Adición: Proyecto de informe de la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono y la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal Relativo a las Sustancias que Agotan la Capa de



Descargar 60.46 Kb.
Fecha de conversión02.03.2018
Tamaño60.46 Kb.


NACIONES
UNIDAS





EP







UNEP/OzL.Conv.11/L.1/Add.1-

UNEP/OzL.Pro.29/L.1/Add.1



Programa de las
Naciones Unidas
para el Medio Ambiente


Distr. limitada
23 de noviembre de 2017

Español
Original: inglés



11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono

29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal relativo a las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono

Montreal, (Canadá), 20 a 24 de noviembre de 2017

Proyecto de informe de la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono y la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal Relativo a las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono, que se celebraron de manera combinada

Adición

Segunda parte: serie de sesiones de alto nivel (23 y 24 de noviembre de 2017)

  1. Apertura de la serie de sesiones de alto nivel

1.La serie de sesiones de alto nivel fue inaugurada el jueves 23 de noviembre de 2017 a las 10.10 horas por el Presidente de la Mesa de la décima reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, Sr. Sydney Alexander Samuels Milson.

2.Formularon discursos de apertura el Sr. Milson; el Presidente de la Mesa de la 28ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal y Ministro de Medio Ambiente de Rwanda, Sr. Vincent Biruta; el Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Sr. Erik Solheim; y la Ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático del Canadá, Sra. Catherine McKenna.

3.En su declaración, el Sr. Milson acogió con satisfacción los progresos en la aplicación del Convenio de Viena alcanzados desde la última reunión de la Conferencia de las Partes, pero destacó que las actividades futuras de vigilancia e investigación científica corrían peligro a causa de la lamentable situación financiera del Fondo Fiduciario General para Financiar las Actividades de Investigación y Observaciones Sistemáticas de Interés para el Convenio de Viena. Exhortó a la Conferencia de las Partes a que renovase su compromiso de financiar el Fondo Fiduciario con el fin de disponer de datos suficientes para seguir mejorando nuestros conocimientos sobre las incertidumbres climáticas y poder combatir los importantes desafíos del cambio climático, el agotamiento de la capa de ozono y la contaminación. Existía una necesidad imperiosa de identificar y detener antes de que fuera demasiado tarde las actividades humanas que ponían en peligro el medio ambiente, dijo el orador, que instó a la Conferencia de las Partes a que adoptase todas las medidas necesarias para otorgar a la capa de ozono toda la protección que necesita.

4.El Sr. Biruta señaló en su declaración que la ciudad de Montreal se había convertido en un símbolo de la protección de la capa de ozono gracias a la excelente labor del Gobierno del Canadá a lo largo de los años, desde el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono a la Conferencia de Plenipotenciarios sobre el Protocolo relativo a los clorofluorocarbonos, en la que se aprobó el Protocolo de Montreal en 1987, y hasta el día de hoy. El Protocolo fue un gran éxito, ya que salvó a millones de personas de los letales efectos del agotamiento del ozono, y, con la aprobación y posterior ratificación de la Enmienda de Kigali por 22 Partes, llegarían más éxitos cuando la Enmienda entrara en vigor en 2019. Las Partes que aún no habían ratificado la Enmienda deberían hacerlo de inmediato. Visto el programa de la reunión en curso, el orador señaló que, sin un apoyo financiero suficiente, sería casi imposible que las Partes que operan al amparo del párrafo 1 del artículo 5 prosiguiesen sus esfuerzos por eliminar gradualmente las sustancias que agotan el ozono y comenzasen a reducir los hidrofluorocarbonos de conformidad con la Enmienda. Por lo tanto, era fundamental que el Fondo Multilateral se repusiera de forma adecuada. También debía hacerse hincapié en el sólido vínculo entre la eficiencia energética y la Enmienda, puesto que la labor para garantizar la eficiencia energética podía dar lugar a una duplicación de los beneficios para el clima derivados de la Enmienda.

5.En su declaración, el Director Ejecutivo del PNUMA subrayó que el mundo debía unirse para adoptar medidas dirigidas a resolver los azotes de la humanidad, como lo hizo en 1987 con la aprobación del Protocolo de Montreal, que se había convertido en el tratado internacional de mayor éxito de todos los tiempos y gracias al cual el agujero de la capa de ozono se estaba reduciendo y estaba en camino de quedar cerrado para 2050. Según el orador, había cuatro aspectos fundamentales que, combinados, darían resultados satisfactorios: la ciencia, la ciudadanía, el liderazgo político y el sector privado. Los conocimientos científicos rigurosos representaban la piedra angular de toda actuación, por lo que eran fundamentales para combatir el incipiente movimiento anticientífico que estaba empezando a ganar terreno en algunas partes del mundo. La peligrosa negación de hechos científicos básicos podría provocar la propagación de enfermedades y muertes. De la misma forma, sin la movilización ciudadana por buenas causas no habría apenas voluntad de actuar por parte de los políticos y las empresas. En cuanto al aspecto político, el orador elogió a los políticos actuales y anteriores que habían tenido el valor de tomar decisiones difíciles, incluidos los que no estuvieran considerados como ecologistas. En relación con la función del sector privado, por último, alabó el espíritu innovador de las empresas, que había hecho posible la aplicación plena y satisfactoria del Protocolo, y esperó que gracias a la aplicación de la enmienda de Kigali se produjera un enfriamiento del planeta. Esos cuatro aspectos inseparables, destacó el orador, permitirían que la comunidad internacional librase a todos los ciudadanos de la pobreza extrema, proporcionase educación para todos, protegiese la flora y fauna silvestres y pusiese fin al cambio climático.

6.En su declaración, la Sra. McKenna celebró los importantes logros del Protocolo de Montreal y las 22 ratificaciones de la Enmienda de Kigali, y señaló que entre 1987 y 2010 el Protocolo hizo posible eliminar más de 135.000 millones de toneladas de equivalente de dióxido de carbono y casi 100 sustancias que agotan el ozono, por lo que la capa de ozono se estaba recuperando. Políticos de distintas ideologías, científicos y muchas otras personas de todo el mundo se habían unido para alcanzar un ambicioso objetivo y habían quitado la razón a los escépticos. Había que reavivar ese éxito y ese liderazgo para afrontar el cambio climático y los efectos devastadores que estaba teniendo, que la oradora ejemplificó explicando que las comunidades inuit del Ártico no solo se enfrentaban a la pérdida de los rebaños de caribúes, que además de ser una fuente de alimento tenían una gran importancia cultural, sino también a la pérdida de vidas, ya que, después de muchísimas generaciones, la capa de hielo se había vuelto demasiado fina para seguir siendo el hábitat de aquel pueblo de cazadores. Por el bien de las generaciones venideras, la comunidad internacional tenía la obligación de ejercer el mismo liderazgo que en 1987, escuchar a los científicos, colaborar con el sector privado y fomentar todos juntos la innovación. Habría que tomar decisiones difíciles, cosa que podía hacerse porque ya se había hecho en el pasado.

7.Después de los discursos de apertura, las Partes contemplaron una danza con aros tradicional de las Naciones Originarias de Norteamérica, en que la los aros simbolizan la conexión humana con la tierra, los árboles, el agua, la naturaleza, los animales y los pájaros, y que constituye una celebración de la vida y el mundo natural.

II. Cuestiones de organización

A. Elección de los miembros de la Mesa de la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena

8.En la sesión de apertura de la serie de sesiones de alto nivel de la reunión, de conformidad con el párrafo 1 del artículo 21 del reglamento, se eligieron, por aclamación, los funcionarios que figuran a continuación para que integraran la Mesa de la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena:

Presidente: Sr. Marc D'Iorio, Canadá (Europa Occidental y otros Estados)

Vicepresidentes: Sr. Ezzat Lewis H. Agaiby, Egipto (Estados de África)

Sr. Abdullah Al Islam Jakob, Bangladesh (Estados de Asia y el Pacífico)

Relatora: Sra. Liana Ghahramanyan, Armenia (Estados de Europa Oriental)

Relator: Sr. Ulises Lovera (Paraguay) (Estados de América Latina y el Caribe)

B. Elección de los miembros de la Mesa de la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal

9.En la sesión de apertura de la serie de sesiones de alto nivel de la reunión, de conformidad con el párrafo 1 del artículo 21 del reglamento, se eligieron, por aclamación, los funcionarios que figuran a continuación para que integraran la Mesa de la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal:

Presidente: Sr. Yaqoub Al-Matouq, Kuwait (Estados de Asia y el Pacífico)

Vicepresidentas: Sra. Azra Rogovic-Grubic, Bosnia y Herzegovina (Estados de Europa Oriental)

Sra. Patricia Leite, Brasil (Estados de América Latina y el Caribe)

Sra. Larke Williams, Estados Unidos de América (Estados de Europa Occidental y otros Estados)

Relator: Sr. Samuel Paré, Burkina Faso (Estados de África)

C. Aprobación del programa de la serie de sesiones de alto nivel de la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal

10.El programa de la serie de sesiones de alto nivel reproducido a continuación fue aprobado sobre la base del programa provisional que figuraba en el documento UNEP/OzL.Conv.11/1-UNEP/OzL.Pro.29.1:



  1. Apertura de la serie de sesiones de alto nivel:

  2. Cuestiones de organización:

  1. Elección de los miembros de la Mesa de la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena;

  2. Elección de los miembros de la Mesa de la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal;

  3. Aprobación del programa de la serie de sesiones de alto nivel de la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal;

  4. Organización de los trabajos;

  5. Credenciales de los representantes.

  1. Presentaciones por los grupos de evaluación sobre el estado de su labor, con inclusión de los progresos más recientes.

  2. Presentación de la Presidencia del Comité Ejecutivo del Fondo Multilateral sobre la labor del Comité Ejecutivo.

  3. Declaraciones de los jefes de delegación y debate sobre temas clave, entre ellos:

  1. Determinar oportunidades y prioridades futuras (mesa redonda de alto nivel);

  2. Aspectos científicos del agotamiento y la recuperación de la capa de ozono (acto sobre ciencia).

  1. Informe de los copresidentes de la serie de sesiones preparatorias y examen de las decisiones recomendadas para su aprobación en la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal.

  2. Fecha y lugar de celebración de la 12ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y la 30ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal.

  3. Otros asuntos.

  4. Adopción de las decisiones de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena en su 11ª reunión.

  5. Adopción de decisiones por la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal.

  6. Aprobación del informe de la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal.

  7. Clausura de la reunión.

D. Organización de los trabajos

11.Las Partes acordaron seguir sus procedimientos habituales.



E. Credenciales de los representantes

  1. [Se completará]

III. Presentaciones por los grupos de evaluación sobre el estado de su labor, con inclusión de los progresos más recientes

12.[Se completará]



IV. Presentación de la Presidencia del Comité Ejecutivo del Fondo Multilateral sobre la labor del Comité Ejecutivo

13.[Se completará]



V. Declaraciones de los jefes de delegación y debate sobre temas clave

  1. En relación con el tema 5 del programa de la serie de sesiones de alto nivel, las Partes celebraron una mesa redonda de 90 minutos de duración y un acto sobre ciencia de la misma duración, y, además, escucharon las declaraciones de los ministros y otros jefes de delegación.

A. Determinar oportunidades y prioridades futuras

14.La mesa redonda, cuyo tema llevaba por título “Determinar oportunidades y prioridades futuras”, se celebró en la mañana del 23 de noviembre de 2017. En su calidad de moderadora, la Sra. Leyla Acaroglu, distinguida por las Naciones Unidas con el galardón medioambiental de Campeona de la Tierra, formuló preguntas a los nueve expertos y participantes en la mesa redonda y después invitó a los asistentes a hacer lo propio. Compusieron la mesa redonda la Sra. McKenna; el Sra. Khachik Hakobyan, Viceministro de Protección de la Naturaleza de Armenia; la Sra. Zoila González de Gutiérrez, Viceministra de Gestión Ambiental de la República Dominicana; el Sr. Meelis Münt, Viceministro de Medio Ambiente de Estonia; el Sr. Milson, en su calidad de Ministro de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala; el Sr. C. K. Mishra, Secretario del Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático de la India; el Sr. Abdulla Ziyad, Secretario de Estado del Ministerio de Medio Ambiente y Energía de Maldivas, Abdullah Ziyad; el Sr. Biruta, en su calidad de Ministro de Medio Ambiente de Rwanda; y el Director Ejecutivo del PNUMA.



Los factores decisivos del éxito del Protocolo de Montreal

15.En respuesta a una pregunta sobre las principales razones del éxito del Protocolo de Montreal, un miembro de la mesa redonda se refirió a la ratificación universal del instrumento. La única forma de cambiar las cosas era mediante la acción conjunta. El experto, junto con otros dos participantes en la mesa, resaltó también la importancia de establecer un marco jurídico y normativo sólido, labor que, según señaló, sería inútil sin la debida aplicación y observancia. Dos expertas afirmaron que el liderazgo político y la voluntad demostrada a lo largo de los años eran dos factores fundamentales. Una explicó que su país había desempeñado un papel decisivo para convencer a los Gobiernos más escépticos de la importancia de adoptar medidas y para alentar a los países desarrollados a prestar apoyo a los países en desarrollo. La otra experta explicó que los decretos presidenciales dictados en su país habían allanado el camino para el logro de más progresos, especialmente en la formación de técnicos.

16.Un miembro de la mesa afirmó que el establecimiento de alianzas sólidas con los principales organismos e instituciones que participaban en la ejecución era imprescindible para el éxito de la aplicación e indicó que la experiencia adquirida por los órganos pertinentes de su país en la gestión de los clorofluorocarbonos les sería muy útil para afrontar la cuestión de los HCFC y los HFC. Otra participante dijo estar orgullosa de los logros de su país en materia de creación de capacidad y fortalecimiento institucional, gracias a los cuales la eliminación de esas sustancias sería sostenible.

17.Un experto dijo que el éxito del Protocolo de Montreal dependía de la capacidad de los países de ganarse el apoyo de las industrias pertinentes y lograr que entendiesen la labor destinada a cumplir las obligaciones derivadas del Protocolo y participasen en ella. Otro componente de la mesa destacó que el Protocolo y la Enmienda de Kigali brindaban de hecho oportunidades a la industria, sobre todo en cuanto a innovación.

18.Un representante que asistía al debate dijo que la Enmienda de Kigali le parecía un instrumento equilibrado que atendía las preocupaciones de todas las Partes sin relegar a ninguna, lo cual probablemente fuese una de las causas de la rápida aceptación del instrumento.

Los catalizadores que habían permitido el progreso

19.En relación con los agentes catalizadores de los logros alcanzados, dos miembros de la mesa explicaron que la claridad del objetivo común y la solidez del marco, en el que se especificaban las obligaciones de cada quien y los plazos de cumplimiento, habían facilitado la labor. Gracias a ello, los mercados habían seguido el camino marcado y habían generado innovaciones.

20.Varios participantes en la mesa subrayaron la necesidad del diálogo y la cooperación entre los Gobiernos y la industria, y uno de ellos hizo hincapié en que hacía falta vincular el objetivo mundial con los intereses nacionales para que la labor dirigida a alcanzarlo diese fruto. Otro experto recalcó la importancia de que todos los ministerios pertinentes comprendiesen el Protocolo de Montreal. Otro recordó que la voluntad política era fundamental.

21.Un miembro de la mesa elogió la calidad de los informes técnicos y científicos del PNUMA, que aportaban argumentos sólidos para la adopción de medidas, y destacó el valor del Fondo Multilateral en cuanto mecanismo financiero decisivo para lograr que los países contasen con los medios necesarios para actuar.



Principales enseñanzas de las campañas y la comunicación

22.Varios expertos dijeron que los mensajes públicos sobre cuestiones ambientales importantes debían ser claros, comprensibles y exentos de terminología técnica. El objetivo era despertar el interés de la gente, moverla a la acción y aprovechar el poder de la opinión pública para espolear a los políticos. También era importante hablar no solo de los problemas, sino también de los elementos positivos y las oportunidades, como la creación de empleo y el crecimiento económico propiciados por el uso de la tecnología y la energía ecológicas.

23.Varios miembros de la mesa destacaron la necesidad de llegar a los jóvenes con mensajes adaptados, y dos de ellos expusieron a grandes rasgos los programas de educación ambiental emprendidos en sus respectivos países.

24.Un representante que asistía al debate recordó el papel catalizador y el compromiso de su país en relación con la lucha contra el cambio climático y afirmó que el éxito admirable del Protocolo de Montreal debía servir de inspiración en la lucha que también había que librar contra otros problemas ambientales acuciantes, como la contaminación por plásticos.



El papel de los jóvenes

25.En respuesta a la pregunta de uno de los asistentes sobre si los niños y jóvenes podían desempeñar algún papel en la lucha contra los principales problemas ambientales, un miembro de la mesa dijo que los jóvenes, pese a recibir constantemente el apelativo de “los líderes del mañana”, participaban ya de forma activa en esa lucha, mucho más que los adultos. Los jóvenes debían seguir concienciando a sus familiares y amigos adultos acerca de las cuestiones ambientales más importantes. Otro experto instó a los niños a seguir pidiendo cuentas a los adultos.



Alentar la ratificación de la enmienda de Kigali

26.En cuanto al futuro, se preguntó a los expertos por la forma de alentar la ratificación de la Enmienda de Kigali entre las Partes que faltaban por suscribirla. Casi todos los que respondieron subrayaron que el apoyo mundial era imprescindible para la eficacia de la Enmienda. La ratificación universal sería un gesto inequívoco para la industria: la innovación recibiría un impulso y se obtendrían alternativas más asequibles a los HFC. Otros sectores en los que hacía falta reducir las emisiones de dióxido de carbono, en especial la aviación y el transporte marítimo, también captarían la idea. Era importante transmitir el mensaje de que la Enmienda difería del Protocolo de Montreal por cuanto introducía en el ámbito de este toda una familia nueva de sustancias y se ocupaba de un asunto de más envergadura, además de presentar una dimensión muy clara de eficiencia energética. En general, había razones económicas de peso para suscribir el instrumento, entre ellas el hecho de que la ratificación fuese un requisito para acceder a la financiación por vía rápida del Programa de Kigali para la Refrigeración Eficiente. La refrigeración era importante para la salud y el bienestar públicos, la economía y el medio ambiente, y la próxima medida al respecto sería forjar una coalición mundial para la refrigeración limpia.



Apoyo financiero suficiente

27.Tras señalar que el Convenio de Viena había aportado el marco para los conocimientos científicos que sustentaban el Protocolo de Montreal, en especial las reuniones periódicas de los Administradores de Investigaciones sobre el Ozono, la moderadora preguntó por la forma de lograr el suficiente apoyo financiero en un contexto de restricciones económicas como el imperante. Los expertos que respondieron a la pregunta pidieron que se destinasen fondos suficientes a la actividad científica y observaron, entre otras cosas, que salía mucho más caro no hacer nada que hacer algo. La ciencia era fundamental para la puesta en práctica de cualquier acuerdo. Además de financiar sus propias actividades, los países desarrollados debían aportar fondos para talleres y proyectos de investigación científica en los países en desarrollo, tanto en materia de alternativas a los HFC como para supervisar los progresos. Los representantes debían colaborar con sus ministros de economía y velar por una comprensión cabal de las necesidades.



Cooperación internacional

28.En cuanto a las experiencias provechosas del Protocolo de Montreal que pudieran aplicarse a otras iniciativas de cooperación internacional encaminadas a afrontar otros problemas de alcance mundial, como la contaminación y la pérdida de la diversidad biológica, los miembros de la mesa atribuyeron el éxito de la cooperación en el marco del Protocolo a los factores siguientes: el liderazgo político; la existencia de instituciones sólidas, en especial un panel científico independiente de todo control político, un Fondo Multilateral concebido con sumo cuidado, la Secretaría del Ozono y la estructura de apoyo de París para los funcionarios encargados de la cuestión del ozono; el reconocimiento de las condiciones particulares de cada país, reflejado en el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas; una base científica sólida; unas metas claras; la ratificación universal; y la gran variedad de los agentes que participaban en la ejecución, como los Gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y las instituciones académicas. Otra vía para luchar contra los problemas ambientales de orden mundial era la colaboración con los principales fabricantes de productos químicos en materia de responsabilidad social empresarial.



El vínculo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

29.Según un miembro de la mesa, dado que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se ocupaban fundamentalmente de las personas y el planeta, toda política que beneficiase a ambos contribuiría a la consecución de aquellos. Se citaron ejemplos de políticas destinadas a atajar la contaminación o crear empleos verdes, además de la alianza contra el uso del carbón (Powering Past Coal) que se había anunciado en fechas recientes.



B. Aspectos científicos del agotamiento y la recuperación de la capa de ozono: reflexiones sobre el pasado, el presente y el futuro

30.En la tarde del 23 de noviembre de 2017 se celebró un acto sobre ciencia que giró en torno al tema “Aspectos científicos del agotamiento y la recuperación de la capa de ozono: reflexiones sobre el pasado, el presente y el futuro”. El acto, moderado por la Sra. Mona Nemer, Asesora Científico Superior del Gobierno del Canadá, consistió en una serie de ponencias a cargo de los expertos, seguidas de una sesión de preguntas y respuestas. Los expertos, enumerados en el orden en que hicieron uso de la palabra, fueron el Sr. Vitali Fioletov (Ministerio del Medio Ambiente y Cambio Climático del Canadá), el Sr. Nathan Gillett (Ministerio del Medio Ambiente y Cambio Climático del Canadá), la Sra. Amanda Maycock (Universidad de Leeds (Reino Unido)), el Sr. Guus Velders (Universidad de Utrecht e Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente (Países Bajos)) y la Sra. Anne Thompson (Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos).

31.El Sr. Fioletov hizo una presentación sobre los cambios anteriores y actuales en la composición de la atmósfera y la capa de ozono. Entre 1979 y 1996 se había registrado una disminución notable de las concentraciones de ozono estratosférico. La disminución había sido mayor cerca de los polos, aunque también había variado mucho entre unos años y otros como resultado de las variaciones del ciclo solar y de los vientos estratosféricos tropicales y los aerosoles volcánicos. La concentración de sustancias que agotan el ozono había mostrado un aumento hasta finales de la década de 1990 y una reducción a partir de entonces. Desde 1997, la concentración de ozono en la estratosfera superior había aumentado, a diferencia de lo registrado en la estratosfera inferior.

32.El Sr. Gillett expuso los efectos de los cambios futuros en la composición atmosférica de la capa de ozono. Gracias a las medidas adoptadas en el marco del Protocolo de Montreal se había reducido la concentración atmosférica de las sustancias que agotan el ozono. Según las previsiones, el nivel global regresaría a los valores de 1980 hacia 2050 en las latitudes medias y hacia 2075 en la Antártida. No obstante, con la disminución de las concentraciones de esas sustancias, la incidencia de los gases de efecto invernadero en el ozono sería cada vez más notable; el dióxido de carbono y el metano tendían a aumentar los niveles de ozono, mientras que el óxido nitroso tendía a reducirlos. Por tanto, los cambios del ozono previstos dependían de la labor que se realizase en el futuro para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero. Los cambios también variarían según la región. Se preveía que los niveles de ozono regresasen a los valores de 1980 antes de mediados de siglo en las latitudes medias y en el Ártico y un poco más tarde en la Antártida, mientras que en los trópicos se esperaba una reducción considerable, salvo que las emisiones mundiales de metano aumentasen de forma sustancial.

33.La ponencia de la Sra. Maycock versó sobre los efectos climáticos del agotamiento y la recuperación del ozono. En general, el agotamiento del ozono había enfriado la estratosfera, efecto que se había visto reforzado por el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono. El enfriamiento había sido especialmente acusado sobre la Antártida durante la primavera y el verano australes y también había contribuido a que los vientos del oeste se moviesen hacia el polo y aumentasen de intensidad en el hemisferio sur. Esos efectos, a su vez, estaban vinculados con cambios climáticos regionales, como alteraciones en la temperatura de la superficie, mayores precipitaciones en las latitudes medias y subtropicales del hemisferio austral y cambios en la circulación oceánica. Si la concentración del ozono estratosférico aumentase, esos cambios tenderían a invertirse, pero quedarían contrarrestados por el aumento de los niveles de gases de efecto invernadero. Dado que en su mayoría las sustancias que agotan el ozono también eran gases de efecto invernadero, la aplicación del Protocolo de Montreal había evitado el calentamiento que habría tenido lugar en una superficie considerable del planeta si las emisiones hubiesen continuado sin freno.

34.En su exposición, que giró en torno a los HFC y la protección del clima mediante la Enmienda de Kigali, el Sr. Velders señaló que el aumento de las emisiones de HFC podría contrarrestar los beneficios climáticos ya logrados gracias al Protocolo de Montreal, pues, según los cálculos, de mantenerse la tendencia actual, las emisiones experimentarían un aumento equivalente a entre el 9% y el 29% del incremento de las emisiones mundiales de dióxido de carbono entre 2015 y 2050. Si bien hasta la fecha las emisiones de HFC habían procedido principalmente de los Estados Unidos y la Unión Europea, se preveía que en el futuro se originasen sobre todo en los países en desarrollo. Ahora bien, la aplicación de la Enmienda reduciría las emisiones de HFC de los países desarrollados de 1,0 a 0,2 gigatoneladas de equivalente de dióxido de carbono por año, y las de los países en desarrollo, pasarían de entre 3 y 4 a cerca de 1 gigatonelada de equivalente de dióxido de carbono por año, antes de 2050. Con ello, la contribución de los HFC al calentamiento atmosférico se reduciría de 0,5° C a unos 0,06° C antes de 2100. Los reglamentos sobre HFC que ya se habían implantado en algunos países demostraban que los objetivos de la Enmienda podían alcanzarse.

35.La Sra. Thompson hizo una exposición sobre la vigilancia del ozono en la que destacó que la vigilancia mundial del gas en todos los niveles de la atmósfera era de vital importancia para la comprensión constante de sus efectos, en especial en los polos y los trópicos, las regiones más sensibles. Si bien existía un registro ininterrumpido de datos obtenidos por satélite, algunos de estos aparatos estaban llegando al final de su vida útil, y la recogida de datos mediante globos e instrumentos terrestres no había sido tan constante. Con el cambio climático se hacía mucho más perentoria la necesidad de seguir de cerca los niveles del ozono; los mecanismos de retroalimentación que se generaban entre la niebla, el metano y el ozono troposférico y la recuperación de la capa de ozono conforme se calentaba la troposfera resultaban en gran medida desconocidos.

36.En respuesta a las preguntas formuladas por la moderadora, el Sr. Fioletov confirmó que los científicos podían afirmar con un alto grado de confianza que los niveles de ozono estratosférico ya no iban en descenso. Si bien había algunos indicios de que los niveles habían empezado a aumentar, resultaba difícil distinguirlos de la considerable variabilidad interanual. El Sr. Gillett añadió que el éxito de la aplicación del Protocolo de Montreal estaba contribuyendo a la recuperación de la capa de ozono, pero esta también se veía afectada por los niveles de los gases de efecto invernadero, por lo que no era probable que recuperase su estado anterior a 1980. De hecho, la mayoría de las hipótesis apuntaba a una mayor reducción de los niveles de ozono en los trópicos.

37.A continuación, los ponentes respondieron a las preguntas de los asistentes. Refiriéndose a los vínculos entre el cambio climático y el agotamiento del ozono, el Sr. Gillett observó que el efecto neto era el resultado de las interacciones entre complejos procesos químicos y físicos. Las emisiones de gases de efecto invernadero enfriaban la estratosfera, lo que tendía a provocar un aumento de los niveles de ozono, y también modificaban la circulación del ozono estratosférico, lo que atraía más ozono hacia las regiones polares. Al mismo tiempo, el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono y metano incrementaban la producción de ozono, mientras que el óxido nitroso la reducía. Con todo, el efecto neto en la Antártida no era importante. En sus observaciones sobre los efectos del agotamiento del ozono sobre las pautas meteorológicas del Ártico, la Sra. Maycock confirmó que no había pruebas de ningún cambio a largo plazo, aunque existían datos que sugerían cambios a corto plazo en inviernos especialmente crudos. También se esperaba que el cambio climático diese lugar a un aumento de la intensidad de las tormentas tropicales y las precipitaciones asociadas, pero no había pruebas convincentes que sugiriesen que ello fuera a alterar sus rumbos habituales.

38.Respecto de la aplicación de la Enmienda de Kigali, el Sr. Velders observó que las previsiones de futuras hipótesis para usos de los HFC dependían de varios supuestos. Por ejemplo, se había asumido que los futuros niveles de consumo en los países en desarrollo no serían superiores a los actuales niveles de consumo de los Estados Unidos de América, pero era posible que, con un cambio climático cada vez más intenso, creciera la demanda de aire acondicionado en los países especialmente cálidos. Para averiguar el grado de exactitud de esas proyecciones y supuestos, sería especialmente importante vigilancia de los niveles atmosféricos de HFC. Si bien la contribución de los HFC a los niveles actuales del calentamiento global era sumamente pequeña, con solo un 2% del total, esa contribución estaba creciendo entre un 5% y un 10% al año y era fundamental adoptar medidas para reducir esas emisiones si se quería cumplir el objetivo de limitar el calentamiento del planeta a menos de 2° C. Eso podría lograrse de dos maneras principales: mediante la reglamentación para controlar los HFC, lo que crearía incentivaría a la industria para hallar alternativas, y por medio de mejoras en los niveles de eficiencia energética a medida que se reemplazaran los equipos. La aplicación de la Enmienda permitiría mantener la contribución de los HFC al calentamiento de la tierra en alrededor del 2% del total, mientras que, según las previsiones, si no se aplicara la Enmienda las emisiones de HFC pasarían a representar entre el 10% y el 15% del total.

39.Con respecto a las mediciones del ozono en los trópicos, el Sr. Thompson confirmó que estaba resultando difícil proporcionar mediciones sistemáticas y coherentes. Ese problema resultaba especialmente preocupante porque los trópicos eran una región importante en lo referente a la producción de gases de efecto invernadero; las emisiones de metano de los trópicos habían aumentado recientemente, y no estaba claro el porqué. Era difícil determinar cuáles eran las fuentes y los procesos concretos una vez que el gas ya se hallaba distribuido por la atmósfera mundial.

40.En respuesta a una pregunta sobre la posibilidad de futuras sorpresas como lo fue, en su día, el descubrimiento del agujero de ozono, el Sr. Gillett afirmó que las posibilidades de futuras reducciones de los niveles de ozono en los trópicos, relacionadas con los cambios en la circulación estratosférica, junto con el consiguiente aumento de los niveles de radiación ultravioleta, constituían un motivo de preocupación que había que estudiar mejor. El Sr. Thompson añadió que aún no se sabía lo suficiente sobre las interacciones entre los cloros gaseosos, el nitrógeno reactivo, las moléculas orgánicas, las partículas y los aerosoles. La Sra. Maycock añadió que los científicos todavía sabían por qué, pese al cambio climático, la cobertura de hielo del Antártico se había mantenido relativamente estable en los últimos años para luego experimentar una brusca caída en el último año. Podría guardar relación con el agotamiento del ozono y los cambios en las pautas meteorológicas, pero era necesario seguir investigando. Por último, en 2017 el agujero de ozono sobre la Antártida fue menor que en los años anteriores, lo que probablemente se debería más a una variación natural que a algún proceso imprevisto, aunque todavía no se había determinado el motivo.

41.La moderadora expresó su agradecimiento a los ponentes por sus contribuciones y pasó a resumir los principales mensajes de la sesión Señaló que las medidas adoptadas para aplicar el Protocolo de Montreal habían dado lugar a una reducción de las emisiones de sustancias que agotan el ozono, gracias a lo cual la capa de ozono estaba recuperando los niveles anteriores a 1980. Los niveles de ozono, sin embargo, experimentaban una variación anual considerable y el agujero de la capa de ozono aún no se había cerrado. La evolución de la capa de ozono durante el resto del siglo dependería de la interacción con los niveles de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso. Agotamiento del ozono sobre la Antártida estaba causando cambios en el clima del hemisferio sur durante el verano austral. El cumplimiento de la Enmienda de Kigali sería esencial para evitar que los efectos positivos del Protocolo sobre el clima se vieran contrarrestados por el aumento de las emisiones de HFC. Las concentraciones atmosféricas de ozono y otros gases seguirían cambiando, y sería importante continuar vigilándolas. Había buenas noticias, concluyó la moderadora, pero quedaba mucho por hacer y seguía siendo tan vital como siempre la aplicada labor de los mejores científicos.

C. Declaraciones de ministros y otros jefes de delegación

42.[Se completará]

VI. Informe de los copresidentes de la serie de sesiones preparatorias y examen de las decisiones recomendadas para su aprobación en la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal

43.[Se completará]



VII. Fecha y lugar de celebración de la 12ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y la 30ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal

44.[Se completará]



VIII. Otros asuntos

45.[Se completará]



IX. Adopción de decisiones por la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena en su 11ª reunión

46.[Se completará]



X. Adopción de decisiones por la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal

47.[Se completará]



XI. Aprobación del informe de la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Viena y la 29ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal

48.[Se completará]



XII. Clausura de la reunión

49.[Se completará]




















K1708891 241117


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal