1 introduccion



Descargar 241.99 Kb.
Página4/8
Fecha de conversión31.05.2018
Tamaño241.99 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8

3. MATERIAL Y METODO

3.1. Sitio de estudio


El ensayo se desarrolló en una pradera permanente perteneciente a la Estación Experimental ”Santa Rosa“ de la Universidad Austral de Chile, el que cuenta con una superficie de 489 ha. Este predio se ubica a 5 km al norte en línea recta del Campus de Isla Teja, en la ciudad de Valdivia (39° 45’S 73° 14’O) de la Décima Región de Los Lagos como se observa en la Figura 1.

FIGURA 1. Ubicación ensayo, Estación Experimental “Santa Rosa”.




3.2. Materiales


Los materiales que se emplearon para determinar los efectos en la fauna de carábidos por las aplicaciones de flufenoxuron, triflumuron y lambdacihalotrina se detallarán a continuación:

3.2.1. Material biológico. El material biológico comprendió a las especies de carábidos colectadas en las parcelas experimentales.

3.2.2. Suelo. El suelo del ensayo está clasificado como medial mesic tipic distrandept (trumao). Posee una humedad aprovechable de 20% base volumen, una densidad aparente de 0,85 g/cc y una porosidad total de 65% (NISSEN, 1974).

3.2.3. Material de campo. Para los ensayos se utilizaron los siguientes materiales: vasos plásticos de 6 cm de diámetro y 11 cm de altura, pala jardinera, alambre de púa, bomba de espalda, banda de polietileno (2 mm de espesor, 25 m de largo 50 cm de ancho), estacas de madera (5 cm x 5 cm y 70 cm de largo), grampas de aluminio, martillo y frascos plásticos con tapa (200 mL).

3.2.4. Material químico. Como material químico se ocupó formalina 4 %. Para los ensayos de campo se usaron los insecticidas triflumuron (ALSYSTIN 48 SC MR.), flufenoxuron (CASCADE 100 DC MR.) y lambdacihalotrina (ZERO 5 EC MR.).

3.2.5. Material de laboratorio. Los materiales para los análisis de laboratorio consistieron en: pinzas, toalla de papel absorbente, agujas de disección, etiquetas, lápiz de grafito, planilla de registro de datos, frascos plásticos y tijeras.

3.2.5.1. Equipo óptico. Lupa estereoscópica Carl Zeiss (50X) y microscopio Carl Zeiss (125X).

3.2.5.2. Material de vidrio. Los materiales de vidrio consistieron en porta objetos (25 x 80 mm), cubre objetos (20 x 20 mm) y placas Petri (100 mm de diámetro).


3.3. Método.


Los métodos que se utilizaron para medir los efectos de los tratamientos fueron:

3.3.1. Efecto de triflumuron, flufenoxuron y lambdacihalotrina sobre la fauna de carábidos en ensayo de campo. Para la evaluación de los efectos de triflumuron, flufenoxuron y lambdacihalotrina a nivel de campo se estableció un ensayo en el mes de abril de 2001, en una pradera permanente.

3.3.2. Tipo de parcela y diseño experimental. El ensayo se estableció sobre 24 parcelas con una superficie de 25 m2 cada una (5 m x 5 m). Las 24 parcelas fueron dispuestas en 4 bloques de 6 parcelas cada una, separadas por un pasillo de 1m de ancho entre bloques y parcelas.

Cada parcela fue rodeada por una banda de polietileno, la cual fue fijada con corchetes a estacas de madera. El polietileno se enterró 10 cm bajo el suelo, hasta una altura de 40 cm sobre la superficie (Figura 2). Rodeando al ensayo se dispuso de un cerco de alambre de púas, dejando un pasillo de 2 m entre el cerco y el ensayo con el fin de evitar posibles daños de vacunos.

En el ensayo se utilizó un diseño de bloques completos al azar, con seis tratamientos y cuatro repeticiones para cada uno de ellos.

Los tratamientos del experimento fueron:

1) 36 g de i.a.ha de triflumuron (correspondiente a 75 mL de Alsystin 48 SC por ha).

2) 72 g de i.a.ha de triflumuron (correspondiente a 150 mL de Alsystin 48 SC por ha).

3) 10 g de i.a.ha de flufenoxuron (correspondiente a 100 mL de Cascade 100 DC por ha).

4) 20 g de i.a.ha de flufenoxuron (correspondiente a 200 mL de Cascade 100 DC por ha).

5) 7,5 g de i.a.ha de lambdacihalotrina (correspondiente a 150 cc de Zero 5 EC por ha).

6) Testigo (Sin aplicación).

FIGURA 2. Parcelas mostrando las barreras de polietileno para impedir el movimiento de insectos entre tratamientos.



CUADRO 1. Distribución espacial de los tratamientos.



Bloques

Tratamientos

I

4

6

1

5

3

2

II

4

5

1

3

6

2

III

1

5

6

4

2

3

IV

5

3

6

4

2

1

El primer muestreo de las parcelas se realizó 15 días antes de las aplicaciones de los insecticidas. Los siguientes muestreos se efectuarón a los 15, 60 y 100 días posteriores a la aplicación de los productos.

3.3.3. Toma de muestras. Los muestreos se realizarón mediante el método de trampas de caída. En cada parcela se colocaron 25 trampas de caída, estas consisten en dos vasos de plásticos sobrepuestos de 6 cm de diámetro y 11 cm de altura, que en su interior tuvieron formalina 4% hasta una altura de 4 cm desde la base del vaso. Las trampas de caída permanecieron abiertas por cinco días en cada fecha de muestreo, para luego ser tapadas por el período restante. En cada muestreo los carábidos colectados en las trampas de caída fueron dispuestos en frascos rotulados con formalina 4%, para luego ser llevados al Laboratorio de Entomología de la Universidad Austral de Chile donde se identificaron y cuantificaron.

Este método estima la actividad de los carábidos adultos y refleja, en cierta medida la densidad de las poblaciones de carábidos, indicando que especies están probablemente mas activas sobre la superficie del suelo (RIDDICK y MILLS, 1994).

Las trampas de caída, también han sido el método estándar para evaluar las poblaciones de carábidos, permitiendo comparar los estudios realizados por distintos autores (TONHASCA, 1993). Según ERICSSON (1979), durante los últimos veinte años ha sido el método mas utilizado para mostrar la actividad de insectos y otros invertebrados en la superficie del suelo

Sin embargo, los resultados de estos trabajos deben tomarse con debida precaución, porque las trampas de caída, solo capturan individuos activos que se encuentren en la superficie del suelo, por lo que miden actividad y no la densidad de las especies (DESENDER, 1988).

Este método es mayormente usado en las investigaciones ecológicas de los escarabajos de suelo, puesto que aunque ellas miden actividad, esta última en carábidos ha demostrado estar relacionada con la abundancia de estos (BAARS, 1979).

El ensayo fue establecido y evaluado durante el invierno de 2001, se llevo a cabo sobre una pradera permanente bajo condiciones de campo.

El efecto de los plaguicidas sobre la fauna de carábidos se midió en dos formas, la primera consistió en comparar en cada época de muestreo el efecto de los tratamientos y el segundo comparar para la captura total del periodo el efecto de los tratamientos.

En la Figura 3 se muestra la forma en que se colocaron las trampas de caída en terreno.

FIGURA 3. Trampas de caída, forma de colocación a nivel de campo.



3.3.4. Dominancia de las especies en la comunidad de carábidos, dependiendo del número de individuos colectados. Se utilizaron los índices de ENGELMANN (1978), para establecer la categoría de dominancia de las especies capturadas.

CUADRO 2. Clasificación de los insectos según su importancia relativa.


Categorías

Importancia Relativa (%) (*)

Supradominante

> 40

Dominante

12,5 -39,5

Subdominante

4 -12

Residente

1,3 -3,9

Subresidente

< 1,3

(*) ENGELMANN (1978).

3.3.5. Análisis estadístico. Los datos de los ensayos se sometieron a un análisis de normalidad estadística. Si su distribución era normal fueron sometidos a un análisis de varianza (ANDEVA). Después, dichos promedios se sometieron a la prueba de Duncan (P<5%). En el caso de no cumplirse con el requisito de normalidad se transformaron los datos a Raíz (x+1), (LITTLE y HILLS, 1990), y posteriormente se analizaron los datos obtenidos. Para el resto de los datos que no cumplieron los requisitos de normalidad a pesar de transformar los datos, ellos se analizaron por métodos estadísticos no paramétricos, Kruskal-Wallis al 5% (STEELL y TORRIE, 1997).




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal