Architecture, education and society



Descargar 47.94 Kb.
Fecha de conversión19.11.2018
Tamaño47.94 Kb.


International Workshop

ARCHITECTURE, EDUCATION AND SOCIETY

CREATIVE CHRONOTOPES, CULTURAL LANDSCAPES AND DIALOGICAL IMAGINATION (HOMAGE TO MIKHAIL BAKHTIN)

Forum Research on Architecture. Barcelona May 29-30-31, 2013.

International Association Architectural Research (IAAR).

Director: Josep Muntañola Thornberg. Dr. Architect.

International Network:



ARQUITECTONICS International Journal: Mind, Land& Society (ISSN: 1579-4431)

www.arquitectonics.com.


C. Historical and Social Research Settings
9. Urban Form: Relationships Between Design and History: Environmental Heritage, Architecture and Planning.
The relationships between architectural design and architectural history are today a very significant topic to analyze as have always been before.

Studies about relationships between design and history, specially related to this architect, but not exclusively, are welcome. Papers about architectural education in universities that reinforce both architectural design and architectural history are welcome too.

Ponencia

La forma urbana: virreinal e industrial insertadas en el paisaje de las poblaciones de Atlimeyaya, San Pedro Atlixco, y Metepec, Puebla, México.

Rosalía Reyes Mendiola1 Andrés Armando Sánchez Hernández2 Germayn Hernandez3

Jorge Chavez Alvarado4

Resumen

Forma urbana e historia han sido, desde antaño, un vínculo que permite reconocer en la actualidad, el contexto en que fueron sustentados los diversos factores que la definieron. Entre ellos, los ideales y prototipos de la “ciudad ideal”, así como los modelos de la arquitectura que fueron respondiendo a las necesidades espaciales e ideológicas de los proyectistas, y en cierta forma a los destinatarios. Asimismo a las diversidades de factores que han sido relacionados a las condiciones de la evolución de los paradigmas de interpretación del territorio. En ese sentido, podemos comprender, además, que las condiciones de la forma definen en muchos de los sentidos a la imagen de la “ciudad”, con ello, el paisaje, es motivo de las acciones que reflejan la adaptación al medio, o hasta su destrucción. Esto se ejemplifica en las poblaciones mencionadas, en la cercanía de la ciudad de Puebla (ciudad capital) y que permiten reconocer esa adaptación y evolución ante la permanencia de un territorio y diversos usos del suelo para el cultivo de diversos productos como flores, frutos, etc. Además, poder reconocer en ello, las condiciones de lo patrimonial, tanto natural como cultural y que deben de promoverse como incipientes recursos administrables desde la sustentabilidad, como sucede con el agua, principal motivo de la ubicación y éxito de estos asentamientos y usos.



Antecedentes

Aunque el hombre en los diversos momentos de la historia se ha adaptado a las condiciones del entorno, y aun clima para vivir; ubicándose en lugares inhóspitos, fríos, calurosos, etcétera; en el estudio en cuestión, las condiciones ambientales son propicias, para utilizar los recursos naturales en beneficio de los grupos sociales, tomando en cuenta los potenciales naturales como; contar con el clima cálido, siendo la temperatura templada, caluroso en primavera verano, siendo agradable, sumado a esto se cuenta con el recurso del agua.

Este lugar se encuentra en una región aledaña a las faldas del Volcán Popocatépetl, en la parte correspondiente al estado de Puebla, México puntualmente en la región de San Baltazar Atlimeyaya, integrado por las localidades de San Baltazar, Atlimeyaya, San Pedro Atlixco, Metepec. Denominada para la esta investigación región Atlimeyaya, Metepec. Los asentamientos que conforman la zona de la región cuentan con valores históricos, culturales, y naturales, siendo parte de un entorno muy singular que permite reconocer las condiciones del patrimonio. El valor patrimonial está integrado por los recursos culturales y naturales con que cuentan las localidades, siendo parte del paisaje como elemento integrador del patrimonio.

Así entonces para comprender el paisaje de Atlimeyaya, Metepec hay que relacionarlo con la región de cada territorio. El paisaje rural de la zona antes expuesta, expresa la cultura, representa el proceso histórico del lugar, su simbología, su deterioro, está incorporado en el paisaje que observamos. Así entonces con el objetivo de entender y comprender el paisaje rural de Atlimeyaya Metepec, se indagan los factores que intervienen en la formación del paisaje que observamos en el lugar a través del tiempo, con el objetivo de localizar los potenciales físicos y culturales que modelan el paisaje.

El paisaje de la región de Atlimeyaya es un sistema dinámico, donde sus componentes están interconectados y relacionados. Así tenemos, diferentes suelos, relieves, clima, hidrología, flora, fauna, zona de vivienda. Por consiguiente la estructura del paisaje de la región de Atlimeyaya y Metepec, está conformada como una estructura dinámica, integrada por diferentes sistemas, interrelacionados uno con otro. Pero hay que tomar en cuenta que la totalidad del paisaje que se observa en un territorio, está condicionada por las características geomorfológicas del territorio, es decir los componentes Físicos, geográficos de cada región, que condicionan el sistema biótico, su interrelación condiciona la imagen particular de cada unidad paisajística.

Así entonces la primera visión exterior del paisaje es la primera aproximación de la realidad. “La percepción de los sentidos es el primer acontecimiento externo formado por las interrelaciones de todos los sistemas que forman la totalidad del paisaje” (Reyes, 2011: 106) Las interrelaciones de los componentes abiótico y biótico, es la interrelación entre la geomorfología, climatología, hidrología, las cuales son las disciplinas que modulan el paisaje que percibimos.

Así entonces en el paisaje de Atlimeyaya Metepec se identifican seis zonas o unidades de paisaje, donde predomina la Montaña o Hito ecológico que predomina en el Paisaje a una altura de 5,392 metros sobre el nivel del mar (MSNM) , como segundo plano, se tiene la ecozona de montaña, está compuesta por bosques y praderas ubicado en la cota 3,600 metros sobre el nivel del mar (MSNM)a la cota 2,600 metros sobre el nivel del mar (MSNM) con una franja de bosque de 6,034 km de bosque, está zona de montaña, se interrelaciona con la zona correspondiente al pie de monte, ubicado de la cota 2,600 metros sobre el nivel del mar (MSNM) a la cota 2,400 metros sobre el nivel del mar (MSNM) donde se ubican zonas de cultivo, áreas de bosques, incluye áreas deterioradas por actividades antrópicas. En la cota 2,400 metros sobre el nivel del mar (MSNM) a la cota 2,200 metros sobre el nivel del mar (MSNM), se ubican las localidades de San Baltazar Atlimeyaya y San Pedro Atlixco, de la cota 2,200 a la cota 2,000 metros sobre el nivel del mar (MSNM) la junta auxiliar de Metepec Atlixco. La ubicación de las localidades corresponde a las zonas de vivienda o zona urbana, como se muestra en el plano 1

El paisaje que se observa en la Región Atlimeyaya Metepec, representa un espacio con gran riqueza paisajística, en primer plano, la zona urbana donde se encuentra el patrimonio cultural. En segundo plano se encuentra las cimas o lomeríos como el Cerro del Charro al oeste de la localidad de Metepec. En tercer plano encontramos las zonas de cultivo ubicadas a una altitud de 2,600 (MSNM) a la cota 2,400 (MSNM) que corresponde al pie de monte. El siguiente nivel corresponde a la zona de bosque y pradera que corresponde a la zona con valor ecológico, donde se observa una gran diversidad de elementos biofísicos que se supone en el territorio. y que se abordaran en el componente biótico. En el último nivel encontramos la imagen del volcán Popocatépetl. Esta cima forma parte del paisaje rural de Atlimeyaya Metepec, se observa como el elemento principal del territorio. Así se observa en la imagen 1, 2 y el perfil 1

Unidades de paisaje


Unidad de paisaje

Tipo de suelo

Cota

Características

Cono de Popocatépetl

En la cota 4000 a 3600 (MSNM) predomina Regosol dístrico. Subsuelo pobre o muy pobre en nutrimentos general, los suelos que predominan en las zonas altas, su composición es, principalmente de arena es mayor al 50%,

5,452 (MSNM) a la cota 3,800 mts. Arriba de la vegetación arbórea

La parte más alta generalmente está cubierto de nieve por lo que el clima es muy frío, más abajo la temperatura es más alta.

Bosque, pradera

Fluvisol eútrico. Es el suelo que mayor extensión ocupa y coincide aproximadamente con las zonas planas del poniente.

Regosol eútrico. Su suelo rico o muy rico en nutrimentos. Histosol, suelo de tejidos orgánicos.

3,600(MSNM) a la cota 2,600(MSNM)

En las partes altas del volcán se pueden encontrar bosques de pino, oyamel, ayacahuite, encino madroño, palo blanco, cipreses y cedros blancos y rojos.

En cuanto a animales, en la sierra se encuentran venados cola blanca, gallinas de monte, halcones, cuervos, codorniz pinta, águila, gavilán, paloma de collar, coyote, tejón, zorrillo, ardillas y algunos reptiles




Pie de monte

Regosol eútrico. Su suelo rico o muy rico en nutrimentos. Histosol, suelo de tejidos orgánicos.

cota 2,600 (MSNM)

a la cota 2400 (MSNM)


Zonas de cultivo, áreas de bosques, incluye áreas deterioradas por actividades antrópicas. En la parte baja pastizales y todavía mucho más abajo gramíneas, zarzamora, fresa y tejocote

Zona urbana

Regosol eútrico. Su suelo rico o muy rico en nutrimentos.

cota 2400 (MSNM) a la cota 2000 (MSNM)

Ubicación de localidades, actividades antrópicas.














Tabla 1 Unidades de paisaje Rural de Atlimeyaya Metepec. (Reyes Mendiola, 2011)




Perfil 1 Transversal, ubicación de unidades de Paisaje en la Región Atlimeyaya Metepec, Puebla. (Elaboro Jiménez Vázquez)
f:\atlimeyaya 2.jpg


Imagen 1, 2 Vista de paisaje de pie de monte, zona de bosque, y cima de volcán Popocatépetl
c:\users\rosalia\pictures\atlimeyaya cascada\atlimeyaya 1\dsc00604.jpg


c:\users\rosalia\pictures\metepec\patrimonio natural\dscf5649.jpgc:\users\rosalia\pictures\metepec\patrimonio natural\dscf5649.jpg





Perfil 1 Transversal, ubicación de unidades de Paisaje en la Región Atlimeyaya Metepec, Puebla. (Elaboro Jiménez Vázquez)

Conociendo las unidades de paisaje podemos ocuparnos de la unidad de paisaje zona urbana, siendo el lugar donde tiene su vivienda los pobladores, es la zona urbana, que concentra el patrimonio arquitectónico, cultural. Los orígenes de la población son indígenas, posteriormente a la llegada de los españoles se construyo el templo de San Baltazar Atlimeyaya, se utilizaron materiales de la región, tanto para el templo como para las viviendas, se usaron materiales propios de la región en la construcción de espacios arquitectónicos que caracterizan la tipología propia de la región, que concuerda con el medio ambiente. Considerando que los materiales utilizados fueron principalmente la piedra volcánica, propia de la región, trasladada de las canteras cercanas a las localidades de la región

El patrimonio edificado de la región está compuesto por la vivienda, templos, espacios administrativos, como palacios de presidencias auxiliares, espacios para educación, escuelas, espacios utilitarios vinculados a territorio como haciendas o ranchos (caballerizas, bodegas, etc.). Espacios dedicados a la producción agroindustrial.

De esta manera se van conformando los asentamientos humanos, se van estableciendo las zonas urbanas por la necesidad de vivir en sociedad. Así entonces se va dando la forma urbana de las ciudades. Estas se fueron estableciendo después de consumada las conquista y la consolidación del virreinato con la perspectiva de nuevos albores de una sociedad, que cambia de indígena a española, luego convirtiéndose en criolla y mestiza. La traza de las localidades seguía el modelo de la escuela renacentista, los estudiosos, podían ver sus ideales en nuevos confines con la adaptación de los preceptos urbanísticos en grandes ciudades como pequeños poblados. Urbanización que respondía a las condiciones de trazas reticulares que tenían los lugares de “poder” (religioso; administrativo y social) en torno a ellas. Así, los modelos de urbanismo, ratificados por las Leyes de Felipe II en 1573 habían confirmado los ideales de una nueva sociedad conversa al catolicismo.

La morfología ha sido empleada como palestra en las ciudades y asentamientos para ubicar en ella, las propuestas arquitecturales que han definido el espacio, a través de tipología puntual que ha interactuado en diversos momentos con las condiciones topográficas y con las que las sociedades le dan como sello cultural con sus tradiciones, costumbres. Así como las formas de interactuar con sus usos.

Se va adoptando la nueva ordenanza de la traza urbana para los asentamientos, en esa sociedad que va olvidando el sentido de la traza de los centros ceremoniales, la forma de los barrios prehispánicos, el sentido de la perspectiva de la zona urbana y su relación con el paisaje natural, la prolongación de líneas y puntos de fuga que unen e integran al paisaje. El juego geométrico entre plataformas, patios hundidos, edificio, se van perdiendo, el elemento sorpresa de los espacios se va desconociendo, la envoltura del paisaje natural se va deteriorando, para asumir una nueva forma de vivir en espacios más densos, mas urbanizados y simetricos.



Imagen 9. Vista general del entorno de Atlimeyaya y Metepec, Puebla. Fuente: Googleearth.com/2012


Virreinato y urbanismo americano y mexicano

La traza reticular se va dando en el territorio mexicano, en los años de llamada la Nueva España; de preferencia se localizan áreas planas para la traza de nuevas ciudades, son obstáculo la topografía accidentada, se buscan condiciones de adaptación mediante la elección, como estrategias de urbanización a lugares, tanto por la abundancia de agua, como por la estrategia de su ubicación para acoger a la población endémica, también llamada de naturales o hasta indígenas. Así entonces la retícula facilitaba la urbanización indefinida, como un funcionamiento y facilidad de circular, de identificar fácilmente sitios, zonificar áreas, tener un centro de zona urbana, e incrementar valor a los espacios con usos del suelo de uso común. Se trata de una traza que permite concentrar actividades de interés para todos, dando poder a la zona centro, Traza antagónica a las de plato roto que dificultaban mediante recovecos y caminos y calles de traza inesperada, en ciertos casos hasta protección ante actos de ataques moros durante la época medieval.

El modelo de una nueva traza, modifica también las formas de vida, se contruyen espacios con nuevos elementos arquitectónicos que identifican el tiempo histórico, así encontramos arquitectura del siglo XVII, XVIII, IX y XX, en la región de Atlimeyaya Metepec. El ejemplo más claro de traza reticular es la localidad de Metepec, cuenta con una estructura definida, funciono de forma integrada a principios del siglo XX, como una localidad integrada espacialmente, tiene una plaza, paseo o jardín, que sirve como el lugar de reunión, de encuentro o de espera, como núcleo central, en su entorno se encuentras los usos del suelo como; viviendas, área educativa, área recreativa templo, mercado, gestión. Los cuales se interrelacionan con calles bien definidas orientadas hacia los cuatro puntos cardinales, los huertos se encuentran en las periferias. En la traza urbana destaca la imagen visual muestra hitos que identifican al lugar, como puntos focales fácilmente localizables, ejemplo la torre de la iglesia, que sobresalen de la construcción horizontal, los emplazamientos como la plaza con actividad como un lugar de espera y descanso, con mayor densidad de uso el día domingo, cuando la gente sale del templo, pasea, juega, camina y descansa en la plaza o jardín.

Industrialización decimonónica, como secuelas de la revolución industrial

Luego, en el siglo XIX, con la llegada de los efectos de la Revolución industrial europea y su llegada a México, muchos fueron los cambios, en la forma de producir los productos en serie. Además de los modos de vida de los obreros, la arquitectura y el urbanismo. Y, en general, en el uso de la tecnología para mover sus complicados procesos, entre ellos el uso del hierro que cambió radicalmente, dejando de usarse solamente en algunos elementos de las edificaciones como herrajes, barandales, o cierta ornamentación; para usarse en elementos mayores y en la forma de construir, tanto en la arquitectura para alojar las zonas productivas y habitables, creadas con la oficialidad y materialización de las utopías. Además de su uso en la creación en serie de los componentes de los sistemas de equipamiento que conformaban los sistemas motrices de los complicados procesos de la producción, comúnmente identificados en las fábricas textiles (y su uso en la creación de telares, anteriormente de madera), o mediante el uso del vapor en los ferrocarriles, etc.

En ello, además de la generación de energía mediante el uso del preciado líquido: el agua. Elemento, no sólo dador de vida, sino que desde la historia del hombre ha servido, más bien motivado, la selección de lugares para crear asentamientos humanos. Con base en ello, la ubicación de poblaciones en las riberas de los ríos, ha sido una y otra vez, a lo largo de la historia del hombre una constante en diversas latitudes, épocas y condiciones.

El uso del agua en la época de la Revolución industrial, no fue un caso aislado, sirvió mediante sus diversas formas físicas (mediante su aspecto de vapor, o a presión) para mover los complicados procesos mecánicos, iniciados desde su captación, conducción, canalización y su vínculo con turbinas o formas de conducción referidos a los sistemas de producción, como para la transformación y generación de energía.

Por lo que analizar las condiciones de estas etapas, se puede ver como parte de lo que hoy se considera como un estudio arqueológico, ante su evidencia en restos de cierta sociedad desaparecida. Y por lo tanto, por su relación con el sistema industrial hoy visto de manera integral como patrimonio de cierta sociedad o cultura industrial, que debe de difundirse por ser conocidos por generaciones futuras, y como parte de los potenciales patrimoniales y de identidad del sitio de Atlimeyaya Metepec..

Una vez establecidas los efectos de la industria en México, como secuelas de la revolución industrial, las condiciones de la implantación de fábricas y conjuntos para la producción textil, se fueron deslindando asentamientos, como el establecido por la Compañía Industrial de Atlixco, S.A. conocido también en el ámbito regional y aun de la empresa como “Fábrica de Metepec” se estableció una empresa que no sólo se definió una zona para la producción, sino para alojar a los obreros de distintos niveles. Urbanización que había retomado en cierta forma un modelo reticular, donde se ubicaron viviendas en establecimientos manzanares con 48 viviendas de dos cuartos.



Imagen 5. Vista del Territorio de la Imagen 6. Plano de conjunto del pueblo

zona de estudio. Fuente: INEGI. compañía de Metepec. Fuente: ASH/2002
Paisaje de las poblaciones de Atlimeyaya, San Pedro Atlixco, y Metepec, Puebla, México

Conclusiones

La abundancia de agua, como de vegetación, desde tiempos inmemorables facilitaron la creación de asentamientos destinados a la población. Además, de facilitar el desarrollo de la agricultura. Luego, con la llegada de los efectos de la Revolución industrial europea, el panorama cambió. Y con ello, la proliferación de fábricas y conjuntos de viviendas para alojar a los obreros que tuvieron instalaciones especiales para el desarrollo de algunas actividades en sus viviendas. Entre ellas, en la colonia obrera, y en la zona de producción para la limpieza de las telas y estampado. Pero, estos vestigios en la actualidad, no están del todo salvaguardados sino sólo algunos de sus componentes, como la zona de producción. Pero, la mayor degradación se encuentra dentro del caserío obrero, como se pudo ver en un primer acercamiento en este documento en las dos fotos análogas.



Bibliografía

REYES M. R., et al (Coordinadoras) (2009) Patrimonio natural y cultural. Edit. BUAP, Puebla, México.

SÁNCHEZ H., A. A. (1988). “Recuperación del Caserío obrero-histórico de Metepec; Atlixco, Pue.” Tesis de licenciatura en Arquitectura Facultad de Arquitectura UAP.

_________________. (2001). “Restauración y conservación del parque central de la Compañía Industrial de Atlixco, S.A. (CIASA)” Memorias en extenso del Segundo Coloquio Latinoamericano sobre Conservación del Patrimonio Industrial, TICCIH (The International Committe for the Conservation for the Industrial Heritage)-Chile, Santiago de Chile.

STEENBERGEN Clemens y Wouter Reh (2001), Arquitectura y Paisaje Barcelona: Gustavo Gili. P. 20)

REYES Mendiola Rosalía Liboria (2011) Conservación del Paisaje Natural y Patrimonio Edificado en Aljojuca. P. 106

RUZA Tarrio Felipe 1993 Tratado del Medio Ambiente Tomo 2, 3 REZZA Editores S. A.

ÁBALOS, Iñaki, Renata Sentkiewicz (2008),Proyectos sin Realizar”, en Revista de Paisajismo (Paisea), núm. 5, España: editorial Gustavo Gili S. A.



ARONSON, Shlomo (2008), Proyectar en tierras ásperas y frágiles, España: Gustavo Gili.



1 Docente Investigadora de la Facultad de Arquitectura de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (FABUAP)- México. Líder del Cuerpo Académico de Estudios territoriales (CA117) Email rrmendiola@hotmail.com

2 Docente Investigador de la FABUAP. Miembro del CA117 armando_snchez@rocketmail.com

3 Docente-coordinador del Colegio de Diseño Urbano Ambiental y urbanismo, duager_yn@hotmail.com

4 Alumno de Maestría colaborador de Cuerpo Académico del CA117



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal