A modo de bienvenida…



Descargar 210.22 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión19.11.2018
Tamaño210.22 Kb.
  1   2




A MODO DE BIENVENIDA…

Cuando me invitaron a pensar una propuesta para acompañar el acercamiento al lema 2012 de los niños y maestros del nivel inicial, sentí la necesidad de crear un material que pudiera ser útil, orientador y a la vez flexible, para que así todos puedan recrear la propuesta contemplando cada realidad en su particularidad, con las certezas e inquietudes que van haciendo el camino cotidiano de cada obra.

Por eso, este trabajo no pretende ser una receta con los ingredientes y cantidades exactas para elaborar “algo”, sino más bien quiere ser una excusa que ayude a pensar juntos, como comunidad docente, en los procesos que queremos vivenciar y desatar en torno al servicio en cada sala, en cada niño, en cada familia, en cada uno de nosotros…

Cuando pienso en el jardín como espacio educativo, rescato fuertemente la posibilidad: posibilidad de crear, de recrear, de aprender jugando, de jugar aprendiendo, de sorprendernos con lo simple, de ser genuinamente… No quisiera que este cuadernillo limitara esa posibilidad creadora y creativa que da sentido a cada cosa que hacemos. Y es que pensar en el Servicio desde este lugar y en esta clave lo vuelve disfrute que encuentra, hermana y permite vivenciar a ese Dios cercano que nos acompaña en el camino…

Que este tiempo de trabajo compartido sea posibilidad para todos…

¡¡Gracias por tomarse el tiempo para leer este material, revisarlo, corregirlo o simplemente disfrutarlo!!

Cariños…

Patricia Gatica

P.D. Aquí comparto mi dirección de mail por cualquier duda, sugerencia o comentario que quieran hacer llegar: patri_gat@hotmail.com



EL CAMINO PROPUESTO…

La intención que se esconde en esta propuesta es que, tanto los chicos como los docentes que trabajen con ella, puedan aprehender el lema de este año desde lo concreto, lo significativo, lo posible y lo crítico. Para eso, comparto aquí algunas claves que puedan ayudar a entender y manejar mejor este cuadernillo:



  • Las dinámicas están pensadas como talleres a desarrollar en cada mes (ya sea en una jornada o varias, según la rutina de cada grupo)1: el taller tiene la particularidad de estimular el trabajo cooperativo, la creatividad, la capacidad de poner en juego lo aprendido junto a otros; es dinámico y por lo tanto se basa en la construcción y en la participación activa de cada uno de los que forman parte de él. El taller requiere un espacio preparado para…, y un docente-coordinador-puente que oriente, facilite los recursos, acompañe y asesore a quienes son los verdaderos protagonistas.

  • Las dinámicas incluyen en su desarrollo el trabajo con las familias2: el proceso de aprendizaje se enriquece cuando es compartido con otros cercanos; el trabajo cotidiano adquiere un nuevo sentido cuando podemos trascender el aula y mirar junto a otros.

  • Las dinámicas están pensadas como un proceso: queremos caminar vivenciando el servicio desde y en lo cotidiano y cercano, hacia otros horizontes, lugares, realidades; y luego poder volver a celebrar juntos lo aprendido, compartido, recibido y entregado.

  • Las dinámicas están pensadas en clave de proceso colectivo donde se ponga en juego lo político: que está presente en la posibilidad de salir de lo local para mirar una realidad más amplia, en la participación que implique y promueva verdaderamente el “sentirse parte de”, “el poder decir”.

  • Las dinámicas están pensadas en clave de proceso colectivo donde se ponga en juego también lo pastoral: que está presente en la capacidad de mirar con amorosidad al otro, de cuidar y valorar la vida, de disfrutar del encuentro con los demás, que son signos de la Presencia de Dios entre nosotros.

De este modo, apostamos a que “Libres para nacer de nuevo en el servicio” sea una invitación a:

  • caminar junto a otros en la búsqueda de mayor humanidad y dignidad para todos…

  • crecer en generosidad, aprendiendo a “dar con sentido” y con el corazón…

  • encontrarnos con nuestros propios talentos y recursos y ponerlos a disposición de otros, de “lo común”, de la Vida…

  • ser cada día más nosotros mismos, sintiéndonos y sabiéndonos protagonistas de este tiempo que vivimos…

Es este el camino que quiero proponer para los niños y niñas del distrito, y para los adultos que disfrutamos de esta tarea de acompañarlos en su andar…

PISTAS PARA ENTENDER LA ESTRUCTURA DE CADA MES…

La propuesta para cada mes nos invita a comenzar mirando cada nuevo tiempo, buscando entender el sentido de cada sublema en nuestro nivel; entenderlo como adultos primero para poder ayudar a los pequeños en su comprensión.

Luego, desde esa puerta de entrada, intentaremos hacer experiencia de aquello que queremos analizar y transformar en el camino, para así lograr aprehenderlo con la ayuda de algunos recursos y preguntas que vayan orientando el proceso…

Finalmente, queremos tomarnos un tiempo para revisar y celebrar ese proceso vivido juntos, creciendo en la capacidad de mirar con ternura y agradecimiento cada experiencia, cada palabra compartida, cada encuentro…

Quienes trabajamos con niños tan pequeños sabemos que ellos tienen la posibilidad de aprender y reflexionar permanentemente, pero que necesitan para ello de lo concreto y cotidiano. Por eso, cada experiencia de servicio está pensada así: como un camino a recorrer haciendo, construyendo y compartiendo con otros cercanos…

PARA ACOMPAÑAR EL MES DE FEBRERO

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

QUE DA TESTIMONIO…


  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este mes de inicio de un nuevo tiempo lectivo, durante el cual recordamos también los 30 años del martirio del Hermano James Miller (educador cristiano que fue asesinado por su lucha y entrega generosa a la defensa de la justicia y de la vida de los más olvidados en medio de un tiempo de tanta opresión), queremos prepararnos para dar la bienvenida y sentirnos bienvenidos a este nuevo año lectivo.

Por eso, en este tiempo queremos vivir el SERVICIO en:



    • El encuentro

    • La capacidad de recibir al otro

    • El celebrar la venida de los que comparten con nosotros el año y la tarea.

Ahí está el TESTIMONIO, en el cuidado y cariño a los cercanos, en el sentirnos comunidad que quiere compartir el camino.


  • HACIENDO EXPERIENCIA…

Creando juntos Señales de vida”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: La propuesta es preparar una jornada para reencontrarnos como comunidad docente. Quien guía este tiempo, preparará el espacio con los elementos y materiales que acostumbran usar en las celebraciones, a lo que anexamos las cintas con el lema, unos carteles de colores con los nombres de cada uno de los que asistirán y diferentes materiales que puedan servir para construir un mural o cartelera juntos. Acompañamos la llegada de todos con música y algo rico para compartir.

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Para comenzar, escuchamos la canción de Teresa Parodi “Señales de vida” y reflexionamos (primero de forma personal y luego lo compartimos) acerca de qué signos o señales de vida soy capaz de dar en este tiempo nuevo para que otros tengan vida y puedan “nacer de nuevo en el servicio”; cuál es el talento que siento más fuerte en mí que puede ser signo de vida para otros. Escribimos lo reflexionado en nuestros carteles de colores y luego lo compartimos en grupo.

      3. PARA CREAR JUNTOS: Luego del compartir, llega el tiempo de crear. Para eso, diseñamos juntos un mural o cartelera (o lo que les parezca más bello) donde podamos representar esas señales o signos de vida que queremos hacer crecer y ofrecer a nuestros niños, nuestras familias, nuestro barrio, nuestra obra como comunidad. También escribimos en nuestra obra de arte el lema de este año para que todos se sientan invitados a “nacer de nuevo en el servicio”.




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. Carteles con los nombres de cada uno, lapiceras o fibrones para escribir

      2. Música que acompañe la llegada de todos

      3. La canción de Teresa Parodi “Señales de vida” y su letra impresa para que todos puedan cantarla (Anexo 1).

      4. Afiches, cartulinas, témperas o pinturas, pinceles, diarios, revistas, fotos, hojas, y todo lo que crean que puede sumar a la hora de crear.

      5. Las cintas con el lema 2012.




  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Cómo me siento en este lugar de trabajo?

      2. ¿Cómo vengo? ¿Qué traigo y qué espero a modo de bienvenida?

      3. ¿Cómo nos preparamos para recibir a los demás? ¿Cómo nos recibimos entre nosotros?

      4. ¿Cómo vivimos el Servicio en esta comunidad? ¿Dónde lo vemos? ¿Cómo lo alimentamos?

      5. ¿Qué signos o señales de vida necesitan los chicos, las familias, el barrio?

      6. ¿Qué signos o señales de vida vemos en los chicos, las familias, el barrio donde trabajamos?

      7. ¿Qué testimonio de servicio, qué razones de nuestra esperanza podemos dar en nuestro hacer cotidiano, en nuestros encuentros?




  • CELEBRANDO LO VIVIDO…

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: Nos reunimos para compartir la Palabra3 y rezar juntos. Escuchamos la lectura: 1Pe 3, 13-174.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: Libremente, compartimos alguna oración de bendición que nazca de todo lo vivido; y luego, rezamos juntos la oración que nos hermana: el Padrenuestro.

      3. PARA DESPEDIRNOS: Nos entregamos las cintas del lema y podemos cantar una vez más la canción del inicio o bien la canción del Lema de este año (anexo 2), y nos deseamos la paz y un buen año.

PARA ACOMPAÑAR EL MES DE MARZO

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

TRANSFORMADOR…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este tiempo de cuaresma queremos prepararnos para la Vida Nueva, recuperando o redescubriendo el sentido de la abstinencia o lo penitencial, redescubriendo el sentido de orar con otros y por otros al estilo de Jesús.

Por eso, en este mes queremos vivir el SERVICIO en:



    • El desafío de crecer en esa escucha que serena y encuentra.

    • El desafío de cambiar nuestra mirada, pudiendo ver más allá de nosotros mismos.

    • El proponer a otros cercanos momentos de encuentro con lo profundo de cada uno y ayudarlos a vivenciarlo.

Ahí está lo TRANSFORMADOR, en el tiempo dedicado a cambiar creciendo en intimidad y disponibilidad; en el tiempo dedicado a crear un clima de fraternidad.



  • HACIENDO EXPERIENCIA…

rincón PARA ENCONTRARNOS…”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: La propuesta es invitar a los niños a encontrarnos con Dios en el silencio y en la oración compartida. Para eso, llevamos a la sala diferentes elementos que podemos utilizar para hacer una celebración. Antes de comenzar, charlamos con los chicos acerca de este tiempo de oración, donde nos preparamos para acompañar mucho a Jesús. También le presentamos una imagen de Jesús orando (anexo 3) y les contamos que esa es “una foto de Jesús” que nos va a acompañar especialmente en nuestros momentos de oración.

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Con el altar preparado y todos en ronda, presentamos cada uno de los elementos y les contamos para qué están ahí. Posteriormente, les enseñamos una canción para iniciar nuestra oración: “Hay un teléfono” (anexo 4), o cualquier otra que conozcan y crean mejor. Una vez comenzada nuestra oración y mirando la imagen de Jesús, charlamos acerca de qué puede estar pidiendo Él, porqué rezará, para qué; para luego poder empezar a pensar en qué queremos o necesitamos pedir, porqué y por quiénes queremos pedir… Finalmente, les proponemos preparar juntos nuestro propio “rincón (o caja) para encontrarnos” que nos ayude a rezar y a pensar juntos porqué y por quiénes queremos rezar y crecer en servicio en este tiempo.

      3. PARA CREAR JUNTOS…: Luego del compartir previo, llega la hora de trabajar juntos para crear. Para eso, disponemos el espacio para pintar sobre el piso en una tela blanca con diferentes colores (témperas con fijador o pintura para tela, o lo que se les ocurra que pueda servir), con el fin de transformarla en un aguayo5. Así mismo, podemos transformar una caja común en una especie de cofre donde vamos a guardar nuestros elementos para rezar, y una lata o cajita más pequeña que sirva de alcancía, donde podremos ofrecer “nuestra moneda para la merienda” pensando en otros que necesiten de “nuestra pequeña gran ayuda”6.



  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. Un aguayo o tapete, una vela, un hornito para esencias o sahumerios.

      2. Una imagen o cuadro de Jesús en oración.

      3. Una tela de lienzo blanca

      4. Témpera o pintura para tela de varios colores

      5. Pinceles y/o esponjitas.

      6. Una caja forrada o pintada (o por pintar o forrar) para guardar todos los elementos de este “rincón para encontrarnos”

      7. Una alcancía



  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Por qué reza Jesús? ¿Para qué? ¿Por quién o quiénes rezará?

      2. ¿Qué necesitamos aprender para rezar como Jesús?

      3. ¿Por qué es importante rezar juntos?

      4. ¿Por qué y por quiénes necesitamos rezar hoy nosotros? ¿Qué podemos ofrecer para ayudar a los que necesitan?

      5. ¿Qué sentido tiene lo que ofrecemos a otros?



  • CELEBRANDO LO VIVIDO7

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: Nos reunimos para compartir la Palabra y rezar juntos. Cantamos una canción para comenzar nuestra oración (puede ser la que aprendimos al iniciar esta propuesta). Luego escuchamos la siguiente lectura: 1Hch 2, 468.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: Compartimos algunos motivos por los que queremos rezar juntos; quien desea puede ofrecer también su moneda para colaborar. Luego, podemos expresar gráficamente alguna de las intenciones por las que hemos rezado.

      3. PARA DESPEDIRNOS: Terminamos regalándonos un abrazo de paz.

PARA ACOMPAÑAR EL MES DE ABRIL

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

A LO NUEVO…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este tiempo de Pascua, queremos desarrollar miradas que favorezcan nuevas modos de relaciones, resignificando los sentidos para encontrarnos.

Por eso, en este mes queremos vivir el SERVICIO en:



    • El aportar para un clima de verdadero encuentro con los otros

    • El poder ir generando que ese encuentro se vuelva fraternidad

    • El poder elegir y decidir juntos cómo queremos vivir este nuevo tiempo compartido.

Ahí está lo NUEVO, en el tiempo dedicado a crear un clima fraterno, donde los vínculos sean cuidados y alimentados; donde podamos seguir sorprendiéndonos y trabajando juntos para crecer en servicio y afectividad.



  • HACIENDO EXPERIENCIA…9

LA SALA QUE QUEREMOS Y SOÑAMOS…”10

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: Para esta dinámica necesitamos formar una ronda y seleccionar música que les guste escuchar a los chicos. Además, llevamos un muñeco o un títere11 que va a ir “danzando” de mano en mano a medida que escuchamos la música.

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Invitamos a los chicos y a las familias a bailar en ronda mientras escuchamos la música, paseando a nuestro nuevo amigo de mano en mano haciéndolo bailar también. Cuando la música se detiene, todos se sientan rápidamente en el piso menos el que se quedó con el muñeco en la mano. Éste, hablando como si fuera el muñeco, dirá qué es lo más lindo que tiene para aportar al grupo y a la sala (por ejemplo: “yo soy muy alegre” o “a mí me gusta compartir y jugar sin pelear”); o bien, qué quiere y sueña para este nuevo lugar que está conociendo (por ejemplo: “yo quiero que todos seamos amigos”12. Una vez que todos (o los que quieran) compartan, la docente leerá todo lo que fueron diciendo y les propondrá realizar un cuadro que refleje lo que queremos y soñamos para nuestra sala.

      3. PARA CREAR JUNTOS…: Así, luego del juego, llega la hora de construir juntos. Para poder hacerlo, necesitamos dividirnos en pequeños subgrupos con diferentes actividades que se complementarán, o bien (si estamos sin las familias), realizarlo en dos o tres días diferentes (queda a criterio de cada uno de ustedes según sus tiempos y organización). A continuación enumero las diferentes propuestas para realizar:

  • Dibujamos como nos sale eso que hemos dicho previamente (nosotros jugando, un niño muy contento, etc.)

  • Pintamos un cartón o un papel madera (o lo que prefieran) con témperas y esponjitas.

  • Cortamos papelitos de colores o hacemos bolitas de papel crepé para decorar el marco de nuestro cuadro.

  • Luego, la seño corta los dibujos de los chicos y escribe todo lo conversado previamente (por ejemplo: “Nosotros queremos y soñamos una sala donde… “todos seamos amigos”).




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. Un muñeco o títere que será nuestro nuevo amigo en la sala.

      2. Música para bailar.

      3. Un cartón de tamaño de afiche o papel madera que funcione como soporte de nuestro cuadro.

      4. Témperas, esponjitas o pinceles, papeles de colores.

      5. Crema y perfume para comenzar nuestra celebración

      6. Adornos para ambientar la sala como una fiesta y merienda para compartir que traen las familias.




  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Cómo queremos que sea nuestra sala? ¿Qué cosas queremos vivir en ella?

      2. ¿Qué nos gusta de nuestra sala y de lo que vivimos juntos? ¿Qué podemos aportar cada uno para que nuestra sala sea “más bella”?

      3. ¿Qué cosas podemos aportar como familia para una sala nueva y “bella”?

      4. ¿Qué cosas nuevas queremos vivir y aprender juntos?

      5. ¿Qué cosas que venimos haciendo nos ayuda a seguir creciendo juntos?

      6. ¿Con quiénes queremos/ podemos compartir nuestra sala o lo que hacemos en el jardín? ¿Cómo podemos ayudar a otros desde nuestra sala? ¿Queremos ser un grupo que pueda ayudar a otros?

      7. ¿Por qué queremos celebrar? ¿Por qué invitamos a nuestras familias a celebrar esto que estamos aprendiendo y construyendo juntos?




  • CELEBRANDO LO VIVIDO…

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA13: Para esta oportunidad, la propuesta de celebración es hacer una “fiesta”, llena de colores, música, mimos y encuentros. Para eso, invitamos a nuestras familias a iniciar este momento regalándonos “mimos perfumados”14 con crema y/o perfumes, dándole el sentido de que “en esta sala que soñamos juntos queremos aprender a cuidarnos y mimarnos mucho”.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: Presentamos nuestro cuadro y damos gracias por todo lo vivido y proyectado juntos. Luego, seguimos festejando compartiendo música, cosas ricas, bailes…

      3. PARA DESPEDIRNOS: Nos despedimos regalándonos un abrazo de paz.


PARA ACOMPAÑAR EL MES DE MAYO

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

EDUCATIDO DE LOS POBRES…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este mes en el que todos nosotros celebramos a La Salle, queremos tomarnos un tiempo especial para crecer en este estilo de servicio que él propuso y vivió con tanto entusiasmo y entrega.

Por eso, en este mes queremos vivir el SERVICIO en:



    • El desafío de mirar a los demás con esa mirada nueva de amorosidad y fraternidad.

    • El estar más atentos a los otros, a los que más necesitan, a los que merecen, como nosotros, una vida más digna y justa.

    • El poder pensar juntos gestos que acerquen y que inviten a la ayuda generosa.

    • En el crecer en Amor a Dios y al prójimo.

Ahí está lo EDUCATIVO, en el recuperar el sentido de lo que hacemos por y para los otros, que también son parte de nuestra historia.



  • HACIENDO EXPERIENCIA…15

RECUPERANDO SENTIDOS…”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: La propuesta es volver a encontrarnos en clima de oración, con nuestro “rincón para encontrarnos” preparado, al que le agregamos una imagen de La Salle y fotos de los chicos de las diferentes obras del Distrito. Además, agregamos un bol, galletitas de chocolates rayadas, dulce de leche y coco rayado.

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Comenzamos la experiencia en clima de oración, cantamos juntos la canción para iniciar nuestra oración (Hay un teléfono, o cualquier otra que conozcan y crean conveniente). Luego, presentamos a La Salle16 y les contamos quien fue, qué hizo por los más necesitados, porqué y cómo nosotros continuamos con esa misión sintiéndonos lasallanos. Después presentamos las fotos de los chicos de las diferentes obras y conversamos acerca de las semejanzas, las diferencias que vemos, porqué y para qué van al jardín, qué necesitan para crecer felices todos los niños. Y desde esa reflexión hacemos la invitación a colaborar con la FLS, pero no sólo repartiendo los sobres, sino preparando juntos un gesto y unas palabras que acompañen cada sobre.

      3. PARA CREAR JUNTOS…: Para esta oportunidad, sugiero dos propuestas que se complementan mutuamente. Primero, construimos un mural o una cartelera con las fotos de todos los chicos de las obras con un mensaje que invite a pensar en que “Todos somos diferentes, pero tenemos las mismas necesidades y derechos…”17. Segundo18, preparamos bombones de chocolate y dulce de leche19 para entregar junto a los sobres de FLS, con algún mensajito que resuma lo expresado en el mural y lo reflexionado con los chicos.




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. Los elementos que forman parte de nuestro “rincón para encontrarnos”.

      2. Un cuadro o imagen de La Salle, o bien un cuento breve con su historia.

      3. Fotos de los chicos de las diferentes obras lasallanas y carteles con los nombres de las mismas (Anexo 5).

      4. Afiches, fibrones, témperas o lo que crean necesario para preparar el mural o cartelera.

      5. Galletitas de chocolate, dulce de leche, coco rayado y lo que necesiten para preparar los bombones.

      6. Los sobres de FLS.




  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Qué conozco de La Salle? ¿Qué hizo por los que más necesitaban? ¿Cómo continuamos su misión nosotros?

      2. ¿Cómo vemos a los chicos de otros lugares? ¿Qué vemos de diferente y de semejante? ¿Qué necesitamos todos los chicos para crecer felices? ¿Por qué es importante que vayamos a la escuela?

      3. ¿Por qué y para qué hacemos esta colecta? ¿Quiénes pueden aportar a esta colecta? ¿Qué podemos aportar cada uno de nosotros?




  • CELEBRANDO LO VIVIDO…

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: Nos reunimos para compartir la Palabra y rezar juntos. Adaptamos la siguiente lectura: 1Jn. 3, 16-18, que nos invita a amar al prójimo y a Dios con compromiso y acciones concretas.20

      2. HACEMOS SÍNTESIS: Libremente, le damos gracias a Dios por lo que pudimos hacer y le pedimos que ayude a todos aquellos que más necesitan. También compartimos algunos bombones que hemos preparado juntos.

      3. PARA DESPEDIRNOS: Podemos cantar la canción “Un lugar chiquito” (Anexo 6) y terminamos regalándonos un abrazo de paz.

PARA ACOMPAÑAR EL MES DE JUNIO

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

A LA JUSTICIA…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este tiempo donde la Iglesia celebra Corpus Christi, fiesta de encuentro con la Comunidad de Dios que quiere ser Alimento para el andar de todos nosotros, queremos crecer juntos y ser signo de Paz y de Unidad en un mundo donde muchas veces las diferencias parecen separarnos…

Por eso, en este mes queremos vivir el SERVICIO en:



    • El tomarnos un tiempo para pensar y mirar la comunidad cercana y la comunidad más amplia.

    • La mirada amorosa y comprometida a lo que nos hace escuela/argentinos/ vecinos de un determinado barrio.

    • El crecer en amor y respeto a lo nuestro, a lo de todos, apostando a la Paz.

Ahí está la JUSTICIA, en el sentirnos parte de un mismo pueblo que merece y busca un “para todos” real y cotidiano.



  • HACIENDO EXPERIENCIA…

CRECIENDO JUNTOS…”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: La propuesta esta vez está pensada para acompañar un pequeño proceso de comprensión de esta temática algo compleja para los niños tan pequeños:

        • Primero, leemos un cuento que nos invite a pensar en el sentido de ser justos, y reflexionamos sobre él (Anexo 7).

        • Segundo, salimos a recolectar opiniones y miradas en torno a qué es ser justo; qué cosas justas e injustas vemos en nuestro barrio, en nuestro país, en nuestros lugares cercanos.

        • Tercero, creamos juntos banderas argentinas a las que le agregaremos mensajes para compartir con los vecinos o compañeros: “Para vivir en un lugar más justo necesitamos aprender…”

        • Cuarto, salimos juntos (o cada uno cuando regresa a sus hogares con sus padres) a repartir las banderas.

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: En esta oportunidad, iniciamos la tarea escuchando el cuento “El príncipe Lapio”. Luego, compartimos una pequeña reflexión sobre lo escuchado, lo que dice el cuento, lo que aprendió el príncipe, lo que nos enseña. Y así, desde esta mirada, comenzamos a pensar en nuestros lugares cercanos (como la escuela, el barrio, la Argentina) y en qué necesitamos para aprender a ser más justos, para que todos tengan lo que necesitan para vivir; para esto, les entregamos a los chicos una planilla con preguntas para que ellos puedan salir a realizar con sus familias por el barrio.




¿Qué es “ser justo”?

¿Qué cosas justas veo en el barrio/país?

¿Qué cosas injustas veo en el barrio/país?

Para un lugar más justo necesitamos aprender…


































      1. PARA CREAR JUNTOS…: Compartimos las palabras que pudimos recolectar de la gente; luego les proponemos a los chicos construir banderitas argentinas para repartir con un mensaje de Justicia que queremos compartir.




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. El cuento “El príncipe Latio” que lo encontrarán en los anexos de este cuadernillo21.

      2. Las planillas con las preguntas para realizar a los vecinos22. También podemos dejar un afiche con las preguntas en un lugar estratégico del jardín para que los que lleguen puedan aportar su opinión.

      3. Una bandera y materiales para hacer banderitas para repartir (puede ser cartulinas, témperas, papeles, tijeras, o lo que prefieran para crear).

      4. Los elementos que forman parte de nuestro “rincón para encontrarnos”.




  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Cómo me siento saliendo a conversar con mis vecinos/ compañeros de la escuela? ¿Me cuesta? ¿Cómo nos sentimos pensando juntos en nuestro barrio/país/escuela? Como adultos, ¿Pensamos que “esto no es cosa de chicos”?

      2. ¿Qué es ser justo para nosotros los chicos? ¿Qué es ser justos para nosotros los grandes?

      3. ¿Qué pasa cuando la gente no comparte lo que tiene? ¿Qué pasa cuándo nos animamos a compartir?

      4. Como docentes, ¿Dónde vemos injusticias? ¿Qué hacemos frente a las injusticias? ¿Cómo ayudamos a nuestros niños a crecer en el valor de la Justicia?




  • CELEBRANDO LO VIVIDO…

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: Nos reunimos para compartir la Palabra y rezar juntos. Adaptamos la siguiente lectura: 1 Co. 11, 17-34 (Podemos quedarnos con el versículo 33) que nos invita a compartir la mesa como hermanos que se encuentran desde lo que cada uno tiene y puede aportar, pensando en las necesidades y posibilidades de todos y de cada uno.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: Luego de compartir el mensaje de la Palabra, podemos cerrar nuestro tiempo de reflexión sobre la Justicia compartiendo un pan, pequeño pero que alcanza para todos si sabemos repartir con justicia23.

      3. PARA DESPEDIRNOS: Podemos cantar la canción “Quiero ser pan” (Anexo 8), o bien empezar a aprender el Padre nuestro juntos. Luego, terminamos regalándonos un abrazo de paz.


PARA ACOMPAÑAR EL MES DE JULIO

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

A LA UNIDAD DE LOS PUEBLOS…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este tiempo de inicio de vacaciones, de descanso para muchos de nosotros, tiempo donde las diferencias entre pueblos parecen achicarse entre juegos, queremos tomarnos un tiempo especial para conocer otros mundos, y buscar modos de acercarnos desde lo simple y genuino, desde lo propio.

Por eso, en este mes queremos vivir el SERVICIO en:



    • El abrirnos al encuentro con lo desconocido, con lo diferente.

    • El crecer en conocimiento, tolerancia y respeto a otras realidades.

    • El aprender a mirar y valorar lo que es nuestro.

Ahí está la UNIDAD, en la capacidad de abrirnos y buscar gestos que acerquen y hermanen.



  • HACIENDO EXPERIENCIA…

COMO EL PRINCIPITO…”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: Primeramente, cada docente u obra pensará y se contactará con algún pueblo o grupo con el que puedan realizar esta propuesta. Luego de acordar criterios con algún referente, podrán comenzar con la experiencia propuesta a los chicos, para la cual necesitamos recuperar el cuento de “El Principito” y buscar un modo de representarlo (cuento breve, títere, foto, dibujo) a fin de que su historia sea motivadora de nuestra experiencia24 de encuentro e intercambio.

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Presentamos al Principito, quien brevemente nos cuenta de su pequeño planeta, de su rosa y de lo importante que es ella para él. Luego, nos comenta que salió a conocer otros planetas diferentes al suyo; por eso, nos pregunta acerca de nuestro lugar, de las cosas especiales que hay en él y que lo embellecen; nos pregunta acerca de “nuestras rosas”.

      3. PARA CREAR JUNTOS…: Luego del compartir y de poder nombrar algunas de nuestras rosas, salimos a fotografiarlas o bien las dibujamos a fin de que el Principito pueda llevar y mostrar nuestras rosas a chicos de “de otro planeta” para que nos conozcan. Podemos preparar un pequeño álbum con los dibujos y fotos de los chicos donde contemos cosas sobre nuestro lugar y les propongamos que ellos también realicen lo mismo. También podemos filmarnos y enviarles algún regalo que sea muy significativo o representativo de “nuestro planeta”.




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. Un dibujo o títere del Principito, su planeta y su rosa.

      2. Una cámara de fotos (o bien fotos que puedan traer los chicos sobre su lugar, para luego poder recrearlas).

      3. Hojas, crayones, fibrones, témperas o los materiales que creamos necesarios para poder representar “nuestro planeta”.





  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Cómo nos sentimos cuando alguien viene a contarnos sobre su mundo? ¿Cómo recibimos a los que vienen de otro lado? ¿Cómo miramos lo ajeno, lo “extranjero”?

      2. ¿Qué tenemos para mostrar y compartir de nuestro lugar? ¿Cuáles son nuestras rosas? ¿Qué las hace espaciales?

      3. ¿Qué tenemos en común con otras culturas? ¿Qué nos diferencia?

      4. ¿Cómo nos sentimos al abrirnos al encuentro?

      5. ¿Qué tenemos para ofrecer a niños/personas de otra cultura? ¿Cómo recibimos los regalos propios de otros lugares?




  • CELEBRANDO LO VIVIDO…

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: Nos reunimos para compartir la Palabra (Gál. 3, 4-7) que nos invita a pensar en que todos somos hijos de Dios, merecedores de una vida digna.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: En nuestro “rincón para encontrarnos” presentamos nuestras rosas y las del grupo o pueblo con el que nos encontramos; compartimos algo de lo vivido y rezamos juntos dando gracias por todo aquello que embellece nuestros pequeños planetas. También podemos llevarnos a nuestros hogares alguna flor que nos recuerde alguna de “nuestras rosas”

      3. PARA DESPEDIRNOS: Podemos cantar la canción “Un lugar chiquito” y terminamos regalándonos un abrazo de paz.



PARA ACOMPAÑAR EL MES DE AGOSTO

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

LIBERADOR…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este mes en el que recordamos a todo el pueblo jujeño que luchó por su libertad con tanto coraje y esfuerzo, queremos crecer en fuerza y convicción para sostener nuestras luchas y acompañar las luchas en búsqueda de libertad de otros.

Por eso, en este tiempo queremos vivir el SERVICIO en:



    • El mirar nuestra libertad y nuestras búsquedas de libertad con ojos de esperanza y entrega.

    • El mirar y acompañar a otros en sus luchas y búsquedas de libertad; en sus deseos de salir de la opresión que viven.

    • El crear alternativas que alivien la opresión que experimentan otros, poniendo en juego nuestra creatividad, esfuerzo y cariño.

    • El ponernos a trabajar juntos para que otros también puedan nacer de nuevo en el disfrute.

Ahí está lo LIBERADOR, en el comprender que todos tenemos derecho a crecer en libertad, apostando a la felicidad, jugando la vida; en el comprender que todos podemos aprender a vivir la solidaridad con sentido crítico, como verdadera entrega desde y para la libertad de todos.



  • HACIENDO EXPERIENCIA…

REMONTANDO SUEÑOS…”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: Presentamos la imagen de Juanito Laguna remontando su barrilete (Anexo 9), y les contamos que él es un niño como todos los niños pero que no tiene las mismas posibilidades y oportunidades que todos, pues vive en una situación de pobreza en la cual no siempre puede comer hasta llenarse, de jugar con lo que quiera y cuando quiera ya que a veces tiene que “salir a trabajar o a pedir ayuda”, que no siempre puede ir a la escuela porque no tienen zapatillas… 25

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Luego del compartir previo, les comentamos que hay muchos niños que viven como Juanito y que nosotros podemos ayudar a algunos de ellos a sentirse un poquito menos “atados”, más felices. Para eso, pedimos materiales para crear junto a nuestras familias barriletes como el de Juanito, pelotas de trapo; o bien, podemos reciclar juguetes que puedan ser utilizados nuevamente26.

      3. PARA CREAR JUNTOS…: Luego de esta reflexión invitamos a nuestros papás o familias a participar en el taller de construcción y reciclado de juguetes para regalar a niños que no tienen, ya sean vecinos del mismo barrio, algún jardín cercano que no cuenta con mucho material de juego, algún hospital de niños, o lo que se les ocurra. Para ello, pedimos algunos materiales que nos ayuden a construir y juguetes que podamos embellecer27.




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. La imagen de Juanito remontando su barrilete.

      2. Diferentes materiales para hacer o reciclar los juguetes.

      3. Algunos moldes para hacer títeres (opcional).





  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Qué es ser libres para nosotros los adultos? ¿Y para nosotros los niños? ¿Cómo vivimos la libertad?

      2. ¿Qué hacemos nosotros para ayudar a que otros sean y se sientan libres? ¿Cómo acompañamos a los niños a crecer en el sentido y la experiencia de la libertad?

      3. ¿Por qué los niños tienen derecho a jugar? ¿Qué pasa cuando no podemos jugar? ¿Qué cosas necesitamos para jugar?

      4. ¿Por qué jugar nos ayuda a sentirnos libres?




  • CELEBRANDO LO VIVIDO…28

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: Nos reunimos para compartir la Palabra y rezar juntos. Comenzamos cantando una canción para iniciar nuestro tiempo de oración (puede ser la que ya venimos cantando juntos). Luego compartimos la lectura adaptada de Gál. 5, 1-13 que nos recuerda que Cristo nos quiere libres y que debemos luchar siempre por nuestra libertad y la de todos.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: En nuestro “rincón para encontrarnos” presentamos fotos del momento de taller y/o del momento de encuentro con los niños a los que les regalamos lo que hicimos con mucho amor. Finalmente, damos gracias por todo lo que pudimos hacer juntos, por lo aprendido, por la alegría compartida, por todo lo que fuimos creciendo. También podemos compartir algunas golosinas para celebrar nuestra niñez.

      3. PARA DESPEDIRNOS: Terminamos regalándonos un abrazo de paz.


PARA ACOMPAÑAR EL MES DE SEPTIEMBRE

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

A LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS Y JÓVENES…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este mes en el que celebramos la vida que renace en la naturaleza y la alegría que se hace eco en la Juventud, queremos crecer en alegría y en capacidad de reconocernos protagonistas…

Por eso, en este mes queremos vivir el SERVICIO en:



    • El conocer y ayudar a otros a conocer nuestros derechos, haciéndonos concientes de ellos.

    • El buscar modos creativos para comunicarlos y para compartir lo aprendido.

Ahí está el SENTIDO DE NUESTROS DERECHOS, en el sentirnos cada día más plenos, más dignos, más semejantes en nuestras diferencias…



  • HACIENDO EXPERIENCIA…

CANTANDO NUESTROS DERECHOS…”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: Recuperamos imágenes que representen los derechos de los niños y elegimos el mejor modo de presentárselos a los chicos: podemos armar con las imágenes un libro, un rotafolio; podemos presentar cada derecho relacionándolo con un color, o con fotos de ellos mismos en diferentes situaciones que reflejen el cumplimiento de los derechos (jugando, con los carteles de nuestro nombre, con las familias, etc.). También podemos presentarlos a través de una canción y video breve que muestre nuestros derechos (Anexo 10).

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Les contamos a los chicos que todos los niños tienen derechos; que los derechos son aquellas cosas que todos necesitamos mucho para vivir, sin importar de dónde venimos, sabiendo que todos somos diferentes… Luego presentamos los derechos del modo que hayamos elegido. Por otra parte, después de trabajarlos más profundamente y de entender que es muy importante que los conozcamos para que podamos hacerlos cumplir y respetar, les proponemos ayudar a otros a que también conozcan nuestros derechos.

      3. PARA CREAR JUNTOS…: Luego del compartir, los invitamos a preparar un folleto con nuestros derechos, a los cuales expresamos a través de dibujos (pueden dividirse los derechos por salas para que la construcción sea colectiva)29. También podemos pensar juntos (según la realidad de cada obra) en el modo de salir a repartirlos y a compartir lo aprendido; una propuesta es pensar en una “murga que cante nuestros derechos” (para lo cual podemos pedir ayuda a algún profe de música, de teatro, o de alguna otra área).




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. Imágenes con nuestros derechos.

      2. Fotos (si optamos por la opción de presentarlos con fotos propias).

      3. La canción de Rubén Rada “Yo quiero”, su letra y un video.

      4. Papeles, cartulinas, fibrones, etc. Para preparar nuestros folletos.






  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Por qué es necesario que los niños conozcan sus derechos?

      2. ¿Cómo ayudamos a que los derechos de los niños sean cumplidos?

      3. ¿Qué cosas necesitamos para crecer bien y felices? ¿Por qué esas necesidades tienen que ser satisfechas siempre? ¿Cómo llamamos a esas necesidades que son de todos?

      4. ¿Qué son los derechos? ¿Para qué tenemos derechos los niños?

      5. ¿Qué nos hace iguales y qué nos hace diferentes?

      6. ¿Cómo ayudamos todos a que los derechos de los niños sean cumplidos?




  • CELEBRANDO LO VIVIDO…

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: Nos reunimos para compartir la Palabra de Mc. 5, 41-42, que nos refleja la mirada amorosa y comprometida de Jesús con los niños.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: En nuestro “rincón para encontrarnos” presentamos nuestro folleto, y tiras de muchos colores (de papel o de telitas) con los derechos escritos en cada una de ellas. Así, los presentamos o los nombramos juntos y vamos dando gracias por los derechos que son cumplidos y pedimos por aquellos niños que no se ven cuidados en sus derechos.

      3. PARA DESPEDIRNOS: Podemos cantar la canción “Yo quiero” de Rubén Rada escuchándola o viendo el video propuesto. Luego, terminamos regalándonos un abrazo de paz.


PARA ACOMPAÑAR EL MES DE OCTUBRE

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este tiempo durante el cual recordamos un tiempo de mucha vida dañada, de muchos encuentros que no fueron encuentro, queremos crecer en respeto y tolerancia a lo diferente, a la identidad, a la vida.

Por eso, en este mes queremos vivir el SERVICIO en:



    • El conocer otros pueblos y sus modos de vida.

    • El buscar y disfrutar del encuentro que hermana y une en las diferencias

    • El sentirnos parte de una historia que va más allá de lo cercano y conocido.

    • El crear juntos símbolos de identidad compartida que puedan acercar.

Ahí está la riqueza de lo ORIGINARIO, en lo posibilidad de renovarse permanente, apostando siempre al encuentro que es sinónimo de respeto, valoración y cuidado de la vida.



  • HACIENDO EXPERIENCIA…

CREANDO BANDERAS DE UNIDAD…”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: Definimos bien qué temas vamos a desarrollar en relación a los pueblos originarios (los cuales pueden ser parte de un proyecto o unidad didáctica que estemos trabajando en la sala). Luego pensamos y nos contactamos con algún pueblo o grupo originario cercano con quien compartiremos la experiencia.

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Preparamos nuestro “rincón para encontrarnos” al que le agregamos diferentes imágenes que muestren parte de la vida de nuestros pueblos originarios. Además, preparamos una vasija de barro con tierra y una bandera Wiphala (en imagen o real si la conseguimos). Luego, de explicar brevemente quiénes son los pueblos originarios, cómo vivían o viven, qué pasó con ellos, rescatamos fuertemente dos aspectos de ellos: el cuidado y respeto por la tierra, a quien llaman con cariño “Pachita” o Pachamama, y la hermandad y respeto por la diversidad representada en la bandera Wiphala. Les contamos que cada color de esta bandera representa algo distinto y que es símbolo de la unidad y de respeto y valoración por la diversidad.

      3. PARA CREAR JUNTOS…: Luego, les proponemos crear nuestra propia bandera de unidad y diversidad, de encuentro y de vida compartida. Para eso, invitamos a nuestras familias y les proponemos que representen por pequeños grupos un valor que creemos que favorece a la unidad y al cuidado de la vida y de lo diferente; y así, con todo lo que tenemos de cada grupo, construimos entre todos nuestra bandera30 . Finalmente, si hemos podido contactarnos con algún grupo, les enviamos o nos acercamos para compartir nuestra bandera y les contamos su significado y lo que hemos aprendido de ellos. También podemos presentar nuestra bandera a algún grupo dentro de la misma obra, como los compañeros de EGB o del secundario.




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. Imágenes que nos ayuden a presentar a nuestros pueblos originarios.

      2. Una vasija con tierra

      3. Una bandera Wiphala (de tela o en imagen)

      4. Tela y pinturas para crear nuestra bandera.





  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Qué conocemos de otros pueblos? ¿Cuánto interés tenemos en conocerlos?

      2. ¿Qué podemos aprender de ellos? ¿Qué cosas tenemos en común? ¿Qué nos diferencia?

      3. ¿Qué valores rescatamos de ellos? ¿Qué valores queremos fortalecer o hacer crecer entre nosotros?






  • CELEBRANDO LO VIVIDO…

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: Nos reunimos para compartir la Palabra y rezar juntos. Adaptamos la lectura de Mc. 7, 24-30, que nos muestra a un Dios que nos ama y cuida a todos los hombres por igual.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: En nuestro “rincón para encontrarnos” presentamos ambas banderas (wiphala y la nuestra) y damos gracias juntos por todo lo aprendido, por todo lo que podemos hacer juntos; y pedimos por los diferentes pueblos de nuestro país que luchan por sus derechos.

      3. PARA DESPEDIRNOS: Podemos cantar la canción “El Amor de Dios” (Anexo 13) y terminamos regalándonos un abrazo de paz.


PARA ACOMPAÑAR EL MES DE NOVIEMBRE

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

RECREADOR…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este mes durante el cual empezamos a cerrar procesos y a celebrar lo compartido y lo vivido a lo largo de todo el año, queremos sentirnos capaces de recrear nuestro espacio desde lo aprendido y recordando, es decir, “pasando por el corazón” cada experiencia.

Por eso, en este mes queremos vivir el SERVICIO en:



    • El aprender a compartir lo que tiene cada uno para enriquecer lo de todos.

    • El sentirnos protagonistas de todo este tiempo de aprendizaje compartido.

    • El embellecer cada rincón y cada tiempo compartido con los recursos y riquezas de cada uno.

Ahí está lo RECREADOR, en la capacidad de darnos con el corazón y de recibir a los otros con ternura; en el milagro que genera el compartir sincero y genuino.



  • HACIENDO EXPERIENCIA…

porque estamos juntos…”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: Nos preparamos para despedir el tiempo de trabajo compartido y celebrar todo lo aprendido juntos en torno al servicio y su sentido en nuestra vida. Para ello, partimos de saber que sólo podemos recrear lo que ya fue creado, dándole nuevos sentidos, embelleciéndolo; partimos de entender que sólo podemos recrear compartiendo nuestros talentos, trabajando junto a otros. Por eso, en este tiempo de cierres y evaluaciones, la invitación es a pensar juntos en nuestra obra, en las creaciones que vemos y que fuimos haciendo; la invitación es a recrear esos mensajes de transformación, de vida nueva, de mirada amorosa y generosa a los que más necesitan, de justicia, de unidad, de libertad, de lucha por los derechos de todos, de mirada respetuosa a nuestras raíces, que fuimos construyendo juntos a lo largo del año; la invitación es a hacer memoria de lo vivido, proyectando y recreando este camino...

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Hacemos memoria de todo lo que trabajamos cada mes con los chicos (y con las familias), para lo cual nos ayudamos con imágenes, fotos, elementos que hayamos guardado, etc.; y desde ese “pasar por el corazón”, nos animamos a pensar juntos qué es el servicio para nosotros.

      3. PARA CREAR JUNTOS…: Con las ideas que surjan de este momento previo, les proponemos recrear nuestro espacio (no sólo desde lo estético, sino también desde nuestras proyecciones y sentidos. Así, podemos construir cuadros que reflejen estas ideas con dibujos de los chicos y palabras31.




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. Imágenes, fotos o materiales que nos ayuden a hacer memoria de lo trabajado en cada mes.

      2. Papeles de colores que sirvan de soporte a nuestros dibujos.

      3. Hojas, pinturas y materiales para crear y recrear.

      4. Marcos o materiales que puedan ayudarnos a construir cuadros (pueden ser los cuadros tipo clips que se utilizan para fotos)





  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Qué hemos aprendido en este tiempo juntos? ¿Desde dónde partimos? ¿hacia dónde queremos seguir avanzando?

      2. ¿Qué entendemos por Servicio? ¿Cómo lo vivimos?

      3. ¿Qué hemos creado juntos? ¿Qué queremos seguir recreando?

      4. ¿Qué cosas compartimos para hacer posible “pequeños milagros”?

      5. Como adultos, ¿Dónde vemos milagros? ¿Qué cosas fuimos multiplicando juntos?






  • CELEBRANDO LO VIVIDO…

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: En esta oportunidad, invitamos a las familias y a representantes de otros niveles o espacios de la obra para compartir nuestra celebración. Preparamos nuestro “rincón para encontrarnos” y allí nos reunimos para compartir la Palabra. Adaptamos la lectura de Mt. 14, 15-21.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: Nos tomamos un tiempito para reflexionar acerca de lo que nos dice la lectura, de lo importante que fue animarnos a aportar lo mucho o poco que teníamos para ayudar a otros, para “hacer milagros cotidianos”. Luego, les regalamos a nuestros invitados los cuadros32 (o bien, presentamos formalmente nuestro mural).

      3. PARA DESPEDIRNOS: Nos regalamos un fuerte abrazo de paz.



PARA ACOMPAÑAR EL MES DE DICIEMBRE

LIBRES PARA NACER DE NUEVO EN EL SERVICIO

A LA HUMANIDAD…

  • ACERCA DE ESTE TIEMPO…

En este tiempo de tanta esperanza, de navidad, durante el cual la Vida vuelve a hacerse eco en lo simple y en lo profundo, necesitamos encontrarnos con aquello verdadero que hemos podido descubrir en el camino.

Por eso, en este mes queremos vivir el SERVICIO:



    • Desde lo que somos y hemos aprendido en este año compartido.

    • Desde lo que dejamos atrás y lo que nos llevamos para seguir andando.

    • Desde la posibilidad de renacer siempre a una vida nueva.

Ahí está la HUMANIDAD que celebramos, en la mirada cómplice, en la risa que se contagia, en la emoción de haber llegado al final de una nueva etapa y en la confianza de eso “Nuevo” que se avecina.



  • HACIENDO EXPERIENCIA…

LA VIDA ES BELLA…”

      1. PREPARAMOS EL CLIMA: La propuesta es preparar una jornada para reencontrarnos una vez más como comunidad docente que quiere celebrar la vida que hemos compartido. Quien guía este tiempo, preparará el espacio con los elementos y materiales que acostumbran usar en las celebraciones, a lo que anexamos papeles y lapiceras para escribir y arcilla.

      2. Y ASÍ COMENZAMOS: Les proponemos pensar en algún signo de humanidad o de lucha por la humanidad y la vida que hemos experimentado y descubierto a lo largo de este año. Lo escribimos en los papelitos y luego podemos compartirlo en pequeños grupos o entre todos.

      3. PARA CREAR JUNTOS…: Invitamos a mirar la vida y la humanidad como algo simple, frágil y bello, que se va transformando en cada encuentro, junto a otros; reflexionamos acerca de la tarea de artesanos de nuestra propia vida y de la vida de los que están cerca. Luego, los invitamos a pensar en las vasijas de barro, en su esencia, en su sencillez, en su fragilidad y belleza, y desde esta mirada construimos nuestras propias vasijas de barro como signo de la humanidad que fuimos acompañando y cuidando en este tiempo (ponemos música tranquila para trabajar).




  • PARA HACERLO POSIBLE NOS AYUDAMOS CON…

      1. Los elementos que utilizamos para las celebraciones.

      2. Papeles y lapiceras para escribir.

      3. Arcilla y materiales que puedan servir para el trabajo con ella.

      4. Música tranquila para acompañar el momento.

      5. La letra y canción de Teresa Parodi “La vida es bella” para el momento de la oración; o bien la letra y canción de Silvio Rodríguez “Sólo el amor”.



  • BUSCANDO SENTIDOS…

      1. ¿Cómo vivimos este año de trabajo compartido? ¿Cómo me sentí en el encuentro con otros?

      2. ¿Qué signos de vida y de humanidad descubrí en este tiempo? ¿Qué signos de vida y humanidad compartí para alimentar la vida de todos?

      3. ¿Cómo cuidamos la fragilidad de la vida de nuestros niños, de los que viven en situaciones de pobreza u opresión, de los compañeros?

      4. ¿Cómo vivimos esta experiencia de servir a la vida de todos?

      5. ¿En qué hemos crecido? ¿Qué queremos seguir fortaleciendo?




  • CELEBRANDO LO VIVIDO…

      1. ILUMINAMOS LA EXPERIENCIA: Nos reunimos para compartir la Palabra y rezar juntos. Compartimos la lectura de Mt. 25, 35-40.

      2. HACEMOS SÍNTESIS: Compartimos una breve reflexión sobre la lectura, que nos recuerda que Dios se manifiesta en la humanidad de todos, especialmente de los más pequeños. Luego, como signo, le regalamos nuestra vasija de barro a alguno de nuestros compañeros, con el signo de vida y humanidad que compartimos y escribimos al principio.

      3. PARA DESPEDIRNOS: Cantamos juntos la canción de Teresa Parodi (Anexo 14) o la de Silvio Rodríguez (Anexo 15), y luego nos despedimos regalándonos un abrazo de paz.


ALGUNOS ANEXOS O RECURSOS DE YAPA PARA ACOMPAÑAR EL PROCESO…

PARA ACOMPAÑAR EL MES DE FEBRERO:

  1. Canción de Teresa Parodi “Señales de vida”

En el medio de todo lo que nos pasa
Doy senales de vida por si hace falta
Quién no espera señales de vez en cuando
Para darse coraje y seguir andando

Canto, doy señales de vida como naciendo


Doy señales de vida mientras espero
Que me dé sus señales de vida el pueblo

Los amigos del alma los verdaderos


Los que quieren las cosas que más queremos
Los que están de este lado de la vereda
Los que están y también los que no volvieron

Los ancianos, las madres y los maestros


Que ennoblecen la vida con cada gesto
Nos confirman a diario con sus señales
Que el camino es difícil pero tan bello

Canto porque tengo esperanzas que se me escapan


Pequeñitas y libres y enamoradas
Si me da sus señales de vida el pueblo
Canto, doy señales de vida como naciendo
Doy señales de vida mientras espero
Que me dé sus señales, sus benditas señales
De vida el pueblo

  1. Canción del lema 2012


PARA ACOMPAÑAR EL MES DE MARZO:

  1. Imagen de Jesús orando



  1. Canción “Hay un teléfono”

Hay un teléfono para hablar con Dios

Hay un teléfono para hablar con Dios

Y ese teléfono no tiene números,

Ese teléfono es la oración.

Y ese teléfono no tiene números,

Ese teléfono es la oración.

El link para escucharla es http://www.radiomaria.org.ar/content.aspx?con=2476

PARA ACOMPAÑAR EL MES DE MAYO:


  1. Algunas fotos de los chicos de todas las obras del distrito



  1. Canción “Un lugar chiquito”

Dios me quiere tanto, tanto,

que su amor no puede entrar

en toda la tierra

ni en toda la mar,

pero hay un lugar chiquito

donde se puede guardar:

en mi corazón, en tu corazón,

el amor de Dios tiene un lugar,

en mi corazón, en tu corazón,

el amor de Dios... no se acaba más.



El link donde poder encontrar un video con la canción http://www.youtube.com/watch?v=LVqdMgJ8hsQ

PARA ACOMPAÑAR EL MES DE JUNIO:

  1. Cuento “El Príncipe Lapio” (de Pedro Pablo Sacristán)

Había una vez un príncipe que era muy injusto. Aunque parecía un perfecto príncipe, guapo, valiente e inteligente, daba la impresión de que al príncipe Lapio nunca le hubieran explicado en qué consistía la justicia. Si dos personas llegaban discutiendo por algo para que él lo solucionara, le daba la razón a quien le pareciera más simpático, o a quien fuera más guapo, o a quien tuviera una espada más chula. Cansado de todo aquello, su padre el rey decidió llamar a un sabio para que le enseñara a ser justo.
- Llévatelo, mi sabio amigo -dijo el rey- y que no vuelva hasta que esté preparado para ser un rey justo.
El sabio estonces partió con el príncipe en barco, pero sufrieron un naufragio y acabaron los dos solos en una isla desierta, sin agua ni comida. Los primeros días, el príncipe Lapio, gran cazador, consiguió pescar algunos peces. Cuando el anciano sabio le pidió compartirlos, el joven se negó. Pero algunos días después, la pesca del príncipe empezó a escasear, mientras que el sabio conseguía cazar aves casi todos los días. Y al igual que había hecho el príncipe, no los compartió, e incluso empezó a acumularlos, mientras Lapio estaba cada vez más y más delgado, hasta que finalmente, suplicó y lloró al sabio para que compartiera con él la comida y le salvara de morir de hambre.
- Sólo los compartiré contigo-dijo el sabio- si me muestras qué lección has aprendido
Y el príncipe Lapio, que había aprendido lo que el sabio le quería enseñar, dijo:
- La justicia consiste en compartir lo que tenemos entre todos por igual.
Entonces el sabio le felicitó y compartió su comida, y esa misma tarde, un barco les recogió de la isla. En su viaje de vuelta, pararon junto a una montaña, donde un hombre le reconoció como un príncipe, y le dijo.
- Soy Maxi, jefe de los maxiatos. Por favor, ayudadnos, pues tenemos un problema con nuestro pueblo vecino, los miniatos . Ambos compartimos la carne y las verduras, y siempre discutimos cómo repartirlas.
- Muy fácil,- respondió el príncipe Lapio- Contad cuantos sois en total y repartid la comida en porciones iguales. - dijo, haciendo uso de lo aprendido junto al sabio.
Cuando el príncipe dijo aquello se oyeron miles de gritos de júbilo procedentes de la montaña, al tiempo que apareció un grupo de hombres enfadadísimos, que liderados por el que había hecho la pregunta, se abalanzaron sobre el príncipe y le hicieron prisionero. El príncipe Lapio no entendía nada, hasta que le encerraron en una celda y le dijeron:
- Habéis intentado matar a nuestro pueblo. Si no resolvéis el problema mañana al amanecer, quedaréis encerrado para siempre.
Y es que resultaba que los Miniatos eran diminutos y numerosísimos, mientras que los Maxiatos eran enormes, pero muy pocos. Así que la solución que había propuesto el príncipe mataría de hambre a los Maxiatos, a quienes tocarían porciones diminutas.
El príncipe comprendió la situación, y pasó toda la noche pensando. A la mañana siguiente, cuando le preguntaron, dijo:
- No hagáis partes iguales; repartid la comida en función de lo que coma cada uno. Que todos den el mismo número de bocados, así comerán en función de su tamaño.
Tanto los maxiatos como los miniatos quedaron encantados con aquella solución, y tras hacer una gran fiesta y llenarles de oro y regalos, dejaron marchar al príncipe Lapio y al sabio. Mientras andaban, el príncipe comentó:
- He aprendido algo nuevo: no es justo dar lo mismo a todos; lo justo es repartir, pero teniendo en cuenta las diferentes necesidades de cada uno. .
Y el sabio sonrió satisfecho. Cerca ya de llegar a palacio, pararon en una pequeña aldea. Un hombre de aspecto muy pobre les recibió y se encargó de atenderles en todo, mientras otro de aspecto igualmente pobre, llamaba la atención tirándose por el suelo para pedir limosna, y un tercero, con apariencia de ser muy rico, enviaba a dos de sus sirvientes para que les atendieran en lo que necesitaran. Tan a gusto estuvo el príncipe allí, que al marchar decidió regalarles todo el oro que le habían entregado los agradecidos maxiatos. Al oirlo, corrieron junto al príncipe el hombre pobre, el mendigo alborotador y el rico, cada uno reclamando su parte.
- ¿cómo las repartirás? - preguntó el sabio - los tres son diferentes, y parece que de ellos quien más oro gasta es el hombre rico...
El príncipe dudó. Era claro lo que decía el sabio: el hombre rico tenía que mantener a sus sirvientes, era quien más oro gastaba, y quien mejor les había atendido. Pero el príncipe empezaba a desarrollar el sentido de la justicia, y había algo que le decía que su anterior conclusión sobre lo que era justo no era completa.
Finalmente, el príncipe tomó las monedas e hizo tres montones: uno muy grande, otro mediano, y el último más pequeño, y se los entregó por ese orden al hombre pobre, al rico, y al mendigo. Y despidiéndose, marchó con el sabio camino de palacio. Caminaron en silencio, y al acabar el viaje, junto a la puerta principal, el sabio preguntó:
- Dime, joven príncipe ¿qué es entonces para ti la justicia?
- Para mí, ser justo es repartir las cosas, teniendo en cuenta las necesidades, pero también los méritos de cada uno.
- ¿por eso le diste el montón más pequeño al mendigo alborotador?- preguntó el sabio satisfecho.
- Por eso fue. El montón grande se lo dí al pobre hombre que tan bien nos sirvió: en él se daban a un mismo tiempo la necesidad y el mérito, pues siendo pobre se esforzó en tratarnos bien. El mediano fue para el hombre rico, puesto que aunque nos atendió de maravilla, realmente no tenía gran necesidad. Y el pequeño fue para el mendigo alborotador porque no hizo nada digno de ser recompensado, pero por su gran necesidad, también era justo que tuviera algo para poder vivir.- terminó de explicar el príncipe.
- Creo que llegarás a ser un gran rey, príncipe Lapio concluyó el anciano sabio, dándole un abrazo.
Y no se equivocó. Desde aquel momento el príncipe se hizo famoso en todo el reino por su justicia y sabiduría, y todos celebraron su subida al trono algunos años después. Y así fue como el rey Lapio llegó a ser recordado como el mejor gobernante que nunca tuvo aquel reino.

  1. Canción “Quiero ser pan”

Es joven el que espera, el sabe caminar,
el que lucha por el Reino sin volver la vida atrás.
El que da su mano a otro, el que sabe transformar,
el que es pan para los pobres, defendiendo la verdad.

Es joven el que arriesga, el que sabe caminar,


el que siempre se pregunta sin volver la vista atrás.
El que sabe hacer historia, el que sabe transformar,
el que es voz de los pequeños, defendiendo la verdad.

El que sigue siendo pobre, el que sabe caminar,


el que apoya a justicia, sin volver la vista atrás.
El que vive siempre abierto, el que sabe transformar
el que canta con nosotros defendiendo la verdad.

Quiero ser pan, para el hambre ser el pan de mi pueblo
y construir el escándalo de compartir.

El link para escucharla es http://www.youtube.com/watch?v=JfSAsNf2eqU



PARA ACOMPAÑAR EL MES DE AGOSTO

  1. Imagen de “Juanito Laguna remontando su barrilete”



PARA ACOMPAÑAR EL MES DE SEPTIEMBRE

  1. Canción de Rubén Rada “Yo quiero”

Yo quiero que a mi me quieran,

Yo quiero tener un nombre

Yo quiero que a mi me cuiden

Si me enfermo o estoy triste

Porque yo quiero crecer.
Yo quiero saberlo todo

Yo quiero que a mi me enseñen

Mi familia y mi maestra

A contar y a hacer las letras

Y me quiero divertir.
A jugar, a cantar,

Que me enseñen a ser libre y me digan la verdad.

A jugar, a cantar,

Que me escuchen cuando hablo y que no me hagan llorar.


Pero quiero que también

Todos los niños del mundo

Tengan todo lo que quiero

Pues lo quiero compartir.


A jugar, a cantar

Que tengan todos los niños en el mundo su lugar.

Vamos todos a cantar

Pa` que los niños del mundo tengan todos un lugar

Un link para ver un video con el tema es http://www.youtube.com/watch?v=wiA23xTZp7s

PARA ACOMPAÑAR EL MES DE OCTUBRE


  1. Imagen de la bandera Wiphala y algo para leer al respecto




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal