 Argentina: Prohibición Suprema diario judicial (Argentina)



Descargar 144.96 Kb.
Página3/4
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño144.96 Kb.
1   2   3   4

Argentina: Prohíben la "píldora del día después"

RIO NEGRO (Río Negro, Argentina), 06-03-02

Buenos Aires (DyN) - La Corte Suprema de Justicia prohibió ayer la venta y uso de la llamada "píldora del día después", por considerarla abortiva, lo cual generó previsibles divergencias entre representantes de la Iglesia y científicos. La Corte decidió la prohibición con los votos de los cinco ministros de la denominada "mayoría automática", confirmaron a DyN fuentes judiciales, quienes precisaron que el supremo tribunal revocó un fallo de primera instancia confirmado por Cámara e iniciado mediante la vía del amparo en la justicia Cordobesa.
Al respecto, el presbítero Alecio Raimundo, especialista en bioética de la Universidad Católica de Córdoba, calificó de "positiva" la decisión y advirtió que la píldora tiene efectos "microabortivos".
"Más allá del hecho anticonceptivo, en este caso está en juego el posible quiebre de una vida humana", advirtió el sacerdote cordobés en diálogo con DyN. Sin embargo, Aníbal Acosta, presidente del Congreso Mundial Fertilización, sostuvo en declaraciones al canal de cable Todo Noticias (TN) que "la comunidad científica no considera abortiva" a la píldora y replicó la idea de que sea "microabortiva" al sostener que ese concepto "no existe".
"No se debe prohibir esta píldora", dijo Acosta, porque "como existen dos opiniones en la Corte existe más de una opinión en el país". La polémica sobre el uso de la píldora recrudeció en noviembre del año pasado, cuando se produjo el dictamen del entonces Auditor General de la Nación, Rodolfo Barra, en contra de su distribución. La comercialización de la píldora fue aprobada en Estados Unidos por la Dirección de Alimento y Fármacos el 28 de septiembre del año pasado, cuando ya se distribuía en China y países de Europa.
La prohibición fue aprobada por la Corte con los votos de los jueces Julio Nazareno, Eduardo Moliné O'Connor, Adolfo Vázquez, Guillermo López y Antonio Boggiano, y la disidencia de Augusto Belluscio, Gustavo Bossert, Enrique Petracchi y Carlos Fayt. Una entidad antiabortista denominada Portal de Belén había presentado ante la justicia cordobesa un amparo contra la píldora, pero en primera instancia y en Cámara el recurso fue rechazado dejando abierta la posibilidad de accionar mediante un juicio ordinario contra la utilización del fármaco.
Los cinco ministros de la mayoría adoptaron como criterio, según dijeron a esta agencia fuentes del alto tribunal, el argumento que menor consenso genera entre los científicos: el que establece que la vida humana comienza apenas fecundado el óvulo.

Argentina: Ahora la Corte Suprema pretende mostrarle el rumbo a la ciencia .

LA MAÑANA DEL SUR (Neuquén, Argentina), 06-03-02



BUENOS AIRES.- Tras que andaban de capa caída y cuestionados, los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación son desde ayer también blanco de la comunidad científica. Es que según lo informado, la Corte prohibió -aunque en fallo dividido- la venta y el consumo de la llamada "píldora del día después", un fármaco que impide la implantación del óvulo fecundado en el útero femenino tras ser ingerido después de una relación sexual, por entender que su acción es abortiva.
Las consideraciones de los especialistas no se hicieron esperar. Esther Polak, presidenta de la Sociedad Argentina de Esterilidad y Fertilidad (SAEF), rechazó la interpretación de los magistrados porque "desde el punto de vista estrictamente médico no puede decirse que esta píldora sea abortiva".
"No puede haber aborto sin embarazo y este sólo comienza después de la implantación, que toma al menos entre cuatro y diez días después de la relación fecundante", aseguró Polak. Explicó que "hablamos de implantación cuando el óvulo fertilizado entra en íntimo contacto con el endometrio, que es la capa que tapiza el útero".
"La pastilla llamada ‘del día después’ no es más que una alta dosis de alguna hormona que hace que el endometrio no presente más las características apropiadas para el embarazo. Es decir, va a provocar que el óvulo fertilizado, en lugar de encontrar un colchoncito suave se tope con una pared dura", ejemplificó.
Por su parte, Claudio Chillik, director del Centro de Estudios en Ginecología y Reproducción (CEGIR) y editor de la Revista Latinoamericana de Reproducción Humana, consideró que "la Corte abrazó la interpretación más retrógrada posible". "Esto nada tiene que ver con los tiempos actuales ni las necesidades de la población en cuanto a salud reproductiva, y priva a la mujer de evitar un embarazo no deseado", dijo.
Chillik apuntó que "la píldora ‘del día después’ no es recomendada como método anticonceptivo porque suele tener efectos desagradables para la mujer -náuseas, intolerancia- y porque además es entre un 25 a 30 por ciento menos efectiva que otros métodos corrientes". "Su uso está indicado únicamente para casos de emergencia y por lo tanto, su prohibición -aseguró- lo único que hace es aumentar el número de casos en los que habrá mujeres que deberán decidir entre abortar o tener un embarazo que no buscaron".
La acordada de la Corte, que sólo contó con el apoyo de cinco de los nueve ministros, fue hecha pública ayer y revoca un fallo de primera instancia y su apelación en la Justicia cordobesa en los que se rechazaba el amparo solicitado por una entidad antiabortista mediterránea denominada "Portal de Belén".
La prohibición del anticonceptivo fue sostenida por los ministros Julio Nazareno, Eduardo Moliné O‘Connor, Antonio Boggiano, Guillermo López y Adolfo Vázquez, en tanto que Augusto Belluscio, Enrique Petracchi, Carlos Fayt y Gustavo Bossert se pronunciaron en desacuerdo.
En una causa paralela, el juez federal porteño Sergio Torres había cursado ayer un pedido al Cuerpo Médico Forense para que "dictamine sobre el eventual efecto abortivo de la denominada ‘píldora del día después’".
Torres investiga una denuncia de cuatro abogados porteños contra los responsables de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) por el supuesto incumplimiento de los deberes de funcionario público al autorizar la comercialización del fármaco.
Los letrados Carlos Esteva, Roberto Castellano, Eduardo Sequeiros y Luis Pilatti denunciaron a las autoridades de la ANMAT por "colaborar o promover la práctica abortiva".
"Según lo dispuesto en nuestro ordenamiento jurídico, la vida debe ser protegida desde el primer instante de la concepción", por lo que los abogados calificaron al uso de la píldora que impide que el óvulo ya fecundado se implante en el útero como ‘una práctica criminal de acuerdo al Código Penal’.
El fallo de ayer de la Corte puede sentar un fuerte antecedente en contra de las autoridades sanitarias ya que según fuentes tribunalicias "la mayoría de los ministros de la Corte optaron por la teoría que reúne menos consenso en la comunidad científica: aquella que sostiene que la vida comienza en el mismo instante de la concepción".
Sin embargo, uno de los altos magistrados que votó en disidencia contra la prohibición consideró que "esto no hará más que incentivar los abortos clandestinos, porque las parejas que no querían tener hijos y podían evitarlo con esta píldora ahora van a decidirse directamente por el aborto".
Según información oficial, el fármaco es elaborado en el país por el laboratorio argentino Gador bajo la marca "Imediat N" y su precio al público es de 17,50 pesos (8,30 dólares), si bien la empresa lo vende mayormente a los centros de salud, donde administran el medicamento en casos de emergencia, como violaciones.
Un directivo de Gador, que pidió no ser identificado, dijo a Reuters que la compañía está sorprendida por la decisión del tribunal, ya que la composición de la píldora es la misma que la del resto de los anticonceptivos orales, sólo que en una dosis más concentrada.
En tanto, desde el Ministerio de Salud una funcionaria condenó la decisión judicial por considerar que la píldora no es abortiva.
"En este país está aprobado por el Atmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) dentro de los métodos anticonceptivos (...) Hay evidencias científicas que demuestran que no es abortiva", dijo a Reuters Inés Martínez, asesora del Ministerio de Salud de la Nación.
Los médicos en Argentina generalmente deben luchar con la Iglesia y ciertos sectores sociales conservadores que se oponen sistemáticamente al uso de anticonceptivos, an cuando los abortos clandestinos son una de las principales causas de mortalidad materna en el país.
"Una de las primeras causas de mortalidad materna está dada por la cantidad de abortos clandestinos que hay (...) En los hospitales de la provincia de Buenos Aires si hay ocho partos diarios, hay cuatro abortos", explicó Martínez.
Más allá del debate, Martínez señaló que "nuestra posición en última instancia es que el Imediat se tiene que utilizar como una anticoncepción de emergencia y no como una cosa habitual. En la práctica se está utilizando en los casos de emergencia, como una violación".
Argentina: La Corte prohibió un anticonceptivo

DIARIO UNO (Mendoza, Argentina), 06-03-02

Buenos Aires– La Corte Suprema de Justicia de la Nación prohibió ayer la venta y el consumo de la llamada "píldora del día después", un fármaco que impide la implantación del óvulo fecundado en el útero femenino tras ser ingerido después de una relación sexual, por entender que su acción es abortiva. Esther Polak, presidenta de la Sociedad Argentina de Esterilidad y Fertilidad (SAEF), rechazó la interpretación de los magistrados porque "desde el punto de vista estrictamente médico no puede decirse que esta píldora sea abortiva". "No puede haber aborto sin embarazo y este sólo comienza después de la implantación, que toma al menos entre cuatro y diez días después de la relación fecundante", aseguró Polak. La titular de la SAEF explicó que "hablamos de implantación cuando el óvulo fertilizado entra en íntimo contacto con el endometrio, que es la capa que tapiza el útero". "La pastilla llamada ‘del día después’ no es más que una alta dosis de alguna hormona que hace que el endometrio no presente más las características apropiadas para el embarazo. Es decir, va a provocar que el óvulo fertilizado, en lugar de encontrar un colchoncito suave se tope con una pared dura", ejemplificó. Por su parte, Claudio Chillik, director del Centro de Estudios en Ginecología y Reproducción (CEGIR) y editor de la Revista Latinoamericana de Reproducción Humana, consideró que "la Corte abrazó la interpretación más retrógrada posible". "Esto nada tiene que ver con los tiempos actuales ni las necesidades de la población en cuanto a salud reproductiva, y priva a la mujer de evitar un embarazo no deseado", especificó. "Su uso está indicado únicamente para casos de emergencia y por lo tanto, su prohibición -aseguró- lo único que hace es aumentar el número de casos en los que habrá mujeres que deberán decidir entre abortar o tener un embarazo que no buscaron". La acordada de la Corte, que sólo contó con el apoyo de cinco de los nueve ministros, fue hecha pública ayer a la mañana y revoca un fallo de primera instancia y su apelación en la Justicia cordobesa.

Argentina: Prohíben venta y uso de píldora "del día después"

LA MAÑANA DE CÓRDOBA (Córdoba, Argentina), 06-03-02

La Corte Suprema de Justicia prohibió ayer la venta y el uso de la píldora denominada «del día después» por considerarla «abortiva», tras revocar un fallo en sentido contrario de un tribunal inferior, según trascendió en Tribunales.
Fuentes del Tribunal confirmaron que por cinco votos contra cuatro los ministros revocaron un fallo de la Cámara de la Justicia cordobesa y prohibieron la píldora que impide la instalación del óvulo en el útero de la mujer.
Entre quienes votaron a favor de la revocatoria presentada por la entidad cordobesa «Hogar de Belén» se encuentran las firmas de Julio Nazareno, Eduardo Moliné O’Connor, Adolfo Vázquez, Guillermo López y Antonio Boggiano, mientras que en contra lo hicieron Augusto Belluscio, Gustavo Bossert y Carlos Fayt. Según las fuentes consultadas, el criterio esbozado por la mayoría es el que menos adeptos reúne en la comunidad científica respecto del polémico fármaco. «La comunidad científica no acepta esta teoría», aseguró un ministro respecto de los jueces que fundamentaron su decisión en que la vida comienza en el mismo instante de la concepción. «Esto no hará más que incrementar la cantidad de abortos clandestinos en parejas que no quieren concebir hijos y que de esta manera tenían la posibilidad de evitarlo antes de la formación de la vida humana, según entienden los científicos», agregó el ministro. El titular del Hogar para la Madre Soltera «Portal de Belén», Aurelio García Elorrio, dijo que esperaba un «fallo favorable», por parte de la Corte Suprema de Justicia que prohibió hoy la comercialización de la píldora «del día después» y añadió que este «no es un problema de anticonceptivos».
Aunque varios especialistas afirmaron que la píldora no es abortiva desde el punto de vista médico, García Elorrio sostuvo que «mata a los niños», en el momento de la concepción, y aseguró que existe una conspiración «del Banco Mundial para bajar la población en los países en vías de desarrollo»
Argentina: La Corte prohibió la "píldora del día después"

LA VOZ DEL INTERIOR (Córdoba, Argentina), 06-03-02

Buenos Aires. En una decisión que reflotó una profunda divergencia entre la Iglesia Católica y la comunidad científica, la Corte Suprema de Justicia prohibió ayer la venta y uso de la llamada "píldora del día después", por considerarla abortiva. El pronunciamiento está vinculado con una causa que se inició en Córdoba, a partir de una presentación de la asociación civil Portal de Belén. La entidad accionó judicialmente para que se prohibiera el fármaco Imediat, al interpretar que interrumpía la concepción.
La Corte decidió la prohibición con los votos de los cinco ministros de la denominada "mayoría automática", según confirmaron fuentes judiciales, las que precisaron que el supremo tribunal revocó un fallo de primera instancia confirmado por Cámara e iniciado mediante la vía del amparo en la justicia Cordobesa.
Al respecto, el presbítero Alecio Raimundo, especialista en bioética de la Universidad Católica de Córdoba, calificó de "positiva" la decisión y advirtió que la píldora tiene efectos "microabortivos". "Más allá del hecho anticonceptivo, en este caso está en juego el posible quiebre de una vida humana", advirtió el sacerdote cordobés.
Sin embargo, Aníbal Acosta, presidente del Congreso Mundial Fertilización, sostuvo en declaraciones a un canal de cable que "la comunidad científica no considera abortiva" a la píldora y replicó la idea de que sea "microabortiva", al sostener que ese concepto "no existe".
"No se debe prohibir esta píldora", dijo Acosta, porque "como existen dos opiniones en la Corte, existe más de una opinión en el país".
La polémica sobre el uso de la píldora recrudeció en noviembre del año pasado, cuando se produjo el dictamen del entonces Auditor General de la Nación, Rodolfo Barra, en contra de su distribución.
La comercialización de la píldora fue aprobada en Estados Unidos por la Dirección de Alimento y Fármacos el 28 de septiembre del año pasado, cuando ya se distribuía sin restricciones en China y países de Europa.

El fallo

La prohibición fue aprobada por la Corte con los votos de los jueces Julio Nazareno, Eduardo Moliné O'Connor, Adolfo Vázquez, Guillermo López y Antonio Boggiano, y la disidencia de los ministros Augusto Belluscio, Gustavo Bossert, Enrique Petracchi y Carlos Fayt.
Los cinco ministros de la mayoría adoptaron como criterio, según dijeron fuentes del alto tribunal, el argumento que menor consenso genera entre los científicos: el que establece que la vida humana comienza apenas fecundado el óvulo.
"La comunidad científica no acepta esta teoría", dijo la fuente, que –en cambio– describió otras dos variantes: la "singamia", según la cual la vida se genera a partir de la unión de la cadena de 23 cromosomas del hombre y la mujer, lo que ocurre entre 24 y 36 horas después de que el espermatozoide penetra en el óvulo, y la que considera que la vida nace a partir de la anidación del óvulo fecundado en la pared del útero.
Sobre esta última teoría se apoyaron los ministros que votaron en disidencia, agregando además que el jesuita Pros Phill, de Filadelfia, Estados Unidos, en su libro Biology and Theology sostiene incluso que la vida se genera a partir de la primera formación de un filamento nervioso.
Pese a la profusa bibliografía y documentación citada por varios ministros, la denominada "mayoría automática" consideró que se trataba de un fármaco abortivo y, en consecuencia, prohibió su venta y uso.

Las consecuencias

"Esto no hará más que incrementar la cantidad de abortos clandestinos en el país. La pareja –legal o no– que no quería concebir un hijo y de esta manera tenía la posibilidad de evitarlo antes de la formación de la vida humana –según entienden científicos reconocidos de todo el mundo–, ahora abortará", reflexionó un ministro.
La píldora del día después es un medicamento que la mujer toma dentro de las 24 horas posteriores a la relación sexual y, aún cuando el espermatozoide haya penetrado ya en el óvulo, impide su fijación en las paredes del útero.
De tal manera, el huevo o cigota no llega a desarrollarse, y el embarazo no se produce, explicaron fuentes médicas.

Una ofensiva sin base científica

Por Claudio Oroz (*)

La Corte Suprema ha resuelto en un fallo polémico, y por una mayoría ajustada de cinco a cuatro, que los anticonceptivos orales de emergencia que contienen las drogas o principios activos que combinan etinilestradiol y norgestrel o levonogestrel, tal como lo hace la llamada "píldora del día después", son abortivos.


No hace falta demasiada perspicacia para advertir que la conclusión a la que arriba el más alto y desprestigiado Tribunal argentino, refleja tan sólo una posición voluntarista e ideológica que nos emparenta con el medioevo y el oscurantismo, más que con el avance del conocimiento científico.
Basta la contundente conclusión a la que arribara la Reunión de Contraconcepción de Emergencia patrocinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la ciudad italiana de Bellagio en 1995, cuando en el punto tercero claramente los expertos a nivel mundial afirman: "... a los fines de evitar cualquier malentendido, es importante puntualizar que la anticoncepción de emergencia no es un método abortivo...".
También es importante remarcar que en la publicación Federal Register, la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA) en el volumen 62, página 37, de fecha 25 de febrero de 1997, expresamente señala: "Las píldoras anticonceptivas de emergencia no son efectivas si la mujer está embarazada".
Todo lo señalado puede segmentarse de la manera que sigue:
El aborto está penado en la legislación argentina.
Dicen todos los especialistas en derecho penal que para que exista aborto, es condición necesaria que exista embarazo.
Existe embarazo sólo cuando el óvulo fecundado anida o se implanta en el útero (esto afirmado incluso por médicos especialistas de origen católico).
Que todos los anticonceptivos de emergencia conocidos, incluido el que ahora se pretende prohibir, tienen tres mecanismos de acción, a saber: impiden la ovulación, impiden el paso de espermatozoides por alteración de la mucosa cervical o alteran el endometrio no permitiendo la anidación del óvulo fecundado.
La conclusión, por obvia, no deja de impactar: los anticonceptivos de emergencia no son abortivos y no producen efectos sobre un óvulo fecundado implantado. Lo dicho basta para invalidar lo que la CSJN dice.
Baste agregar que la ley nacional 23.179 del año 1985, luego elevada a rango constitucional, garantiza en su art. 16 inc. e) la posibilidad de que toda mujer que habite la República Argentina pueda decidir el número de hijos que quiere tener, el período de tiempo en los cuales tener sus embarazos, evitar así abortos y tener a su disposición la información y los medios para hacer realidad estos derechos. Esa ley, ahora con rango constitucional es la Convención para la eliminación de toda forma de discriminación de la Mujer, que integra la Constitución Nacional según el art. 75 inc. 22. Con el fallo de la CSJN, se transforma en letra muerta.
Por ello hoy más que nunca se actualizan las proféticas palabras de Bertold Brecht, en el sentido de que si no se detiene esta ofensiva oscurantista, medievalista, pronto las mujeres y los demás ciudadanos perderemos este y otros muchos derechos. Ojalá así no sea. Amén.
(*) Abogado patrocinante del laboratorio Gador S.A.

El origen de la causa

El lanzamiento comercial en Argentina del fármaco Imediat, de Laboratorios Gador SA, impulsó a la asociación civil Portal de Belén a promover una acción de amparo para evitar su expendio, por considerar que tenía efectos abortivos.
A mediados de 1999, la jueza federal Cristina Garzón de Lascano aceptó el pedido al coincidir con los accionantes. En su resolución indicó que la "píldora del día después" actuaba después de la concepción –es decir, de la unión del espermatozoide con el óvulo– impidiendo que ese óvulo fecundado se anidara en el útero. Con esos argumentos, la jueza ordenó al Ministerio de Salud de la Nación la prohibición de la fabricación, distribución y comercialización del Imediat.
Posteriormente, esa resolución fue apelada por la fiscal Graciela López de Filoñuk, en representación del Estado nacional, posición que luego fue compartida y ampliada por el fiscal de cámara, Humberto Vidal.
La sala "B" de la Cámara Federal de Apelaciones, tras analizar la cuestión, revocó el amparo y volvió la situación a foja cero, es decir, autorizando la fabricación y comercialización del Imediat.
Ese fallo determinó que la asociación Portal de Belén planteara un recurso extraordinario de apelación, para que el tema fuera objeto de análisis por parte de la Corte Suprema. La presentación fue realizada por los abogados Aurelio García Elorrio y Jorge Rafael Scala, quienes puntualizaron su discrepancia con la Cámara, y entre otras cuestiones apuntaron que el fallo vuelve inoperante la garantía constitucional que protege la vida humana "desde la concepción".
Añadieron que los vocales de la cámara que analizó el tema –Luis Rueda, Raúl Sánchez Freytes y José Mosquera– tenían dudas sobre cuándo comienza la vida humana: si es con la fertilización o si se trata de un proceso de varios días que se integra con la anidación.
Ahora, la Corte Suprema falló en favor de la presentación de Portal de Belén

Argentina: La Corte Suprema prohibió la "píldora del día después"

La pastilla de marras, también llamada "método de emergencia", se utiliza para evitar el embarazo después de haber tenido relaciones sexuales sin protección.

LA NUEVA PROVINCIA DE B.BLANCA (Buenos Aires, Argentina), 06-03-02

BUENOS AIRES (Reuters) -- La Corte Suprema de Justicia prohibió ayer el uso de la llamada "píldora del día después", que impide la implantación de un óvulo fecundado en el útero de la mujer, por considerarla abortiva.


Según información oficial, el fármaco es elaborado en el país por el laboratorio argentino Gador bajo la marca "Imediat N". Nadie en la empresa estuvo disponible ayer para comentar sobre la decisión del tribunal.
Por el contrario, desde el Ministerio de Salud una funcionaria condenó la decisión judicial.
"En este país está aprobado por el Atmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica). Hay evidencias científicas que demuestran que no es abortivo", expuso Inés Martínez, asesora de la cartera.
Los médicos en la Argentina generalmente deben luchar con la Iglesia y sectores sociales conservadores que se oponen al uso de anticonceptivos, aún cuando los abortos clandestinos son una de las principales causas de mortalidad materna en el país, rotundizó Martínez.
El debate, por otra parte, se centra en el inicio de la concepción: existen quienes consideran que está en la formación del huevo y aquellos que sostienen que se produce recién en su implantación. El "Imediat" hace que no llegue a implantarse.
La Corte Suprema fundamentó su resolución basada en que "el comienzo de la vida humana tiene lugar con la fecundación del óvulo".
Más allá del debate, Martínez señaló que "nuestra posición es que, en última instancia, el `Imediat' se tiene que utilizar como una anticoncepción en los casos de emergencia, por ejemplo una violación".
Las acciones judiciales sobrevinieron por una acción de amparo iniciada por la asociación civil "Portal de Belén".

Polémica decisión sobre un "anticonceptivo de emergencia"




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal