1. Propósito



Descargar 83.14 Kb.
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño83.14 Kb.

2 Parte II O-PAEP

Tiempo límite: 20 min.

Instrucciones: En cada uno de los siguientes ejercicios se presenta una palabra o frase impresa en letras mayúsculas, seguida de cinco palabras o frases designadas con las letras A, B, C, D y E. Seleccione la letra que se refiere al antónimo o significado opuesto de la palabra o frase en letras mayúsculas; luego marque el espacio de la letra correspondiente en la hoja de respuestas. Como algunos de los ejercicios requieren que se distinga entre varios significados parecidos, asegúrese de que ha estudiado todas las posibilidades antes de decidir cuál es la mejor.



Ejemplo:

ADECUADO
(A) analizado

(B) estupendo

(C) inadvertido

(D) incorrecto

(E) inesperado


El antónimo de ADECUADO es incorrecto,

por lo tanto la respuesta correcta es la D, y debe marcar:






  1. INDÓMITO




  1. discreto

  2. gobernable

  3. devastador

  4. débil

  5. atónito




  1. PORFIAR




  1. adorar

  2. confiar

  3. desistir

  4. carecer

  5. descifrar




  1. OBSCENIDAD




  1. eventualidad

  2. ociosidad

  3. opacidad

  4. habilidad

  5. honestidad




  1. ACICATE




  1. desaliento

  2. discreción

  3. custodia

  4. indignidad

  5. destilación



  1. GAZAPA




  1. ventaja

  2. garantía

  3. verdad

  4. divulgación

  5. claridad



Instrucciones: Cada una de las siguientes oraciones tiene espacios en blanco, pues se han omitido algunas palabras. Debajo de las oraciones hay cinco alternativas, señaladas con las letras A, B, C, D y E. Seleccione la que contiene aquellas palabras que al ser insertadas en la oración completen mejor su significado; luego marque el espacio de la letra correspondiente en la hoja de respuestas.
Ejemplo:

Los animales pueden _ _ _ _ _ de muchas formas los problemas _ _ _ _ _ por los cambios estacionales.


(A) soportar - comunitarios

(B) afrontar - causados

(C) rechazar - proporcionados

(D) esquivar - esperados

(E) someter - propiciados
La respuesta correcta es la opción (B), por lo tanto debe marcar:




  1. Se dice a veces que el hombre es el _ _ _ _ _ de su propio destino.




  1. profeta

  2. reflejo

  3. seguidor

  4. artífice

  5. enjuiciador

  1. Empezamos por refutar al "otro" y acabamos por _ _ _ _ _ a nosotros mismos.



  1. negarnos

  2. afirmarnos

  3. criticarnos

  4. alabarnos

  5. juzgarnos




  1. Predicciones ecológicas de los setenta no _ _ _ _ _ su comparación con los hechos.




  1. subestimaron

  2. adoptaron

  3. sabotearon

  4. encubrieron

  5. resistieron




  1. Los hombres de poder no tienen que _ _ _ _ _ de un misterio. Mientras mantengan el misterio tendrán libertad de movimientos.




  1. sorprenderse

  2. convencerse

  3. avergonzarse

  4. ocultarse

  5. desprenderse



Instrucciones: A continuación se presenta un pasaje seguido por preguntas basadas en su contenido. Después de leer el pasaje, elija la mejor respuesta a cada pregunta, basándose en lo que el pasaje afirma o implica. Seleccione el encasillado correspondiente en la hoja de respuestas.

(

(1)

(5)

(10)
El pasaje para esta prueba ha sido tomado de material impreso que presenta contenidos propios para el análisis o la evaluación. Las ideas que se incluyen en el pasaje son responsabilidad exclusiva de su autor).



A comienzos de diciembre de 1990 -es importante destacar el año- asistí a un coloquio sobre comunicación titulado pomposa y amenazadoramente ‘Hacia el Tercer Milenio’. No voy a hacer la síntesis

de lo que se dijo -ya lo hizo con su previsible deficiencia la prensa más seria- pero sí quiero destacar que la imagen -nefasta- de cómo sería la comunicación a partir del Siglo XXI, y quizás por un período de mil años, recorría, solapadamente, muchas intervenciones.

P

(15)


(20)
(25)

(30)


(35)
(40)

(45)
(50)

(55)

(60)
(65)



(70)
ese a la olímpica serenidad de varios conferenciantes, se hablaba de eso, la predictibilidad sentaba sus reales y alteraba los discursos, ya sea porque emergía, ya porque se evitaba, ya porque algunos la exigían; de a ratos, los discursos se enardecían o se hacían pesarosos -como glosas apagadas de lo que hace algunas décadas previeron Kafka y Aldous Huxley- al imaginar un futuro regido por la tecnología de la comunicación social; otras veces se desmayaban en la descripción de la crisis que, también como idea central, guía todo

análisis de un presente difícil de definir, aturdidos, tanto el presente como los analistas, por el estrépito de la caída de varios sistemas políticos y sociales.


En tal atmósfera se me ocurrió que aunque hay razones para temer por el futuro y estar a disgusto en el presente, era una palabra, milenio, la que llevaba o arrastraba a ese funesto estado de ánimo que se podría describir como desgarrado por una fuerte indecisión acerca de lo que es el mundo actual y una temblorosa tendencia a predecir que el que nos espera será mucho peor. Esa palabra -milenio-, que a causa del título del coloquio se puso en circulación, se impuso y llevó a pensar con matices catastróficos: la inminencia del número redondo, 2000, hizo sentir que algo terrible va a pasar.
De más está decir que ese sentimiento goza de cierta popularidad -peligro nuclear, SIDA, etcétera- así como la tuvo, según lo informan algunas crónicas, en los albores del año 1000. Entonces la palabra milenio coaguló ese sentimiento de fin de mundo y le dio forma, fue el vehículo de múltiples e indefinidos temores; y aunque ya en el 1001 regresó la calma, quedó arraigada en la memoria occidental: milenio indica catástrofe generalizada, seguramente castigo, culpabiliza y desmoraliza y, lo que es todavía peor, conduce a la solemnidad. Quiero decir simplemente que ahora reaparece.
Arrastrado por estas asociaciones me ví, en pleno

coloquio, soñando con que hace exactamente 1000 años, o sea en el 990 de nuestra era, podía haberse realizado un análogo coloquio de especialistas; su

mejor fruto pudo haber sido, justamente, acuñar la palabra en cuestión, como una buena manera de dar

c

(60)


auce y salida a la angustia de una crisis cuyos términos podemos imaginar muy bien. Pero, de inmediato, me surgió otra posibilidad: ¿qué tal si

algo semejante se hizo 1000 años antes todavía, en el año 10 A.C.? ¿Se reunirán cada 1000 años los

comunicólogos para reflexionar sobre el futuro de la comunicación, que es lo mismo que reflexionar sobre el futuro de la humanidad?
M

(65)


(70)

i idea no me pareció descabellada: en ambas ocasiones había sobrados motivos para examinar un

perturbado presente. En el año 10 A.C., por ejemplo, el latín se había impuesto como la lengua universal de la comunicación; ahora desempeña esa función el lenguaje de la televisión; en el 990, por el contrario, la atomización del latín en infinitas jergas locales

implicaba un problema específico de comunicación que los analistas responsables tenían que estar examinando, seguramente en la sombra de los conventos, lo más parecido que hay a los hoteles en donde funcionamos.




  1. Del pasaje anterior se puede concluir que




  1. el nombre del coloquio dio una imagen nefasta al evento.

  2. el fin de milenio ha traído como consecuencia la caída de algunos sistemas políticos y sociales.

  3. reflexionar sobre el futuro provoca temor y el ser humano tiende a hacer predicciones catastróficas.

  4. la fragmentación del latín en otras lenguas constituye el mejor ejemplo de acontecimientos que deben examinarse al final de un siglo.

  5. el ser humano no está preparado para el nuevo milenio.




  1. En el pasaje anterior, línea 40, el autor utiliza la palabra coaguló para significar




  1. estranguló.

  2. congeló.

  3. arrebató.

  4. ayudó.

  5. experimentó.




  1. El mensaje que el autor envía al lector, sin decirlo expresamente, es que




  1. los coloquios no resuelven el futuro del ser humano, ni las crisis se acentúan si se comentan.

  2. una sola palabra es capaz de provocar angustia, discusiones, incertidumbre, aturdimiento en el ser humano.

  3. el paso del tiempo es inevitable y hay que estar conscientes de eso.

  4. el futuro de la comunicación es impredecible, pero avanzará con la misma rapidez que la tecnología.

  5. las lenguas universales como medio de comunicación, son sustituidas por la televisión contemporánea.




  1. En el pasaje anterior, según el autor, la idea central que estuvo siempre presente en el coloquio mencionado es la




  1. popularidad.

  2. serenidad.

  3. indecisión.

  4. predictibilidad.

  5. confusión.



Instrucciones: A continuación aparecen dos pasajes, A y B, seguidos por preguntas basadas en su contenido. Después de leer los pasajes, elija la mejor respuesta a cada pregunta basándose en lo que los pasajes afirman o implican. Seleccione el encasillado correspondiente en la hoja de respuestas.

(Los pasajes para esta prueba han sido tomados de material impreso que presenta contenidos propios para el análisis o la evaluación. Las ideas que se incluyen en cada pasaje son responsabilidad exclusiva de su autor).
P
(1)

(5)
(10)


asaje A


No parece haber mucha confianza en conseguir establecer una integración económica latinoamericana, inspirada quizá en modelos extracontinentales. Más lejana, por no decir utópica, parece ser la integración política de Latinoamérica y el Caribe.
Pero donde el concepto de integración alcanzaría verdaderas cotas de locura sería en el orden de lo cultural. Porque si algo caracteriza a la cultura

latinoamericana es su diversidad, su riqueza y contrastación.

A

(15)


(20)

(25)
(30)


(35)
(40)

(45)
(50)


diferencia de la zona norte del Continente que tiende cada vez más a la homogenización de sus

formas expresivas, Latinoamérica se mantiene en

plena diferenciación de escuelas, gustos y logros culturales. Quien lo dude, que piense sólo en el universo de las artes plásticas, tan diversificado y complejo que sería necedad suma hablar siquiera de

una pintura latinoamericana. Si la literatura pareció

en un momento presentar un cariz homogéneo, ello se debió más que nada al recurso comercial del trajinado ‘boom’ novelístico que, como todos saben, se unifica y usufructa desde las editoriales españolas. Pero el hecho es que, para sólo poner un ejemplo un tanto grueso, en un mismo país, las divergencias son tan abismales como las que se dan entre un Borges y un Benedetti o un Galeano.
Bienvenidas tales diferencias y benditas sean.

Porque si algún objetivo organizativo debe plantearse la cultura latinoamericana, sólo puede ser el de ahondar tales diferencias y enriquecerlas aun con nuevas.


No dejaría de ser otra forma de paranoia creer que

sólo los latinoamericanos tienen el privilegio de

disfrutar del juguete incómodo de la identidad. En este momento, en Japón han logrado no sólo adquirir la tecnología de Occidente, sino superarla, pero sienten que han dejado (o están dejando en el camino) su forma tradicional de ser, es decir, su identidad, por no decir su alma.
Atiéndase a otro ejemplo, muy distinto: los alemanes. No se hallan a gusto en su piel, es decir, en la piel rota que les ha tocado compartir desde 1945, dando lugar a una auténtica esquizofrenia nacional. Es un problema más de identidad. Aunque los franceses sean la excepción por aquello del aplastante centralismo que desde los borbones a los jacobinos hizo a Francia ser como es.
En España desde un Ortega que la diagnosticara

invertebrada, hasta la frase brutal de los franquistas, que decían preferirla antes rota que roja (o al revés, para el caso es igual), el problema de la identidad persigue al modo de ser español.


Pasaje B


(1)

(5)


(10)
(15)

(20)


(25)

(30)
(35)

(40)

(45)


La cultura y sus valores es, igual para los mexicanos que para otros pueblos y naciones, el resultado de la lucha histórica por lograr su autonomía e independencia, por conseguir el derecho de expresar

con libertad su manera de ser y hacer, así como por mantener su idiosincrasia y peculiaridades. El reto de México en los noventa será preservar nuestra soberanía y nuestra cultura, a la vez que accede integrarse a la corriente de globalización mundial;

en tanto el reto de la humanidad será alcanzar una nueva organización que responda a esta complejidad sin caer en la uniformidad y unipolaridad ideológica.


En esta década que comienza se observan diez macrotendencias en las corrientes de valores que se

acrecientan y ensanchan con el paso del tiempo. Sin duda serán ejes de la articulación del quehacer de los mexicanos más allá del año dos mil. A continuación se enuncian esos valores cardinales: la familia, la dignidad humana, la ecología, la modernidad, la

calidad, la productividad, la civilidad, la democracia, la solidaridad y el nacionalismo. Los tres primeros inciden en la calidad de vida. La modernidad no desplaza a la familia, pues sus funciones no las toma ni la escuela ni el estado ni la iglesia. El conocimiento de otras culturas, inevitable con la apertura económica, revalúa por comparación la célula social básica. Por su parte, el narcotráfico, la violencia electoral, la criminalidad y la pobreza extrema atentan contra la dignidad y los derechos humanos.
El deterioro del medio ambiente induce a una revaloración de la naturaleza y de los valores verdes: la protección de la flora y de la fauna, la comida sin aditivos químicos, las ciudades libres de ruido, de

basura y de gases tóxicos, la generación de electricidad sin radioactividad y la producción industrial no contaminante. La modernidad, la calidad y la productividad son valores que se relacionan con el nivel de vida y corresponden al orden económico. El primero, la modernidad, es un valor que suscribe la mayoría de la población, entendiéndolo como alcanzar un nivel de bienestar además de considerarlo como un proceso de desarrollo y crecimiento autosostenido, estable y permanente.


L
(50)
(55)

(60)
a modernización abarca todas las esferas de acción: escuelas, fábricas, empresas y sindicatos, tanto del sector público como del privado. Ello no sólo implica mayor inversión, mejor tecnología y más investigación, sino renovadas actitudes y aptitudes de la fuerza laboral, de la administración y de la dirigencia empresarial.


La calidad y productividad vinculadas, son requisitos indispensables para lograr la modernidad. Ambas son

necesarias para lograr competitividad internacional y elevar nuestro nivel de bienestar. Son valores instrumentales, aunque se pueden perseguir por sí mismos, ya que implican una lucha permanente para tratar de ser mejores y hacer mejor cualquier actividad, no sólo las productivas.




  1. En el pasaje A, líneas 32-39, la argumentación desarrollada por el autor parte del supuesto de que




  1. la cultura debe plantearse permanentemente problemáticas para resolver.

  2. la identidad es un problema que todos los pueblos enfrentan.

  3. los latinoamericanos tienen ciertos privilegios.

  4. los pueblos nunca están conformes aunque obtengan el progreso.

  5. las creencias acerca de los latinoamericanos son formas de locura.




  1. El pasaje B contiene globalmente una implicación, que es




  1. el cambio de los valores culturales gastados por otros modernos.

  2. la atención a las demandas de los ciudadanos de otros países.

  3. la integración sin la pérdida de identidad.

  4. un enérgico rechazo a lo extranjero.

  5. la búsqueda de foros para exponer las ideas.




  1. En el pasaje B, líneas 31-37, el autor sustenta la idea de la




  1. importancia de los ríos para la agricultura.

  2. relación entre el poder político y la ecología.

  3. ideología de los pueblos antiguos.

  4. ventaja de emplear el poder político.

  5. evolución de los recursos de sobrevivencia.

-


  1. En el pasaje A, líneas 1-5, y en el B, líneas 6-9, el concepto integración está aplicado en diferentes




  1. enfoques.

  2. ideologías.

  3. áreas del conocimiento.

  4. tipos de mensaje.

  5. tiempos y espacios.




  1. En ambos pasajes, los autores emplean diferentes formas para desarrollar su argumentación: el pasaje A




  1. emplea vocabulario especializado y el B lenguaje estándar.

  2. está apoyado en elementos concretos y el B en elementos abstractos.

  3. se apoya en ejemplificaciones y el B en definiciones.

  4. va directo a la idea principal y el B da un rodeo antes de llegar a ella.

  5. maneja sucesos y el B maneja situaciones.




  1. El pasaje A, líneas 1-3 y el pasaje B, líneas 53-60 se relacionan en




  1. descartar el apego a modelos extracontinentales como camino seguro al éxito.

  2. situar el quehacer más importante para el futuro, en el sector de la economía.

  3. ver poco probable que los deseos de un pueblo latinoamericano se vuelvan realidad por ahora.

  4. plantear como principal problema la desconfianza entre los mismos latinoamericanos.

  5. considerar peligroso adelantar juicios sobre los acontecimientos en Latinoamérica.




  1. Los pasajes A y B tratan de la relación entre dos elementos que son:




  1. la realidad y la fantasía.

  2. el hombre y la naturaleza

  3. la vida y la historia.

  4. las opiniones y la ciencia.

  5. las necesidades y la modernidad.




  1. Cada autor de los pasajes anteriores apoya sus puntos de vista en diferente tipo de información que es, en el pasaje A




  1. insuficiente y en el B excesiva.

  2. intrascendente y en el B fundamental para comprender la situación actual.

  3. específica y en el B general sobre el tema.

  4. verificable y en el B que está por comprobarse.

  5. no vigente y en el B de actualidad.



Instrucciones: En cada uno de los siguientes ejercicios se presenta un par de palabras relacionadas, seguido de cinco pares de palabras o frases designadas con las letras A, B, C, D y E. Seleccione la letra que se refiere al par de palabras que mejor indica una relación similar a la expresada en el par original. Marque el espacio de la letra correspondiente en la hoja de respuestas.
Ejemplo:

VOCACIÓN : OFICIO ::


(A) necesidad : satisfactor

(B) sacrificio : triunfo

(C) capacidad : tarea

(D) producción : producto

(E) calidad : meta
La respuesta correcta es la opción (C), por lo tanto

debe marcar:






  1. ABEJA : PANAL : :




  1. flores : polen

  2. dromedario : joroba

  3. mariposa : oruga

  4. gusano : tierra

  5. araña : telaraña




  1. NACIMIENTO : CRECIMIENTO : :




  1. sonoridad : composición musical

  2. merecimiento : éxito

  3. elección : nombramiento

  4. problema matemático : ecuación

  5. fuego : cenizas




  1. LUZ : TÚNEL : :




  1. jueces : meta

  2. baño : agua

  3. oxígeno : arteria

  4. alimento : saliva

  5. caminante : kilómetros




  1. MONTAÑA : ALPINISTA : :




  1. playa : buzo

  2. garrocha : atleta

  3. bicicleta : ciclista

  4. pista : corredor

  5. balas : tirador




  1. HOMBRES : CONDOMINIO : :




  1. hormigas : hoyo

  2. reses : corral

  3. perros : jardín

  4. abejas : panal

  5. aves : nido








Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal