1° parte El imperio griégo



Descargar 125.92 Kb.
Fecha de conversión29.03.2018
Tamaño125.92 Kb.

a sugerencia de Amalia voy a aclarar lo que mando. La primera parte es un resumen por autor. La segunda es el orden en que trate de dar mi parte del oral. Los colores diferentes se mantienen en la segunda para poder distinguir los autores.

1° parte

El imperio griégo(610-867)

HEERS


HELENIZACION INEVITABLE: hacia el año 600 el NUEVO IMPERIO incluía únicamente a los países que seguían a la iglesia de Constantinopla y su ortodoxia.

-Disputas religiosas minaron durante siglos la estructura imperial romana.

PERDIDA DE LAS PROVINCIAS DE ORIENTE y OTROS TERRITORIOS:

-Atacado por el este y el norte se reagrupo en las provincias de población mayoritariamente griega.

-Entre el 600 y el 650 Bizancio perdió: Siria, Palestina y Egipto que pasaron primero a los persas y luego a los árabes.

Las invasiones de los Beduinos nómades significaron el fin de la cuidada agricultura y la industria y de la red de ciudades en Palestina y Siria.

-Lombardos en el norte, piratas en el Mediterráneo y se forma el primer reino búlgaro que une a los eslavos.

En el 626 los avaros llegaron hasta las murallas de Constantinopla.

-Entre el 663 y el 668 Constantino II tuvo que retirarse a la península Itálica.

PROBLEMAS DEL IMPERIO:

Falta de dinero, corrupción, ejército agotado, traición de los colonos militares.

Mayor tolerancia religiosa de los invasores hacia los cristianos nestorianos o monofisitas.

HERACLIO:

Emperador defensor de la cristiandad, hizo una guerra religiosa. Derrotó a los persas en las orillas del Tigris, expulsó a su rey y acordó la paz. Celebró en Jerusalén el triunfo de los cristianos y tomó el titulo de basileus que era ostentado por el rey de Persia. Al mismo tiempo que subraya la victoria sobre los persas y acentúa la ruptura con las tradiciones romanas.

ATAQUE DE LOS ARABES:

(15 años después)

Se apodera el califa Omar de Siria, Egipto y Jerusalén pero el imperio Persa empieza a desmoronarse y los musulmanes a expandirse. Ocupan Anatolia, Armenia, Siria, costas de Asia Menor e islas del mar Egeo. Su flota derrota a la de Bizancio y aísla al imperio de los grandes mercados.

En el 676 los árabes sitiaron Constantinopla. Las murallas y la flota salvaron a la ciudad. Resistió todo el imperio y salvó a la cristiandad. Constantino IV firmó un tratado de paz con el califa. Siguieron 200 años de inestabilidad. Incursiones de caballería, ofensivas diplomáticas. Los imperios tenían divisiones internas y empresas en otros frentes.

En el 717 un nuevo sitio de Constantinopla fracasa. Los árabes son atacados por los búlgaros por el norte y por los griegos en el mar. León III los derrota en Frigia y recupera Chipre. Fueron victorias decisivas y significaron los últimos asaltos del islam.

Pero en occidente los griegos fueron perdiendo sus posesiones. Los musulmanes desde sus bases en España y el norte de África controlaron los puntos estratégicos. Cayó Creta en el 825, Palermo en el 831 y después Tarento y Bari.

NUEVA ORIENTACION POLÍTICA:

Al tiempo que se sucedían los hechos citados se abandonaban las tradiciones de la antigua Roma y se confirmaba el deslizamiento hacia las formas políticas del este. El emperador seguía siendo autocrator, afirmando sus pretensiones de dirigir toda la cristiandad pero cada vez estaba más aislado en el mundo griego.

Esta orientación se reforzó con el advenimiento de los emperadores isaurios o sirios, especialmente León III (714-741). A principios del s. IX (León V)se elabora una reforma administrativa y jurídica importante. La Ecloga o fragmentos escogidos suprimía disposiciones de la época de Justiniano e introducía importantes innovaciones inspiradas den las costumbres locales, en la moral cristiana y en la justicia social. Además se elaboran un código marítimo y un código rural. Todos con el espíritu de simplificación, adaptación a las estructuras económicas y sociales. Apelando a más a las reglas cristianas que a la tradición romana.

En el ámbito de la administración regional y la defensa de las fronteras se multiplicaron los themas que fueron suplantando a las provincias romanas (los primeros ya en el s. VII en los exarcados de Ravena y Cartago). Eran circunscripciones territoriales con un ejército reclutado del lugar (no mercenarios extranjeros). Muchos se formaron en Asia Menor. Gobernaba un estratega que dominó al gobernador civil. aumento el poder de los jefes militares y se buscó tanto protegerse de los enemigos externos como disminuir los vicios de la administración.

QUERELLA ICONOCLASTA:

(700-720).

Iconodulos contra iconoclastas.

Pueblo en general y monjes - emperador, nobleza y alto clero.

Grecia y la capital – provincias orientales (influidas por musulmanes y judíos o por la esperanza de convertirlos).

Emperadoras griegas (Irene y Teodora) – emperadores de origen oriental y el ejercito (compuesto mayormente por soldados de Asia).

En cuestión la veneración de las imágenes y derecho de representar a Dios y sus criaturas.

GUERRA CIVIL:

El primer edicto iconoclasta fue proclamado por León III (726). Inmediata oposición del patriarca y el papa. Rebeliones en Grecia. En el 754 un concilio en Constantinopla proscribió la veneración de imágenes.

Se agudizó la separación de las iglesias de Roma y Constantinopla preparándose la ruptura definitiva.



DELIMPERIO ROMANO DE ORIENTE AL IMP. BIZANTINO.

GARCÍA DE CORTAZAR

Con Heraclio accede al trono una nueva dinastía y se acelera el proceso por el cual se pasa con el último emperador “romano” de la vieja civilización romana a la nueva cultura bizantina. Más pendiente del este y más aislada del oeste. Pero conservando los tres elementos más significativos de la herencia justinianea. Derecho púbico y sistemático, capital rica y poderosa y un modelo de emperador autócrata y sacralizado.

558- Primer embajada ávara se presenta en Constantinopla solicitando instalarse en tierras del imp. Se establece en las riveras del Danubio. Se extendieron a la llanura de Panonia empujando a los lombardos hacia la península itálica. Expulsando a los bizantinos.

565- muerte de Justiniano. Se acelera el proceso de debilitamiento del imp. Bizantino por la amenaza de los enemigos exteriores y el deterioro de la situación social y política.

Durante el s. VI se hizo muy significativa la presencia de eslavos en Macedonia. A partir del siglo VII su presencia en los Balcanes tuvo un gran significado cultural, parecido al que tuvieron los germanos en el ámbito latino, (cultura grecoeslava así como en occidente latinogermánica).

Los persas eran tradicionalmente la amenaza más grave para Bizancio. Emplearon diplomacia y recursos financieros para detenerlos hasta que Justiniano dejó de pagarles tributo e incorporo reinos intermedios, sobre todo Armenia y principados gasaníes. Esto significó ampliar dimensiones del ejército y la marina, entrada de mercenarios que complicaba la composición humana y además una presión fiscal creciente. A la muerte de Justiniano debido al frente danubiano y el armenio la presión fiscal y la militarización agobiaban a la población. Con la crisis en las zonas de frontera se crearon los exarcados que suponían la renuncia al antiguo principio de separación de los funciones civiles y militares, (Ravena, Cartago). Por otro lado en las orillas del mar Rojo y del Eufrates fortalezas habitadas por soldados colonos también bajo un jefe militar. Por la inseguridad de las fronteras y la inestabilidad politica se dio una crisis parecida a la del imp. Ro en los siglos III y IV. La seguridad la buscaron los bizantinos por dos cominos: los terratenientes y los patrones celestiales. Para que los defiendan de los persas y de las pestes. Todo esto supuso una desestructuración de los rasgos del imperio: autoridad del estado, derecho público y ciudades ordenadoras del medio rural.

LA CRISIS DEL S. VII.

Guerras, hambre y persecuciones políticas creaban un descontento que aprovecho el exarca de Cartago que tomo Constantinopla con su flota. Del 610 al 695 se sucedieron en el trono sus descendientes. Después se sucedieron una serie de golpes de estado hasta que en el 717 el comandante de Anatolia, León III el Isáuro comenzó una nueva dinastía.

Del 610 al 717 el imperio bizantino estuvo marcado por la crisis que afectó sus estructuras debilitadas desde la muerte de Justiniano. El debilitamiento se agravo con la aparición de los musulmanes que ocuparon las provincias orientales del imperio. Al final León logro imponerse al frente de un imperio más reducido, coherente, militarizado, rural, privado y griego. En una palabra un imperio menos antiguo y más medieval.

El rasgo más llamativo del imperio en el siglo VII fue la guerra. En tres frentes. El oriental antes enfrentando a los persas ahora a los árabes, fue el frente decisivo. A partir del 602 atacaron los persas el imperio incluyendo la capital. Fueron cayendo a lo largo de 20 años las provincias orientales, Capadocia, Armenia, Siria y Palestina. Al final Egipto. Todas afectaron la conciencia bizantina pero sobretodo la caída de Jerusalén que estimulo un sentimiento de guerra santa. En el 622 con ese ambiente dio comienzo la contraofensiva bizantina dirigida por Heraclio. Optó por la estrategia más audaz, atacar directamente el centro del imp. Persa. En el 626 Constantinopla fue asediada por mar por avaros y eslavos. Pero la flota imp. levanto el sitio y el fervor de la población vio su fe en los iconos justificada. La liturgia ortodoxa griega se hizo eco del hecho. En el 628 Heracleo entró en la capital persa, recupero las provincias orientales y la reliquia de la cruz que fue devuelta a Jerusalén. Restauró el imperio y tomó el titulo de basileus. Otro síntoma de la helenización del imp. (imperator, caesar y augustus dejaron de tener sentido para los súbditos).

En las provincias orientales se desarrollaba la doctrina monofisita y Heraclio junto con el patriarca Sergio de Constantinopla buscó una formula de conciliación entre esta y la ortodoxia. El resultado el monotelismo que predicaba la unidad de energía entre las dos naturalezas de Cristo. Promulgada en un edicto imperial (la Eketesis) en el 638. Corrió la misma suerte que otro edicto similar siglo y medio antes. Para el papado fue una concesión excesiva mientras que a los monofisistas les resulto insuficiente. En cualquier caso surgió otro problema que además destruyó gran parte de los éxitos recientes.

En el 632 comenzó la expansión musulmana. A partir del 636 que fueron vencidos los bizantinos a orillas del rio Yarmuk comienza un repliegue irreversible del poder islámico. En 6 años perdió Siria, Palestina y Egipto. En 12 más parte de los dominios del norte de África y Armenia. Poco después Rodas y Chipre. En el 673 una flota sitia Constantinopla y 5 años más tarde otra vez. Se retira ambas veces porque el califa Omeya debe atender otros frentes y por el “fuego griego” que lanzaban las naves bizantinas. Esto permitió una cierta estabilidad entre los 2 imp. por 40 años.

Además estaba el frente danubianobalcanico. Los eslavos se instalaron en forma masiva en Macedonia rebautizándola como Esklavinia mientras los avaros se desplazaron hacia el oeste y llegaron dos nuevos pueblos de estirpe turca de guerreros a caballo. Jázaros que estarán hasta mediados del siglo X en el curso bajo del Volga y controlaran rutas mercantiles hacia Asia. El otro pueblo, los Bulgaros que tuvieron en los siglos siguientes protagonismo en la política exterior de Bizancio. Os búlgaros a partir del 679 presionados por los jázaros fueron admitidos en la zona entre el Danubio y los Balcanes donde dominaron a los campesinos eslavos, crearon una pequeña capital (Plisca) e intervinieron en asuntos internos bizantinos. Fue el primer interlocutor del imp. Bizantino en los Balcanes y por tres siglos su presencia fue permanente y activa en la historia bizantina.

Otro frente: el occidental. Territorios reintegrados por Justiniano fueron perdiendo relevancia. Falta de continuidad territorial del conjunto del imp. y los ataque desde el oriente explican esas pérdidas ante los primeros embates serios. España bizantina pasó a los hispanogodos en el 630. África bizantina la ocuparon los árabes a mediados del siglo VII. Italia fue quedando reducida a Ravena, Sicilia y algunos enclaves costeros al sur de la península. El exarca de Ravena en estas circunstancias adoptó una actitud separatista y se acercó a el papado. Este además a veces tenía el apoyo de los monjes bizantinos como en el caso de la promulgación de la Ekthesis. Todo esto pone de relieve lo complicado del escenario político-religioso externo e interno para el imp. Bizantino.

SIGNOS DE DISCONTINUIDAD. (s. VII)

Esta discontinuidad afectó a todos los ámbitos de la sociedad y la cultura. Arquitectura, artes decorativas, literatura, religiosidad (modelos, fervor). Además la militarización, la pérdida de peso especifico de la ciudad y el fortalecimiento del mundo rural.

Reorganización del imp. en un sentido militarista basada en la puesta en marcha de un sistema de themas. En sí mismo un símbolo de los tiempos. Estado de guerra permanente. Era un nuevo modelo impulsado por Heraclio, era un sistema institucionalizado de los exarcados que fue sustituyendo lentamente a las antiguas divisiones territoriales tardorromanas de diócesis y provincias. Este vocablo designaba tanto la unidad del ejército acuartelada en un distrito como la circunscripción territorial que debía defender. Al frente había un estratega que reunía los poderes tanto civiles como militares. Subordinando las primeras a las segundas para en caso de guerra tomar decisiones de carácter bélico. Sus tropas eran los stratotai, soldados campesinos (entre 6 12 mil por thema). Cada uno poseía en usufructo inalienable una porción de tierra que le aseguraba el mantenimiento y su equipo militar como jinete acorazado. Para las expediciones ofensivas escasas en el s. VII contaban con mercenarios de variadas procedencias étnicas.

Esto era la militarización del imp. y del campesinado como base de los ejércitos. Esto a pesar del derecho público vigente y de su carácter institucional la relación entre el estratega y el stratiotai se fue haciendo personal lo que desarrollo facetas que recuerdan al feudalismo.

A finales del s. VI se empezó la desestructuración del sistema urbano típico del imp. Romano y es este quizás el dato más llamativo en la crisis del s. VII. De la mano con este deterioro se redujo la importancia del componente civil, característico de la polis antigua y de su cultura. La organización en themas alteró la tradicional función administrativa de las ciudades. Esto se vio estimulado por los ataques, sobre todo los de los árabes que ocuparon las provincias bizantinas de más intensa vida urbana. Entonces el imp. desde mediados del s. VII se vio afectado tanto en los Balcanes como en Asia Menor por la pérdida de peso demográfico, económico y sobre todo social y político de sus ciudades. Pasaron a ser importantes si eran lugar de acuartelamiento o de peregrinación. Fue una crisis profunda pero duró menos que en occidente. En 2 siglos llegó la recuperación urbana del imp. Bizantino.

“Edad de oro de la aldea bizantina”. Fortalecimiento del mundo rural que supuso más que el simple correlato de la destrucción del sistema urbano. Otros tres factores están asociados. El demográfico: disminución de la población del imp. y continuos traslados de población de una región a otra para asegurarse la fidelidad de los súbditos sobre todo en las fronteras. Esto y la construcción de centros monásticos llevaron a cambios en la red de poblamiento. El social: la consolidación del sistema de themas y sus soldados campesinos favorecieron el auge de la mediana y pequeña propiedad que llevaron al fortalecimiento de aldeas y de sus comunidades que se convirtieron en las células fundamentales de la sociedad bizantina. El fiscal: los textos del Nomos geórgicos o Código rural, elaborado a comienzo del s. VIII insistían en la responsabilidad fiscal que le correspondí a cada tipo de propiedad aldeana, privada, indivisa o comunal. Las tierras abandonadas se distribuían entre los propietarios de cada aldea. Se acabó por favorecer a los propietarios más poderosos y esto contribuyó a establecer una aristocracia rural.

Por todo este deslizamiento social y político la aldea adquirió fuerza y dentro de ella el grupo de aldeanos notables. En estas condiciones se orientaban los recursos y se luchaba por la supervivencia del imp. que a fines del s. VII era ya, por estas características propias y por las amputaciones territoriales, exclusivamente griego.

UN IMPERIO A LA DEFENSIVA Y LA QUERELLA DE LAS IMÁGENES.

La organización en themas fortaleció los poderes militares en las provincias, especialmente las fronterizas. Algunos jefes militares aprovecharon para interrumpir la sucesión ordenada del la dinastía de los Heraclios. Desde el 695 hasta el 717 en que León se estableció como bacileus hasta el 741 e impuso una nueva dinastía, la isaura con lo que se abría otro periodo de historia política del imp. Bizantino que duro hasta el 867 en que la dinastía Macedonia ocupó el trono imperial.

En estos 150 años desde el punto de vista social se fortaleció la gran propiedad y se debilitó el poder de las aldeas. Desde el punto de vista exterior se continuó la guerra y las acciones diplomáticas con los vecinos. Cuando se produjo el fortalecimiento interno del imp. aumentó su influencia en Bulgaria y en el principado de Kiev.

Entre el 717 y el 867 se produjo además la querella de las imágenes. Este enfrentamiento es considerado un hilo conductor de la historia bizantina. Bajo este enfrentamiento estaban en marcha los demás procesos. Debate intelectual y teológico con una pugna entre todos los protagonistas sociales y políticos (emperadores, patriarcas, papas, monjes y pueblo). Todo relacionado con el esfuerzo por restaurar la eficacia administrativa del estado, superar la crisis social y la amenaza exterior.



LA EDAD MEDIA

FOSSIER


Los heráclidas ocupan el trono en línea directa entre el 610 y el 711 con algunas peripecias. Esta larga sucesión de padre a hijo, principal diferencia con el siglo VI y principal similitud con lo que seguirá, cuenta menos que los cambios territoriales que modifican para siempre el marco histórico de Bizancio y también que los cambios estructurales que están separando el futuro del pasado. La guerra es en cierto sentido la clave del siglo VII. Empuje de la oleada eslava al norte buscando un asentamiento, los jinetes turcos en busca de un motín, la reconquista justiniana y la rivalidad en oriente con los persa, después relevados por los árabes.

En el 622 Heracleo pasa a la ofensiva fortalecido con el aporte de metales preciosos entregados por el patriarca y convertidos en moneda. Retoma los territorios perdidos y vuelve en el 629 cargado del botín. Pero solo 4 años despues el Islam lanza el asalto y caen en 10 años Siria, Palestina y Egipto. Pasa a ocupar el papel de Persia como adversario militar, interlocutor político y cultural y vecino territorial. Pero en el caso de estos últimos se agrega una mayor extensión territorial por las victorias marítimas. En el 739 se produce una ofensiva bizantina, derrota a la flota egipcia, reconquista Chipre, Armenia se rebela contra los árabes y es recuperada por el emperador. También logran victorias frente a los búlgaros. Más que nunca la guerra es una forma normal y permanente de la vida pública, de la ideología del soberano y de las relaciones internacionales. Junto con las embajadas y el comercio constituyen el sistema de beneficios y de prestigio.

A principios del siglo IX tres zonas requieren la atención. Al oeste el Egeo, el Mediterráneo central y el Adriático son aún oficialmente bizantinos pero se perfilan nuevos poderes. Los árabes multiplican los desembarcos y también las posiciones bizantinas son amenazadas por piratas eslavos de la costa dálmata, la expansión de los venecianos y la presión del imperio Carolingio. En los Balcanes se encuentran los islotes eslavos y el estado búlgaro y más al norte el estado jazar. El comienzo de siglo está marcado por la guerra con los búlgaros. El poder de los jazares se basa en el pago de impuestos a los usuarios de las rutas del gran comercio.Por el este los confines del imperio sobre el Tauro y el Cáucaso donde están los viejos países cristianos de Armenia e Iberia. Antes de la ofensiva árabe iniciada en el 830 se da un periodo de relativa calma durante el cual las dos potencias mantienen su rivalidad a base de su influencia en las luchas feudales de la región, sin dejar que se establezca un estado que les hubiera resultado peligroso.

wiki

Justiniano I el Grande fue emperador del imperio romano de oriente desde el 1 de agosto de 527 hasta 565. muerte. Durante su reinado, Justiniano buscó revivir la antigua grandeza del imperio romano clásico, reconquistando los territorios perdidos del imperio romano de occidente.

Una de las personalidades más importantes de la antigüedad tardía y el último emperador que usaba el latín como lengua materna, el gobierno de Justiniano marca un hito en la historia del Imperio Romano de Oriente. El impacto de su administración se extendió más allá de las fronteras de su tiempo y de sus dominios. Su reinado está marcado por el ambicioso, aunque parcial, renovatio imperii romanorum, o "restauración del imperio".

Debido a sus políticas de restauración del imperio, Justiniano en ocasiones ha recibido el apelativo de "último de los romanos" por la historiografía moderna. Esta ambición se plasmó en la recuperación de parte de los territorios del antiguo Imperio Romano de Occidente. Su general Belisario consiguió una rápida conquista del reino de los vándalos del norte de África, y más tarde el propio Belisario, junto con Narses y otros generales, conquistaron el reino Ostrogodo de Italia, restaurando tras más de medio siglo de control bárbaro los territorios de DalmaciaSicilia y la península itálica, incluyendo la ciudad de Roma, en el territorio del imperio.

Heraclio: (Capadocia) fue Emperador bizantino desde el 5 de octubre de 610 hasta su muerte el 11 de febrero de 641.

Fue responsable de la introducción del idioma griego como la lengua oficial del imperio romano de oriente, abandonando definitivamente el latín. Su llegada al poder comenzó en el año 608, cuando su padre Heraclio el Viejoexarca de África, lideró con éxito una revuelta contra el emperador Focas.

El reinado de Heraclio estuvo marcado por diversas campañas militares. El año en el que Heraclio accedió al trono el imperio se veía amenazado en múltiples fronteras. Heraclio hizo frente en primer lugar a los Sasánidas, con quienes el imperio se encontraba en guerra desde el año 602. Las primeras batallas de la campaña supusieron derrotas para los bizantinos, y el ejército persa logró penetrar hasta el Bósforo. Sin embargo, Heraclio logró evitar la derrota total gracias a que Constantinopla se encontraba protegida por sus grandes murallas y su potente armada. Poco después puso en marcha una serie de reformas militares para reconstruir y fortalecer el ejército. Heraclio logró expulsar a los persas de Asia Menor y penetró dentro de su territorio, derrotándoles definitivamente en 627 en la Batalla de Nínive. El rey persa Cosroes II fue asesinado poco después, y se restauró la paz entre los dos agotados imperios.

Sin embargo, poco después de esta victoria Heraclio se enfrentó a una nueva amenaza, la expansión musulmana. Emergiendo desde la península arábiga, los musulmanes conquistaron rápidamente al debilitado imperio persa, y en el año 634 invadieron la provincia de Siria, derrotando al general Teodoro. En un corto periodo de tiempo los árabes conquistaron también Mesopotamia, Armenia y Egipto.

En materia religiosa, Heraclio es recordado por ser la fuerza que llevó la conversión a los pueblos que emigraban a la península balcánica. A petición suya, el papa Juan IV (640-642) envió profesores y misioneros cristianos a Dalmacia, una nueva provincia croata creada y gobernada por Porga de Croacia y su clan, que practicaban el paganismo eslavo. Intentó reparar el cisma en la iglesia cristiana por la cuestión del monofisismo promocionando una doctrina de compromiso conocida como Monotelismo, involucrando también en el proceso a la Iglesia de Oriente (o Nestoriana). Eventualmente, sin embargo, este proceso de unificación sería rechazado por todas las partes de la disputa. Heraclio fue el primer emperador en enfrentarse a los musulmanes, y en la tradición islámica se le refleja como un gobernante idealizado.

2° parte.

Justiniano I el Grande fue emperador del imperio romano de oriente desde el 1 de agosto del 527 hasta el 565. Durante su reinado, Justiniano buscó revivir la antigua grandeza del imperio romano clásico, reconquistando los territorios perdidos del imperio romano de occidente.

Una de las personalidades más importantes de la antigüedad tardía y el último emperador que usaba el latín como lengua materna, el gobierno de Justiniano marca un hito en la historia del Imperio Romano de Oriente. El impacto de su administración se extendió más allá de las fronteras de su tiempo y de sus dominios. Su reinado está marcado por el ambicioso, aunque parcial, renovatio imperii romanorum, o "restauración del imperio".

Debido a sus políticas de restauración del imperio, Justiniano en ocasiones ha recibido el apelativo de "último de los romanos" por la historiografía moderna. Esta ambición se plasmó en la recuperación de parte de los territorios del antiguo Imperio Romano de Occidente. Su general Belisario consiguió una rápida conquista del reino de los vándalos del norte de África, y más tarde el propio Belisario, junto con Narses y otros generales, conquistaron el reino Ostrogodo de Italia, restaurando tras más de medio siglo de control bárbaro los territorios de DalmaciaSicilia y la península itálica, incluyendo la ciudad de Roma, en el territorio del imperio.

Los persas eran tradicionalmente la amenaza más grave para Bizancio. Emplearon diplomacia y recursos financieros para detenerlos hasta que Justiniano dejó de pagarles tributo e incorporo reinos intermedios, sobre todo Armenia y principados gasaníes. Esto significó ampliar dimensiones del ejército y la marina, entrada de mercenarios que complicaba la composición humana y además una presión fiscal creciente. A la muerte de Justiniano debido al frente danubiano y el armenio la presión fiscal y la militarización agobiaban a la población. Con la crisis en las zonas de frontera se crearon los exarcados que suponían la renuncia al antiguo principio de separación de las funciones civiles y militares, (Ravena, Cartago). Por otro lado en las orillas del mar Rojo y del Eufrates fortalezas habitadas por soldados colonos también bajo un jefe militar. Por la inseguridad de las fronteras y la inestabilidad política se dio una crisis parecida a la del imp. Ro en los siglos III y IV. La seguridad la buscaron los bizantinos por dos cominos: los terratenientes y los patrones celestiales. Para que los defiendan de los persas y de las pestes. Todo esto supuso una desestructuración de los rasgos del imperio: autoridad del estado, derecho público y ciudades ordenadoras del medio rural.

Durante el s. VI se hizo muy significativa la presencia de eslavos en Macedonia. A partir del siglo VII su presencia en los Balcanes tuvo un gran significado cultural, parecido al que tuvieron los germanos en el ámbito latino, (cultura grecoeslava así como en occidente latinogermánica).

558- Primer embajada ávara [nómades de Eurasia] se presenta en Constantinopla solicitando instalarse en tierras del imp. Se establece en las riveras del Danubio. Se extendieron a la llanura de Panonia empujando a los lombardos hacia la península itálica. Expulsando a los bizantinos.

565- muerte de Justiniano. Se acelera el proceso de debilitamiento del imp. Bizantino por la amenaza de los enemigos exteriores y el deterioro de la situación social y política.

HELENIZACION INEVITABLE: hacia el año 600 el NUEVO IMPERIO incluía únicamente a los países que seguían a la iglesia de Constantinopla y su ortodoxia.

-Disputas religiosas minaron durante siglos la estructura imperial romana.

LA CRISIS DEL S. VII.

Guerras, hambre y persecuciones políticas creaban un descontento que aprovecho el exarca de Cartago que tomo Constantinopla con su flota. Del 610 al 695 se sucedieron en el trono sus descendientes. Después se sucedieron una serie de golpes de estado hasta que en el 717 el comandante de Anatolia, León III el Isáuro comenzó una nueva dinastía.

Del 610 al 717 el imperio bizantino estuvo marcado por la crisis que afectó sus estructuras debilitadas desde la muerte de Justiniano. El debilitamiento se agravo con la aparición de los musulmanes que ocuparon las provincias orientales del imperio. Al final León logro imponerse al frente de un imperio más reducido, coherente, militarizado, rural, privado y griego. En una palabra un imperio menos antiguo y más medieval.

El rasgo más llamativo del imperio en el siglo VII fue la guerra. En tres frentes. El oriental antes enfrentando a los persas ahora a los árabes, fue el frente decisivo. A partir del 602 atacaron los persas el imperio incluyendo la capital. Fueron cayendo a lo largo de 20 años las provincias orientales, Capadocia, Armenia, Siria y Palestina. Al final Egipto. Todas afectaron la conciencia bizantina pero sobretodo la caída de Jerusalén que estimulo un sentimiento de guerra santa.

Heraclio: (Capadocia) fue Emperador bizantino desde el 5 de octubre de 610 hasta su muerte el 11 de febrero de 641. Su llegada al poder comenzó en el año 608, cuando su padre Heraclio el Viejoexarca de África, lideró con éxito una revuelta contra el emperador Focas.

Los heráclidas ocupan el trono en línea directa entre el 610 y el 711 con algunas peripecias. Esta larga sucesión de padre a hijo, principal diferencia con el siglo VI y principal similitud con lo que seguirá, cuenta menos que los cambios territoriales que modifican para siempre el marco histórico de Bizancio y también que los cambios estructurales que están separando el futuro del pasado..

Con Heraclio accede al trono una nueva dinastía y se acelera el proceso por el cual se pasa con el último emperador “romano” de la vieja civilización romana a la nueva cultura bizantina. Más pendiente del este y más aislada del oeste. Pero conservando los tres elementos más significativos de la herencia justinianea. Derecho púbico y sistemático, capital rica y poderosa y un modelo de emperador autócrata y sacralizado.

El reinado de Heraclio estuvo marcado por diversas campañas militares. El año en el que Heraclio accedió al trono el imperio se veía amenazado en múltiples fronteras. Heraclio hizo frente en primer lugar a los Sasánidas, con quienes el imperio se encontraba en guerra desde el año 602. Las primeras batallas de la campaña supusieron derrotas para los bizantinos, y el ejército persa logró penetrar hasta el Bósforo. Sin embargo, Heraclio logró evitar la derrota total gracias a que Constantinopla se encontraba protegida por sus grandes murallas y su potente armada. Poco después puso en marcha una serie de reformas militares para reconstruir y fortalecer el ejército. Heraclio logró expulsar a los persas de Asia Menor y penetró dentro de su territorio, derrotándoles definitivamente en 627 en la Batalla de Nínive. El rey persa Cosroes II fue asesinado poco después, y se restauró la paz entre los dos agotados imperios.



En el 622 con ese ambiente dio comienzo la contraofensiva bizantina dirigida por Heraclio. Optó por la estrategia más audaz, atacar directamente el centro del imp. Persa. En el 626 Constantinopla fue asediada por mar por avaros y eslavos. Pero la flota imp. levanto el sitio y el fervor de la población vio su fe en los iconos justificada. La liturgia ortodoxa griega se hizo eco del hecho. En el 628 Heracleo entró en la capital persa, recupero las provincias orientales y la reliquia de la cruz que fue devuelta a Jerusalén. Restauró el imperio y tomó el titulo de basileus. Otro síntoma de la helenización del imp. (imperator, caesar y augustus dejaron de tener sentido para los súbditos).

Emperador defensor de la cristiandad, hizo una guerra religiosa. Derrotó a los persas en las orillas del Tigris, expulsó a su rey y acordó la paz. Celebró en Jerusalén el triunfo de los cristianos y tomó el titulo de basileus que era ostentado por el rey de Persia. Al mismo tiempo que subraya la victoria sobre los persas y acentúa la ruptura con las tradiciones romanas.



En materia religiosa, Heraclio es recordado por ser la fuerza que llevó la conversión a los pueblos que emigraban a la península balcánica. A petición suya, el papa Juan IV (640-642) envió profesores y misioneros cristianos a Dalmacia, una nueva provincia croata creada y gobernada por Porga de Croacia y su clan, que practicaban el paganismo eslavo. Intentó reparar el cisma en la iglesia cristiana por la cuestión del monofisismo promocionando una doctrina de compromiso conocida como Monotelismo, involucrando también en el proceso a la Iglesia de Oriente (o Nestoriana). Eventualmente, sin embargo, este proceso de unificación sería rechazado por todas las partes de la disputa. Heraclio fue el primer emperador en enfrentarse a los musulmanes, y en la tradición islámica se le refleja como un gobernante idealizado.

http://img193.imageshack.us/img193/3286/626byzantium.jpg

Mapa del Imperio Bizantino en tiempos de Heraclio.

En las provincias orientales se desarrollaba la doctrina monofisita y Heraclio junto con el patriarca Sergio de Constantinopla buscó una formula de conciliación entre esta y la ortodoxia. El resultado el monotelismo que predicaba la unidad de energía entre las dos naturalezas de Cristo. Promulgada en un edicto imperial (la Eketesis) en el 638. Corrió la misma suerte que otro edicto similar siglo y medio antes. Para el papado fue una concesión excesiva mientras que a los monofisistas les resulto insuficiente. En cualquier caso surgió otro problema que además destruyó gran parte de los éxitos recientes. Ataque de los árabes.

Fue responsable de la introducción del idioma griego como la lengua oficial del imperio romano de oriente, abandonando definitivamente el latín.

ATAQUE DE LOS ARABES: (15 años después)

Sin embargo, poco después de esta victoria Heraclio se enfrentó a una nueva amenaza, la expansión musulmana. Emergiendo desde la península arábiga, los musulmanes conquistaron rápidamente al debilitado imperio persa, y en el año 634 invadieron la provincia de Siria, derrotando al general Teodoro. En un corto periodo de tiempo los árabes conquistaron también Mesopotamia, Armenia y Egipto.

Mapa de operaciones de los árabes, actuando tanto en territorio sasánida como bizantino.http://img530.imageshack.us/img530/5836/campaign31yarmuk636page.jpg

Se apodera el califa Omar de Siria, Egipto y Jerusalén, el imperio Persa empieza a desmoronarse y los musulmanes a expandirse. Ocupan Anatolia, Armenia, Siria, costas de Asia Menor e islas del mar Egeo. Su flota derrota a la de Bizancio y aísla al imperio de los grandes mercados.

En el 676 los árabes sitiaron Constantinopla. Las murallas y la flota salvaron a la ciudad. Resistió todo el imperio y salvó a la cristiandad. Constantino IV firmó un tratado de paz con el califa. Siguieron 200 años de inestabilidad. Incursiones de caballería, ofensivas diplomáticas. Los imperios tenían divisiones internas y empresas en otros frentes.

En el 717 un nuevo sitio de Constantinopla fracasa. Los árabes son atacados por los búlgaros por el norte y por los griegos en el mar. León III los derrota en Frigia y recupera Chipre. Fueron victorias decisivas y significaron los últimos asaltos del islam.

Pero en occidente los griegos fueron perdiendo sus posesiones. Los musulmanes desde sus bases en España y el norte de África controlaron los puntos estratégicos. Cayó Creta en el 825, Palermo en el 831 y después Tarento y Bari.



En el 632 comenzó la expansión musulmana. A partir del 636 que fueron vencidos los bizantinos a orillas del rio Yarmuk comienza un repliegue irreversible del poder bizantino. En 6 años perdió Siria, Palestina y Egipto. En 12 más parte de los dominios del norte de África y Armenia. Poco después Rodas y Chipre. En el 673 una flota sitia Constantinopla y 5 años más tarde otra vez. Se retira ambas veces porque el califa Omeya debe atender otros frentes y por el “fuego griego” que lanzaban las naves bizantinas. Esto permitió una cierta estabilidad entre los 2 imp. por 40 años.

Además estaba el frente danubianobalcanico. Los eslavos se instalaron en forma masiva en Macedonia rebautizándola como Esklavinia mientras los avaros se desplazaron hacia el oeste y llegaron dos nuevos pueblos de estirpe turca de guerreros a caballo.

Mapa mostrando la localización del Jaganato de los Ávaros hacia 600 d. C.http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/0/04/historical_map_of_the_balkans_around_582-612_ad.jpg/300px-historical_map_of_the_balkans_around_582-612_ad.jpg

Jázaros que estarán hasta mediados del siglo X en el curso bajo del Volga y controlaran rutas mercantiles hacia Asia. El otro pueblo, los Bulgaros que tuvieron en los siglos siguientes protagonismo en la política exterior de Bizancio. Los búlgaros a partir del 679 presionados por los jázaros fueron admitidos en la zona entre el Danubio y los Balcanes donde dominaron a los campesinos eslavos, crearon una pequeña capital (Plisca) e intervinieron en asuntos internos bizantinos. Fue el primer interlocutor del imp. Bizantino en los Balcanes y por tres siglos su presencia fue permanente y activa en la historia bizantina.



Otro frente: el occidental. Territorios reintegrados por Justiniano fueron perdiendo relevancia. Falta de continuidad territorial del conjunto del imp. y los ataque desde el oriente explican esas pérdidas ante los primeros embates serios. España bizantina pasó a los hispanogodos en el 630. África bizantina la ocuparon los árabes a mediados del siglo VII. Italia fue quedando reducida a Ravena, Sicilia y algunos enclaves costeros al sur de la península. El exarca de Ravena en estas circunstancias adoptó una actitud separatista y se acercó al papado. Este además a veces tenía el apoyo de los monjes bizantinos como en el caso de la promulgación de la Ekthesis. Todo esto pone de relieve lo complicado del escenario político-religioso externo e interno para el imp. Bizantino.

ISAUROS:


La organización en themas fortaleció los poderes militares en las provincias, especialmente las fronterizas. Algunos jefes militares aprovecharon para interrumpir la sucesión ordenada del la dinastía de los Heraclios. Desde el 695 hasta el 717 en que León se estableció como bacileus hasta el 741 e impuso una nueva dinastía, la isaura con lo que se abría otro periodo de historia política del imp. Bizantino que duro hasta el 867 en que la dinastía Macedonia ocupó el trono imperial.

NUEVA ORIENTACION POLÍTICA:

Al tiempo que se sucedían los hechos citados se abandonaban las tradiciones de la antigua Roma y se confirmaba el deslizamiento hacia las formas políticas del este. El emperador seguía siendo autocrator, afirmando sus pretensiones de dirigir toda la cristiandad pero cada vez estaba más aislado en el mundo griego.

Esta orientación se reforzó con el advenimiento de los emperadores isaurios o sirios, especialmente León III (714-741). A principios del s. IX (León V) se elabora una reforma administrativa y jurídica importante. La Ecloga o fragmentos escogidos, que suprimía disposiciones de la época de Justiniano e introducía importantes innovaciones inspiradas en las costumbres locales, en la moral cristiana y en la justicia social. Además se elaboran un código marítimo y un código rural. Todos con el espíritu de simplificación, adaptación a las estructuras económicas y sociales. Apelando a más a las reglas cristianas que a la tradición romana.

En el ámbito de la administración regional y la defensa de las fronteras se multiplicaron los themas que fueron suplantando a las provincias romanas (los primeros ya en el s. VII en los exarcados de Ravena y Cartago). Eran circunscripciones territoriales con un ejército reclutado del lugar (no mercenarios extranjeros). Muchos se formaron en Asia Menor. Gobernaba un estratega que dominó al gobernador civil. aumentó el poder de los jefes militares y se buscó tanto protegerse de los enemigos externos como disminuir los vicios de la administración.



El imperio griégo(610-867)

HEERS


PERDIDA DE LAS PROVINCIAS DE ORIENTE y OTROS TERRITORIOS:

-Atacado por el este y el norte se reagrupo en las provincias de población mayoritariamente griega.

-Entre el 600 y el 650 Bizancio perdió: Siria, Palestina y Egipto que pasaron primero a los persas y luego a los árabes.

Las invasiones de los Beduinos nómades significaron el fin de la cuidada agricultura y la industria y de la red de ciudades en Palestina y Siria.

-Lombardos en el norte, piratas en el Mediterráneo y se forma el primer reino búlgaro que une a los eslavos.

En el 626 los avaros [pueblo nómade de Eurasia] llegaron hasta las murallas de Constantinopla.

-Entre el 663 y el 668 Constantino II tuvo que retirarse a la península Itálica.

PROBLEMAS DEL IMPERIO:

Falta de dinero, corrupción, ejército agotado, traición de los colonos militares.

Mayor tolerancia religiosa de los invasores hacia los cristianos nestorianos o monofisitas.



DELIMPERIO ROMANO DE ORIENTE AL IMP. BIZANTINO.

GARCÍA DE CORTAZAR

SIGNOS DE DISCONTINUIDAD. (s. VII)

Esta discontinuidad afectó a todos los ámbitos de la sociedad y la cultura. Arquitectura, artes decorativas, literatura, religiosidad (modelos, fervor). Además la militarización, la pérdida de peso especifico de la ciudad y el fortalecimiento del mundo rural.



Reorganización del imp. en un sentido militarista basada en la puesta en marcha de un sistema de themas. En sí mismo un símbolo de los tiempos. Estado de guerra permanente. Era un nuevo modelo impulsado por Heraclio, era un sistema institucionalizado de los exarcados que fue sustituyendo lentamente a las antiguas divisiones territoriales tardorromanas de diócesis y provincias. Este vocablo designaba tanto la unidad del ejército acuartelada en un distrito como la circunscripción territorial que debía defender. Al frente había un estratega que reunía los poderes tanto civiles como militares. Subordinando las primeras a las segundas para en caso de guerra tomar decisiones de carácter bélico. Sus tropas eran los stratotai, soldados campesinos (entre 6 12 mil por thema). Cada uno poseía en usufructo inalienable una porción de tierra que le aseguraba el mantenimiento y su equipo militar como jinete acorazado. Para las expediciones ofensivas escasas en el s. VII contaban con mercenarios de variadas procedencias étnicas.

Esto era la militarización del imp. y del campesinado como base de los ejércitos. Esto a pesar del derecho público vigente y de su carácter institucional la relación entre el estratega y el stratiotai se fue haciendo personal lo que desarrollo facetas que recuerdan al feudalismo.

A finales del s. VI se empezó la desestructuración del sistema urbano típico del imp. Romano y es este quizás el dato más llamativo en la crisis del s. VII. De la mano con este deterioro se redujo la importancia del componente civil, característico de la polis antigua y de su cultura. La organización en themas alteró la tradicional función administrativa de las ciudades. Esto se vio estimulado por los ataques, sobre todo los de los árabes que ocuparon las provincias bizantinas de más intensa vida urbana. Entonces el imp. desde mediados del s. VII se vio afectado tanto en los Balcanes como en Asia Menor por la pérdida de peso demográfico, económico y sobre todo social y político de sus ciudades. Pasaron a ser importantes si eran lugar de acuartelamiento o de peregrinación. Fue una crisis profunda pero duró menos que en occidente. En 2 siglos llegó la recuperación urbana del imp. Bizantino.

“Edad de oro de la aldea bizantina”. Fortalecimiento del mundo rural que supuso más que el simple correlato de la destrucción del sistema urbano. Otros tres factores están asociados. El demográfico: disminución de la población del imp. y continuos traslados de población de una región a otra para asegurarse la fidelidad de los súbditos sobre todo en las fronteras. Esto y la construcción de centros monásticos llevaron a cambios en la red de poblamiento. El social: la consolidación del sistema de themas y sus soldados campesinos favorecieron el auge de la mediana y pequeña propiedad que llevaron al fortalecimiento de aldeas y de sus comunidades que se convirtieron en las células fundamentales de la sociedad bizantina. El fiscal: los textos del Nomos geórgicos o Código rural, elaborado a comienzo del s. VIII insistían en la responsabilidad fiscal que le correspondí a cada tipo de propiedad aldeana, privada, indivisa o comunal. Las tierras abandonadas se distribuían entre los propietarios de cada aldea. Se acabó por favorecer a los propietarios más poderosos y esto contribuyó a establecer una aristocracia rural.

Por todo este deslizamiento social y político la aldea adquirió fuerza y dentro de ella el grupo de aldeanos notables. En estas condiciones se orientaban los recursos y se luchaba por la supervivencia del imp. que a fines del s. VII era ya, por estas características propias y por las amputaciones territoriales, exclusivamente griego.

UN IMPERIO A LA DEFENSIVA Y LA QUERELLA DE LAS IMÁGENES.

En estos 150 años desde el punto de vista social se fortaleció la gran propiedad y se debilitó el poder de las aldeas. Desde el punto de vista exterior se continuó la guerra y las acciones diplomáticas con los vecinos. Cuando se produjo el fortalecimiento interno del imp. aumentó su influencia en Bulgaria y en el principado de Kiev.

QUERELLA ICONOCLASTA:

(700-720).

Iconodulos contra iconoclastas.

Pueblo en general y monjes - emperador, nobleza y alto clero.

Grecia y la capital – provincias orientales (influidas por musulmanes y judíos o por la esperanza de convertirlos).

Emperatrices griegas (Irene y Teodora) – emperadores de origen oriental y el ejército (compuesto mayormente por soldados de Asia).

En cuestión la veneración de las imágenes y derecho de representar a Dios y sus criaturas.

Entre el 717 y el 867 se produjo además la querella de las imágenes. Este enfrentamiento es considerado un hilo conductor de la historia bizantina. Bajo este enfrentamiento estaban en marcha los demás procesos. Debate intelectual y teológico con una pugna entre todos los protagonistas sociales y políticos (emperadores, patriarcas, papas, monjes y pueblo). Todo relacionado con el esfuerzo por restaurar la eficacia administrativa del estado, superar la crisis social y la amenaza exterior.

GUERRA CIVIL:

El primer edicto iconoclasta fue proclamado por León III (726). Inmediata oposición del patriarca y el papa. Rebeliones en Grecia. En el 754 un concilio en Constantinopla proscribió la veneración de imágenes.

Se agudizó la separación de las iglesias de Roma y Constantinopla preparándose la ruptura definitiva.



A principios del siglo IX tres zonas requieren la atención. Al oeste el Egeo, el Mediterráneo central y el Adriático son aún oficialmente bizantinos pero se perfilan nuevos poderes. Los árabes multiplican los desembarcos y también las posiciones bizantinas son amenazadas por piratas eslavos de la costa dálmata, la expansión de los venecianos y la presión del imperio Carolingio. En los Balcanes se encuentran los islotes eslavos y el estado búlgaro y más al norte el estado jazar. El comienzo de siglo está marcado por la guerra con los búlgaros. El poder de los jazares se basa en el pago de impuestos a los usuarios de las rutas del gran comercio.Por el este los confines del imperio sobre el Tauro y el Cáucaso donde están los viejos países cristianos de Armenia e Iberia. Antes de la ofensiva árabe iniciada en el 830 se da un periodo de relativa calma durante el cual las dos potencias mantienen su rivalidad a base de su influencia en las luchas feudales de la región, sin dejar que se establezca un estado que les hubiera resultado peligroso.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal