se quieren introducir, entendiendo que es recomendable llegar a la abstracción a través de la aplicación reiterada de cada aprendizaje a diferentes situaciones concretas. Se propondrán tareas en las que se establezcan relaciones entre lo aprendido y lo nuevo, que no resulten repetitivas, sino que requieran formular hipótesis y ponerlas a prueba, elegir entre explicaciones alternativas, etc.

La experimentación, la construcción y la manipulación de objetos servirán para adquirir y desarrollar capacidades relacionadas con la destreza manual y para la inserción en la vida activa. Por ello, siempre que sea posible y en coordinación con los departamentos de Biología y Geología y Física y Química, se hará uso de los laboratorios para la realización de pequeñas experiencias sencillas que ayuden a la asimilación de los conceptos tratados en el aula.

Otras líneas metodológicas aplicables a estos alumnos son trabajar motivando y fomentando el interés y la autoestima a través de actividades próximas a la vida cotidiana, ajustadas a sus capacidades y que no requieran un esfuerzo desmedido, pero que sí impliquen en cierto modo un reto. Actualmente resulta imprescindible utilizar también las tecnologías de la información y la comunicación como herramientas para explorar, analizar, intercambiar y presentar la información, dada la presencia cada vez mayor de las mismas en la sociedad.

Asimismo, es beneficiosa la puesta en práctica de formas de trabajo compartidas, en las que los alumnos, además de ayudarse unos a otros, se acostumbren a defender sus opiniones con argumentos, a escuchar a los demás, a compartir las tareas y a tolerar y respetar a sus compañeros.

El conjunto de líneas metodológicas apuntadas está fundamentado en algunos de los principios básicos del aprendizaje: cada profesor las adaptará en función de las características del grupo, y se completarán con las contribuciones de la experiencia docente diaria.


La educación en valores en el ámbito científico-tecnológico


El programa de diversificación curricular y, sobre todo, la enseñanza de las diferentes materias en los ámbitos correspondientes deben potenciar ciertas actitudes y hábitos de trabajo que ayuden al alumno a apreciar el propósito de la materia, tener confianza en su habilidad para abordarla satisfactoriamente y desarrollarse en otras dimensiones humanas: autonomía personal, relación interpersonal, etc.

  1. Algunos valores importantes en el Ámbito científico-tecnológico son:

  • Confianza en las propias capacidades para afrontar problemas, así como trabajar y luchar por la resolución de los mismos.

  • Perseverancia y flexibilidad ante otras opiniones: la verdad de uno no es la verdad de todos.

  • Valoración de la importancia de las herramientas tecnológicas para facilitar los cálculos, las representaciones funcionales y la comprensión de propiedades geométricas.

  • Valoración de la importancia de la ciencia para comprender fenómenos naturales y así poder desarrollar estrategias que conduzcan a poder prevenir y evitar catástrofes naturales.

  • Valoración de la precisión, simplicidad y utilidad del lenguaje matemático y científico para explicar, representar, comunicar o resolver diversas situaciones de la vida cotidiana.

  • Valoración de la aportación del ámbito científico-tecnológico a la vida cotidiana, así como de la relación interdisciplinar que existe entre los ámbitos del saber, tanto los científicos como los sociales, para poder comprender la evolución social del ser humano.

Los valores se deben fomentar desde la dimensión individual y desde la dimensión colectiva. Desde la dimensión individual se desarrollarán, principalmente, la autoestima, el afán de superación, el espíritu crítico y la responsabilidad. Desde la dimensión colectiva deben desarrollarse la comunicación, la cooperación y convivencia, la solidaridad, la tolerancia y el respeto, y todos aquellos valores que se trabajan anualmente a escala global en el centro.



Las enseñanzas transversales en el ámbito científico-tecnológico


Los contenidos del Ámbito científico-tecnológico, las distintas actividades, enunciados de problemas y ejercicios, imágenes, etc. integran diferentes temas transversales:
Educación moral y cívica. La propia naturaleza del ámbito científico-tecnológico potencia la constancia en el trabajo, la valoración del esfuerzo, el rigor y el sentido crítico, posibilitando el desarrollo de una adecuada actitud moral y cívica en al alumno. Superar pequeñas metas y valorar el trabajo bien hecho fomentarán el crecimiento de la autoestima y del sentido ético-moral de las acciones, lo que ayudará al alumno a tomar decisiones de una forma autónoma y crítica.
Educación para la paz. El aprendizaje científico implica la realización de trabajos en grupo que desarrollen actitudes de colaboración, aceptación, diálogo y respeto hacia los demás.
Educación para la salud. El proyecto curricular trata la salud en sus diferentes dimensiones: física, psíquica y social. La salud física y psíquica está presente en las unidades referentes al estudio de la fisiología del cuerpo humano, haciendo especial incidencia en la adquisición de hábitos saludables. La salud social se desarrolla en las unidades que fomentan el conocimiento y respeto del medioambiente.
Educación para la igualdad de oportunidades entre las personas de distinto sexo y cultura. La realización de actividades concretas que resalten la igualdad entre sexos y personas de distintas culturas ayudará a que el alumno comprenda la importancia de la igualdad de oportunidades en la sociedad actual.
Educación ambiental. Se pretende promover en el alumno el conocimiento del medio de forma que sea capaz de respetarlo, disfrutarlo y realizar un aprovechamiento racional del mismo.
Educación sexual. Es imprescindible que el alumno conozca las bases fisiológicas de la sexualidad, desarrollando hábitos saludables y una completa aceptación de sí mismo y de los demás. La referencia a técnicas anticonceptivas y enfermedades de transmisión sexual potenciará conductas responsables.
Educación del consumidor. Se utilizarán actividades de carácter instrumental (operaciones básicas, cálculos de porcentajes, estadística, etc.) y analítico (interpretación de etiquetados, factura de la luz, etc.) para desarrollar hábitos de consumo responsable.
Educación vial. La realización de actividades concretas sobre conceptos generales relacionados (geometría, topografía, cinemática, etc.) fomentará actitudes responsables en educación vial.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal