Analisis conceptual epidemiologico



Descargar 1.41 Mb.
Página1/37
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño1.41 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   37




ANALISIS CONCEPTUAL EPIDEMIOLOGICO (ACE).

SIGNIFICADO E INTERPRETACION MÉDICA DE LA TERMINOLOGÍA EPIDEMIOLÓGICA.

JORGE ELIECER ANDRADE, 2014

dspunerg@gmail.com

ACCIDENTE
Para la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2001), un accidente es un acontecimiento fortuito generalmente dañino independientemente de la voluntad humana, provocado por una fuerza externa que actúa rápidamente y se manifiesta por la aparición de lesiones orgánicas o trastornos mentales. Otra definición asociada a la práctica médica es concebida como todo suceso o episodio del que se deriva un síndrome lesivo o complejo no intencional (traumatismos, fracturas, intoxicación, quemaduras, ahogamientos), que requieren una asistencia médica inmediata. Los accidentes representan la primera causa de muerte en el segmento etario de 1 a 19 años.

Un accidente en ambos casos, es un suceso eventual o acontecimiento que ocasiona daño imprevisto causado por circunstancia no controlable, que deriva en lesiones, muerte o incapacidad.

Un accidente en la población adulta, se define como una serie de episodios, que desencadenan una acción no voluntaria, provocando un daño físico como consecuencia. Los accidentes constituyen un problema de salud pública, médico y epidemiológico, ya que además de producir sufrimiento humano y secuelas, se calcula que estas lesiones traumáticas derivadas ocasionan tres millones de muertes por año , son responsables de una tercera parte de todas las admisiones hospitalarias y generan gran volumen de días- reposo –laboral , por causas de incapacidades (impacto socioeconómico negativo).

En la población infantil se puede describir un perfil psicológico para un niño (a) normal con rasgos de carácter hiperactivo e hiperemotivo. Existen dos tipos de categorías de niños (as) susceptibles de padecer accidentes y de lesionarse; a) niños(as) con déficit sensorial y mental o minusválidos; b) niños (as), que por su forma de actuar buscan nuevos desafíos en su entorno, propio de su curiosidad infantil. Las características epidemiológicas de las lesiones no intencionales durante la infancia no representan un periodo homogéneo y estable, sino que cubren toda la gama de periodos sucesivos por lo que atraviesa el niño (a) en su desarrollo, ubicándolos por segmento etario.

Las características del desarrollo psicomotor del niño (a), a una edad determinada hacen peligrosas las situaciones en las que normalmente son inofensivas. Por tanto la variable edad es la más importante al momento de caracterizar un sujeto susceptible de padecer lesiones infantiles (lesiones por grupos etarios o ciclos de vida).

En lactantes, por su corta edad los niños (as) no son capaces de protegerse a si mismos y carecen de experiencia para percibir el peligro, pero también la exposición a riesgos es reducida por la protección maternal. En estos casos la patología accidental es propiciada por los adultos y sus descuidos. Las causas más frecuentes de accidentes a esta edad son: sofocación, caídas, quemaduras, intoxicaciones.

En niños (as) de 1 a 4 años, el verdadero peligro de lesiones comienza al caminar. La causa de accidentes se relaciona con la coordinación motora, marcha, curiosidad, interés por conocer el entorno. La mayoría de epidemiólogos y clínicos coinciden en considerar este rango de edad como la de mayor riesgo, encontrando traumatismos, heridas, ingesta de cuerpos extraños, quemaduras, ahogamiento, intoxicación, envenenamiento y caídas en el hogar y sus alrededores.

De 5 a 9 años, el juego y la socialización infantil favorecen los accidentes, ya que acuden a las escuelas, parques, calles y se inicia la excursión como práctica propia e la edad. No obstante ya son capaces de diferenciar y comprender los riesgos del agua, fuego, tráfico y de conductas incorrectas en el origen de accidentes.

En el grupo de 10 a 19 años se encuentran los adolescentes en su periodo inicial y en ellos aparece una característica nueva que coincide con la tendencia a la accidentalidad. Nos referimos a la conducta vinculada a la búsqueda de independencia y per se, con la búsqueda de riesgo, derivada de su afán de independencia de los adultos.

AGENTE


Así como la presencia del hombre en el mundo es clave existencial, antropológica y relacional, existen en la naturaleza otros seres vivos (unicelulares o multicelulares), los cuales están en asociación estrecha con él y en un momento determinado y por diversos mecanismos, estos agentes pueden provocar lesión, daño y alteraciones en un organismo superior. Al ocurrir estos eventos el agente se denomina patógeno.

Un agente en un sentido general es toda fuerza o sustancia (animada o inanimada) que por presencia o por ausencia puede iniciar o perpetuar un proceso patológico o una alteración de la salud bien sea de naturaleza orgánica o funcional incluyendo las de orden psíquico. No siempre es posible la identificación de un agente a quien atribuir la causa fundamental de un proceso patógeno, como es el caso de las enfermedades infecciosas y parasitarias.



Los agentes en consecuencia se dividen en: físicos, químicos y biológicos. A estos últimos se les llama agentes infecciosos. Un Agente patógeno es cualquier elemento vivo (virus, hongo, bacteria, parásito), físico o químico, o bien psicológico o social, genético o inmunológico capaz de alterar el estado de salud de un huésped susceptible.

AGENTE INFECCIOSO


Son organismos, principalmente microscópicos (bacterias, virus, parásitos) además de helmintos y otros macro parásitos capaces de producir infección, infestación o enfermedades infecciosas (ver Agente, Agente causal, Infección).

Representan los microorganismos capaces de producir enfermedades (agentes patógenos). Entre estos tenemos las bacterias, los hongos, los virus y los parásitos. Las características intrínsecas de los agentes patógenos, la composición química y la morfología proveen las bases para su clasificación e identificación. La propiedad mas distintiva de un microorganismo es su capacidad antigénica responsable de la inmunidad especifica. Su identificación en el laboratorio por técnicas serologicas es útil, para demostrar que una persona ha sido infectada por un determinado agente microbiano, virológico o fúngico.

Para que se produzca la enfermedad infecciosa es necesario que esté presente:

1.-Agente Infeccioso (AI) (en periodo de incubación), y un lugar donde pueda sobrevivir el agente patógeno.

2.-Un Reservorio (R).

3.-Una Puerta de Salida (PS), que facilite el medio de transporte adecuado

4.-Modo de Transmisión (MT) hasta el lugar que le permita al agente ingresar al hospedero.

5.-Puerta de Entrada (PE) a un nuevo huésped.

6.-Hospedero (H), persona o animal susceptible para continuar la reproducción del agente patógeno.

Estas son las condiciones previas que más adelante se conocerán y describirán como la Cadena Epidemiológica de la Enfermedad. Es necesario destacar:



LA CARACTERIZACION Y ACTUACION DE UN AGENTE INFECCIOSO

1.-Propiedades de un agente infeccioso:



  • Antigenicidad o inmunogenicidad.

  • Sitio de multiplicación.

  • Grado de diseminación.

  • Vulnerabilidad al ambiente.

2.-Periodo de latencia.

3.-Capacidades de los agentes infecciosos:



  • Infectividad.

  • Patogenicidad: rapidez del daño, daño tisular, producción de toxina.

  • Virulencia.

  • Mutación.

4.-Capacidad de infectar o infección aparente:

  • Magnitud (morbilidad).

  • Intensidad (letalidad).

5.-Infeccion aparente ( subclinica – asintomatica - oculta ):

  • Moderada.

  • Grave.

  • Fatal .




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   37


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal