Anteproyecto de ley provincial para la prevención y control del dengue y otras enfermedades emergentes



Descargar 67.29 Kb.
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño67.29 Kb.


HONORABLE CAMARA:
La Comisión de Salud Pública, Acción Social, Prevención de las Adicciones y Control de Tráfico Ilícito de Estupefacientes ha considerado el proyecto de ley – Expte. Nº 17.217, autoría del señor diputado Busti, referido a la prevención y control del dengue y de otras grandes epidemias de enfermedades emergentes y reemergentes; y por las razones que dará su miembro informante, aconseja su aprobación en los mismos términos presentado.
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE ENTRE RÍOS, SANCIONA CON FUERZA DE LEY
TÍTULO I

CAPÍTULO I

Disposiciones Generales

Art. 1º.- Objeto.- La presente ley provincial tiene por objeto promover y garantizar:

a.- La prevención y control de los impactos sanitarios, económicos y sociales de las epidemias de enfermedades emergentes, tales como el dengue, la fiebre amarilla, leptopirosis, y otras análogas.

b.- La planificación y ejecución de planes de contingencia por parte de todos los sectores responsables de velar por la salud y la calidad de vida de la población.

c.- Crear las condiciones aptas para sensibilizar, prevenir y preparar a la población sobre la importancia y existencia de herramientas apropiadas para controlar y erradicar a los vectores que transmiten las enfermedades descriptas.

d.- El desarrollo de políticas públicas interinstitucionales destinadas a fortalecer las infraestructuras necesarias para lograr la erradicación de los vectores transmisores de estas enfermedades.

e.- La remoción de los patrones culturales que sostienen y promueven la convivencia de los vectores con las poblaciones humanas.

f.- La prestación eficiente e integral de los servicios públicos esenciales a los damnificados por estas enfermedades.

g.- La asistencia integral a los damnificados por estas enfermedades en las áreas estatales y privadas sanitarias y/o los servicios especializados establecidos a tal fin.

i.- Establecer las bases para la declaración de la emergencia en el territorio provincial que se vea afectado por la aparición de casos, brotes o epidemias de dengue o de cualquier otra enfermedad emergente, que se registren y que puedan producir severa morbilidad o mortalidad de los ciudadanos.

Art. 2º.- Definiciones. Anexo.- A los efectos de la correcta interpretación y caracterización de los conceptos técnicos utilizados en la presente ley, se considera parte integrante de la misma a su Anexo I.

TÍTULO II

POLÍTICAS PÚBLICAS

CAPÍTULO I

Principios Rectores

Art. 3º.- Principios rectores.- El Estado provincial, los Municipios y las Comunas, adoptarán todas las medidas necesarias para la implementación de los objetivos de la presente ley, buscando garantizar el respeto a los derechos fundamentales, en particular, el derecho a la vida, el derecho a la salud, el acceso a los servicios sanitarios, el derecho a la información apropiada y actualizada, y la defensa y protección del medio ambiente frente a las grandes epidemias.

En especial, se deberán adoptar las siguientes medidas:

a.- El desarrollo de una estrategia de gestión integrada en los diferentes niveles estatales como plan en tres fases, la de preparación, la de choque y control, y la de post-evento, que establecerán la ejecución de todas las políticas públicas provinciales necesarias para la erradicación y control de las causas ambientales y las producidas por el hombre del cambio climático, y sus resultados, entre otros vectores biológicos, químicos y la reemergencia de enfermedades severas, tales como el dengue, la fiebre amarilla y la leptopirosis, incluyendo su prevención.

b.- La adopción de medidas tendientes a sensibilizar la sociedad, promoviendo los valores de la prevención, y los cambios conductuales necesarios para limitar el impacto de las enfermedades comprendidas en esta ley, en particular sus vectores, y realizando campañas de educación y capacitación.

c.- La asistencia en forma integral y oportuna de las personas que padezcan los efectos de estas grandes epidemias, asegurándoles el acceso gratuito, rápido, transparente y eficaz de los servicios existentes o creados a tal fin.

d.- La articulación interinstitucional, y la coordinación de recursos presupuestarios.

e.- La promoción y el incentivo a la participación y cooperación de la sociedad civil, comprometiendo a entidades privadas y otros actores no estatales.

f.- El respeto al derecho a la información pública fidedigna, puntual, actualizada y apropiada, favoreciendo de manera constante la reproducción y difusión pública del paso de las grandes epidemias por la provincia, sus impactos, y las formas de contenerlos, entendiendo que dicha información garantizará y fortalecerá la participación y el protagonismo de la comunidad en la prevención de sus impactos.

g.- La disponibilidad de recursos económicos suficientes y apropiados que permitan el cumplimiento de la presente ley, en particular la preparación y ejecución de planes de gestión integrada y planes de contingencia municipales y sectoriales necesarios para enfrentar a estos fenómenos.

CAPÍTULO II

Organismo Competente

Art. 4º.- Organismo competente.- Créase el Consejo Provincial para la Prevención y Control de Grandes Epidemias, el que será presidido por el Sr. Gobernador de la provincia de Entre Ríos, o el funcionario del ramo que éste designe.

La composición del organismo será reglamentada por el Poder Ejecutivo de la Provincia, debiéndose propender a la integración equilibrada mediante representantes del Estado en sus diferentes niveles y de las organizaciones de la sociedad civil con especialización en el tema.

Este organismo será el encargado de planificar y ejecutar las políticas públicas tendientes a efectivizar las disposiciones de la presente ley.

Art. 5º.- Atribuciones.- El Consejo Provincial para la Prevención y Control de Grandes Epidemias, tendrá las siguientes atribuciones:

a.- Elaborar, implementar y monitorear el plan provincial de protección integral ante grandes epidemias, con la finalidad de prevenir y controlar el dengue y otras enfermedades emergentes o reemergentes.

b.- Articular y coordinar las acciones para el cumplimiento de la presente ley, con las distintas áreas involucradas a nivel provincial, municipal y comunal, como así también con los ámbitos universitarios, y con los sectores sindicales, empresariales, religiosos, y las organizaciones de la sociedad civil que se dediquen a esta problemática.

c.- Convocar y constituir un consejo consultivo ad honorem, que se integrará con representantes de la sociedad civil y del ámbito académico especializados, y que tendrá como misión asesorar y recomendar sobre estrategias adecuadas y cursos de acción a seguir, y desarrollar su reglamento de funcionamiento.

d.- Promover en las jurisdicciones municipales y comunales de Entre Ríos la creación de Comisiones similares.

e.- Garantizar modelos de abordaje tendientes a implementar planes de prevención participativos y horizontales.

f.- Generar estándares básicos de intervenciones basadas en la evidencia, en particular en los ámbitos de prevención y control, que empleen substancias agresivas para los humanos y el medio ambiente, conteniendo en forma específica el empleo rutinario de la fumigación aérea o espacial para controlar poblaciones de vectores.

g.- Desarrollar programas de asistencia técnica para las distintas jurisdicciones municipales y comunales entrerrianas, destinados, mediante la elaboración de algoritmos específicos, a la prevención, control, asistencia temprana y apropiada de personas afectadas, en los distintos niveles de atención.

h.- Brindar capacitación permanente, formación y entrenamiento en la problemática a los funcionarios públicos con competencia en la materia, y a todos aquellos que puedan llegar a tener participación en las políticas públicas aludidas.

i.- Diseñar e implementar registros de situaciones o eventos relacionados a grandes epidemias.

j.- Diseñar, promover y coordinar con las distintas jurisdicciones los criterios para la selección de datos e indicadores básicos desagregados.

k.- Analizar y difundir periódicamente los datos estadísticos y resultados de las investigaciones realizadas.

l.- Diseñar una guía de servicios en grandes epidemias y actualizarla permanentemente en coordinación con las jurisdicciones municipales y comunales, que brinde información sobre los programas y servicios disponibles.

m.- Implementar una línea telefónica gratuita y accesible en forma articulada con los municipios y comunas entrerrianos, destinada a dar apoyo, información, y contención durante grandes epidemias, y brindar asesoramiento sobre recursos existentes en materia de prevención y control de estos eventos, y asistencia a quienes los padecen.

n.- Organizar y llevar un registro de organizaciones no gubernamentales especializadas en la materia en coordinación con los municipios y comunas, y coordinar actividades, celebrar convenios, tendientes al desarrollo de políticas preventivas y de control y ejecución de medidas de asistencia.

o.- Promover campañas de preparación para la llegada de grandes epidemias, sensibilización y concientización antes estos eventos.

p.- Celebrar convenios con organismos públicos provinciales, nacionales e internacionales para la cooperación, así como con entidades privadas, para lograr los objetivos de la presente ley, en particular acuerdos destinados a incrementar la disponibilidad de recursos de las personas afectadas, de insumos y equipamientos destinados a protegerse de los vectores transmisores de enfermedad.

CAPÍTULO III

Observatorio De Grandes Epidemias

Art. 6º.- Creación.- Créase en el ámbito del Consejo Provincial para la Prevención y Control de Grandes Epidemias, el Observatorio de Grandes Epidemias, cuyas funciones serán:

a) Monitorear, recolectar, producir, registrar y sistematizar datos e información sobre grandes epidemias, catástrofes e impacto del cambio climático.

b) Desarrollar un sistema de información permanente que brinde insumos para el diseño, implementación y gestión de políticas públicas tendientes a la prevención y control de los impactos de grandes epidemias.

c) Todo otro cometido fijado por el Consejo Provincial para la Prevención y Control de Grandes Epidemias, de acuerdo a los objetivos señalados por esta ley.



Art. 7º.- Integración.- Estará integrado por expertos y especialistas en la materia, de acuerdo a la composición que establezca el Consejo Provincial para la Prevención y Control de Grandes Epidemias.

TÍTULO III

Financiación

Art. 8º.- De la financiación de esta ley.- El cumplimiento de los objetivos de esta ley, se financiará por intermedio de los siguientes recursos:

a.- El porcentaje del presupuesto anual provincial que se determine de acuerdo a los mecanismos constitucionales, legales y reglamentarios, en función de las características del riesgo sanitario previas, el momento de la declaración formal de emergencia sanitaria, los impactos y el escenario posterior al evento.

b.- El porcentaje del presupuesto anual de los Municipios y Comunas afectados que éstos determinen de acuerdo a los mecanismos constitucionales, legales y reglamentarios, en función de las características del riesgo sanitario previas, el momento de la declaración formal de emergencia sanitaria, los impactos y el escenario posterior al evento.

c.- La contribución que voluntariamente aporten las obras sociales que funcionen en la provincia.

d.- Recursos provenientes de donaciones o cualquier título gratuito, de los créditos externos obtenidos por el Poder Ejecutivo provincial y por los municipios y comunas afectados.

e.- Otros recursos provenientes de la cooperación internacional y de la ayuda humanitaria internacional.



TÍTULO IV

Procedimientos

CAPÍTULO I

Disposiciones Generales

Art. 9º.- Ámbito de aplicación.- La presente ley tendrá aplicación en todo el territorio de la provincia. Los Municipios y Comunas, dentro del ámbito de su competencia, podrá dictar las normas legales y administrativas que complementen la presente ley.

Art. 10º.- Consejos Municipales y Comunales. Representante municipal.- Se promoverá en la esfera municipal y comunal la creación de Consejos Municipales y Comunales similares a los creados en la presente ley, que lleven a cabo sus políticas públicas.

En aquellos municipios y comunas afectados que se creen dichos Consejos Municipales y Comunales, éstos designarán un representante que integrará el Consejo Provincial para la Prevención y Control de Grandes Epidemias, con el objeto de coordinar la actuación conjunta.



Art. 11º.- De las responsabilidades de los sistemas de atención médica privada.- En caso de epidemia a nivel municipal o provincial, los centros de salud privados y obras sociales deberán recibir y brindar atención médica apropiada a los afectados por la misma, bajo un nomenclador solidario cuyo precio será acordado con el Consejo Provincial para la Prevención y Control de Grandes Epidemias, y, en su caso, con el Consejo Municipal o Comunal.

Art. 12º.- De los sistemas de información.- Con el objeto de que el Consejo Municipal o Comunal, en su caso, o la autoridad ejecutiva municipal o comunal, tengan a su disposición datos oportunos y apropiados sobre la prevalencia e incidencia del dengue u otra/s enfermedades emergentes, el Laboratorio provincial de Referencia deberá realizar las confirmaciones de los casos sospechosos de dichas enfermedades en el marco de lo establecido por la respectiva Estrategia de Gestión Integrada municipal ante el dengue y las enfermedades emergentes. Dicha confirmación deberá ser efectuada y comunicada inmediatamente.

Cuando un brote de la enfermedad adquiera en el nivel local las dimensiones de una epidemia generalizada, todos los casos de sintomatología compatible serán considerados, sin más, como casos confirmados de la enfermedad.



Art. 13º.- De la utilización de controles químicos, biológicos y sociales para el control de los vectores transmisores de las enfermedades emergentes.- Los Consejos Municipales y Comunales, en su caso, o las autoridades ejecutivas municipales o comunales, podrán establecer en el marco de sus campañas locales, las estrategias a seguir en las políticas de control de los vectores, adoptando las medidas más eficaces basadas en la evidencia científica, y considerando las opiniones del Consejo Provincial, y los organismos nacionales e internacionales, siempre y cuando las mismas se atengan a las realidades culturales, ecológicas y sanitarias locales, y no contradigan las lecciones aprendidas de otras epidemias.

Si no se hubiese demostrado la eficacia esperada en el control adecuado de los vectores, ni la especificidad requerida, se deberán descartar el uso de los procedimientos de fumigación aérea y los espaciales.

Se promoverá el empleo de métodos de control de casos, de brotes y en situación de prebrote, en comunidades que han demostrado una alta tasa de infestación domiciliaria de vectores peligrosos.

Art. 14º.- De las campañas de comunicación de información pública.- Los Concejos provinciales, municipales y comunales, y, en su caso, las autoridades ejecutivas municipales y comunales, desarrollarán campañas anuales de información pública sobre las enfermedades emergentes y reemergentes, y el dengue, en las siguientes dimensiones:

a.- Dar información adecuada sobre las características y expresiones de los impactos de las enfermedades emergentes, incluyendo sintomatología esperada, y las conductas a seguir frente a la aparición de los mismos; entre otras, la concurrencia a los servicios de salud a fin de obtener un diagnóstico temprano y oportuno para evitar el desarrollo y clusterización de brotes.

b.- Informar de las actividades domiciliarias más eficaces para controlar el vector, y de esa manera prevenir la aparición de brotes familiares y barriales severos, así como conocer en profundidad las herramientas para el control del vector adulto, las larvas y pupas, y la erradicación de los huevos en el ámbito familiar, escolar o laboral, utilizando herramientas y tecnologías simples y disponibles.

c.- Proporcionar información a diferentes colectivos sociales, escolares y laborales, con el objeto de hacerlos participar de manera directa en las actividades de control y erradicación de vectores.

d.- Brindar información técnica y científica a los diferentes colectivos profesionales, en particular médicos de atención primaria y hospitalaria, enfermeros, bioquímicos, administrativos, gerentes de salud, promotores de salud, y otros miembros del equipo de salud.

e.- Informar a través de los medios de comunicación local.

El Estado provincial y los Municipios y Comunas acordarán con los medios de comunicación locales y provinciales los tiempos de exposición y cobertura de la campaña de información pública, en particular todas las radios de FM y AM con transmisión en la provincia, las televisiones regionales, provinciales y municipales, así como los periódicos locales y regionales.

Art. 15º.- Del estado de preparación previo, y de los planes de contingencia provinciales y municipales para hospitales y la atención primaria de la salud.- Todos los hospitales, establecimientos públicos y privados de la provincia, de los municipios y de las comunas, desarrollarán en forma coordinada sus planes de contingencia, estableciendo los indicadores, targets y verificaciones trimestrales necesarias a realizar.

CAPÍTULO II

De La Declaración De La Emergencia Sanitaria

Art. 16º.- De la declaración.- La declaración de emergencia sanitaria provincial corresponderá al Poder Ejecutivo de la Provincia, a propuesta del Consejo, o como respuesta ante la gravedad del evento, teniendo como base los siguientes parámetros:

Las intervenciones esperadas ante los eventos, así como las características del desarrollo de las grandes epidemias de enfermedades emergentes –dinámica, fuerza y velocidad– y reemergentes, se establecen en el marco de dos fases de desarrollo continuado, a saber:

a.- Fase endémica, que transcurre entre los meses de mayo a octubre de cada año, con la aparición sostenida de pocos casos, reducción ecológica del vector, y tranquilidad de la población.

En esta etapa, se deberán implementar todas las acciones preventivas de intervención sanitaria, ambiental, entomológica, educativa, encuestas serológicas, entre otras, así como la atención de los casos emergentes, y otras acciones de prevención y de preparación de la población e instituciones para la fase epidémica.

Se vigilará el número de casos y tipo de circulación viral, el estudio de los períodos interepidémicos previos, todos de valor predictivo sobre las características de la entrante fase epidémica.

b.- Fase epidémica, que transcurre entre los meses de noviembre a abril del año siguiente, y durante la cual se pueden producir brotes de escasa o gran intensidad, que pueden transformarse en epidemia, con gran aumento de las poblaciones de vectores.

En esta etapa, se deberán implementar una serie de intervenciones, siendo prioritaria el control exhaustivo o la eliminación, a través de tecnologías simples y de probada eficacia, la lavandina, el abate, y la fumigación residual intradomiciliaria, de todas las expresiones de los vectores –huevos, larvas o pupas, y adultos–, implantados en las viviendas familiares, o el ambiente laboral, escolar, o en residencias temporales o casuales, tales como hoteles o pensiones, autobuses, vehículos, instalaciones deportivas y de ocio, ascensores, etcétera.

Asimismo se implementarán los planes de contingencia, en función de las características de la fase, en particular la atención de casos, con vigilancia prioritaria del tipo de circulación viral y el control de la severidad de la enfermedad.

La declaración de emergencia sanitaria se puede producir en cualquier momento del año, como consecuencia de la situación existente en cualquier jurisdicción del territorio provincial, o de las condiciones en territorios vecinos, en los cuales se hayan dado la aparición de casos, o brotes de la enfermedad, en número superior al esperado, para ese momento del año, o como consecuencia de la declaración de la emergencia sanitaria nacional.

La declaración de emergencia sanitaria municipal, corresponderá al Poder Ejecutivo municipal o comunal, a propuesta del Consejo Municipal o Comunal de prevención y control, en su caso, o como respuesta ante la gravedad del evento en su ámbito territorial.



Art. 17º.- De la financiación y las acciones durante el estado de emergencia.- Una vez declarada la emergencia, el Poder Ejecutivo dispondrá de los medios y recursos necesarios para ejecutar las acciones conducentes a controlar y prevenir los impactos de la epidemia.

El Consejo Provincial se encargará de coordinar las acciones pertinentes entre los distintos actores institucionales involucrados.



TÍTULO V

Disposiciones Finales

Art. 18º.- De las partidas presupuestarias.- Facúltese al Poder Ejecutivo provincial a realizar las adecuaciones presupuestarias que resulten necesarias, de acuerdo a sus disponibilidades, para el cumplimiento de esta ley.

Art. 19º.- Comuníquese, etcétera.
ARGAIN-JODOR-CÁCERES -FLORES-HAIDAR-JOURDAN-MAIER-NOGUEIRA-BESCOS-

Sala de Comisiones, Paraná, 05 de abril de 2009.-

ANEXO I

Glosario De Términos

AMBIENTE: Conjunto de elementos físicos, químicos, psicosociales y biológicos, (altitud, clima, vegetación, fauna, calidad del aire, del agua, del suelo, etc.) que constituyen el contexto de vida de los individuos y pueden influir en su estado de salud.

BROTE: Episodio en el cual dos o más casos de la misma enfermedad, tienen alguna relación entre sí: por el momento de inicio de los síntomas, por el lugar donde ocurrieron, por las características de las personas enfermas, por ejemplo: edad (niños de la misma escuela), grupo étnico, ocupación (trabajadores de la misma fábrica), pasajeros en un mismo medio de transporte, etcétera.

CALENDARIO EPIDEMIOLÓGICO: El Calendario incluye 52 semanas epidemiológicas que dividen los 365 días del año. Su uso durante las actividades de vigilancia es importante porque el estandarizar la variable de tiempo nos permite la comparación de eventos epidemiológicos. Para calcularlo partimos del hecho de que la primera semana epidemiológica termina, por definición, el primer sábado de enero que incluya en los días inmediatamente precedentes cuatro o más días del mes de enero. En consecuencia el día 6 de enero, que cumple estos requisitos, termina la primera semana epidemiológica del año. Cada semana epidemiológica inicia en domingo y termina en sábado.

CASO CONFIRMADO: Persona de la cual fue aislado e identificado el agente etiológico o de la que fueran obtenidas otras evidencias clínicas, epidemiológicas y/o laboratoriales que siguen los criterios y definiciones para cada enfermedad específica.

CASO SOSPECHOSO: Persona cuya historia clínica, síntomas y posible exposición a una fuente de infección, sugieren que pueda tener o va a desarrollar una enfermedad infecciosa.

EVENTO, CASO O ENFERMO: Cualquier individuo que alberga un germen específico y presenta manifestaciones secundarias propias de la invasión. Un evento también puede ser una muerte.

CONTROL DE LAS ENFERMEDADES: Acciones o intervenciones desarrolladas con el objetivo de reducir la incidencia y/o prevalencia de enfermedades al más bajo nivel posible.

DENGUE: Enfermedad vírica febril y aguda que se caracteriza por comienzo repentino, fiebre que dura de tres a cinco días, dolor de cabeza intenso, mialgias, artralgias, dolor retroorbital, anorexia, alteraciones del aparato gastrointestinal y erupción. En algunos casos aparece tempranamente eritema generalizado. Para cuando comienza la defervescencia, suele aparecer una erupción maculopapular generalizada. En cualquier momento durante la fase febril pueden aparecer fenómenos hemorrágicos de poca intensidad, petequias, epistaxis o gingivorragia. En las personas de piel oscura, la erupción a menudo no es visible. A causa de los cambios patológicos fundamentales, los adultos posiblemente muestren graves fenómenos hemorrágicos, como hemorragia de las vías gastrointestinales en casos de úlcera péptica o menorragia.

DENGUE HEMORRÁGICO: Enfermedad viral endémica grave en la mayor parte de la zona del sur y el sudeste asiáticos, las islas del Pacífico y América Latina, que se caracteriza por permeabilidad vascular anormal, hipovolemia y anormalidades en los mecanismos de coagulación sanguínea. Se diagnostica principalmente en los niños, pero también se observa en adultos. En pacientes de dengue grave o mortal, el principal defecto fisiopatológico es el choque. La enfermedad es bifásica y comienza de modo repentino con fiebre, y en los niños, con síntomas leves de las vías respiratorias superiores, a menudo con anorexia, enrojecimiento facial y perturbaciones leves de las vías gastrointestinales. Junto con la fase de defervescencia, el estado del enfermo se deteriora repentinamente con signos de debilidad profunda, inquietud intensa, palidez de la cara y a menudo diaforesis y cianosis circumoral. Las extremidades están frías; la piel manchada, el pulso es rápido y débil y puede aparecer hipotensión con disminución de la presión diferencial.

DESINFESTACIÓN: Cualquier proceso físico o químico por medio del cual se destruyen o eliminan artrópodos o roedores indeseables causantes de enfermedades, que se encuentren en el cuerpo de una persona, en la ropa, en el ambiente o en animales domésticos.

DIAGNÓSTICO: Acto de conocer la naturaleza de una enfermedad mediante la observación de sus síntomas y signos y uso de tecnología. Calificación que da el médico a la enfermedad.

EFICACIA: Capacidad de obtener resultados satisfactorios, ajustados a los objetivos y las metas.

ELIMINACIÓN: Es la reducción a cero de la incidencia de una enfermedad con mantenimiento indefinido en el tiempo de las medidas de control, mientras no se erradique el agente.

ENCUESTA EPIDEMIOLÓGICA: Relevamiento epidemiológico hecho por medio de recolección ocasional de datos, casi siempre por muestreo y que aporta datos sobre factores de riesgo y/o la prevalencia de casos clínicos o portadores, en una determinada población.

ENDEMIA: Término que define la presencia continúa de una enfermedad o agente infeccioso en un área geográfica determinada. No presenta gran variación y la enfermedad se mantiene en iguales condiciones en un momento y lugar determinado.

ENFERMEDAD: Alteración más o menos grave de la salud.

ENFERMEDAD EMERGENTE: Es aquella que aparece o se diagnostica por primera vez o aquella cuya incidencia ha aumentado en los últimos dos decenios y tienden a incrementarse en el futuro.

ENFERMEDAD REEMERGENTE: Son aquellas conocidas, que aumentan después de una disminución significativa de su incidencia.

EPIDEMIA: Manifestación de un número de casos o brotes de una enfermedad por encima de lo esperado en un momento y lugar determinado.

ERRADICACIÓN: Cese de toda transmisión de la infección por la extinción artificial de la especie del agente en cuestión. La erradicación presupone la ausencia completa de riesgo de reintroducción de la enfermedad, de forma que permite la suspensión de toda medida de prevención y control.

ESPECIFIDAD: Es la capacidad del procedimiento de diagnóstico de identificar correctamente la ausencia de enfermedad cuando la misma está ausente (verdaderos negativos).

ESTRATEGIA de gestión integrada: Arte de dirigir las operaciones de grupos. Arte, traza para dirigir un asunto. En un proceso regulable, conjunto de las reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento.

EXPOSICIÓN: Contacto directo o indirecto de una persona con un agente físico, químico o biológico, capaz de producir daño a la salud.

EVENTOS TRANSMISIBLES Y DE FUENTE COMÚN: Son eventos, que por su alto poder epidémico, su carácter prevenible y su impacto en la salud colectiva, exigen de una intervención oportuna e integral en el ámbito local. Ejemplo dengue, cólera, rabia, meningitis etc.

FACTOR DE RIESGO: Variable asociada estadísticamente a la aparición de una enfermedad o de un fenómeno sanitario. Se distinguen factores endógenos (propios del individuo), exógenos (ligados al ambiente), predisponentes (que hacen vulnerable al sujeto) y precipitantes (que inician el fenómeno patológico).

FIEBRE: Fenómeno patológico que se manifiesta por elevación de la temperatura normal del cuerpo y mayor frecuencia del pulso y respiración. Se utiliza en plural para designar ciertas enfermedades infecciosas que cursan con aumento de temperatura.

FIEBRE AMARILLA: Enfermedad viral endémica de las costas de las Antillas y del golfo de México, desde donde solía transmitirse a otros puntos de América, así como también a las costas de Europa y de África favorables para su desarrollo, ocasionando asoladoras epidemias. Es provocada por un virus que se transmite por la picadura de ciertos mosquitos.

FUMIGACIÓN: Aplicación de sustancias gaseosas o en aerosol capaces de destruir vectores, especialmente insectos.

GRUPO DE RIESGO: Grupo en el cual es mayor el riesgo de padecer una enfermedad.

INCIDENCIA: Número de casos nuevos de una enfermedad que se presenta en un lugar determinado durante un lapso de tiempo definido.

INFECCIÓN: Es la penetración, multiplicación y desarrollo de un agente infeccioso en el interior de un ser vivo (persona o animal), con o sin manifestaciones clínicas. A diferencia de la contaminación, requiere multiplicación y desarrollo.

INFESTACIÓN: Se entiende por infestación de personas o animales, el alojamiento, desarrollo y reproducción de artrópodos en la superficie del cuerpo o en la ropa. Los objetos o locales infestados son los que albergan o sirven de alojamiento a los animales, especialmente artrópodos y roedores.

LEPTOPIROSIS: Enfermedad producida por Leptospira icterohemo iragiae, cuyo cuadro frecuente incluye fiebre de comienzo repentino, cefalalgia, escalofríos, mialgia intensa (pantorrillas y muslos), y su fusión de las conjuntivas. Otras manifestaciones que pueden coexistir son fiebres difásica, meningitis, erupciones (exantema del paladar), anemia hemolítica, hemorragia en la piel y en las mucosas, insuficiencia hepatorenal, ictericia, confusión y depresión mental, miocarditis, y afección de los pulmones, con o sin hemoptisis.

MEDIDAS DE PREVENCION: acciones dirigidas a disminuir la probabilidad de ocurrencia o aparecimiento de un hecho o fenómeno determinado cuyos efectos provoquen un impacto en la salud de la población.

MEDIDAS DE CONTROL: acciones dirigidas a detener los efectos negativos o a disminuir y neutralizar los riesgos que condicionen el aparecimiento de un hecho o fenómeno perjudicial a la salud de la población.

METAXÉNICA: Enfermedades producidas por vectores.

MONITOREO: Según los campos de actividad se define como:

a) Mediciones continuas que buscan detectar cambios en el ambiente o en el estado de salud de la comunidad. No debe ser confundido con vigilancia.

b) Continua medición del desempeño del servicio de salud o de profesionales, o del grado con que los pacientes adhieren a sus recomendaciones.

c) Del punto de vista de la administración es la continua observación de la implementación de una actividad, con el objetivo de asegurar que la liberación de los recursos, los esquemas de trabajo, los objetivos establecidos y las otras acciones necesarias, están siendo procesadas de acuerdo a lo planeado.

MORBILIDAD: La tasa de morbilidad es el número de enfermedades o casos de enfermedad en una población.

MORTALIDAD, TASA DE: Es la medida de frecuencia de fallecidos en una población durante un período determinado por lo regular un año.

MORTALIDAD INFANTIL, TASA DE: es un indicador demográfico que señala el número de defunciones en una población de niños cada mil, durante un periodo de tiempo determinado, generalmente un año. Tradicionalmente la tasa de mortalidad infantil se mide sobre los niños menores de 1 año. Se trata de un indicador relacionado íntimamente con la pobreza y constituye el objeto de uno de los 8 Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas.

PERÍODO DE OBSERVACIÓN: Es una medida de frecuencia utilizada por la epidemiología para saber la tasa de incidencia de una enfermedad.

PERÍODO DE TRANSMISIBILIDAD: Tiempo durante el cual un ser vivo es capaz de servir de fuente de infección, es decir, lapso de tiempo en el que el agente infeccioso puede ser transmitido de un ser vivo a otro.

POBLACIÓN: Todos los habitantes de un país, territorio o área geográfica, total o para un sexo y/o grupo etéreo dados, en un punto de tiempo específico. En términos demográficos es el número total de habitantes o de un determinado sexo y/o grupo etéreo que viven efectivamente dentro de los límites fronterizos del país, territorio o área geográfica en un punto de tiempo específico, usualmente a mitad de año.

PORTADOR: Persona o animal infectado que alberga un agente infeccioso específico de una enfermedad, sin presentar signos o síntomas clínicos de ella, y que constituye una fuente potencial de infección. El estado de portador puede existir en un individuo en el curso de una infección no manifiesta o durante el período de incubación, la fase de convalecencia y de posconvalecencia en un individuo con infecciones que se manifiestan clínicamente.

PREVALENCIA: Número de casos presentes en un lugar determinado en un lapso definido. Incluye casos nuevos y anteriores.

PREVENCIÓN: Término que en salud pública, significa una acción anticipada, cuyo objetivo es interceptar o anular la acción de la enfermedad. De acuerdo con las fases de su aplicación es posible considerar las siguientes categorías de medidas preventivas:

a) Prevención primaria a ser empleada en el período prepatogénico;

b) Prevención secundaria a ser aplicada en el período patogénico, tendiente a lograr la curación o evitar el agravamiento de la enfermedad;

c) Prevención terciaria, utilizada en el período patogénico, tendiente a evitar la discapacidad y sus consecuencias y la muerte.

RIESGO: Probabilidad de que un suceso exceda un valor específico de daños sociales, ambientales y económicos en un lugar dado y durante un tiempo de exposición determinado. Es decir, es la posibilidad de ser afectados o no según la magnitud de un evento natural u ocasionado por el hombre.

SENSIBILIDAD: Es la capacidad del procedimiento de diagnóstico de efectuar diagnósticos correctos de enfermedad cuando la misma está presente, (verdaderos positivos o enfermos).

TASA ESTIMADA DE MORTALIDAD GENERAL: El número total de defunciones estimadas en una población total o de determinado sexo y/o edad, dividido por el total de esa población, expresada por 100.000 habitantes, para un año dado, en un determinado país, territorio o área geográfica.

TRANSMISIÓN: Mecanismo por medio del cual un agente infeccioso se propaga desde una fuente o reservorio a un ser vivo (humano o animal). Puede ser directa (piel, tos, respiración, el habla, contacto íntimo), indirecta (vehículos y vectores) o a través del aire (polvo, núcleos de gotitas).

VECTORES: Ser vivo dentro del cual el agente infeccioso cumple parte de su ciclo antes de llegar al ser susceptible. Es una forma directa de transmisión. Puede ser biológico (necesita la multiplicación o desarrollo cíclico del agente, ejemplo: el Aedes aegypti) o mecánico (simple traslado del agente infeccioso, no requiere multiplicación ni desarrollo de microorganismo, ejemplo: la mosca).

VIGILANCIA ENTOMOLÓGICA: Es el proceso de observación continua y sistemática de aspecto de la conducta de los insectos.

VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA: Proceso de observación continua y sistemática de aspectos de la conducta de una enfermedad y de sus factores determinantes. La observación se refiere a la medición, estandarización y registro, en tanto que la conducta de la enfermedad hace alusión a su frecuencia y distribución, esto es, el número de casos y a quién, dónde y cuándo afecta. Puede arrojar tres resultados: éxito o seguridad, alerta o alarma, y epidemia.



VIGILANCIA DE SALUD PÚBLICA: Proceso de obtención de información, análisis e interpretación y divulgación, con la clara intencionalidad de generar acciones de promoción de la salud, prevención o control bien sea en el momento mismo, en el mediano y largo plazo.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal