1 introduccion



Descargar 241.99 Kb.
Página3/8
Fecha de conversión31.05.2018
Tamaño241.99 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8

2.5. Prácticas agrícolas.


Las distintas prácticas agrícolas producen efectos sobre la fauna presente en el suelo, ya sea en forma directa e indirecta. Esto ocurre principalmente por el cambio de la estructura del suelo y la fertilización (EDWARDS, 1977). Estas prácticas, sumadas al uso de agroquímicos, cambios en la estructura del hábitat, debido al método y tipo de cultivo, etc., ejercen una profunda influencia sobre la composición, abundancia y distribución espacial de los carábidos (Desender et al, 1994, citado por LÖVEI y SUNDERLAND, 1996).

La mecanización, el desarrollo del control químico de plagas y enfermedades, etc., han permitido aumentar la productividad, pero estos avances tecnológicos tienen también consecuencia sobre el equilibrio y duración de los agroecosistemas. Barbechos, labranzas profundas, fertilización intensiva y tratamientos de insecticidas influyen en los depredadores, induciendo una drástica reducción en su número y cambiando la estructura de la población y de la comunidad (HANCE, 1987).

2.5.1. Uso de pesticidas y sus efectos. HARRIS (1972), señala que los factores que influyen en la efectividad de los insecticidas son: el insecticida (sus características físico-químicas); el suelo; los factores climáticos y el insecto.

El incremento en el uso de herbicidas, fungicidas e insecticidas en la agricultura partir de 1950, ha traído como consecuencia una considerable disminución de los insectos, especialmente de los fitófagos, y por lo tanto en los carábidos al reducir sus recursos alimenticios (CARDWELL, 1994).

Se estima que si no se utilizan pesticidas en la agricultura, un tercio de la producción mundial se perdería. Esto refleja el papel fundamental que cumplen dichos productos en la protección de los cultivos (LOPEZ, 1984).

2.5.2. Pesticidas biorracionales. La primera generación de insecticidas que se usaron en el mundo fueron los venenos estomacales como los arsenicales, metales pesados y compuestos fluorados. La segunda generación incluye los insecticidas de contacto como los organoclorados, órganofosforados, carbamatos y piretroides. La tercera generación de insecticidas corresponde a los biorracionales; estos productos químicos, inocuos para el medio ambiente, son sustancias idénticas o que se asemejan mucho a otras producidos por insectos y plantas (WARE, 1994).

2.5.3. Piretrinas y piretroides. Este grupo de productos plaguicidas, comprenden, un gran número de compuestos, los cuales tienen a las piretrinas como compuestos naturales, siendo uno de los insecticidas orgánicos mas antiguos que se conocen, son obtenidos de flores de algunos especies del género Chrysanthemum (O`BRIAN, 1967).

Los piretroides poseen una relativa estabilidad y alta toxicidad para los insectos, teniendo gran importancia en el control químico de plagas de artrópodos en la agricultura (HARRIS, 1978).

El mecanismo de acción de los piretroides ocurre en el axon de los insectos, produciendo un bloqueo del paso de sodio y potasio (YAMAMOTO, 1970).

Los Piretroide y muchos piretroides sintéticos producen una serie de síntomas tóxicos progresivos, incluyendo hiperactividad, ataxia, convulsiones y eventuales parálisis. El grado hasta cual estos síntomas se desarrollarían depende de la aplicación química, el modo de aplicación y la temperatura. Como muchos de estos compuestos sintéticos, en particular los alfa-ciano-3-fenoxybenzilo esteres, por ejemplo (deltamethrin cypermethrin y fenvalerate), no presentan síntomas de excitación, lo cual ocurre en piretroides sin el grupo ciano. Produciendo en cambio, ataxia y aletargamiento del desarrollo y una parálisis, como sintomatología visible (WORLD HEALTH ORGANIZATION (W H O), 1990).

2.5.3.1. Lambda-cihalotrina. Su producción, a escala comercial, comenzó en 1977, se utiliza sobre todo para combatir múltiples plagas en salud pública y en veterinaria, pero también se emplea en agricultura, por ejemplo, en plagas que atacan pomáceas (W H O, 1990).

Este piretroide en su uso como insecticida, tiene gran eficacia para el control de plagas de artrópodos. Además, posee baja toxicidad para aves y mamíferos y presenta bajo riesgo en su aplicación (MAUND et al., 1998).

Actúa como insecticida de contacto, ingestión estomacal de acción residual y repelente, presenta actividad sobre huevos, larvas y adultos (W H O, 1990).

Lambda-cihalotrina puede ser clasificada como piretroide del tipo II, entre sus signos clínicos figuran: Ataxia, andar vacilante y hiperexitabilidad (W H O, 1990).


2.6. Benzoilfenilureas


La benzoilfenilureas es una clase diferente de insecticidas que actúan como reguladores de crecimiento del insecto, ya que en lugar de actuar como típicos venenos que atacan el sistema nervioso, interfieren en la síntesis de quitina y actúan más por ingestión que por contacto (HAMMANN y SIRRENBERG, 1980).

Los inhibidores de la formación de la cutícula son compuestos que al ser ingeridos por determinados insectos impiden la formación del exoesqueleto, con lo que entre otras perturbaciones se impide la muda de larvas, que terminan por morir (VIVES DE QUADRAS, 1998).

2.6.1. Triflumuron. Es un insecticida perteneciente al grupo de las benzoilfenilureas, desarrollado por Bayer (HAMMANN y SIRRENBERG, 1980).

Triflumuron es una sustancia inhibidora de la síntesis de quitina, actúa sobre todo como toxico gástrico y también de contacto, no posee propiedades sistémicas, en cambio tiene una larga acción, aun después de quedar expuesta intensamente a la luz y después de un riego (HAMMANN y SIRRENBERG, 1980).

Las benzoilfenilureas, inhiben proteínas, las cuales estimulan la absorción de calcio por las vesículas. Este es necesario para el transporte de las microfibrillas de quitina desde las vesículas a las células epidérmicas de la epidermis. Esto es fundamental para que el insecto forme su nuevo exoesqueleto, por lo tanto al inhibirse la depositación de las microfibrillas el insecto no puede mudar adecuadamente, provocándole la muerte (LONDERSHAUSEN, 1996).

Los efectos letales de las benzoilfenilureas se manifiestan en estados inmaduros de insectos en el momento de la muda, observándose anomalías en la procutícula, principalmente en la parte endocuticular, que presenta interrupción del crecimiento y pérdida de apariencia laminar (SANTIAGO, 1998).

Los típicos efectos en larvas, en vías de desarrollo, son la ruptura de la cutícula por la malformación de esta o muerte a través de la inanición (HAMMANN y SIRRENBERG, 1980).

Debido al mecanismo de acción descrito, el producto no causa efectos de mortalidad en animales adultos, pero muchas especies de hembras tratadas ponen huevos estériles o incapacitados para desarrollarse (COPPEN y JEPSON, 1996).

Por las propiedades de su mecanismo de acción triflumuron controla los estadios larvales de insectos holometábolos: Lepidoptera, Coleoptera, Hymenoptera y Diptera. Las ninfas de algunas especies de hemimetabolos como psyllidos y trips, también responden a este componente. No es efectivo contra afidos y arañas. Insectos adultos holometabolos no fueron afectados (HAMMANN y SIRRENBERG, 1980).

En general los artrópodos considerados beneficiosos son poco afectados por triflumuron. Etapas adultas de predadores coleópteros, heterópteros y parásitos del orden Hymenoptera no sufrieron mortalidad (HAMMANN y SIRRENBERG, 1980).

2.6.2. Flufenoxuron. Tiene acción por contacto e ingestión, actúa inhibiendo el proceso de la síntesis de quitina, elemento esencial de la cubierta o exoesqueleto de los insectos, interfiriendo en la formación de quitina de los insectos, interrumpiendo el ciclo de vida en diferentes estadíos, durante las mudas y la embriogénesis. La acción se extiende hasta los ovarios, inhibiendo la producción de huevos o se ve reducida a huevos inviables (LYRA, 1994).

El descubrimiento de la acción insecticida de los inhibidores del desarrollo de los insectos (IDI) del grupo de las benzoilfenilureas aporta una nueva alternativa en la lucha contra plagas agrícolas. El efecto larvicida de estos compuestos ha sido probado en diversas especies de Spodoptera littoralis. La reducción del potencial reproductor en especies de insectos de interés agrícola y que sobreviven al tratamiento con insecticidas se consideran de gran importancia en el marco de un sistema de lucha integrada. En la misma especie se vio el efecto que tiene sobre la fecundidad de hembras y la eclosión de huevos se reduce significativamente en larvas que sobreviven al tratamiento con flufenoxuron (ALDEBIS, et al., 1988).




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal