Analisis conceptual epidemiologico



Descargar 1.41 Mb.
Página5/37
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño1.41 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   37

ANTIGENICIDAD


Habilidad de un agente o sus productos para estimular la formación de anticuerpos (antígenos). Para ciertos autores, la antigenicidad se traduce como la facultad de un antígeno para modificar el comportamiento inmunológico del organismo en el cual se ha introducido, sin que por ello haya forzosamente producción de anticuerpos, por ejemplo, provocando un estado de tolerancia inmunitaria. Difiere así del poder inmunógeno .

El lugar o determinante antigénico, representa el componente limitado de la molécula de un antígeno, adoptada especialmente a ciertas partes del anticuerpo específico que condiciona la aptitud del antígeno a combinarse selectivamente con el anticuerpo correspondiente. Un antígeno tiene generalmente varias localizaciones pudiendo unirse cada una de ellas con un anticuerpo específico diferente. La inmunogenicidad es la capacidad de un antígeno para inducir una respuesta inmune. La antigenicidad se define como la particularidad del antígeno que hace que éste sea reconocido por un determinado anticuerpo.
Esto significa que la primera consiste en que tan fuerte puede ser la respuesta inmune que desencadene un determinado antígeno, que tan capaz es de desarrollar una respuesta inmune y la segunda cuáles son las características de este que lo hacen más o menos inmunogénico, más o menos capaz de desarrollar esa respuesta.

La Antigenicidad en su carácter último es la capacidad del antígeno de reaccionar específicamente con los productos finales de la respuesta inmune. Resume la capacidad de combinarse con anticuerpos y/o con Receptores de Células T (TCR).

Desde este punto de vista la antigenicidad es aquella capacidad que da lugar a la producción de anticuerpos. El grado de antigenicidad depende del tipo y cuantía de la sustancia concreta, de las circunstancias del huésped y de su grado de sensibilidad al antígeno y de su capacidad para producir anticuerpos.
La antigenicidad como propiedad de una sustancia conocida como antígeno, es capaz de interactuar con los productos del sistema inmune. Esto quiere decir que los elementos como anticuerpos y células sensibilizadas anteriormente producidas, interactúan con una molécula particular, para la cual habían sido sensibilizadas. Vale decir, que en este proceso no se induce la síntesis de anticuerpos o células, porque éstas ya existían.

ANTIGENO (Ag)


Es una sustancia química o microbiana que estimula la formación de anticuerpos. Además actúa como antigeno debido a su composición (inmunogenicidad). Los antigenos son sustancias extrañas al organismo, capaces de inducir específicamente la formación de anticuerpos y linfocitos T específicos.

El termino Antígeno deriva de las raíces:



Anti = opuesto, con propiedades contrarias

Geno = generar, producir.

Un antígeno es una sustancia que desencadena la formación de Ac., y genera una respuesta inmediata. Los antígenos (Ag.), son de naturaleza proteica, polisacárido y de ácidos nucleicos. La zona donde el Ag., se une al Ac., recibe el nombre de EPITOPO o DETERMINANTE ANTIGENICO, mientras que el área correspondiente a la molécula del Ac., es el PARATOPO. El mejor Ag., se conoce como proteína extraña, con un peso molecular mayor de 10.000 Dalton, con diversidad química y gran complejidad estructural. Algunos compuestos de bajo peso molecular, llamados haptenos, pueden ser inmunogenicos si se une a proteínas. En resumen el Ag, pueden estar presentes en bacterias, virus, hongos, parásitos, polen, constituyentes de animales, y en el mismo organismo humano.


Dalton, John (1766-1844), químico, naturista, creador de la teoría atómica, fue el primero en publicar una tabla de pesos atómicos relativos. Seis elementos aparecen en esta tabla: hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, carbono, azufre y fósforo, atribuyendo convencionalmente al átomo de hidrógeno el peso de una unidad. El 6 de septiembre 1803, presento una lista en la que se establecen los pesos relativos de los átomos de una serie de elementos, que se derivan del análisis del agua, amoniaco, dióxido de carbono y otros compuestos ya realizados por los químicos de la época.
Las características inmunogenicas descritas son las siguientes:

1.-Carácter extraño: molécula identificada como “no propia”.

2.-Tamaño de la molécula: los inmunogenos más potentes son proteínas. Su peso molecular es superior a 10. 000 Dalton.

3.-Gran complejidad química y estructural.

4.-Como determinantes antigénicos, es la unidad más pequeña de un antigeno complejo que es capaz de fijarse a un anticuerpo.

5.-Constitución genética del huésped.

6.-Dosificación, vía y tiempo de Administración del antigeno.

7.-Cada Ag., es definido por un Ac.


El antígeno (Ag) es una sustancia que puede inducir una respuesta inmunitaria detectable cuando se introduce en un animal. Es una porción o producto de un agente biológico capaz de estimular la formación de anticuerpos específicos al penetrar en un organismo. Es una molécula que puede reaccionar con un anticuerpo con independencia de su capacidad para originar una respuesta inmunitaria. Un antígeno (Ag), es una sustancia que desencadena la formación de un Ac., y una reacción con respuesta inmunitaria. Son proteínas o polisacáridos e incluyen bacterias y virus. Cada Ag., es definido por un Ac., y la zona donde el Ag., se una al Ac., recibe el nombre de Epitopo o determinante antigénico, mientras que el área correspondiente a la molécula del Ac., es denominada Paratopo.

Según el origen de los antígenos se pueden describir los siguientes:



1.-Antígenos Exógenos; adquiridos por inhalación, ingestión o inyección.

2.-Antígenos Endógenos; productos del metabolismo celular, infecciones virales o infecciones bacterianas intracelulares.

3.-Auto antígenos; corresponden a proteínas complejas, ADN, ARN, reconocidos o debido a enfermedades autoinmunes.

4.-Antígenos Tumorales; conocidos como neo antígenos, y se identifican como TSAs (Antígenos Tumorales Específicos), TAAs (Antígenos Asociados a Tumores.

Los antígenos en términos generales son definidos como moléculas extrañas o propias que son reconocidas por los sistemas inmunitarios innatos y adaptativo, dando origen a la activación de las células de la inmunidad innata y de las células T, así como la producción de anticuerpos en las células B. Desde el punto de vista epidemiológico se debe tener en cuenta que son proteínas o grandes polisacáridos que reaccionan ante una serie de anticuerpos específicos que pueden o no originar una respuesta inmunitaria. Esta proteína puede formar parte de la estructura patógena de virus, bacterias, hongos y parásitos causantes de enfermedades en el hombre.

Estas condiciones y reacciones entre Ag-Ac., originan una rama de las ciencias biológicas conocida como INMUNOLOGIA, que representa el estudio de las respuestas de defensa en estímulos exógenos, endógenos y sus derivaciones patológicas. La noción de Inmunología deriva de:

Immuzlis = sin carga de enfermedad.

El estado creado o de resistencia a una enfermedad se denomina INMUNIDAD.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   37


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal