Analisis conceptual epidemiologico



Descargar 1.41 Mb.
Página25/37
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño1.41 Mb.
1   ...   21   22   23   24   25   26   27   28   ...   37

INFECCIÓN

Es la entrada y desarrollo o multiplicación de un agente infeccioso (bacteria, virus, hongo), en el organismo de una persona o un animal.


Infección no es sinónimo de enfermedad infecciosa; el resultado puede ser inaparente (infección inaparente) o manifiesto (enfermedad infecciosa). La presencia de agentes infecciosos vivos en las partes exteriores del cuerpo o en prendas de vestir o artículos sucios, no constituye infección sino contaminación de tales superficies y artículos.
No debe emplearse el término infección para describir condiciones de las materias inanimadas como el suelo, agua, aguas servidas, leche o alimentos, a las que se aplica el término contaminación.
La infección representa la invasión del organismo por alguna otra forma de vida, este agente invasor puede ser un parásito, que vive a costa del organismo invadido. Puede tratarse de distintos tipos de invasores: bacterias, protozoarios, un virus, un hongo, un metazoario, etc. En muchos países, las enfermedades transmisibles figuran entre las primeras causas de mortalidad. Las que más prevalecen son aquellas que están ligadas a defectos de saneamiento ambiental, o a condiciones climáticas que pueden favorecerlas.
La infección es la introducción y reproducción de un agente infeccioso en un animal o persona; huésped susceptible cuya condición y respuesta ante el agente lo convierte en infectado o en enfermo infeccioso y es capaz de transmitir la infección a otro huésped. Persona infectada no es, por lo tanto sinónimo de enfermo infeccioso.
La infectividad, es la capacidad del agente infeccioso de poder alojarse y multiplicarse dentro de un huésped. La medida básica de la infectividad es el número mínimo de partículas infecciosas que se requieren para producir una infección (dosis infectante mínima). Para un agente microbiano determinado este número puede variar de un huésped a otro y dentro de una misma especie, de acuerdo con la puerta de entrada, la edad y otras características del huésped. Como ejemplos tenemos:


  • MAXIMA INFECTIVIDAD: SARAMPION Y VARICELA.

  • INFECTIVIDAD INTERMEDIA: PAPERAS Y RUBEOLA.

  • INFECTIVIDAD BAJA: LEPRA.

La infección por el VIH y el virus de la hepatitis B (VHB), ofrecen otro ejemplo de grados diferentes de infectividad:





  • Si una persona susceptible se expone a l VIH al pincharse con un aguja contaminada, la probabilidad de infección es alrededor de 4 en 1.000 ;

  • Si se expone de esa manera al VHB su probabilidad es más alta de 1:7.

Las enfermedades transmisibles se clasifican de acuerdo al agente infeccioso de la siguiente forma:

1) Parásitos animales.- Son microorganismos pertenecientes al reino animal, que al llegar al organismo humano producen enfermedades. En esta clasificación podemos encontrar a la amiba, los tripanosomas, el piojo humano, los plasmodios del paludismo, etc.

2) Bacterias.- Son microorganismos vegetales unicelulares que en su mayoría viven en un ambiente externo sin producir enfermedad al hombre, solo unas pocas al lograse multiplicar en el organismo humano producen la infección. Existen varios géneros: cocos (Estreptococos, Diplocococos, Estafilococos), Neisserias, Brucelas, Pasteurealas, Espiroquetas, Rikettsias )

3) Virus.- Constituyen una forma microscópica de vida, cuya naturaleza no está bien definida. Algunos producen infecciones febriles generalizadas y otras con localizaciones en determinados órganos y sistemas. Entre las primeras se encuentran las que producen erupciones pustulosa (viruela, varicela), con erupción vesicular (herpes), con erupción maculopapular (sarampión, rubéola), con septicemia (dengue). Entre las infecciones con localización las hay que afectan a órganos respiratorios, al sistema nervioso y otros órganos.

4) Parásitos vegetales.- Se trata de microorganismos vegetales unicelulares que pueden parasitar al organismo humano, produciendo enfermedades. El mejor ejemplo de este tipo de parásitos son los hongos, de los que hay una gran cantidad capaces de producir enfermedades: Achorion schönleinii (tiña favosa); Microsporon audouini (tiña microscópica), Trichophyton endoriz, Apergillus, Penicillium, Glenospora, Madurella, etc.

Las infecciones pueden ser:
1. infecciones típicas (infecciones clínicas)

2. infecciones atípicas (infecciones abortivas)

3. infecciones inaparentes (infección muda )
Infección típica:
Es aquella en la cual el enfermo presenta una sintomatología clara de modo que, cuando es sometido a examen medico, el diagnostico puede ser hacho con relativa facilidad.
Infección atípica:
En esta condición los síntomas no son claros por lo que el diagnostico se dificulta.
Los animales como fuente de infección:

En una serie de enfermedades el papel de fuente de infección lo desempeñan animales que viven más o menos cerca del hombre:


Ejemplos:

>rabia.


>peste.

>carbunco o ántrax

>brucelosis
Fuentes:

>perro


>rata

>ganado vacuno

>ganado cabrio
En los animales se presentan también los casos correspondientes a los tipos clínico, subclínico, y de portador sano, descritos en relación con el hombre.
También se conocen causas no infecciosas de enfermedad, muchas de ellas ocupacionales. Por ejemplo, la exposición prolongada al polvo del carbón predispone a los mineros a padecer una enfermedad respiratoria denominada neumoconiosis, y de la misma forma, la exposición al polvillo del algodón predispone a las personan que lo manipulan a padecer bisinosis.

En estos casos, la exposición al polvo de la mina o al algodón no es la única causa de la enfermedad. En ambas situaciones se sabe que los trabajadores que fuman presentan un riesgo más elevado de padecer una alteración de la función respiratoria.

Esto mismo es cierto en la enfermedad pulmonar causada por la exposición al asbesto (asbestosis). Más recientemente, se ha observado que la exposición ocupacional a finas partículas de polvo o a sustancias químicas orgánicas produce alergias.

Hoy en día se considera que fumar tabaco, beber alcohol en exceso, comer demasiado o no hacer ejercicio, y/o vivir en un estado de estrés permanente son factores que predisponen a la enfermedad. No son causas en el sentido tradicional. Por ejemplo, la relación entre una alimentación basada en una dieta muy rica en grasas y el sufrir un infarto cardiaco, es incluso más complicada que el proceso por el cual una infección produce síntomas.




Compartir con tus amigos:
1   ...   21   22   23   24   25   26   27   28   ...   37


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal