Análisis de las potencialidades del turismo de naturaleza en la axarquíA



Descargar 1.36 Mb.
Página5/18
Fecha de conversión31.05.2018
Tamaño1.36 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

2.2.Recursos paisajísticos y naturales


La Comarca de La Axarquía manifiesta con toda claridad los efectos una interacción continuada entre hombre y naturaleza. El resultado global y perceptivo de esta interacción es el conocido como "paisaje axárquico", que aún hoy en día continua siendo un paisaje agrícola y que tanto interés despierta en sus visitantes.

Habitualmente se destacan las siguientes unidades de paisaje:



  • El paisaje serrano: grandes tajos, profundos barrancos y altas cumbres.

  • El monte típico de La Axarquía.

  • Los verdes valles cubiertos de frutales y cultivos subtropicales que se estrechan y penetran, siguiendo el cauce de los ríos, hacia el interior de los municipios.

  • El paisaje costero de acantilados y calas.

La Axarquía es una región con una extraordinaria riqueza de recursos naturales. En este apartado se incluyen una serie de recursos que son fáciles de inventariar y, por tanto, de ofrecer al turista para su disfrute. Se mencionan a continuación una serie de espacios naturales protegidos o de atractivos concretos incluidos dentro de esos espacios: Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, Parque Natural Montes de Málaga, Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo, Montes de La Axarquía, Embalse de La Viñuela, Macizo de Vélez y Dorsal Bética.2

Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

Situado al oriente de la comarca, este espacio natural está integrado por territorios de las provincias de Málaga (Sierras de Tejeda y Almijara) y de Granada (Sierra de Alhama).

La Sierra de Tejeda comprende parte de los municipios de Alcaucín, Canillas de Aceituno, Sedella, Salares y Canillas de Albaida, y está formada mayoritariamente por mármoles con intercalaciones y esquistos en la base de las laderas norte y sur. Posee un relieve caracterizado por fuertes pendientes, si bien las cotas más altas se encuentran en la provincia de Granada. Entre estas cotas, aparecen profundos barrancos con fuerte erosión lineal, como los formados por los Ríos Almanchares y Bermuza, o el Arroyo del Alcázar. Sus características litográficas originan un importante acuífero y determinan la existencia de cursos permanentes e intermitentes de agua.

Alberga una extraordinaria riqueza botánica, conservando un importante conjunto de especies amenazadas y endemismos (Arenaria racemosa, Centáurea haenseleri ssp. epapposa, Eryngium grossi, etc); y una comunidad faunística caracterizada por importantes elementos endémicos o relictos de las cordilleras béticas, con importantes poblaciones de aves y de la cabra montés (Capra pyrenaica hispanica).

La sierra posee una larga historia de asentamientos y usos humanos. Ha sido utilizada como vía de comunicación con el interior, y el ser humano ha hecho uso de sus recursos naturales:


  • Sustrato: cultivos (frutales, castaños, cerezos y nogales)

  • Vegetación arbórea y no arbórea: combustible, fibra (ej: esparto y palmito), aromático y medicinal (ej: salvia, tomillo y romero), pastos (ganado caprino y ovino), construcción (casas, mobiliario, , utensilios, etc), resinas de pino resinero (trementina y aguarrás).

  • Fauna: uso cinegético (cabra montés, conejos y liebres, jabalís, perdices, zorzales, etc)

  • Paisaje: recurso turístico

  • Geológico: recursos hidrológicos, rocas industriales (mármoles para áridos o para cal) y minerales (plomo, hierro, asbeto, etc)

  • Nieve: ocasional en la sierra, pero muy explotado hasta mediados del siglo XX.

La sierra ha sufrido un uso intensivo a lo largo del tiempo, si bien ha tenido diversos grados de protección, durante largo tiempo ha sido fuertemente deforestada y degradada por graves actuaciones (incendios, construcción ilegal, canteras, carriles, caza furtiva, etc), hasta la reciente declaración del parque natural.

Existen diversos caminos y senderos en la sierra, entre los que destaca el paso del Cerro del Puerto, que pasaba por Sedella y llevaba hasta Alhama de Granada por el camino conocido como Ruta de los Arrieros. Los senderos que atraviesan la sierra forman parte de la oferta de uso público del parque, junto con diversos equipamientos de uso público (áreas recreativas y zonas de acampada). Entre los lugares de interés de la Sierra de Tejeda se encuentran:



  • La Alcauca: frondoso paraje con fuertes pendientes que caen sobre el Arroyo Puente de Piedra. En sus proximidades se encuentra el Camino Real del Espino, antigua vía romana que coincide con un camino del siglo XVIII.

  • El Alcázar: paraje que dispone de un área recreativa condicionada para la acampada, con destacadas formaciones de tobas y la vegetación de ribera.

  • Encinar de Salares: situado en la margen derecha del Río Salares posee una elevada diversidad faunística.

  • Llanadas de Sedella: paraje de escasa pendiente, ubicado junto a la cima y el Cortijo de Cuascuadra.

La Sierra de Almijara se sitúa al este de la Sierra de Tejeda, con la que comparte muchas características, entre ellas su composición de materiales carbonatados (mármoles) con afloraciones de esquistos. Tiene una dirección este-oeste, muriendo en el Mar de Alborán a través de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo. En su vertiente malagueña comprende parte de los términos municipales de Canillas de Albaida, Cómpeta, Frigiliana y Nerja. Es una sierra muy accidentada, con profundos barrancos y fuertes pendientes, visible desde toda la comarca tras el Macizo de Vélez-Málaga. Es una sierra de gran tamaño, que sólo en la provincia de Málaga, tiende a dividirse en tres unidades: Sierra de Cómpeta, Sierra de Enmedio y Sierra de Nerja.

Es un importante núcleo de condensación pluvial, con cuencas de organización simple y poca jerarquización, que presenta algunos cursos permanentes. Posee un alto potencial erosivo, debido al acusado desnivel, la escasa cobertura vegetal (debido a los recientes incendios) y el elevado astillamiento de los materiales.

Esta sierra es la representación de un ecosistema montano en estado avanzado de degradación, aunque sigue conservando una extraordinaria riqueza botánica que se traduce en una buena representación de especies endémicas estrictas, endémicas béticas, bético-magrebíes y especies relictas. Posee una comunidad faunística con importantes elementos endémicos o relictos, que comparte con la vecina Sierra de Tejeda.

Al igual que ésta, ha tenido una larga historia de asentamientos y usos humanos:



  • Agricultura: cultivos (frutales, castaños, cerezos y nogales).

  • Vegetación arbórea y no arbórea: combustible, fibra (ej: esparto y palmito), aromático y medicinal (ej: salvia, tomillo y romero), pastos (ganado caprino y ovino), construcción (casas, mobiliario, , utensilios, etc), resinas de pino resinero (tremendina y aguarrás).

  • Fauna: uso cinegético (cabra montés, conejos y liebres, jabalís, perdices, zorzales, etc).

  • Paisaje: recurso turístico.

  • Geología: recursos hidrológicos, rocas industriales (mármoles para áridos o para cal) y minerales (plomo, hierro, asbesto, etc).

Posee gran cantidad de caminos que atraviesan la sierra y comunican la comarca con la provincia de Granada, destacando la Ruta del Pescado que, atravesando el Puerto de Frigiliana, comunicaba la comarca con los municipios granadinos. A lo largo del tiempo, se ha dado un intensivo uso de los montes que, aunque han gozado de diferentes niveles de protección, han sido fuertemente deforestados y degradados por graves actuaciones (incendios, construcción ilegal, canteras, carriles, caza furtiva, etc), hasta la reciente declaración del parque natural.

Entre los lugares de interés en la Sierra de Almijara, destacan:



  • Cueva de Nerja: de interés natural y científico-cultural, fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional por Decreto de 25 de Mayo de 1961. Se sitúa en el borde sur de la Sierra de Almijara, a 158 metros de altitud sobre el nivel del mar, y a una distancia de la costa de 1.000 metros en línea recta, junto a la población de Maro. La Cueva de Nerja es una caverna en la que el modelado kárstico desarrollado sobre materiales carbonatados por disolución y precipitación, ha originado formas de gran belleza (estalactitas y estalagmitas). Este recinto está perfectamente acondicionado y abierto a los visitantes.

  • Cahorros o Cajorros del Río Higuerón: el Río Higuerón forma un valle encajado en cuyas laderas destacan rocas rojizas y cuevas, con vegetación edafohigrófila.

  • Cahorros o Cajorros del Río Chillar: espectacular y estrecha garganta de vegetación rupícola y edafohigrófila.

  • Los Castillejos: Cerros de 932 m de altitud a 7 km del litoral. Existen restos de un fuerte construido al inicio de la invasión árabe.

  • Puerto de Cómpeta: límite este de la Sierra de Tejeda con la Sierra de Almijara. La subida por la umbría se produce a través de un pinar formado por pinos carrascos y resineros.

  • Puerto de Frigiliana: mirador natural situado a más de 1.400 m de altitud, divisoria de aguas entre las dos vertientes de la sierra.

  • Río Patamalara o Río Torrox: el Río Patamalara constituye el tramo más alto del Río Torrox, y reúne las aguas del Barranco Moreno y del Arroyo de los Pradillos. Forma un valle encajonado de vegetación riparia edafohigrófila.

Parque Natural Montes de Málaga3

Situado en la parte más occidental de la comarca, este parque natural protege un total de 5.000 hectáreas de territorio de los municipios de Casabermeja, Málaga y Colmenar, siendo éste último el único que pertenece a la Comarca de La Axarquía.

El parque lo constituye una cadena montañosa de media altura que discurre paralela a la costa mediterránea, a unos 15 km de ella. Su origen hay que buscarlo en las repoblaciones de pino carrasco realizadas a partir de los años 30 en la cuenca del Río Guadalmedina, con la intención de evitar las inundaciones que, debido a la deforestación del bosque mediterráneo para el cultivo de vid y almendros, venía sufriendo la ciudad de Málaga. Actualmente se está haciendo una gestión de aclarado del pino para permitir el desarrollo del bosque mediterráneo primigenio. Todavía hoy pervive la elaboración del "vino de los montes", que no se transporta fuera de la región para mantener su calidad, lo aporta un interés añadido al parque.

Este espacio protegido, uno de los parques andaluces de menor tamaño, cuenta con dos zonas de acampada, varias zonas habilitadas como zonas de esparcimiento y cinco senderos que forman parte de la oferta de uso público del parque: sendero de los picapedreros, sendero de El Cerrado, sendero de Las Contadoras, sendero de Pocopan y sendero de Torrijos

Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo

Con una superficie total de casi 2.000 hectáreas, el paraje está constituido por una estrecha franja de 12 km de largo, que se adentra 1 milla en el Mar de Alborán. Se caracteriza por abruptos acantilados, de hasta 75 metros de desnivel, y numerosas calas, frutos de la erosión y regresión marina sobre las últimas estribaciones de la Sierra de Almijara, entre los términos costeros de Almuñécar en Granada y Nerja en Málaga.

Es un espacio caracterizado por su gran valor ambiental debido a lo peculiar de sus formaciones geológicas y a la gran biodiversidad que alberga tanto en su espacio terrestre como en el interior de la milla marítima, mucho más diversa que la franja terrestre. Con respecto a la flora, sobresalen endemismos terrestres en peligro de extinción y hábitats marinos prioritarios por la UE (Directiva Hábitats). Respecto al medio marino, la fauna también posee una importante riqueza, con gran cantidad de invertebrados predominando esponjas, corales, anémonas, equinodermos y moluscos y una gran diversidad de peces. Además hay especies protegidas como la tortuga boba y cetáceos como el delfín común, el delfín listado, el delfín mular, y el rorcual común también pueden verse nadando en estas aguas.

Por su relevancia en la cuenca Mediterránea, las Naciones Unidas han declarado a este Paraje Natural como ZEPIM (Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo). Este recurso permite pensar en el diseño de productos como el buceo, sobre todo considerando la línea de trabajo que ha emprendido el antiguo MAPYA en las reservas marinas para promocionar el ecobuceo como la oferta de turismo activo que respeta un conjunto de buenas prácticas en las reservas marinas.

Montes de La Axarquía

Complejo que se extiende por los municipios de El Borge, Almáchar, Iznate, Macharaviaya, Moclinejo, Totalán, Colmenar, Comares, Riogordo, Cútar, Benamargosa, Benamocarra, Rincón de la Victoria y Vélez-Málaga.

Están constituidos por cerros dispersos de diferente altitud y fuertes pendientes, de materiales impermeables que, unidos al carácter torrencial de las lluvias en el territorio, determinan una topografía accidentada, de cauces intermitentes y encajonados, con una fuerte tendencia a la erosión.

La mayor parte de su superficie está dedicada a la agricultura tradicional en laderas, con predominio de los cultivos de vid y olivo, acompañados de almendros, algarrobos y aguacate y mango, lo que origina un paisaje en mosaico con grandes zonas cultivadas y zonas colonizadas por una etapa de degradación serial de matorral, formación que localmente se denomina menchones.

Esta actividad agrícola, intensiva a lo largo de siglos, ha modificado sustancialmente el paisaje axárquico, a base de terrazas cultivadas. Sin embargo, actualmente se evidencia un declive de la actividad agrícola que matorraliza los campos, y que ha venido acompañado de un descontrol urbanístico en el territorio que amenaza seriamente el valor paisajístico del territorio, y origina toda una serie de problemas derivados de la falta de planificación urbanística (saneamiento, residuos, apertura de carriles en los montes, etc).

Embalse de La Viñuela

El embalse forma parte de la entidad conocida como Corredor de Colmenar-Periana, constituido por el territorio inundado y sus inmediaciones, y formado por materiales esquísticos impermeables.

El Embalse de La Viñuela, con una capacidad de 170 Hm3 y que abastece de agua a la comarca, se construyó en los años 80 como parte del llamado “Plan Guaro”, que previó el abastecimiento para riego y poblaciones y que regula las aguas del Río Guaro y sus afluentes.

Gran cantidad de los recursos hídricos de la comarca se dedican al regadío, que gracias a la construcción de este embalse, ha ido creciendo a lo largo de los años. Las necesidades de agua del sector agrícola se enfrentan a la demanda hídrica del sector urbano, en continuo crecimiento debido al desarrollo turístico.

Previo a la construcción del embalse, la zona tenía una dedicación agrícola que determinó su fisiología, aún visible en los alrededores del embalse. Actualmente, la existencia del nuevo hábitat y diversas actuaciones forestales (repoblaciones con pino carrasco), han modificado la flora de su entorno, caracterizada así por la presencia de matorrales, cerrillos, terófitos y vegetación edafohigrófila. Posee una elevada diversidad faunística, representada en peces, anfibios, reptiles y avifauna.

Tal y como está previsto en el Plan Indicativo de Usos del Plan Hidrológico de la Cuenca Sur para el Embalse de La Viñuela, se ha comenzado a gestionar la adecuación de un itinerario para bicicleta o senderismo en el camino que bordea el embalse y zonas de pesca deportiva con obras de adecuación de accesos.

Macizo de Vélez

Conjunto montañoso situado al este de la Vega del Río Vélez, que limita al norte con las Sierras de Tejeda y Almijara, y al sur con el litoral de la Costa del Sol. Es un complejo montañoso de cerros, lomas, vaguadas y valles, caracterizado por su impronta agraria.

El clima mediterráneo del territorio, acrecentado por una fuerte exposición y lluvias torrenciales, junto con los materiales impermeables que componen los montes, provocan fuertes escorrentías que han originado abundantes barrancos y cárcavas, tal y como se ha visto en otras formaciones.

Es un territorio profundamente antropizado, que a lo largo de los últimos 10 siglos ha visto completamente modificada su morfología por la explotación agrícola de secano a la que se ha visto sometido, si bien actualmente la tendencia al abandono de los cultivos deja entrever retazos del encinar climácico del territorio. La fauna también muestra los efectos antrópicos a los que se ha visto sometido el territorio, con gran cantidad de elementos antrófilos y sin una destacable diversidad faunística.

Dorsal Bética

Situada al norte de la comarca, la Dorsal Bética está constituida por diversas sierras: Alhama, Enmedio, Tajos del Sabar, Rey, Jovo, San Jorge, Camarolos, Prieta, Codo y Cabras. Tiene un importancia ambiental evidente -que ha merecido la protección de algunas de las sierras como Lugar de Interés Comunitario (LIC de Camarolos) dentro de la Red Natura 2000-, así como una gran importancia histórica, que se refleja en la gran cantidad de yacimientos arqueológicos encontrados.

Este complejo serrano abarca diversos municipios malagueños y granadinos, de los cuales los incluidos en el ámbito del presente estudio son los siguientes: Colmenar, Riogordo, Alfarnate, Alfarnatejo, Periana y Alcaucín.

En general las sierras comparten una orografía montana de naturaleza calcárea con crestas, escarpes y picos. Constituyen además un importante acuífero, base principal de los recursos hídricos de La Axarquía, y en su contacto con el Corredor de Colmenar-Periana, constituido por materiales impermeables, surgen numerosas fuentes de las que se originarán la gran cantidad de arroyos y ríos que vierten al Río Vélez (Río de la Cueva, Río Sabar, Río Guaro, Río Seco y Río de Alcaucín).

El estado actual de las sierras deriva del uso tradicional que se le ha dado, centrado principalmente en la explotación de recursos forestales, mineros y ganaderos. Si bien la mayoría de las sierras están protegidas por el LIC de Camarolos, las sierras que no están incluidas (Sierras de Enmedio, Tajos del Sabar y del Rey), se enfrentan a diferentes amenazas ambientales: sobrepastoreo, canteras activas, presión urbanística, usos recreativos y turísticos inadecuados y caza furtiva e ilegal.

Aguas minero-medicinales de La Axarquía

Existen en el territorio distintos manantiales de aguas minero-medicinales con propiedades curativas o de uso tópico, con una utilización histórica contrastada en la comarca. Estas aguas constituyen un valor natural local con un elevado de potencial turístico, que se ha comenzado a desarrollar en los Baños de Vilo de Periana.

Son aguas de elevada mineralización ricas en aniones (bicarbonatos, cloruros, sulfatos) y cationes (hierro, magnesio, sodio, flúor y litio), con cantidades apreciables de gases (carbónico, nitrógeno y sulfídrico) y con condiciones fisicoquímicas peculiares (Ph, potencial Redox y temperatura).

Los manantiales locales que figuran en las relaciones históricas de aguas minero-medicinales son los siguientes:



  • Baños de las Majadas de Alcaucín: aguas sulfhídricas cálcicas-sódicas que brotan a 18ºC.

  • Fuente de la Cruz de Benamocarra: aguas sulfatadas-ferruginosas.

  • Fuente Sana de Comares: aguas ferruginosas, de baja mineralización, con indicios de plomo, zinc y manganeso, que brotan a 16ºC.

  • Baños de Vilo en Periana: aguas cálcicas-magnésicas con flúor, litio, hierro, manganeso, cromo, arsénico y diversos gases, que brotan a 19ºC.

  • Manantial de Almanzor en Periana: aguas sulfatadas-bicarbonatadas ferruginosas con indicios de litio, manganeso, plomo y cromo, que brotan a 17ºC.

  • Pozo Chiliano en La Viñuela: aguas sulfídricas.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal