Actualización del análisis de los nuevos marcos normativos relacionados con la primera respuesta y atención a emergencias en el nivel nacional, departamental y municipal”



Descargar 229.7 Kb.
Página2/4
Fecha de conversión27.05.2018
Tamaño229.7 Kb.
1   2   3   4

Actualización del análisis de los nuevos marcos normativos relacionados con la Primera Respuesta y Atención a Emergencias


El anterior marco legal analizado, estaba integrado jerárquicamente por: i) normativa constitucional: Constitución Política del Estado CPE (2009); ii) normativa orgánica: Ley Marco de Autonomías y su reglamento (2010); iii) normativa especial: Ley 2140 (2000) y su reglamento (2002) y iv) normativa relacionada: Ley de Bomberos (2013) y la Ley 3314 de Acción Voluntaria (16.12.2005). Considerando que la CPE y la Ley marco de autonomías establece una nueva estructura territorial con autonomías y un régimen competencial donde se trata la gestión de riesgos en los diferentes niveles del Estado, la Ley 2140, entonces vigente, quedó obsoleta e inaplicable en sus disposiciones que respondían a una visión centralista.

Asimismo, la Ley 2140, estaba dirigida expresamente a la reducción de riesgos y atención de desastres, sin desarrollar las etapas que estaban incluidas en cada una, lo cual generaba confusiones en su interpretación y por tanto error en su aplicación. En cambio, la nueva norma - Ley 602, además de regular específicamente el nuevo marco institucional y competencial de la gestión de riesgos, establece un enfoque integral de dicha gestión, desarrollando ordenadamente, por una parte la de reducción del riesgo a través de la prevención, mitigación y recuperación y; por otra, la atención de desastres y/o emergencias a través de la preparación, alerta, respuesta y rehabilitación ante riesgos de desastres ocasionados por amenazas naturales, socio-naturales, tecnológicas y antrópicas, así como vulnerabilidades sociales, económicas, físicas y ambientales.



El presente análisis de actualización de la normativa relacionada con la primera respuesta y atención a emergencias, evidencia que la normativa especial fue sustituida con la promulgación de la ley 602 y su reglamento, y se está ampliando con normativa autonómica producida por los niveles departamentales y municipales, por lo que cualquier norma autonómica o sectorial no debe contravenir esta nueva normativa que dispone la abrogación de cualquier normativa técnica o legislativa contraria a sus disposiciones (Ley 602 - Disposiciones Abrogatoria)

    1. Sistematización de la normativa actual e identificación de vacíos, yuxtaposiciones, ambigüedad o poca claridad, y duplicaciones referidas a la temática de “primera respuesta” y sistema de comando de incidentes boliviano

La presente sistematización, está realizada manteniendo el orden jerárquico normativo con el que se efectuó el análisis de las anteriores disposiciones que regían en materia de Primera Respuesta y Atención a Emergencias, ampliándose con el análisis del Sistema de Comando de Incidentes Boliviano, a nivel Nacional y de las Entidades Territoriales Autónomas (ETAs); cuya identificación de manera cruzada permite evidenciar los posibles problemas (vacíos/yuxtaposiciones/ambigüedad/duplicidad) que puedan ocasionar interpretaciones erróneas, que incidan en su aplicación:

      1. Contenidos directivos (enfoque) de la normativa relacionado con la primera respuesta (Objeto, Objetivos, Alcance, principios, definiciones):



NORMA

ARTÍCULOS

TEXTO

IDENTIFICACION DE PROBLEMAS

ANALISIS ACTUALIZADO

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO (CPE)

108, núm. 11(Deberes de las bolivianas y los bolivianos)

Socorrer con todo el apoyo necesario, en casos de desastres naturales y otras contingencias.

  • Vacío. Al presente no está desarrollado en ninguna normativa infra constitucional como deber constitucional específico.

Con el artículo 19 de la nueva norma y 18 de su reglamento, se subsana el vacío identificado, incluyendo la obligación de las personas, “de prestar colaboración a las acciones de atención de desastres y/o emergencias (..)”; complementando su alcance, con los principios de: concurso y apoyo obligatorio, de prestar la cooperación requerida según sus posibilidades, y la obligación de prestar apoyo en tareas de asistencia y salvataje, para lo cual el reglamento requiere de la elaboración e implementación de procesos de planificación participativa, protocolos y planes de contingencia, sistemas de alerta temprana, simulacros y otros en el marco de la gestión de riesgos.



137(Estados de excepción)

En caso de peligro para la seguridad del Estado, amenaza externa, conmoción interna o desastre natural, la Presidenta o el Presidente del Estado tendrá la potestad de declarar el “estado de excepción”, en todo o en la parte del territorio donde fuera necesario. (…).

Vacío. Al presente no está desarrollado como mecanismo especifico de primera respuesta a la atención de desastres naturales efectivamente ocurrido y de grandes dimensiones, que requiere de una intervención directa del presidente del Estado, mediante su declaratoria.

Con el artículo 34 de la nueva Ley, se regula la vigencia del régimen de excepción estableciendo un plazo máximo de 9 meses, desde la declaratoria de desastre.


297,I (numos. 2 y 3) (Competencias definidas en la Constitución)

(….)Exclusivas, aquellas en las que un nivel de gobierno tiene sobre una determinada materia las facultades legislativa, reglamentaria y ejecutiva, pudiendo transferir y delegar estas dos últimas competencias (num.2). Concurrentes, aquellas en las que la legislación corresponde al nivel central del Estado y los otros niveles ejercen simultáneamente las facultades reglamentaria y ejecutiva (núm. 3). (…..).

Vacío. Esta norma no establece la competencia de ningún tipo a ningún nivel del Estado en materia de riesgos y atención de desastres para viabilizar su regulación integral y sistemática, por lo que se debe aplicar la competencia residual a cargo del nivel central.

El artículo 2 de la nueva Ley, regula expresamente el marco competencial, de acuerdo al artículo 100 de la Ley de Autonomías, que introduce la gestión de riesgos como competencia residual, asignando facultades exclusivas a todos los niveles del Estado. Asimismo, con las disposiciones contenidas en otros artículos, permitirá una regulación compacta y unitaria de la materia de riesgos y desastres, que conlleve el diseño de una política integral coherente y sistemática, asentada sobre bases comunes de intervención de todos los niveles territoriales de gobierno y administración, de manera especializada y diversificada en cuanto a la gestión y operatoria, pero siempre bajo el cumplimiento de una sola política pública nacional, y bajo coordinación del nivel central del Estado

LEY 031 - MARCO DE AUTONOMIAS Y DESCENTRALIZACION - ART. 100 - GESTION DE RIESGOS Y ATENCION DE DESASTRES NATURALES

ART. 100 - I. (núm., 10), II (numos 1, 7); III (numos 1, 2 y 12); IV (párrafo 1ero.) – (Gestión de Riesgos y Atención de Desastres Naturales).


En aplicación del Parágrafo II del Artículo 297 de la Constitución Política del Estado y el Artículo 72 de la presente Ley se incorpora la competencia residual de gestión de riesgos de acuerdo a la siguiente distribución: I. El nivel central del Estado tiene las siguientes competencias exclusivas (…) II. Los gobiernos departamentales tienen las siguientes competencias exclusivas (…) III. Los gobiernos municipales tienen las siguientes competencias exclusivas: (…) IV. Los gobiernos de las autonomías indígena originaria campesinas son parte del sistema nacional de prevención y gestión de riesgos, en coordinación con el nivel central del Estado y los gobiernos departamentales, regionales y municipales (…).

Falta de claridad. La LMAD desarrolla como competencia exclusiva la materia de gestión de riesgos, por lo que obliga a que cada uno de estos niveles, dentro del ejercicio de su propia autonomía, legisle, reglamente y ejecute sus propias políticas en los aspectos señalados por este Art. 100 de la LMAD, con el efecto consiguiente de la profusión y dispersión de políticas, que dificulta su regulación sobre la base del tratamiento integral y sistemático que requiere su enfoque.

La nueva Ley al establecer un marco institucional y orgánico adecuado, favorece una instrumentación ordenada respetando la jerarquía normativa, lo que podrá evitar la profusión y dispersión de políticas sobre la materia. Sin embargo, y específicamente sobre la materia de la primera respuesta, la nueva ley al establecer en el art........que las otras entidades del Estado involucradas en la gestión, actuarán de acuerdo a sus competencias, sin regular su accionar en esta materia de manera especial, producirá ese efecto de profusión.

El nivel Central del Estado tiene las siguientes competencias exclusivas (….) Declarar desastre y/o emergencia, de acuerdo a las categorías establecidas, y ejecutar acciones de respuesta y recuperación integral de manera coordinada con las entidades territoriales autónomas (Art. 100, I- núm. 10)

Contradicción. Las fórmulas de coordinación o concurrencia utilizadas en estas normas son contradictorias con las fórmulas de exclusividad utilizadas en la distribución de esta competencia.

La nueva Ley en el Capítulo II, Arts. 39 al 42, concordante con las competencias del nivel central y las ETAs, regula la participación en los consejos y comités de todos los niveles; y la
declaratoria de desastres y/o emergencias, detallando los procedimientos en cada caso y por niveles autonómicos, aclarando sus facultades en caso de emergencia y desastre. Sin embargo, y para ejecutar acciones de respuesta de manera coordinada con las ETAs, no establece una base regulatoria y procedimental, lo que genera y ahonda esa contradicción, además de quitarle claridad y crear vacíos y mantener las superposiciones generadas en el anterior régimen en su aplicación.

El nivel Departamental del Estado tiene las siguientes competencias exclusivas (…) Conformar y liderar comités departamentales de reducción de riesgo y atención de desastres, en coordinación con los comités municipales (II- núm. 1). (…..) Declarar desastre y/o emergencia, en base a la clasificación respectiva y acciones de respuesta y recuperación integral de manera concurrente con los gobiernos municipales e indígena originario campesinos (Art. 100,II- núm.7).

El nivel Municipal del Estado tiene las siguientes competencias exclusivas (….) Ser parte del Sistema Nacional de Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y Emergencias (SISRADE) que en el nivel municipal constituye el conjunto orgánico y articulado de estructuras, relaciones funcionales, métodos y procedimientos entre entidades municipales, públicas, privadas y las organizaciones ciudadanas, así como los recursos físicos, técnicos, científicos, financieros y humanos que se requieran para la reducción de riesgo y atención de desastres y/o emergencias (Art. 100, III-num.1). (….) Normar conformar y liderar comités municipales ((Art. 100,III- núm.2). Declarar desastre y/o emergencia, de acuerdo a la categorización que corresponda. Ejecución de respuesta y recuperación integral con cargo a su presupuesto (Art. 100, III-núm. 12).

Los gobiernos de las autonomías indígena originaria campesinas son parte del SISRADE, en coordinación con el nivel central del Estado y los gobiernos departamentales, regionales y municipales (Art. 100, IV- Párrafo 1ero.).

LEY 602 DE 14.11.2014-LEY DE GESTIÓN DE RIESGOS Y SU REGLAMENTO ( D.S. 2342 DE 29.04.2015 (REGLAMENTO DE LA LEY DE GESTIÓN DE RIESGOS)

Art 1(Objeto)

La presente Ley tiene por objeto regular el marco institucional y competencial para la gestión de riesgos que incluye la reducción del riesgo a través de la prevención, mitigación y recuperación y; la atención de desastres y/o emergencias a través de la preparación, alerta, respuesta y rehabilitación ante riesgos de desastres ocasionados por amenazas naturales, socio-naturales, tecnológicas y antrópicas, así como vulnerabilidades sociales, económicas, físicas y ambientales.


  • Falta de Claridad en la redacción del objeto, que al ser una disposición de tipo declarativa y detallada, corre el riesgo de omitir alguna actividad vinculada con la gestión de riesgos y generar interpretaciones contrarias a su integralidad.



Para apoyar una correcta interpretación de la norma, y evitar posibles superposiciones normativas, se requería de una disposición que establezca con claridad los alcances de la gestión del riesgo de manera estructurada. Lo que no permitiría tener una reglamentación ordenada que incluya de manera expresa, temas como por ejemplo la primera respuesta y el sistema de Comando de Incidentes, que no se encuentran desarrollados, sino de manera general e implícita.

Art. 2. Finalidad.

La presente Ley tiene por finalidad definir y fortalecer la intervención estatal para la gestión de riesgos, priorizando la protección de la vida y desarrollando la cultura de la prevención con participación de todos los actores y sectores involucrados.

  • Falta claridad, al restringir sus acciones en la protección y generación de cultura solo de prevención y no así de manejo de riesgos.

  • Para una efectiva aplicación de la norma, es necesario tener claramente definida el fin que persigue la misma, debido a que todas las acciones que se desarrollen deben conducir a su logro. Lo contrario, puede llevar a imprecisiones en la intervención estatal con duplicidad de funciones en el ejercicio de las competencias exclusivas.

Art. 5(Principios)

Prioridad en la Protección. Todas las personas que viven y habitan en el territorio nacional tienen prioridad en la protección de la vida, la integridad física y la salud ante la infraestructura socio-productiva y los bienes, frente a riesgos de desastres ocasionados por amenazas naturales, socio-naturales, tecnológicas y antrópicas, así como vulnerabilidades sociales, económicas, físicas y ambientales.










Integralidad. La gestión de riesgos debe desarrollarse a partir de una visión que implica la coordinación y articulación multisectorial, territorial e intercultural.

  • Falta claridad. Debido a que sólo considera la coordinación y la articulación, y no hace referencia al ejercicio de competencias que permitiría cumplir la finalidad de la Ley, que también va unido a otro principio de la gradualidad y de economía.

  • Para fortalecer la aplicación del principio de integralidad, es importante incorporar en los documentos operativos, el desarrollo de otros principios que estén relacionados con las actividades inmediatas en la atención de emergencias y desastres, como es el caso dela primera respuesta y el sistema de comando de Incidentes.

Art. 6 (Definiciones)

Primera Respuesta. Son acciones operativas en los momentos iniciales en los que se presentan situaciones de desastre y/o emergencia, como ser: evacuación, salvamento y rescate.

  • Falta de claridad y vacío. La definición no es desarrollada en ninguna otra parte de la Ley, y en el reglamento, sólo se menciona dentro de las disposiciones del COEN (Arts. 19 y 20).

  • La Ley no define claramente el alcance del significado de los momentos iniciales, lo que ocasiona operativamente una confusión en las acciones que desarrollan y el grado de participación que tienen las entidades de acuerdo a sus competencias. Tampoco se menciona sobre el “sistema de comando de incidentes”, siendo que se trata de una ley que regula la gestión de riesgos.

Gestión de Riesgos. Es el proceso de planificación, ejecución, seguimiento y evaluación de políticas, planes, programas, proyectos y acciones permanentes para la reducción de los factores de riesgo de desastre en la sociedad y los sistemas de vida de la Madre Tierra; comprende también el manejo de las situaciones de desastre y/o emergencia, para la posterior recuperación, rehabilitación y reconstrucción, con el propósito de contribuir a la seguridad, bienestar y calidad de vida de las personas y al desarrollo integral.

  • Contradictorio y falta de claridad, ya que la definición está relacionada con la reducción del riesgo, y no se refiere específicamente a la atención, utilizando la palabra manejo que no la menciona el objeto de la norma, por lo que lo contradice y le quita claridad.

  • Al incluirse una definición ambigua, la aplicación de la Ley puede verse afectada por diversas interpretaciones, que no contribuye a precisar las actuaciones que comprenden la primera respuesta y las instituciones que participan en esta etapa.

DECRETO SUPREMO 2342-REGLAMENTO A LA LEY DE GESTIÓN DE RIESGOS

Art. 2. Definiciones

Atención de desastres y/o emergencias: Se entiende cómo la acción de asistir a las personas que se encuentran en peligro o que hayan sido afectados por un fenómeno adverso de origen natural, socio-natural o antrópico, siendo necesaria la aplicación de acciones de preparación, alerta, respuesta y recuperación.

  • Falta claridad. La definición al precisar la condición de peligro o de afectación por fenómeno adverso, presenta un vacío en la interpretación de otras acciones que comprende la gestión de riesgos en esta etapa, lo que da lugar a que algunas instituciones ejerzan competencias no delegadas o dupliquen funciones.

  • Al ser un reglamento que operativiza la Ley, sus disposiciones deben ser claramente establecidas para su correcta implementación.

Desastre: Escenario de grave afectación y/o daño directo a las personas, sus bienes, medios de vida, servicios y su entorno, causadas por un evento adverso de origen natural o generado por la actividad humana (antrópico), en el contexto de un proceso social, que exceden la capacidad de respuesta de la comunidad o región afectada.

  • Falta de claridad. La definición al incluir el término “evento adverso” que también se entiende como incidente, ocasiona confusión en la aplicación de acciones y responsables, al momento de otorgar atención, que puede suceder en la primera respuesta.

  • Al ser un reglamento que operativiza la Ley, sus disposiciones deben ser claramente establecidas para su correcta implementación.

Emergencia: Escenario de afectación a las personas, sus bienes, medios de vida, servicios y su entorno, causadas por un “evento adverso” de origen natural o generado por la actividad humana (antrópico), en el contexto de un proceso social, que puede ser resuelto con los recursos que la comunidad o región afectada posee.

Evento adverso: Ocurrencia de una situación imprevista y desfavorable que puede afectar a las personas, los bienes, los servicios y el ambiente, causadas por un suceso natural o generado por la actividad humana.

Art. 3.

(POLÍTICA NACIONAL DE GESTIÓN DE RIESGOS).

La política nacional de gestión de riesgos es el conjunto de iniciativas, decisiones y acciones del Estado Plurinacional de Bolivia, que tienen por objeto intervenir los riesgos de desastre presentes o los factores que los puedan desencadenar, en el entendido que son resultado de una construcción social que se debe revertir, buscando privilegiar el establecimiento de condiciones óptimas de seguridad para la sociedad en general, los sistemas de vida y sus componentes; así como aplicando medidas efectivas para la reducción del riesgo y la atención de desastres y/o emergencias (I).

  • Falta de claridad. El desarrollo de políticas públicas sobre gestión de riesgos en el Reglamento, al tratar de cubrir un vacío de la Ley, se convierte en declarativo y cuya aplicabilidad puede ser cuestionada.

  • De acuerdo a la construcción normativa corresponde al reglamento operativizar las disposiciones de la ley, instrumentando los mecanismos y medidas necesarias que hagan efectivo el cumplimiento de la Ley, en cuanto a la atención de desastre y emergencias, donde está incluida la primera respuesta.

LEY 449-LEY DE BOMBEROS

Art. 1 (Objeto)

(…) regular la organización, funcionamiento y coordinación de la Dirección Nacional de Bomberos de la Policía Boliviana, organizaciones de bomberos voluntarios y de equipos voluntarios de primera respuesta a emergencias y/o desastres, bomberos aeronáuticos, brigadas industriales de atención a emergencias y brigadas forestales, como parte del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana con el fin de proteger la vida humana mediante acciones de prevención, auxilio, mitigación de incendios en emergencias y/o desastres a la comunidad y el medio ambiente, de manera oportuna y adecuada.

  • Se yuxtapone, a la participación en el SISRADE, establecida en la Ley 602, donde en la estructura del ámbito institucional incluye a la policía boliviana, pero también a los grupos de búsqueda, salvamento, brigadas forestales y otros equipos voluntarios de respuesta inmediata, que según su objeto son regulados por ésta, lo que en la práctica puede generar confusiones y duplicaciones de funciones.

  • Para evitar yuxtaposiciones, duplicidad de funciones, la Ley de Bomberos requiere ser adecuada a las disposiciones de la Ley 602, por lo que el reglamento a esta ley debe incluir aspectos que permitan su actualización y garanticen la efectividad de sus operaciones, en lo posible.

Art. 3

(Definiciones):

  1. Desastre. Situación de daño grave o alteración de las condiciones normales de vida en un territorio determinado, ocasionado por fenómenos naturales o por la acción de las personas que pueden causar daños, perdidas de vida s humanas, materiales, económicas o daño ambiental; y que requiere de atención por parte de los organismos especializados

  • Falta de claridad. Definición que no es concordante con las disposiciones establecidas en la Ley 602.

  • Al tratarse de definiciones que están contempladas en la gestión de riesgos, y para evitar erróneas interpretaciones en las atenciones operativas, a través del reglamento deben ser adecuadas.

  1. Emergencia. Situación que se crea ante la presencia real o inminente de un peligro natural o antrópico que pueda poner en riesgo la normalidad de la vida, en un territorio determinado, o la salud o vida de las personas

  • Falta de claridad. Definición que no es concordante con las disposiciones establecidas en la Ley 602.

16. Respuesta. Acciones llevadas a cabo ante un evento adverso y que tienen por objeto salvar vidas y disminuir pérdidas. (num.16).

  • Falta de claridad. Definición que no es concordante con las disposiciones establecidas en la Ley 602.

DS (Proyecto de Reglamento a la Ley 449)

Art. 1 (Objeto)

Reglamentar la ley 449 de 4.12.2013, de bomberos.

  • Falta de claridad. No establece un correcta sistematización acorde a un reglamento general, estableciendo regulaciones propias de normativa específica, como es la relacionadas con turismo, que establecen los artículos 3 y 4, además de regular aspectos vinculados con la atención de emergencias y desastres que corresponden a la normativa general de gestión de riesgos

  • Si bien su contenido establece regulaciones de aspectos que no han sido ampliamente desarrollados en la Ley, y complementa algunos procedimientos para su aplicación, este reglamento, debe restringir su alcance normativo a la primera respuesta de incidentes, y dejar la regulación correspondiente a la primera respuesta de emergencias y desastres a una norma regulatoria específica de la Ley 602- Ley de Gestión de Riesgos. Asimismo, la norma que reglamenta (Ley de Bomberos), en varias de sus disposiciones se estaría contraviniendo a la nueva regulación de la Ley 602, que al amparo de su Disposición Abrogatoria, quedarían abrogadas.



(Falta artículo de definiciones)

  • Vacío. No establece definiciones, que como documento que operativiza una ley debe facilitar su interpretación, por lo que requiere complementar conceptos que utiliza, por ejemplo bomberos, incidentes, y otros.

Ley 2902 29.10.04

Art.168

De conformidad con el Convenio de Chicago sobre Aviación Civil Internacional, el estado prestara el servicio de búsqueda, asistencia y salvamento de aeronaves, dentro del territorio nacional II. La Fuerza Aérea Boliviana es la responsable de la organización y la operación del Servicio de búsqueda, Asistencia y Salvamento, para lo cual incluirá a los organismos necesarios

Falta de claridad. La norma de Aeronáutica Civil, al establecer esta disposición de manera general sobre la primera respuesta eventos vinculados con la temática aérea, no la relaciona con la normativa gestión de riesgos.

  • Servicio de búsqueda

DS No 29162 29.10.04

Art. 1 objeto

El presente decreto supremo tiene por objeto normar el uso de la sigla SAR, cuyo nombre internacional (Serch and rescue-Búsqueda y rescate), en actividades que realizan los grupos de Búsqueda, Asistencia y Salvamentos.

  • Falta de claridad. La norma establece de manera general el alcance de las actividades de estos grupos sin precisar los casos en que debe participar

  • Para una mejor aplicación operativa y ordenamiento del sector relacionado con la primera respuesta, es necesario que éstas disposiciones se adecuen al alcance de la nueva Ley de Gestión de Riesgos.

Art. 2 SIGLA SAR

La denominación SAR es de uso exclusivo de los grupos de búsqueda, Asistencia y Salvamentos

Art. 3 (REGISTRO)

La FAB, para implementar y proporcionar la asistencia, búsqueda, rescate y salvamento de personas, tripulaciones y aeronaves públicas o privadas, registrara a los Grupos de Voluntarios SAR

  • Falta de claridad. La norma crea un registro de grupos voluntarios SAR, que debería corresponder a la norma de gestión de riesgos, administrar un único sistema de registro en el marco del SISRADE Art. 8, inc. b).

Ley Municipal Autonómica No 005-2010 GALP-Gestión Integral de Riesgos de Desastres y Situaciones de Emergencia en el Municipio de La Paz

Art. 1 (Objeto)

Regular la gestión integral de riesgos de desastres y situaciones de emergencia en el municipio de La Paz, con el propósito de garantizar la oportuna y eficiente protección a la vida, la integralidad física de la población, el bienestar social y la seguridad de la población, promoviendo la participación ciudadana.

  • Falta de claridad. El enfoque de la norma que establece el objeto es confusa, al tratar de abarcar la integralidad de la gestión de riesgos, y solo mencionar que es en caso de desastres y situación de emergencia, con una visión distinta a la prevista en la 602 , que involucra la reducción del riesgo y la atención de desastres con sus respectivas fases.

  • Ante la promulgación de la nueva ley de gestión de riesgos, las leyes autonómicas y sectoriales deben alinearse a sus disposiciones, con lo cual se puede adecuar la norma autonómica subsanando las imprecisiones que ayudaran a ordenar el sector.

Art. 2 (Fines)

(……..)Integrar la gestión de riesgos de desastres como un elemento transversal en la planificación, ordenamiento territorial, inversión, administración y gestión ambiental del municipio de La Paz.

  • Falta de claridad. La disposición no ratifica la integralidad que menciona en su objeto y no establece como fin la atención, donde esta primera respuesta.

Art. 7 (Definiciones)

Desastre: Es una situación de daño grave o alteración de las condiciones normales de vida en el territorio del municipio ocasionado por fenómenos …….(d):



Emergencia: Es la situación que se crea ante la presencia real o inminente de un fenómeno que pueda poner en peligro la normalidad de las actividades en el territorio del GAMLP. Es decir, se presenta de manera imprevista e inmediata y es producida por hechos de la naturaleza o antrópicos que ponen en riesgo la vida o integridad física, infraestructuras, obras y cualquier elemento que estructure y organice el normal desarrollo de nuestra sociedad.



Art.10(Fases)

Son fases de la gestión de riesgos de desastres: a )Antes, (…)b)Durante, cuando se concreta el riesgo en una emergencia o desastre. Esta fase no tiene un único punto de término, ya que las diversas formas de alteración producidas varían en su evolución. A esta fase corresponde el proceso de respuesta del GMLP. d) Después (……)

  • Falta de claridad. La norma establece fases de la gestión de riesgos de manera distinta a lo dispuesto en la nueva ley de gestión de riesgos (602) al no definirse los procesos de respuesta, en este caso la de la primera respuesta.

Manual de Organización y Funciones y Funcionamiento de la Dirección de Gestión de Riesgos-Santa Cruz

Subnumeral 3.2 Objetivo general

Guiar al personal de la Dirección General de Riesgos en el cumplimiento de sus funciones y el logro de los objetivos de corto, mediano y largo plazo establecidos en su planificación para contribuir a su fortalecimiento institucional.

  • Falta de claridad, al no establecer como objetivo de esta norma operativa, que está en el marco de la CPE, ley de autonomías, y la nueva ley de Gestión de Riesgos, el de definir todos los procesos de la gestión de riesgos, dentro de los cuales está el de la primera respuesta.

La elaboración de manuales operativos de gestión de riesgos que vienen desarrollando las gobernaciones de Santa Cruz y Cochabamba, en concordancia con el ejercicio de su competencia exclusiva, son instrumentos cuyo alcance no abarca la totalidad del ejercicio e la competencia exclusiva de éstas, ya que hasta el momento no se ha dictado sus leyes en la materia, asimismo, el manual no desarrolla todos los procedimientos aplicables para la primera respuesta, quedando todavía estas metodologías en documentos producto de talleres de capacitación, lo que no permite estandarizar y ordenar la primera respuesta.

Manual de Organización y Funcionamiento – Comité de Operaciones de Emergencia Departamental

Subnumeral 1.2.1(Objetivo general del Manual)

Proporcionar a las instituciones y organizaciones que conforman el COED, un instrumento que guie sus funciones, procedimientos, acciones y actividades a desarrollar en preparativos y respuesta a situaciones de emergencias y/o desastres.





Guía -Manual para la Gestión de Información post emergencias y desastres

¿Cómo se define si una situación es de Emergencia o Desastre?

Los niveles I y II corresponden a situaciones de Emergencia. A partir del Nivel III se habla de Desastre, pues se excede la capacidad de respuesta de la comunidad afectada.
















Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal